El jamón deshidratado al horno va muy bien con crema de melón, crema de sandía y con determinadas sopas frías, así como decoración o acompañamiento de numerosos platos. En esta entrada intentaré explicar el paso a paso con fotos para que puedan hacerlo en casa.

INGREDIENTES (para 2-3 personas): un paquete de jamón serrano de 150 gramos, dos bandejas de horno, papel de horno y paciencia.


ELABORACIÓN: disponer el jamón en una fuente de horno previamente cubierta con papel de horno. Colocar encima una bandeja sobre el jamón que previamente habremos cubierto con papel de cocina. Precalentar el horno a 200º durante 10 minutos y luego introducir el jamón. Mantener a 180º durante 15 minutos, calor arriba y abajo con función ventilador.

CONSEJOS:
1.- No todos los hornos tienen calor arriba y abajo  y/o ventilador. Adaptar a este tiempo y vigilar cocción según sus hornos.
2.- En ocasiones, dependiendo del grosor de las lonchas de jamón, debemos dejarlo 5 o 10 minutos más. 
3.- ¿Cómo comprobamos si le hace falta más tiempo? Simplemente sacándolo, esperando unos 10 minutos a que termine la cocción interna del jamón fuera del horno. Tocar y si no está crujiente, introducir otros 5 minutos más.
4.- También se puede hacer en el microondas procediendo de la misma manera con la preparación. En este caso podemos usar platos, uno sobre otro, y programar 15 segundos. Sacar, esperar 5 minutos,  y ver si tiene la consistencia deseada.
5.- El papel es muy importante para que absorba las grasas.
6.- El peso también es vital, ya que este ayuda a que el jamón se mantenga plano y no se curve.

El resultado debe ser el de esta última foto y el de la primera.

Puedes dejarme tus dudas y consultas aquí. Aprovecho para invitarte a seguirme en Facebook.

Si haces alguna de las recetas del blog, mándame fotos y dime qué tal te ha parecido. Me encantará conocer tu opinión.

¡Muchas gracias por tu visita!

Imprimir o exportar PDF
Reacciones: