Un arroz suele ser un plato sencillo de elaborar. El toque de las pasas junto con las verduras le aporta un punto de sabor muy interesante. 

Antes de describirles el paso a paso, me gustaría recordar cual fue el motivo que me movió a crear este blog: compartir una experiencia que seguro muchos han vivido, un cambio en el estilo de alimentación debido a la salud. Con mis recetas caseras de cocina tal vez pueda ser de utilidad a otras personas que se vean en mi misma situación o similar. Aclaro que no he estudiado cocina y tampoco medicina, así que lo único que haré será hablar desde mi experiencia y aportar recetas que a mí me van bien. Más no podré hacer. 

Esta enfermedad produce bastantes dolores y eso provoca cambios repentinos en el quehacer del individuo. Al principio me resultaba bastante difícil conciliar el día a día con los dolores, inflamación y demás problemas. En la actualidad intento normalizar la situación. Algunos sujetos toman calmantes para los dolores, otras recurrimos a técnicas como la relajación, entre otras tantas.

Hoy (25 de febrero de 2011), desde estas páginas, quisiera plantearles una pregunta e invitarles a que se posicionen en el lugar del familiar de un enfermo de proctitis o cualquier enfermedad crónica y que compartan conmigo cómo se sentirían (o se sienten si lo viven de cerca) y cómo creen que lo llevarían (o llevan). Les propongo por un momento ser ese familiar, tal vez ya lo sean, y percibir emociones y sentimientos con lo poco que les he comentado. Luego les invito a que lo compartan mediante la pestaña de mensajes que aparece al terminar este texto. ¿Les apetece? 

INGREDIENTES: 2 tazas de arroz, un puñado de pasas (según les guste más o menos), un chorro de aceite de oliva suave (un poco), puerro en rodajas, 10 gambas crudas y peladas (abrirlas con puntilla por la espalda y sacarles las tripas. Reservarlas limpias), 1 calabacín troceado, 1 zanahoria en tacos, 4 tazas de agua, una rama de romero, una hoja de laurel, sal, un poco de colorante (si pueden usar pimentón o azafrán, mejor. Yo no puedo) y vinagre balsámico para adornar si se quiere.

PREPARACIÓN: dorar con un poco de aceite el puerro, la zanahoria y, por último, el calabacín. Salar (y si ustedes pueden y les apetece añadir picante, genial). Poner en el caldero, donde hemos cocinado las verduras, un poco más de 4 tazas de agua -por eso de que cuando empiece a hervir se evaporará algo- y una cuchara pequeña de sal gorda. Añadir la hoja de laurel, la rama de romero, las pasas y el colorante. Verter en el agua el arroz y dar unas vueltas con una paleta para remover. Esperar unos 15 minutos (uso el arroz de Mercadona que con 15 minutos queda bastante bien, ni duro ni pastoso). Cuando falten 4 minutos para que se cumpla la cocción del arroz, incorporar las gambas si son pequeñas. En el caso de ser grandes, cuando resten 10 minutos del tiempo total.

Imprimir o exportar PDF
Reacciones: