Dicen que la menta y el chocolate son afrodisiaca. ¡Ja, ja, ja, ja...! Yo no lo creo, más bien pienso que se trata de un "topicazo". De todas formas, quise preparar unos cupcakes de los que ya les he hablado en más de una ocasión: los de menta y chocolate. Y qué mejor que hacerlo para San Valentín, aunque yo prefiero "San queremos y lo hacemos". Bueno, que me lío y no les doy la receta. ¡Vamos a preparar estos ricos cupcakes de chocolate y menta sin lactosa! ¡El sabor es espectacular!


INGREDIENTES PARA LOS CUPCAKES: 40 ml de aceite de oliva suave, una cucharada y media de levadura, 80 ml. de puré de manzana, 150 gr. de azúcar, 120 gr. de harina de repostería, 120 ml. de leche sin lactosa o de soja (para los alérgicos a la lactosa, ya que estos no pueden usar leche sin lactosa, también se podría emplear leche de coco, por ejemplo), 3 cucharadas de cacao puro sin azúcar, una pizca de sal y una cucharadita de extracto de menta. 

ELABORACIÓN TRADICIONAL: Precalentar el horno a 170ºC, calor arriba y abajo, sin ventilador. Preparar la bandeja de cupcakes con las cápsulas y reservar. En esta ocasión he usado un molde de Tupperware que ellos me han regalado y debo reconocer que aún no le pillo el punto.


Tamizar la harina con la levadura y el cacao en polvo y reservar. Mezclar el extracto de menta con la leche sin lactosa o la que estés usando. Batir el aceite con el azúcar, la pizca de sal y el puré de manzana hasta que todo esté bien incorporado. Acto seguido, añadir la mitad de la harina y mezclar bien, poner la mitad de la leche y volver a mezclar. Repetiremos este paso una vez más con la harina y la leche restantes. Ojo, no sobre batir. 

ELABORACIÓN EN THERMOMIX: Seguir los pasos indicados y luego mezclar unos 20-30 segundos (fijarse por si necesitara un poco más de tiempo o velocidad para incorporarse) a velocidad 2 como mucho para que se nos estropee. Ahora toca colocar la mezcla en las cápsulas, para lo que podemos ayudarnos de una cuchara, un medidor e incluso un aparato de estos que sirven para sacar bolas de helados, eso es lo que yo uso y me va muy bien (recuerden que solo debemos llenar 2/3). Metemos en el horno entre  20-25 minutos, dependiendo de cada horno, como digo siempre, y no lo abriremos hasta que transcurra todo el tiempo, salvo que veamos que se nos están quemando ¡ja, ja, ja,...! Para comprobar que están hechos, pinchamos con un palillo, por ejemplo. Habitualmente se dice que éste debe salir limpio, yo prefiero que quede un poquito manchado, mínimamente, para que con el calor se termine de hacer una vez lo saquemos del horno. Si sale manchado, no un poco, sino bastante, los dejaremos unos 5 minutos más y comprobaremos. A continuación, a reposar unos 5 minutos, no más porque si no con el vapor podrían despegarse las cápsulas, y después los pasamos a una rejilla para que se enfríen unas 5 horas  como mínimo antes de guardarlos o de decorarlos. Podremos conservar los cupcakes en un recipiente hermético durante unos 3 días. No meterlos en la nevera porque se pondrán duros y secos.


INGREDIENTES BUTTERCREAM: Nooo, esta vez no es buttercream. No lleva mantequilla, ni Crisco, ni nada por el estilo. No, esta vez he optado por la nata sin lactosa. Así que necesitamos 250  gramos de nata sin lactosa o con si ustedes pueden tomarla, 2 cucharaditas de azúcar glass tamizado (ojo, debe ser azúcar glass), 1/2 cucharadita de extracto de menta. 

ELABORACIÓN: Poner en un bol la nata y batir bien poco a poco. Cuando veamos que está cogiendo consistencia, añadimos lentamente el azúcar glass y unas gotitas de esencia de menta. Seguir montando con cuidado para que no se nos convierta en mantequilla. Yo usé por primera vez la Thermomix y estoy contentísima con el resultado. Vertí la nata tras media hora en el congelador, sin tiempo a velocidad 3. Hay que mirar por el agujero del vaso, cuando comienza a formarse líneas, sabemos que está montando. En ese momento incorporé el resto de los ingredientes, claro que yo pongo poca nata porque no me gustan los postres empalagosos. Unos segunditos más a velocidad 3 y ya estaba listo. Si la haces en Thermomix, pon mucho cuidado que se te puede convertir en mantequilla en cuestión de segundos.


PARA DECORAR: Necesitamos una manga que puede ser desechable, boquilla 2D o 1M, ponemos la manga recta y a unos centímetros del cupcake. Empezamos de dentro hacia afuera y en el sentido contrario a las agujas del reloj, siempre haciendo la misma presión. Cuando terminemos es muy importante no separar bruscamente, simplemente dejamos de apretar y apartamos suavemente. Yo suelo ponerla la manga cargada en la nevera antes de usarla. Y para dar el toque final, pueden comprar bolitas, adornos de fondant, flores, virutas... Esta vez me decidí a hacer unos bombones de chocolate negro y compré unos corazones comestibles. La receta de los bombones, próximamente.


Con esta entrada participo en el reto de San Valentín cuyo blog anfitrión ha sido  Elenarte. Si clicas en su nombre irás directamente al blog y allí podrás ver numerosas ideas para estas fechas, no solo de cocina. 

Si lo que quieres son solo recetas de cocina, aquí te ofrezco una serie de posibilidades para San Valentín o para "San queremos". Pincha en los enlaces que hay sobre las fotos e irás directamente a ellas.








 





Imprimir o exportar PDF
Reacciones: