En ocasiones nos quedan restos de comida y muchas veces no sabemos qué hacer con ellos. Tal vez unas croquetas, un revuelto,... Esta vez decidí realizar una tortilla y me gustó mucho la mezcla rara o diferente que la componía. En la nevera tenía unos restos de gulas que usé en otro plato y que me miraban como pidiéndome que le diera una salida. Lo cierto es que nunca se me hubiera ocurrido, pero aquí está.



INGREDIENTES PARA 1/2 PERSONAS: 2 huevos, 2 dientes de ajo, 150 gramos de gulas, 1/2 zanahoria, 150 gramos de champiñones, sal y aceite.

ELABORACIÓN: filetear los ajos y cortar en trozos bien pequeños las zanahorias. Dorar los ajos y las zanahorias. Cuando cojan color, añadir las gulas, unos 5 minutos después introducir los champiñones y la sal. Si hace falta poner un poco más de aceite para que todo se haga bien. Batir los 2 huevos con un poco de sal y proceder a mezclar para verterlo en la satén. Así obtendremos esta tortilla que en realidad es fruto de los restos de un salteado de gulas, ajos y champiñones, con zanahoria añadida.

Imprimir o exportar PDF
Reacciones: