Un plato sencillo sabroso, con el que quedarán de lujo, es este confit de pato acompañado de verduras y salsa de frutos del bosque. Eso sí, asegúrense de que a los comensales les gusta el pato, pues este ave no es del agrado de todo el mundo.


INGREDIENTES (para 2 personas): 2 muslos de pato en confit, 200 gramos de papas pequeñas (en esta ocasión son papas bonitas, variedad típica de Canarias), 150 de boletus edilus grandes (o cualquier seta al gusto), 100 gramos de otra variedad de setas que les guste, 12 chalotas (o cebollas pequeñas), 75 gramos de fresas y 75 de moras (rojas y negras combinadas hasta llegar a los 75 gramos), aceite de oliva, sal, ajo en polvo, orégano, agua, una cuchara pequeña de azúcar, brandy (o un rico oloroso).

ELABORACIÓN: lavar las papas (patatas) y partirlas por la mitad, pelar las cebollas, limpiar las setas edilus y laminarlas, limpiar la otra variedad de setas y poner todos los ingredientes en una bandeja de horno. Rociar con aceite todos los ingredientes (mejor en spray para que sea poca la cantidad) y aderezar con ajo molido, sal y orégano. Cubrir con papel de aluminio e introducir en el horno durante 15 minutos -previamente precalentado a 180º, 10 minutos-, manteniendo temperatura. Sacar del horno, quitar el aluminio, añadir los muslos de pato en confit, aderezar con sal y ajo molido. Colocar nuevamente en el horno 8 minutos. Transcurrido este tiempo, dar la vuelta y mantener otros 5 minutos. Si la piel no está dorada, usar la opción grill unos 3-5 minutos por cada lado hasta lograr el punto deseado.


SALSA: verter en un recipiente pequeño la fruta lavada, la cuchara pequeña de azúcar (cuchara de postre), medio vaso de oloroso o brandy y medio vaso de agua. Dejar a fuego medio-bajo (número 4 en cocinas eléctricas) y esperar a que se vaya evaporando el alcohol. Nunca debe quedarse sin líquido, siempre debe haber algo en el fondo del recipiente, como dedo y medio de alto. Si hiciera falta, incorporar agua a medida que se cocina. Transcurridos 15 minutos ver si ya se ha mermado el líquido y únicamente queda ese dedo y medio. Si fuere así, reservar algunos trozos de las frutas cocinadas y triturar el resto cuando se enfríe un poco e incorporar la fruta reservada en trozos.

CONSEJOS:
* Si pueden consumir pimienta, usarla en lugar del ajo molido. En mi caso la tengo prohibida. Vamos, ni oler ni tan siquiera.
* A los que no les guste la salsa de frutos del bosque, sustituirla por salsa de naranja o reducción de Pedro Ximénez, por ejemplo. Incluso pueden coger mermelada, verter un poco de líquido y calentarla. Es una opción sencilla, pero no queda tan rica como la salsa elaborada.
* Probar la salsa pues para algunos puede estar falta de azúcar y siempre es bueno rectificarla a media cocción, antes de triturarla. La cuchara que menciono no es la de sopa ni la de café, sino la de postre que es un poco mayor que la de café.
* En el caso de huir de las salsas, para el punto dulce pueden jugar con láminas de manzana incorporadas a la bandeja de cocción del pato desde el principio.
* Otra opción es sustituir las papas (patatas) por puré de este tubérculo con alguna verdura. Ver receta aquí. También estaría rico con puré de batata con verduras.
* El confit de pato, al igual que el magret, marida muy bien con sabores dulces y purés.
* Resulta muy importante elaborar la salsa una vez introducida la bandeja en el horno. Esto deja tiempo a que el agua vaya mermando y la salsa consiga su consistencia.
* Es muy importante controlar la cocción del pato, pues puede pasarse un poco la carne por exceso de tiempo.
* Este plato también está muy rico con setas comunes y champiñones laminados.


Aprovecho para invitarles a seguirme en Facebook y, si les apetece, a unirse a la comunidad de Google+ Comer especial en la que todos los miembros de la comunidad comparten sus recetas.

¡Muchas gracias por la visita!

Imprimir o exportar PDF
Reacciones: