¡La primera receta que publico de empanadillas, con las veces que las hago! No se me había pasado por la mente mostrar ninguna pues consideraba que no tenía atractivo, hasta que una lectora me mandó un mensaje preguntándome si en "Comer especial" no cocinábamos este plato. ¡Pues claro que sí!

INGREDIENTES: 1 paquete de obleas para empanadillas, 1 pechuga de pollo (podemos aprovechar cualquier resto de carne), 1 puerro, 1 zanahoria, 1/2 calabacín, 20 gramos de pasas, aceite de oliva, sal, obleas de empanadillas, una yema de huevo, unos 10 gramos de bacón en tacos finos (tocino, panceta, tocineta) o jamón serrano, sal y aceite de oliva.

ELABORACIÓN: cortar la verdura bien pequeña al gusto. Poner un poco de aceite en una sartén y, cuando esté caliente, dorar la verdura comenzando por el puerro y la zanahoria. Tras unos 6-7 minutos, incorporar el calabacín y la pechuga troceada, salar (sazonar al gusto) y seguir dorando. A los 5 minutos podemos incorporar el bacón junto con el pollo y dorar unos 4-5 minutos más todo. Rellenar con cuidado las obleas y cerrar bien, pincelar con huevo e introducir en el horno unos 22-25 minutos a 200º.

CONSEJOS:
* Esta receta se puede hacer con aprovechamiento de verduras y/o carne. Si el pollo es de un sobrante, añadirlo cuando solo falten 2 minutos al final de la cocción de las verduras y el bacón. Procederemos igual si empleamos restos de verduras. Salteando primero unos minutos las pasas, el pollo y el bacón e ircorporando al final la verdura.
* Recuerden que cada horno es un mundo y en el mío tardó ese tiempo. En el antiguo horno con 18-20 minutos ya las tenía.
* La yema estaba un poco líquida y la verdad es que el color con el que quedaron no me gustó mucho. Les puede suceder lo mismo según la consistencia de la yema, así que no se preocupen.
* A la hora de sazonar las verduras para la empanadilla, prefiero solo añadir sal, me gusta conservar todos los sabores de los ingredientes. Ustedes, si quieren, pueden incorporar pimienta o lo que les apetezca.
* Cuando vayan a rellenar las obleas poner de tal manera que no se salga por los laterales, con una cucharada de postre suele bastar. A partir de la tercera oblea verán como ya le tienen cogida la medida de la cantidad.
* Para cerrar las obleas solo hace falta un tenedor y con mucho cuidado ubicar sobre el filo de la empanadilla. Eso sí, nunca marquen desde las puntas del tenedor pues perforarán la masa.
* Si quieren pueden freírlas en vez de hacerlas al horno. Eso lo dejo a la elección de cada uno.

Aprovecho para invitarles a seguirme en Facebook y en Twitter.

¡Muchas gracias por la visita!

Imprimir o exportar PDF
Reacciones: