¡Gracias, muchas gracias! Ya son cinco años con ustedes. El día 21 de febrero de 2011 nació "Comer especial", un blog que únicamente pretendía compartir una experiencia de vida muy particular: el cambio en la alimentación debida a una enfermedad y la posibilidad de poder seguir haciendo cosas ricas a pesar de ello. Una de las primeras recetas de postres fue esta minitarta de cumpleaños sin lactosa ni huevo.


Por lo que este blog no es un entretenimiento, sino la forma de compartir mi experiencia de vida para que otras personas puedan darse cuenta de que no se acaba el mundo por tener una enfermedad. Igualmente, existen algunos artículos que he publicado sobre lo que me ha ocurrido cuando salgo a comer fuera. Muchas veces, al padecer una enfermedad que limita alimenticiamente, nos podemos encontrar con situaciones desagradables como gente con la que sales a comer y efectúa comentarios poco adecuados. Pongamos por caso uno que escucho en reiteradas ocasiones de un conocido al que se le supone experiencia en sociología y comunicación: "Tómale nota a ella que con su rollo de la comida a ver qué va a pasar o a ver la que va a liar". Lo curioso es que el pobre se piensa que está siendo gracioso. Si se encuentran con problemas de salud y viven algo así, no le presten atención, pues es más el problema de la persona que se expresa así, que lo que a ustedes les sucede. En realidad, se trata de una dificultad de integración de ese sujeto y no de quien cuenta con limitaciones alimenticias.

Al vivir estas historias de primera mano y compartirlas intento hacer ver que no somos responsables de la opinión de otras personas. Una amiga psicóloga me dijo que yo no era consciente de lo que ayudaba a sus pacientes (ella les suele recomendar el blog). Ciertamente, no hay nada mejor que desproveer de carga emocional los comentarios que otros nos hacen, fruto de sus incapacidades emocionales. Nos encontramos en un mundo en el que se hace necesario transformar las experiencias negativas en algo próspero y/o enriquecedor. No podemos darle importancia a expresiones como ser mujer y escribir un blog de cocina va de la mano de "ama de casa aburrida", por ejemplo. Esto me lo comentó hace poco una querida amiga bloguera que tuvo que aguantarlo de un "señor" -por llamarlo de alguna manera- del que dudo mucho que se atreva a expresar lo mismo de un hombre que lleve un blog de cocina.

Tampoco creo que las mujeres debamos explicar a qué nos dedicamos y cuál es nuestro perfil profesional para ser valoradas. De igual manera, opino que no deberíamos (seamos hombres o mujeres) permitir una discriminación, aunque sea lingüística, por lo que podemos o no comer, por nuestra raza o sexo, por nuestras creencias religiosas o políticas, por nuestro estatus social y económico o por nuestro no estatus, por trabajar o no trabajar, por ser padres o no serlo, por tener o no estudios... Estamos en pleno siglo XXI y deberíamos evolucionar hace el respeto con mayúsculas y no involucionar. La convivencia en el respeto es lo que nos hace crecer como personas.

En lo que se refiere a mi experiencia personal con el blog, en estos cinco años he vivido muchas cosas con y gracias a ustedes. El inicio de numerosas amistades virtuales que, algunas de ellas, se han convertido en presenciales, el nacimiento de hijos, sobrinos y nietos virtuales de compañer@s, el fallecimiento de algun@s y el de familiares, bodas, bautizos, aniversarios de bodas, cumpleaños,... A todos los guardo en mi corazón con mucho cariño y agradecimiento. Todos y cada uno de los seguidores del blog forman parte de mi familia virtual y a todos ustedes les debo que el blog continúe adelante.

No los puedo mencionar uno a uno porque la familia ha crecido sobremanera. En el momento en el que escribo esta entrada existe más de un millón de visitas al blog (1 082 774), cerca de seiscientos seguidores en blogger (575), más de quince millones de visitas en Google (15 104 562), más de quince mil quinientos seguidores en Facebook (15 634), en Twitter 1 025 seguidores, en Pinterest 568, entre otros. Un nuevo canal de Youtube en pañales, pues he publicado muy pocos vídeos, y una comunidad en Google+ en la que todos comparten sus recetas y en la que cuento con la inestimable ayuda de Luis Enrique Manso, que es un amor.

¡A todos, muchas gracias por estar ahí! ¡GRACIAS!

Imprimir o exportar PDF
Reacciones: