Mostrando entradas con la etiqueta MASAS SALADAS. Mostrar todas las entradas
Mostrando entradas con la etiqueta MASAS SALADAS. Mostrar todas las entradas

21 sept. 2017

Muchas veces resulta toda una odisea localiza una masa brisa o quebrada adecuada para las personas con intolerancia a la lactosa e incluso para las alérgicas. Esta masa que les propongo hoy sirve para alérgicos e intolerantes, para ambos.


Como pueden observar en la foto, pongo unos garbanzos y horneo la masa antes de rellenarla de nada que contenga una cantidad importante de líquidos. Igualmente, al final les dejo unos enlaces de quiches y una de ellas no la horneo antes y les explico el porqué. Ahora vamos a la receta paso a paso de masa casera para quiches saladas sin lactosa.
INGREDIENTES: 250 gramos de harina de repostería, 100 mililitros de aceite de oliva, 1 huevo grande o 2 medianos, 5 gramos de sal fina, 25 mililitros de agua, 1 pizca de azúcar.

ELABORACIÓN TRADICIONAL: poner en un bol la harina tamizada con la sal y el azúcar. Verter el aceite y mezclar poco a poco con el utensilio de cocina que prefieran (una paleta de silicona, una cuchar, un tenedor...). En otro recipiente mezclar el huevo con el agua. Añadir poco a poco a la masa y continuar mezclando.

ELABORACIÓN DE LA MASA EN THERMOMIX: colocar todos los ingredientes en el vaso en el orden en el que los fuimos mezclando de forma tradicional (harina tamizada, sal, azúcar, aceite,  huevo y agua) y mezclar 2-3 minutos a velocidad espiga.

PROCESO COMÚN PARA AMBAS ELABORACIONES: para poder trabajar bien la masa, sacarla del recipiente, espolvorear la mesa de trabajo con un poco de harina y colocar la masa en dicha mesa. Seguir amasando con cuidado hasta logar una bola uniforme y no pegajosa. Finalmente, estirar con un rodillo de cocina o con una botella bien limpia para darle la forma y el grosor deseados.

CONSEJOS:
* Si no pueden tomar huevo, eliminen la yema sin problema, quedará también rica.
* Tamizar la harina significa pasar la harina por un cedazo, por el tamiz, colador de agujeros pequeños.
* En el caso de no poder consumir harina de trigo, sustituirla por harina de arroz.
* Primero mezclar por un lado los líquidos, salvo el aceite, y por otro los sólidos.
* Una vez incorporados todos los ingredientes, amasar con cuidado hasta que no se pegue en las manos. No sobreamasar.
* Para que la masa no se pegue en la mesa de trabajo, espolvorear dicha mesa con harina.
* Una forma de evitar que la masa se pegue en las manos es impregnarlas de un poco de aceite.
* Una vez lograda la bola, si no van a hacer ese día la quiche, congelar. Se conserva muy bien durante unos 2-3 meses.
* Esta masa la pueden utilizar en un molde de 24 o 26 centímetros para hacer la quiche. Impregnar con un poco de aceite el molde para que no se pegue la masa, en el caso de necesitarlo.
* Al colocar la masa en el molde, cortar el sobrante pasando el mismo rodillo por los bordes.
* No se preocupen si la masa se rompe o no llega a cubrir alguna parte del molde. Piensen en la masa como plastilina. Emplear recortes y cubrir esas partes.
* Antes de cocinar la masa sola en el horno, pichar la base y colocar algo de peso encima. Yo pongo, como ven en la foto, garbanzos.
* Si no les agrada que los garbanzos estén en contacto con la masa, cubrir esta con papel de aluminio (papel plata) o de horno y poner el peso encima.
* La cantidad de garbanzos debe ser tal que cubra toda la masa y no se vea el fondo. En la foto no puse todos los garbanzos para que vieran la masa pinchada con el tenedor.

Quizá les interese ver algunas recetas de quiches o adaptaciones de lo que pudieran ser quiches para personas con alergias e intolerancias alimenticias:

Aprovecho para invitarles a seguirme en Facebook, Twitter, Pinterest y Google+, así como en la Comunidad de Google+ en la que ustedes pueden publicar sus recetas. Igualmente, les animo a unirse al grupo de Facebook en el que también cualquier persona comparte sus platos y fotos de comida.

¡Muchas gracias por la visita!

14 sept. 2017

Hace años publiqué dos versiones de quiches aptas para intolerantes a la lactosa. Hoy les propongo una muy sencilla que les llevará muy poco tiempo y necesita pocos ingredientes: quiche sin lactosa de calabacín, champiñones y beicon. Al final de la receta doy varios consejos y también indico cómo pueden proceder aquellas personas que son alérgicas a la lactosa.

Ingredientes para hacer quiche sin lactosa de calabacín con champiñones y beicon

  • 1 calabacín picado en trozos medianos.
  • 1 puerro cortado rodajas. 
  • 200 gramos de champiñones laminados. 
  • 100 gramos de beicon en tiras pequeñas. 
  • 2 huevos grandes o 3 medianos. 
  • 100 mililitros de leche sin lactosa. 
  • 1 lámina de masa quebrada (masa brisa). 
  • 100 gramos de queso sin lactosa rallado. 
  • Una pizca de sal. 
  • Aceite de oliva en spray.

¿Cómo hacer una sabrosa quiche de verduras sin lactosa? 

  1. Pochar durante 10 minutos el calabacín y el puerro en una sartén con un poco de aceite de oliva.
  2. Añadir los champiñones limpios y laminados, y seguir cocinando hasta que el champiñón deje de soltar agua. 
  3. Apartar del fuego y sazonar al gusto. 
  4. Precalentar el horno durante 10 minutos a 180º. 
  5. Preparar un molde con un poco de aceite de oliva y colocar la masa quebrada con mucho cuidado.
  6. Pinchar la base y colocar encima granos de garbanzo para que no suba dicha masa. 
  7. Introducir en el horno y hacer la masa durante unos 15 minutos a 180º. 
  8. Transcurrido este tiempo, incorporar todos los ingredientes (previamente mezclados en un recipiente) y cocinar 20 minutos. 
  9. Luego, abrir el horno, espolvorear el queso sin lactosa al gusto (usándolo todo o parte de él) y hornear durante unos 5 minutos más.

Consejos y trucos para hacer una rica quiche sin lactosa

  • Hay personas que prefieren no hacer el horneado de la masa, pero desde mi perspectiva queda mucho más crujiente y mejor cocinada la quiche que cuando la hacemos sin este paso. 
  • En el caso de no usar nada o casi nada de líquidos, sí que vale la pena saltarse el horneado previo de la masa.
  • Para los que no sean intolerantes a la lactosa pueden usar queso normal rallado y leche normal.
  • En el caso de ser alérgicos, suprimir el queso y emplear el producto que suelan emplear en estos casos. La leche de coco queda bastante bien,en las quiches así que cambiar la sin lactosa por la de coco.
  • Para los amantes de las natas, sustituir los 100 mililitros de leche por 200 de nata.
  • Al ser intolerante a la lactosa he realizado diversos experimentos fruto de los cuales nacieron  la quiche de atún y verduras y la quiche de salmón y verduras.
  • El tiempo de cocción puede variar dependiendo del horno que tengan, así que vigilen para que no se queme. Lo habitual es que la quiche esté en su punto en unos 25 minutos y la masa en 10-15 minutos.
  • Pinchen en masa casera para ir a la receta y poder hacer quiches con masa para alérgicos e intolerantes a la lactosa porque no lleva ni natas ni lácteos.

Aprovecho para invitarles a seguirme en Facebook, Twitter, Pinterest y Google+, así como en la Comunidad de Google+ en la que ustedes pueden publicar sus recetas. Igualmente, les animo a unirse al grupo de Facebook en el que también cualquier persona comparte sus platos y fotos de comida.

¡Muchas gracias por la visita!

17 mar. 2017

Hoy traigo una propuesta para aquellos que tienen problemas con el tomate o no les gusta: una estupenda pizza blanca con setas, rúcula y queso sin lactosa para que toda la familia la pueda disfrutar. 


INGREDIENTES: 
* Para la masa de la pizza: 200 gramos de agua, 25 gramos de levadura fresca de panadería, 50 gramos de aceite de oliva suave, 400 gramos de harina normal (o especial para celiacos), 1 cucharadita de sal y una pizca de azúcar.

* Resto de ingredientes: rúcula, queso sin lactosa en láminas, queso sin lactosa rallado, setas o champiñones al gusto, aceitunas negras, unas tiras de beicon (panceta ahumada) o jamón serrano, orégano y sal.

ELABORACIÓN: para preparar la masa de la pizza pinchen aquí. Una vez elaborada la masa, colocarla sobre una placa de horno previamente untada con un poco de aceite de oliva, muy poco, ojo. Poner en la base queso laminado sin lactosa, encima los champiñones o setas al gusto, la pasta de aceitunas negras (se obtiene triturándolas) en pequeños montoncitos, algunas tiras de beicon, aderezar con muy poca sal y orégano e introducir en el horno previamente precalentado (a 180 grados 10 minutos antes de introducir la pizza). Mantener en el horno durante unos 18 minutos con calor arriba y abajo, si tienen esa función, sacar caliente y enseguida colocar encima la rúcula. 

CONSEJOS:
* Dependiendo del horno, puede tardar más tiempo. Hay que vigilar que los bordes estén dorados y ese será el momento de sacarla.
* Si no tienen problemas con la lactosa, usen cualquier tipo de queso; aconsejo dos o tres diferentes.
* El queso curado le va a dar un punto de sabor muy interesante.
* En lugar de la aceituna triturada existen otras opciones. Un ejemplo sería usar crema de trufa que la venden en los supermercados, aunque ya saldría más cara la pizza.
* Si les gusta el tomate, pongan una base de tomate y ya no sería una pizza blanca, sino una pizza normal y corriente, pero muy rica.
* Añadir la rúcula al final para que quede fresca.

Aprovecho para invitarles a seguirme en Facebook, Twitter, Pinterest y Google+, así como en la Comunidad de Google+ en la que ustedes pueden publicar sus recetas.

¡Muchas gracias por la visita!

3 mar. 2016

¿Quieren aprender a hacer unas sabrosas empanadillas más sanas, sin tanta grasa?


Si no las freímos, eliminamos gran cantidad de calorías. Por ello, les muestro en este vídeo cómo hacer unas ricas empanadillas que en este caso son de pollo con verduras; eso sí, con una particularidad, están hechas al horno. Igualmente, pueden consultar la receta paso a paso pinchando aquí.


Aprovecho para invitarles a seguirme en Facebook y, si les apetece, a unirse a la comunidad de Google+ Comer especial en la que todos los miembros comparten sus recetas.

¡Muchas gracias por la visita!

13 ene. 2015

¡La primera receta que publico de empanadillas, con las veces que las hago! No se me había pasado por la mente mostrar ninguna pues consideraba que no tenían atractivo, hasta que una lectora me mandó un mensaje preguntándome si en Comer especial no cocinábamos este plato. ¡Pues claro que sí!

Estas empanadillas de pollo con verduras tienen menos calorías porque están cocinadas al horno. Al no freírlas resultan más sanas, aportando menos grasas al organismo y así tendremos menos remordimientos a la hora de disfrutarlas.

Ingredientes de empanadillas de pollo con verduras al horno


  • 10 gramos de beicon en tacos finos (tocino, panceta, tocineta) o jamón serrano.
  • 1 pechuga de pollo (podemos aprovechar cualquier resto de carne).  
  • 1 paquete de obleas para empanadillas.  
  • Aceite de oliva virgen.
  • 20 gramos de pasas. 
  • 1 yema de huevo.  
  • 1/2 calabacín.
  • 1 zanahoria.
  • 1 puerro.
  • Sal.

Elaboración de empanadillas al horno 


  1. Cortar la verdura bien pequeña al gusto. 
  2. Poner un poco de aceite en una sartén y, cuando esté caliente, dorar la verdura comenzando por el puerro y la zanahoria. 
  3. Tras unos 6-7 minutos, incorporar el calabacín y la pechuga troceada, salar (sazonar al gusto) y seguir dorando. 
  4. A los 5 minutos podemos incorporar el beicon (panceta ahumada) junto con el pollo y dorar unos 4-5 minutos más todo. 
  5. Rellenar con cuidado las obleas y cerrar bien. 
  6. Pincelar con huevo e introducir en el horno unos 22-25 minutos a 200º.

Consejos y trucos para conseguir unas ricas empanadillas de pollo al horno


  • Esta receta se puede hacer con aprovechamiento de verduras y/o carne. Si el pollo es de un sobrante, añadirlo cuando solo falten 2 minutos al final de la cocción de las verduras y el beicon. Procederemos igual si emplean restos de verduras. Saltear primero las pasas, el pollo y el beicon durante unos minutos y luego ircorpor la verdura.
  • Recuerden que cada horno es un mundo y en el mío tardó ese tiempo. En el antiguo horno con 18-20 minutos ya las tenía.
  • La yema estaba un poco líquida y la verdad es que el color con el que quedaron no me gustó mucho. Les puede suceder lo mismo según la consistencia de la yema, así que no se preocupen.
  • A la hora de sazonar las verduras para la empanadilla, preferible añadir solo sal para que conserve todos los sabores de los ingredientes. Ustedes, si quieren, pueden incorporar pimienta o lo que les apetezca.
  • Cuando vayan a rellenar las obleas, poner los ingredientes de tal manera que no se salga nada por los laterales; con una cucharada de postre suele bastar. A partir de la tercera oblea verán como ya le tienen cogida la medida de la cantidad.
  • Para cerrar las obleas solo hace falta un tenedor y con mucho cuidado ubicarlo sobre el filo de las empanadillas. Eso sí, nunca marquen desde las puntas del tenedor pues perforarán la masa.
  • Si quieren pueden freírlas en vez de hacerlas al horno. Eso lo dejo a la elección de cada uno.

21 nov. 2014

Para comer he preparado un rico pastel salado comúnmente conocido como quiche y que proviene de la cocina francesa, de una zona colindante con Alemania, la región de Lorena. Bien es sabido que existen múltiples recetas, a mí me gusta mucho que lleve gran cantidad de verduras previamente pochadas y algo de proteína. 

Ingredientes para quiche de atún con verduras y sin lactosa: 

  • 1 lámina de masa quebrada (masa brisa). 
  • 1 puerro en bastoncitos, 1 cebolla pequeña. 
  • 1 zanahoria cortada en cuadrados (brunoise).
  • 1 bote de nata sin lactosa. 
  • 150 gramos queso sin lactosa. 
  • 200 gramos de atún en lata al natural. 
  • 150 gramos de champiñones laminados.
  • 1 calabacín grande en rodajas. 
  • Sal.
  • 2 huevos grandes o 3 medianos,.
  • Aceite de oliva virgen.
  • Un paquete de garbanzos.

Pasos a seguir para hacer rica quiche de verduras y atún, apta para intolerantes a la lactosa:

  1. Poner un poco de aceite de oliva en una cacerola y, cuando haya adquirido un poco de temperatura, añadir el puerro, la cebolla y la zanahoria. Dorar durante 6-7 minutos. 
  2. Acto seguido, incorporar los calabacines, mantenerlos unos 4-5 minutos más en el fuego. 
  3. Agregar los champiñones, un poco de sal y continuar al fuego 7 minutos más. 
  4. Calentar el horno a 180 grados, calor arriba y abajo con ventilador (si tienen; si no, no pasa nada). 
  5. Preparar un molde engrasado y cubrir con la masa tanto el fondo como los laterales. Pincharla, cubrirla por completo con los garbanzos y hornear unos 15 minutos aproximadamente.
  6. Mientras, batir los huevos y mezclar con la nata sin lactosa, añadir una pizca de sal. 
  7. Sacar la masa del horno y quitar todos los garbanzos. 
  8. Colocar todas las verduras, el atún y la mezcla de huevos con la nata sin lactosa. 
  9. Introducir nuevamente en el horno durante 15-20 minutos a 180 grados, calor arriba y abajo.
  10. Finalmente, colocar el queso por encima, sin mezclar. Hacer este paso cuando resten unos 10 minutos para que la quiche esté en su punto. Vigilar que quede bien doradita, no quemada.
Quiche de atún con verduras variadas y lácteos aptos para intolerantes a la lactosa

Consejos para lograr una quiche en su punto:

  • En el momento de pochar la verdura, mantener la temperatura a fuego medio. Si ven que puede pegarse, incorporar una cucharada más de aceite de oliva y remover las verduras de vez en cuando.
  • En esta quiche hemos sustituido el típico beicon por atún y bastante verdura, lo que minimiza el aporte calórico de este plato.
  • Se puede eliminar la mitad de la nata sin lactosa y emplear, en su lugar, 100 mililitros de leche sin lactosa.
  • La nata es sin lactosa. De todos modos, si ustedes no tienen problemas con la lactosa pueden añadir los lácteos que acostumbren en sus casas.
  • Es aconsejable pincelar el recipiente en el que vayan a colocar la quiche para llevar al horno. Para ello pueden hacerlo con aceite de oliva o mantequilla. Incluso un papel de horno en la base ayuda a que no haga falta dicho paso.
  • A la hora de colocar la masa en la base no se preocupen si se les rompe. Cubran bien todo el molde hasta la parte superior de los laterales y lo que sobre servirá para cubrir lo roto e incluso aquellas partes en las que haya faltado masa
  • Los garbanzos se colocan sobre la masa en el horneado con la finalidad de que esta no suba. Luego pueden guardarlos en un bote para reutilizarlos en otras quiches hasta que se empiecen a quemar.
  • Recuerden lo que siempre les digo: "cada horno es un mundo". Así que vigilen que la masa esté bien hecha cuando la saquen del horno. Lo sabrán porque tendrá un tono dorado. En algunos hornos necesitarán más tiempo y en otros menos.
  • La masa con los garbanzos mejor tenerla durante 15 minutos, aproximadamente.
  • La cocción final puede variar entre 15 y 25, según el horno y si lleva más o menos líquido (huevos y nata) e, incluso, si tienen o no ventilador.
Rica quiche de verduras con verduras variadas, atún y lácteos sin lactosa

¡Muchas gracias por la visita!

26 ene. 2014

Las quiches suelen gustar a todo el mundo. El problema se plantea cuando no puedes usar ingredientes básicos como natas, leches, quesos, tomate, pimientos, etcétera. Cada vez existen más empresas que elaboran leches sin lactosa o sucedáneos lácteos; así que tocaba experimentar. De esa manera conseguí una quiche de verduras y salmón, apta para intolerantes a la lactosa y alérgicos al huevo.

Receta de quiche de verduras y salmón

Ingredientes para hacer quiche de verduras y salmón, sin lactosa 

  • Queso sin lactosa o el que prefieran. 
  • 1 zanahoria. 
  • 1 puerro.
  • 1 calabacín. 
  • 1 berenjena. 
  • 30 g de beicon. 
  • 150 g de salmón ahumado. 
  • Sal. 
  • Ajo molido. 
  • Aceite de oliva.
  • 1 lámina de pasta quebrada sin lactosa.

Cocción de masa para quiche 

  1. Esta quiche no lleva nata, tampoco huevo; por lo que las verduras quedan un poco sueltas por la zona donde no hay queso. 
  2. Pintar un recipiente (el que empleen ustedes para hacer quiches) con aceite de oliva y colocar la masa con cuidado tras extenderla un poco y la pincharla con un tenedor. 
  3. Hornear unos 7-10 a 200º. 
  4. Sacar y esperar a que se enfríe un poco. 
  5. Añadir el queso sin lactosa a la base de la masa, tal y como se ve en la foto.

Base para hacer quiche con queso sin lactosa

Elaboración de los ingredientes para hacer quiche de verduras y salmón con Thermomix 

  1. Calentar un poco de aceite durante unos 3 minutos, temperatura varoma, velocidad 1 y sin poner el cubilete. 
  2. Añadir el puerro y la zanahoria previamente troceados durante 4 minutos, habiendo colocado con anterioridad la mariposa. 
  3. Introducir el calabacín y la berenjena también troceados y aderezar al gusto (ajo molido y sal, en nuestro caso); continuar con la misma velocidad y temperatura unos 5-8 minutos más, en esta ocasión con el cubilete puesto. 
  4. Verter por el hueco, sin quitar la tapa, el beicon. 
  5. Ojo, vigilar para que no se convierta en una pasta, si hace falta, añadir un poco de agua para que quede jugosa.
  6. El salmón no se añade ahora, así que reservar.

Elaboración tradicional de quiche de verduras con salmón y sin lactosa 

  1. Calentar un poco  de aceite durante unos minutos e incorporar el puerro picado al gusto.
  2. Pochar hasta que coja un poco de color y añadir la zanahoria previamente troceada. 
  3. A los 5 minutos, introducir el calabacín, beicon y la berenjena y aderezar al gusto. 
  4. Remover y poner un poco de aceite si hiciera falta para que queden jugosas. 
  5. Mantener unos 10 minutos más al fuego. 
  6. Cortar el salmón en tiras y dejar reservado.
Deliciosa receta de quiche de verduras y salmón sin lactosa

Pasos en común para hacer quiche de verduras con salmón

  1. Precalentar el horno 10 minutos; mientras.
  2. Colocar las verduras sobre la masa y vaciar lo que quedó de queso sin lactosa rallado por encima. 
  3. Meter en el horno unos 25 minutos a 180º. 
  4. Añadir el salmón por encima cuando solo falten 5-8 minutos de horneado.
  5. Vigilar que no se queme y recuerden lo que siempre digo, cada horno es un mundo. 
  6. Algunas recetas aconsejan meter primero la masa y hornearla durante unos 15 minuto, luego rellenarla y mantener unos 25 minutos más. Yo hice ese paso solo durante 5 minutos porque mi relleno no era muy húmedo y aseguro que  quedó muy buena, no dejaron ni las migas. 
  7. Si llevara huevos y nata, sin lugar a dudas, aconsejo hornear la masa esos 15 minutos para que no se humedezca. 
  8. ¡Ojo, ten cuidado con la sal porque el salmón de por sí es salado y podrías excederte!
Receta sencilla de quiche de salmón y verduras sin lactosa

30 mar. 2011

Llevaba muchos años que no disfrutaba de una pizza por mis problemas de intolerancias a la lactosa, al tomate y demás. La Thermomix me ha servido para dar con el punto exacto de elaboración de la masa. Cuando la hacía de forma tradicional, según recetas varias, siempre me quedaba muy pegajosa. Así que las medidas que les aporto a continuación han sido fruto de muchas pruebas. Les presento mi humilde pizza blanca sin tomate y sin muchas cosas de las habituales.


INGREDIENTES PARA LA MASA: 200 gramos de agua, 25 gramos de levadura fresca de panadería, 50 gramos de aceite de oliva suave o girasol, 400 gramos de harina normal (la mía de herboristería, también pueden usar de arroz si son celiacos, por ejemplo), 1 cucharadita de sal y 1 pizca de azúcar.

ELABORACIÓN DE LA MASA EN THERMOMIX: verter todos los líquidos, el azúcar y la sal en el vaso. Programar un minuto, 37º, velocidad 4. Añadir la levadura desmigajada y mezclar unos segundos a velocidad 4. A continuación, incorporamos la harina, mezclar unos segundos en velocidad 4. Después, programar 1 minuto a velocidad espiga. Retiramos la masa del vaso con las manos un poco mojadas en aceite y formamos una bola que podemos dividir. En casa, solemos sacar de 3 a 4 bases y las congelamos. Como las bolas crecerán, mejor esperar un poco para congelarlas y luego forrarlas con papel film o en bolsas de congelación. Si no se tiene Thermomix, se puede hacer al modo tradicional. Tibiar un poco los líquidos en un recipiente al fuego o en el microondas y añadir el resto poco a poco mientras vamos mezclándolos y finalmente poner un poco de aceite y harina en la mesa de trabajo para integrar bien y formar la bola. Cuando vayamos a preparar la pizza, solo necesitamos coger la bola congelada o recién hecha, poner un poco de aceite en la bandeja de horno y estirar bien con un rodillo para que quede bien fina (o hacerlo en la mesa para luego pasar la masa a la bandeja de horno). Otra opción es comprar la base hecha quien pueda comerla.

INGREDIENTES PARA LA PIZZA:1 cebolla bien troceada, 1 zanahoria en trozos pequeños, 150 gramos de calabacín en tacos pequeños, sal, ajo en polvo, aceite de oliva, 2 latas pequeñas de atún al natural o 1 grande, 1/2 lata pequeña de maíz dulce, queso sin lactosa en lonchas muy finas para cubrir. 

COCCIÓN TRADICIONAL DE LAS VERDURAS: verter un poco de aceite y dorar la cebolla. Cuando empiece a coger color, añadir la zanahoria. A los 5 minutos, aproximadamente, incorporamos los trozos de calabacín. Y esperamos a que se haga bien. Aderezamos con sal, orégano y ajo en polvo. Tapamos al final del proceso, unos minutos, para que se forme algo de líquido.


COCCIÓN EN THERMOMIX: poner aceite, poca cantidad, calentar durante 4 minutos y 30 segundos, temperatura varoma y velocidad 1. Dorar la cebolla, temperatura varoma, velocidad 1 durante 4 minutos y 30 segundos. Añadir la zanahoria durante 4 minutos a la misma velocidad y temperatura. Incorporamos los trozos de calabacín en las mismas condiciones que la zanahoria. A falta de 1 minuto aderezamos con sal, orégano y ajo en polvo. Se habrá formado algo de líquido al estar tapado. Esperamos a que se enfríe o tibie para poder colocarlo encima de la masa de pizza. Si la verdura ha quedado muy seca, añadiremos un poco de aceite para que sea más jugosa. Ahora toca poner el resto de los ingredientes: atún y maíz.

 El queso lo usaremos cuidadosamente en los bordes para darle un toque (muy importante), así como en el resto y espolvoreamos de nuevo con orégano. Nosotros dejamos una base de masa muy fina, no nos gusta gruesa. Dependiendo de esto, llevará más o menos tiempo de horno. Impregnar la bandeja con aceite o colocar la pizza sobre la rejilla de horno para que no se guise la base. En nuestro caso estuvo en el horno, precalentado previamente, unos 15 minutos a 230 grados con ventilador.

Esta es la única forma que tengo para poder comer pizza, elaborando la masa en casa y añadiendo los ingredientes. Parece una tontería pero las pizzas llevan tomate (yo no puedo comerlo), especias (no especifican cuáles, así que es un riesgo), jamón (que ya he comentado que usa como ingredientes leche de vaca y especias sin especificar la mayoría de las veces) y queso (habitualmente de vaca o no se detalla de qué clase). Con lo cual, comprar una pizza precocinada, congelada o elaborada en una pizzería supone un riesgo para todos los que nos encontramos limitados alimenticiamente. Así que me inventé esta mezcla de verduras como base, que en ocasiones varío según apetencias.