¿Cómo va el verano? Seguro que disfrutándolo de lo lindo. Aunque no vayan a la playa o piscina, el calor está ahí y no podemos hacer casi nada por evitarlo. El sol asoma sus rayos a primera hora de la mañana y va cogiendo confianza, hasta que ¡zas! 
 Con estas temperaturas apetecen cosas fresquitas, pero ya saben que no puedo tomar verdura cruda. Una pena, porque debo reconocer mi adicción a las ensaladas. Tanto o más que al arroz. Ante esta circunstancia no me queda de otra que probar y combinar la verdura con cualquier alimento. No me veo sin consumirla a diario. Siento cómo si no hubiera comido si no está presente.

Esta vez se me ha pasado por la cabeza realizar una mezcla de pasta con verduras y carbonara a mi manera (nata sin lactosa, queso sin lactosa y bacón, mezclado con todo lo anterior).











INGREDIENTES PARA DOS: 1 cucharada de aceite, agua, sal, orégano, ajo molido, 1 calabacín mediano y 1 zanahoria hermosa cortados en cuadraditos, una cebolla o cebolleta bien picada, 1 bote de nata kaiku sin lactosa, queso sin lactosa curado, 50 gramos de bacón, 1 huevo y 180 de espaguetis.

 ELABORACIÓN: Sencillo. Empezamos a pochar la cebolla con una cucharada pequeña de aceite de oliva. Cuando coja un poco de color, añadiremos el resto de las verduras, sal, orégano y un poco de ajo molido. Cuando estén en su punto, tiernas, incorporamos el beicon. Dorar e introducir la nata, la pasta y el queso, además de un huevo bien batido. La pasta la habremos preparado en abundante agua hirviendo, con un poco de sal fina, y la tendremos el tiempo indicado en el paquete. Removeremos de vez en cuando. Escurrir y lista para mezclar.




¡Que lo disfrutes!

















Imprimir o exportar PDF
Reacciones: