Sí, ya estoy con recetas navideñas y es que, tal y como adelanté en Instagram, este fin de semana pasado hice galletas de Navidad decoradas. ¿Por qué me dio por hacerlas? Por la familia, para llevárselas a mi hermano y mi cuñada que en breve nos harán tíos, así que estamos muy ilusionados y todo mimo para ellos es poco 😄😄


Galletas de Navidad sin lactosa decoradas con glasa de colores

Estas galletas llevan menos cantidad de mantequilla para no pasarme en grasas que hay que cuidar a la mami. Igualmente, la glasa es mucho más ligera que tampoco quiero que por mi culpa le de diabetes gestacional. De todas formas, aunque en los ingredientes pondré los usados en esta ocasión, al final del artículo indicaré las cantidades habituales para quien quiera ponerle la mantequilla que realmente lleva, sin adaptarla.

Antes de ir a la receta me gustaría invitarte al proyecto Recetas de Navidad. Simplemente se trata de que publiques en tu blog una o dos recetas entre el 20 de noviembre (no importa que sea de esa fecha) y el 19 de diciembre, para que me de tiempo de redactar los artículos con todas las recetas de Navidad que participen.

En ese artículo hay que incluir la siguiente imagen (enlazada a Comer especial) y nombrar que participas en el proyecto de recetas navideñas del blog Comer especial (enlazando al blog). Una vez publiques la receta, me remites el enlace a este correo crbm2003@gmail.com ¿Cuento contigo?

Ingredientes necesarios para hacer galletas de Navidad y su glasa

Ingredientes para galletas de Navidad decoradas

  • 400 g de harina normal.
  • 200 g de azúcar glasé.
  • 100 g de mantequilla sin lactosa.
  • 1/2 cucharita pequeña de sal fina, 2-3 g.
  • 1 cuchara de levadura, 15 g.
  • 1 huevo grande.
  • 1 cucharada de agua de azahar, 15 ml.

Ingredientes para la glasa

  • 300 g de azúcar glasé.
  • 60 ml de agua.
  • 2 clara de huevo pasteurizada.
  • Colorantes alimenticios en gel.
Ingredientes necesarios para hacer la masa de galletas navideñas

Cómo preparar unas ricas galletas de Navidad

  1. Poner en un recipiente la harina con la sal y la levadura, mezclar bien y reservar. 
  2. Batir bien la mantequilla sin lactosa en punto de pomada con el azúcar glasé, seguir mezclando hasta obtener una crema.
  3. Incorporar el huevo a la crema y batir hasta que se integre bien.
  4. Unir poco a poco la harina reservada con el resto de ingredientes a la crema y unir muy bien hasta que estén todos mezclados.
  5. En el momento de integrar harina con el huevo incorporar la chucharada de agua de azahar, justo a la mitad del proceso.
  6. La masa queda un poco frágil, por lo que es aconsejable enharinar la mesa de trabajo y mover bien hasta formar una bola unificada.
  7. Partir la masa en dos porciones y colocar cada una sobre papel de hornear.
  8. Cubrir cada bola con papel de hornear para estirar la masa y que así no se pegue el rodillo.
  9. Una vez estiraras las masas (cuando tenga un grosor de medio centímetro o un poco menos) de manera uniforme, introducir tal cual en la nevera y dejar unas 2-3 horas.
  10. Preparar una bandeja con papel de cocinar al horno. 
  11. Sacar las masas de la nevera y cortar con los moldes navideños e ir colocando en la bandeja de hornear.
  12. Las figuras deben ir a la bandeja con una separación prudencial para que al hornearlas no se peguen entre sí.
  13. Precalentar el horno a 180º.
  14. Poner la bandeja en el horno y cocinar a 180º unos 10-12 minutos aproximadamente, esto dependerá de cada horno y del tamaño de las galletas navideñas.
  15. Sacar y dejar unos 8-10 minutos en la bandeja. Luego colocarlas sobre una rejilla y que se enfríen, para seguidamente proceder a decorarlas.
  16. Preparar mientras tanto la glasa, mezclando el azúcar con la clara y el agua. Debe quedar como una pasta de dientes bien blanca y que no caiga muy lentamente de las varillas de mezclar. 
  17. Separar en los recipientes necesarios para realizar las coloraciones deseadas. Yo dejé parte blanca y luego teñí de negro, rojo y verde.
  18. Comenzar a disfrutar y a pintar las galletas al gusto.

Receta de galletas navideñas sin lactosa decoradas









Consejos y trucos para que las galletas de Navidad queden en su punto

  • Tamizar significa pasar la harina y el azúcar por un colador de agujero pequeño o tamiz para eliminar las partes finas de las gruesas. Todo aquello que quede en el tamiz por su grosor debe ser eliminado si no es posible deshacerlo con los dedos o una cuchara para seguir incorporándolo. 
  • En el momento de hacer la mezcla del azúcar con la mantequilla pueden emplear una paleta, pero se integra más fácilmente haciéndolo en mezcladora automática del tipo que suelan emplear ustedes en repostería.
  • Si no tienen huevo grande, XL, puede poner 1 huevo mediano más 1 yema. 
  • Como la masa está fría, en el momento de cortarla se suele quedar en el cortador, por lo que nos permite llevarla a la bandeja directamente.
  • Sacar solo una masa de la nevera y cortar. Una vez terminemos con una de las masas, sacar la otra de la nevera. Así se mantendrán con la temperatura adecuada y la consistencia deseada.
  • Aprovechar los restos tras cortar las figuras, unirlos y volver a emplearlos para seguir cortando galletas.
  • Con las cantidades que les indiqué al principio salen unas 40-45 galletas, esto dependerá de los moldes empleados y sus tamaños. Si son muy grandes, obtendrán menos galletas.
  • Al ser muchas galletas deberán cocinarse en bandejas diferentes. Aquí pueden optar por cocinarlas al mismo tiempo a sabiendas de que la bandeja de la parte inferior tardará un poco más o introducir las bandejas en el horno separadas. En este último caso, ojo con la temperatura; al estar caliente el horno, la segunda bandeja suele necesitar menos tiempo de horneado.
  • El momento justo para sacar las galletas es cuando vean que los bordes se han puesto un poco dorados, no quemados ni muy tostados. Por lo que es aconsejable mirar las galletas cuando lleven 8-10 minutos de horneado para ver cómo están esos bordes.
  • Si las galletas son grandes necesitarán más tiempo de horneado (unos 15-16 minutos) y si son más pequeñas, menos tiempo (unos 7-8 minutos).
  • La receta base con la cantidad exacta de mantequilla sería 400 gramos de harina, 200 de mantequilla, 200 de azúcar y el resto de ingredientes igual. Yo opté por menos mantequilla porque no me gusta que sepan mucho a mantequilla, de ahí que la masa quede un poco más suelta. Si bien, siempre se puede añadir  algo de aceite de oliva, pero con las cantidades que les indiqué al principio salen perfectas, sin problema alguno. 
  • Las personas que no son intolerantes a la lactosa, pueden emplear mantequilla normal.
  • La cucharada de agua de azahar es opcional, incluso pueden cambiarla por canela, vainilla, jengibre, etc.
  • Si las especias a añadir son en polvo, integrarlas a la harina en el paso 1.
  • Un chorro de leche (sin lactosa, con lactosa, de arroz, de soja...) suele ayudar a que la masa se integre mejor. El momento óptimo para incorporar esta leche es a mitad de la mezcla de harina con el huevo.
  • Si tienen Thermomix, pueden seguir todos los pasos de la misma forma. Eso sí, al integrar la harina con la crema del huevo y mantequilla deben ponerla a velocidad 6.
  • A la hora de preparar la glasa para el decorado es muy importante separar una parte al principio, cuando está bien consistente, y colocar en recipientes diferentes para darles el color deseado y que sirva para bordear la silueta de las galletas.Yo no lo hice en esta ocasión.
  •  La forma de proceder anteriormente descrita ayuda a que la glasa que se añada en el interior no se desborde. 
  • Ojo, realizar la mezcla de colores de la glasa rápido y guardar en la manga pastelera para que no se seque la glasa,restante.
  • Los ingredientes de la glasa se debe mezclar sin añadir mucho aire para que sea fácil manejar las mangas. Si la preparan en máquina, usar la velocidad menor y esperar a que adquiera una consistencia bien blanca.
  • Si usan máquina a velocidad mínima para preparar la glasa, esta estará en unos 5-7 minutos, aproximadamente.
  • Ojo, el agua a incorporar a la glasa que sea de consumo, preferiblemente embotellada, no del chorro, para que no adquiera sabor a cloro.
  • Yo he empleado clara de huevo pasteurizado en la glasa, pero no queda con la consistencia deseada. Es mejor el polvo de merengue. Esta vez no encontré, por lo que no podía arriesgarme con clara normal. Como ya les comenté al principio, estas galletas eran un obsequio para mi hermano y mi cuñada que está embarazada. Así que mejor que todo esté cocinado para cuidar al pequeñín y la mami.
  • Verán que la cantidad de glasa que hay en las galletas es menor. Tampoco me la quise jugar con el tema de la diabetes gestacional. Quizá preocupaciones tontas por mi parte, porque no la tiene, pero me sentía más cómoda. 
  • En esta ocasión, al ser menos la cantidad de glasa, las decoré con pincel fino, no con manga. Así pude controlar mejor la capa añadida o por lo menos me resultó más práctico a mí y se desbordó muy poco.
  • La consistencia de la glasa varía por lo que les voy a explicar un par de trucos para obtener la consistencia deseada: si la quieren un poco más dura para los bordes, sacar del recipiente de mezcla e ir incorporando azúcar glasé en polvo y remover con cuidado, verán cómo espesa. Si la quieren más líquida, esperar a darle el color deseado y luego pueden añadir un poco de agua o de limón y así lograrán que sea más fluida.
  • En la glasa es mejor usar colorante en gel o en polvo para que no pierda consistencia y porque suelen ser colores más concentrados.
Aprovecho para invitarles a seguirme en Facebook, Twitter, Pinterest y Google+, así como en la Comunidad de Google+ en la que ustedes pueden publicar sus recetas. Igualmente, les animo a unirse al grupo de Facebook para compartir sus platos y fotos de comida.

¡Muchas gracias por la visita a Comer especial!

Imprimir o exportar PDF
Reacciones: