Mostrando entradas con la etiqueta RECETAS FÁCILES. Mostrar todas las entradas
Mostrando entradas con la etiqueta RECETAS FÁCILES. Mostrar todas las entradas

18 abr. 2018

Lazos al pesto sin lactosa, una receta que encanta tanto a niños como adultos por la combinación tan interesante de sabores. En casa nos gusta mucho y de vez en cuando nos damos una alegría. Además, en esta ocasión he aprovechado que una amiga me trajo un queso curado estupendo sin lactosa que rallé, como podrán ver en las fotos, y que estaba para chuparse los dedos.

Receta de pasta al pesto con queso sin lactosa

El pesto es una salsa fría originaria de Liguria (Italia). Suele usarse para acompañar pastas como espaguetis, macarrones, etc. En un principio se hacía en mortero, machacando y ligando los ingredientes. Precisamente, pesto significa machacar. Hoy en día existen múltiples aparatos como la batidora que nos permite acelerar el proceso de elaboración. Una receta sencilla y sabrosa que todos podrán hacer, hasta los que no son cocinillas.


Ingredientes para la pasta al pesto sin lactosa (para 2-3 personas):

  • 120 gramos de lazos o cualquier otro tipo de pasta que deseen. 
  • 20 gramos de piñones. 
  • 50 gramos de aceite de oliva virgen extra. 
  • 25 gramos de hojas de albahaca.
  • 50 gramos de queso curado sin lactosa.
  • 1 diente de ajo.
  • Agua.
  • Sal.

Elaboración de lazos con salsa pesto:

  1. Poner agua a hervir con un poco de sal  gorda.
  2. Cuando se encuentre en el punto de ebullición, introducir los lazos y mantener al fuego el tiempo indicado en el paquete de la pasta.
  3. Lavar las hojas de albahaca, secar bien y quitarles el tallo porque amarga.
  4. Rallar el queso sin lactosa y reservar.
  5. Introducir en el vaso todos los ingredientes y proceder a triturar con el brazo.
  6. Escurrir la pasta y servir.
  7. Colocar el pesto en un vaso y encima el queso o incluirlo en el momento de triturar, al gusto.
Rica salsa pesto con queso sin lactosa

Ingredientes de la receta original de pesto:

  • 25 gramos de albahaca.
  • 8 gramos de piñones.
  • 15 gramos de pecorino rallado.
  • 35 gramos de parmesano o grana padano rallado.
  • 50 gramos de aceite de oliva extra.
  • 1/2 diente de ajo.
  • Una pizca de sal

Consejos y alternativas para hacer pasta al pesto:

  • Si comparan la supuesta receta original de pesto (según algunos libros consultados) con la mía verán que he realizado algunas modificaciones. El queso sin lactosa suma la misma cantidad que el pecorino y parmesano. Además, yo he incluido mayor cantidad de piñones, de ahí que incorporara 10 mililitros más de aceite de oliva virgen y 1 diente de ajo entero. 
  • La sal se puede eliminar porque el queso ya le aporta bastante salinidad a esta salsa.
  • En Provenza existe una salsa muy parecida denominada pistú. Esta no incluye queso ni piñones, es decir, se realiza con aceite de oliva, albahaca y ajo, así como una pizca de sal.
  • Algunas personas eliminan el aceite de oliva virgen extra y en su lugar usan caldo de verduras. De esta manera pueden asegurarse de disfrutar de una salsa de albahaca con menor número de calorías que si llevara el aceite.
  • Otra opción es hacer la salsa sin queso, pero le aporta un sabor más que interesante. En el caso de hacerla solo con las hojas de albahaca y piñones necesitará sí o sí una pizca de sal para que no quede sosa.
  • En el caso de no tener problemas de intolerancia a la lactosa, mejor optar por el queso indicado en la receta original para la pasta al pesto.
  • En vez de hacer lazos pueden optar por otras pastas italianas tan típicas como los espaguetis, por ejemplo.
  • Seguir siempre los consejos de cocción de la pasta indicados en la bolsa para que quede en su punto.
Aprovecho para invitarles a seguirme en Facebook, Twitter, Pinterest y Google+, así como en la Comunidad de Google+ en la que ustedes pueden publicar sus recetas. Igualmente, les animo a unirse al grupo de Facebook para compartir sus platos y fotos de comida.

¡Muchas gracias por la visita!

4 abr. 2018

Ya estamos de vuelta tras estos días de fiesta. Para retomar la normalidad, ¿qué tal un plato ligero y sabroso? Les propongo esta ensalada tibia de salmón con gulas y gambas que es bien sencilla y con pocas calorías. Si han disfrutado de los postres típicos de la Semana Santa en España como las torrijas o las monas de Pascua, siempre viene bien que comamos algo con pocas calorías, ¿no creen?


En casa nos gusta mucho esta ensalada que como entrante sirve para 4-5 comensales y como plato único para 2-3 personas y les dejará saciados. La combinación de sabores es muy interesante para los amantes de estos ingredientes. En el caso de no gustarles alguno o no poder tomar alguno (como es mi caso con el tomate, que solo debo en pequeñas cantidades y de forma esporádica), siempre existen otras opciones como las que les propongo al final del post.

Ingredientes necesarios para preparar una rica ensalada tibia de salmón con gulas y gambas:

  • 1 tomate grande de ensalada o 2 medianos.
  • 1 bolsa grande de mezcla de lechugas o comprarlas frescas y prepararlas al gusto.
  • 3 dientes de ajo.
  • 100 gramos de gulas.
  • 100 gramos de gambas peladas.
  • 100 gramos de salmón ahumado.
  • Sal.
  • Aceite de oliva virgen.

Elaboración de la ensalada tibia:

  1. Lavar las lechugas y el tomate.
  2. Pelar y picar los dientes de ajo dorarlos con un poco de aceite de oliva en una sartén y apartar.
  3. En esa misma sartén dorar las gulas y cuando falten 4 minutos aproximadamente incorporar las gambas (habiéndoles quitado previamente la tripa negrilla) para que se haga todo junto.
  4. Colocar un lecho de lechugas en el plato o ensaladera de servir, aderezar con una pizca de sal, disponer parte de las gambas con las gulas y dientes de ajo, reservar el resto. Incorporar la mitad de salmón cortado en trozos. Aderezar con una pizca de aceite de oliva.
  5. Cubrir con la lechuga restante y salar. Disponer encima el resto de gulas, gambas, salmón y ajos. 
  6. Si hiciera falta, verter una pizca de aceite de oliva y servir.
  7. Cortar el tomate en gajos, como se ve en la foto, y disponer en los laterales del plato. 

Consejos y trucos para preparar una ensalada tibia:

  • Está ensalada es tibia y por ello hay que consumirla en el momento.
  • Las gambas hay que pelarlas, quitarles las tripas y reservar.
  • La combinación de sabores es muy interesante; se le puede incorporar incluso un poco de cebolla frita o caramelizada según el gusto de los comensales.
  • A quién no le agraden las gambas, las gulas o el salmón, sustituir estos elementos por otros que estimen oportuno. Una buena opción sería bacalao desmigado o rulo de queso de cabra.
  • Para que sea tibia debe mantenerse alguno de los ingredientes calientes.
  • Las uvas pasas (de las que vienen sin pipas) o 1 manzana cortada en dados pequeños combina de maravilla con estos ingredientes.
  • El tomate se puede incorporar cortado en dados, pero como yo solo lo puedo comer de forma esporádica y en pequeñas cantidades, opté por colocarlo en los laterales. 
  • Un truco que hace que las lechugas estén más sabrosas y no haya que aderezarlas al montar el plato es colocarlas en una fuente, salar, verter aceite al gusto, remover y después ir colocando en el plato de servir.
  • Ojo con el aceite en las lechugas, este debe verterse justo en el momento de servir para que estén crujientes. Si se hiciera mucho tiempo antes, las lechugas perderían consistencia.
  • Con los ingredientes indicados preparé 2 platos como el de la foto, comimos 4 personas y los dispuse en medio de cada pareja. Esta ensalada tibia fue el entrante.
Aprovecho para invitarles a seguirme en Facebook, Twitter, Pinterest y Google+, así como en la Comunidad de Google+ en la que ustedes pueden publicar sus recetas. Igualmente, les animo a unirse al grupo de Facebook para compartir sus platos y fotos de comida.

¡Muchas gracias por la visita!

14 dic. 2017

En estas fechas andamos como loc@s organizando las comidas y cenas de Navidad. Todos los años intento aportar ideas de lo que podrían cocinar para que salgan airosos y no tengan que volverse locos. Este año se me ha ocurrido hablar con varias amigas blogueras para que participaran con cuatro platos: entrante, pescado, carne y postre. Por lo que seguidamente les mostraré 20 recetas variadas para Pascuas que pueden combinar como estimen.


Reconozco que me costó decidir quién estaría en este artículo colaborativo porque son tantos los amigos que he cosechado a lo largo de estos casi 7 años que me parecía bien feo no poner algo de todos ellos. Finalmente he contactado con aquellas amigas que me han acompañado con su cariño en momentos muy importantes de estos 12 últimos meses. No encontré mejor manera de agradecerles su presencia este 2017.


Recuerden pinchar en los enlaces de color azul para poder leer la receta completa y seguir su paso a paso. Ojalá disfruten de estos 5 menús y les resulten útiles. ¡Felices fiestas, amig@s! Que sean muy felices y la vida les colme de alegrías.


🎅 Una de mis amigas blogueras es Palmira. Qué les voy a decir de ella, que aunque no la conozco personalmente, le tengo un profundo cariño y llevamos años en contacto gracias a nuestros blog. De su cocina he aprendido muchísimo porque realiza combinaciones de lo más interesante que a mí jamás se me habrían ocurrido. Platos sofisticados o muy sencillos forman parte de su recetario y siempre los explica con todo detalle para que hasta los más principiantes sepan hacerlos. Su menú navideño está compuesto de los siguientes platos:

Entrante

Un clásico que habitualmente se suele comprar hecho es el foie gras mi-cuit. Palmira explica la receta paso a paso para que sea todo un éxito en vuestros hogares esta Navidad.

Pescado

¿Qué les parece algo sencillo y super vistoso que se pueda preparar con antelación para disfrutar del día sin nervios ni carreras? Esta receta de flan de crema de marisco cumple con todos esos requisitos.

Carne

Lomo asado relleno de turrón con su salsa de cava. Un plato resultón pensado para disfrutar de una comida deliciosa sin que nos cueste mucho dinero.

Postre

Un postre suave y sabroso para disfrutar de los polvorones y los turrones sin remordimientos: piña asada con ron y sirope de arce.


🎄 Ana es una mujer dulce donde las haya. Su blog no solo incluye recetas, sino que se atreve con todo y es que le encantan las manualidades, el reciclaje, la creatividad, darle una segunda vida a las cosas. Ella misma me explicaba que quería contribuir en este artículo con algún plato típico de su país, México, como es el pozole; debo reconocer que no lo conocía.

Entrante

Una ensalada de manzana y uva que es muy ligera. Como bien saben, la manzana y la uva son frutas de temporada, por lo que resultan accesibles y con precios económicos.

Pescado

Filete de pescado al mojo de ajo: receta fácil a la par que económica. Al no ser un plato contundente viene fenomenal para descansar de las comidas copiosas de estas fechas.

Carne

Para los carnívoros de la casa, pozole: un plato muy representativo de México, según me comentó su autora, y que suele estar presente en las mesas navideñas de este país. Su producto principal es el codillo o espinazo.

Postre

Pastel de frutos secos con fresas. En estas fechas la madre de Ana siempre lo prepara, por lo que ella ha querido compartir este pastel típico de su casa en las fiestas de Navidad.


🎉 María ha sido una fiel compañera que ha contado conmigo en numerosos proyectos. Una mujer muy trabajadora, incansable y que pone sus ilusiones en todas aquellas facetas que desarrolla en su vida. Sus platos quedan bien ricos y aunque les parezcan complicados al ver las fotos, descubrirán que los podrán hacer sin problema alguno y les encantarán.

Entrante

Una receta donde la fusión de sabores les hará disfrutar. Estas láminas de rebozuelos en lámina vegetal con trufa es un plato del que podrá disfrutar toda la familia, apta para veganos y sin gluten ni lactosa.

Pescado

Ya saben que yo no puedo tomar especias picantes, pero no por ello les voy a dejar a ustedes sin la posibilidad de disfrutar de este pez espada en carpaccio con sopa fría de coco y especias.

Carne

Como el entrante y el pescado han sido poco contundentes, el menú se puede acompañar perfectamente con este osobuco a la milanesa, así viajamos a Italia.

Postre

Un pequeño capricho: bombones de chocolate y oro con sabor a licor de avellanas y mandarinas. Aptos para celiacos porque son sin gluten. Los intolerantes a la lactosa solo tendrán que cambiar los lácteos por sin.


🎅 La cuarta compañera que participa en este recopilatorio es Patricia, una mujer que está pendiente de mi salud, de cómo me encuentro. No puede ser más cariñosa y amable; siempre puedo contar con ella. Sus platos ofrecen el toque típico de su país, Argentina. Aunque yo vivo en España, creo que enriquece nuestra gastronomía viajar a través de los sabores. Además, en esta zona del planeta están en pleno verano, por lo que todas sus propuestas son frías.

Entrante

Este plato, la mayonesa de ave, se puede hacer uniendo sus ingredientes. Patricia me ha explicado que es tradicional el modo de cocción, así como el modo de servirla y decorarla.

Pescado

Como plato tradicional navideño me comenta que allí no se come mucho pescado, pero que ella alguna vez he preparado esta terrina de merluza y palmitos.

Carne

El vitel toné es una receta típica del Piamonte, Italia, y se hace mucho en Argentina; se elabora con peceto o redondo de ternera y una salsa a base de mayonesa y atún.

Postre

Bomba helada: un postre excelente para las fiestas, con chocolate y frutas, que puede elaborarse como semifrío o helado. Para chuparse los dedos.


🎄 Por último, desde mi blog Comer especial les invito a cocinar estas recetas para Navidad fáciles de hacer, sabrosas y económicas. Además, pueden darse una vuelta por el índice de mi blog (lo tienen al principio de la página, en la parte superior izquierda), pinchando en él podrán encontrar más ideas de platos para Navidad

Entrante

Las verduras no pueden faltar en estas fechas y como es temporada pues no hay nada mejor que unas ricas alcachofas con jamón. Además, pueden cocinarlas y dejarlas solo pendientes de hornear, eso sí, tapadas para que no se oxiden.

Pescado

Como plato de pescado espero les agraden estas vieiras gratinadas al horno: muy rápidas de hacer y quedan bastante sabrosas. La receta es una adaptación (para yo poder comerlas) de la típica gallega.

Carne

Confit de pato al horno con verduras, papas bonitas y salsa de frutos del bosque. En el caso de serles difícil encontrar estas típicas papas (patatas) canarias, escoger las que más les gusten, pero que sean pequeñas.

Postre

Tarta de zanahoria sin lactosa, rellena y cubierta de merengue italiano. Este pastel se puede hacer con antelación e incluso guardar en la nevera si les apetece fresco.


Aprovecho para invitarles a seguirme en Facebook, Twitter, Pinterest y Google+, así como en la Comunidad de Google+ en la que ustedes pueden publicar sus recetas. Igualmente, les animo a unirse al grupo de Facebook para compartir sus platos y fotos de comida.

¡Muchas gracias por la visita y feliz Navidad!

9 nov. 2017

Hoy les propongo una de las recetas que considero más sencillas de hacer: unos champiñones portobello con queso al horno o al microondas. Quedan bien sabrosos y se preparan en un momento. Además, si están a dieta, esta receta les va a venir de maravilla. Los champiñones se caracterizan por su alto contenido en proteínas; ricos en minerales como hierro, magnesio, sodio, calcio, fósforo y potasio; vitaminas; oligoelementos; bajo contenido en grasas. Unos 100 gramos de champiñones se corresponden con aproximadamente 25 calorías.
Champiñones portobello con queso al horno
Como anécdota, les contaré que algunos nutricionistas dicen que el champiñón portobello aporta mucho más potasio (630 miligramos) que un plátano (450 miligramos). Claro que el resto de champiñones continen unos 320 miligramos de potasio por cada 100 gramos que consumamos de estos. Así pues, desconozco si es real la cifra del portobello.

INGREDIENTES (para 2 personas):champiñones portobello grandes, queso rallado (en mi caso sin lactosa) sal, aceite de oliva en espray y ajo en polvo.

ELABORACIÓN EN HORNO: precalentar el horno durante 10 minutos a 180º. Colocar en la bandeja de horno los champiñones boca abajo con un poco de sal e introducir unos 15-18 minutos a 180º, con ventilador si se tiene. Dar la vuelta, salar por este lado, aderezar con un poco de ajo en polvo, colocar queso rallado en los huecos del champiñón y por donde quieran, dejar 5 minutos con  la función grill para que se funda el queso.

ELABORACIÓN EN MICROONDAS: el procedimiento es casi el mismo, lo que pasa es que el tiempo se reduce mucho. Colocar los champiñones boca abajo en un recipiente apto para microondas, salar y cocinar durante 5 minutos en el punto anterior al de máxima potencia. En mi caso no los tapé para que no se guisaran con el agua que suelta la tapa. Dejar reposar durante 1 minuto aproximadamente y dar la vuelta, salar y aderezar con un poco de ajo en polvo. Introducir el queso en los huecos del champiñón y tapar. Ahora terminar de hacer durante 2-3 minutos con la función grill si la tienen. Si no fuera el caso, observar a los 2 minutos a potencia máxima para confirmar que el queso se ha fundido.

Champiñones portobello con queso al microondas
CONSEJOS:
* Si no consiguen champiñones portobello, comprar otros que sean grandes para poder poner el queso en el hueco.
* Ya saben que el tiempo de cocinado depende de cada horno, unos tardan unos minutos más y otros menos, de ahí que les ponga de 15 a 18 minutos. 
* El tiempo para que los champiñones estén en su punto también dependerá del tamaño de estos.
* El motivo por el que los cocino boca abajo es porque sueltan líquido y este se suele quedar en el hueco. Esto no nos interesa para que el queso se funda bien y no se mezcle con el agua.
* Para una cena aconsejo usar el microondas. En pocos minutos tendrán la comida hecha.
* A la hora de limpiar los champiñones mucha gente usa brochas de pelo, paños húmedos, los dedos humedecidos y pasados con poquísima presión para no dañarlos... Aquí que cada uno emplee el método que estime oportuno y con el que más familiarizado esté. Eso sí, nunca los pongan debajo del chorro.
* A partir de esta receta básica se pueden generar múltiples versiones: con queso y tacos de jamón cocido, con queso y tacos de beicon, con queso y tacos de jamón serrano, con trozos de queso blanco (amarillo o curado) en vez de rallado, con un majado, con una picada de pasas y frutos secos, etc.
* En el caso de que estén a dieta será mejor optar por unos champiñones con majado de ajo y perejil para que la cantidad calórica aportada a nuestro organismo sea menor aún.

¡Muchas gracias por la visita!

26 oct. 2017

Hola, amig@s. Tras unas breves vacaciones ✈, ya estoy por aquí con nuevas recetas, ilusiones y proyectos. Para el regreso les propongo algo tan sencillo como un estofado de pulpo. En breve compartiré artículos de diversos restaurantes en los que he comido durante el viaje, así como fotos, pero aún estoy poniéndome al día.


Espero que esta sencilla receta sea de vuestro agrado. 😋 En esta ocasión está preparada con pulpo, pero puede cambiarse por calamar o lo que les apetezca e incluso añadirle algunos ingredientes que yo no puedo tomar por mis alergias e intolerancias, como comento al final del texto en los consejos.

Ingredientes para preparar un rico estofado de pulpo: 

  • 1 pulpo para 2 personas de unos 300-400 gramos. 
  • Agua para guisar el pulpo.
  • 100 gramos de guisantes.
  • 125 gramos de setas.
  • 1 cebolla mediana. 
  • 3 dientes de ajo.
  • 2 zanahorias medianas. 
  • 1 vaso de vino blanco. 
  • 2 vasos de agua. 
  • Aceite de oliva, a ser posible en spray. 
  • Ajo molido. 
  • Sal. 
  • 1 hoja de laurel. 
  • Papas bonitas o negras (o de cualquier clase, pero pequeñitas para guisarlas). Si son muy pequeñas, unas 8-10 por persona.

¿Cómo cocinar un estofado de pulpo de forma sencilla? 

  1. Cortar en dados las zanahorias, picar en gajos o al gusto la cebolla al igual que los tres dientes de ajo y limpiar bien las setas. 
  2. En el recipiente donde vayan a hacer el estofado verter un poco de aceite, pochar la cebolla y dorar los dientes de ajo. Cuando la cebolla comience a coger color, incorporar las zanahorias y mantener al fuego unos 5-7 minutos. Introducir las setas y seguir rehogando hasta que estas dejen de soltar agua. Si hiciera falta, añadir un poco más de aceite y remover constantemente para que no se pegue. 
  3. Por otro lado guisar el pulpo (ver aquí cómo hacerlo), trocear como se ve en la foto y dejar reservado. 
  4. Verter en el caldero del pochado el vaso de vino blanco y los 2 de agua, añadir la hoja de laurel, al igual que el ajo molido y la sal al gusto. Cocinar durante unos 8 o 10 minutos, momento en el que hay que incorporar el pulpo y cocinar unos 5 minutos a lo sumo para no se ponga duro pero sí adquiera el sabor del estofado. En ese mismo instante, junto con el pulpo, agregar los guisantes. 
  5. En otro caldero añadir agua con abundante sal gruesa para arrugar las papas bonitas (patatas) o las que ustedes hayan encontrado. Una vez en su punto, escurrir el agua, apartar y montar el plato.

Consejos para cocinar el estofado de pulpo y alternativas de ingredientes

  •  Sería interesante que cuando se cocine el pulpo también el agua lleve una hoja de laurel para darle un punto de sabor.
  • A la hora de guisar las papas es muy importante que sean pequeñas, con la piel bien limpia y que lleven gran cantidad de sal. Una vez estén en su punto (pinchar con un tenedor que debe entrar y salir sin dificultad), escurrir muy bien el agua y secar al fuego, es decir, colocar el recipiente sin agua al fuego con las papas dentro para que se sequen y se pegue la sal a la piel. Menear el caldero hasta que no quede rastro de agua ni en la piel ni en el recipiente.
  • Este estofado queda muy sabroso si le añaden un sofrito de tomate y pimientos, además de una pizca de sal. Ya saben que yo no puedo tomar estos ingrediente, aunque en ocasiones tolero el tomate y el pimiento cuando no estoy malita, pero la pimienta ni olerla. 😢
  • Igualmente, una punta de pimentón le da un color interesante al guiso y un plus de sabor. Yo tampoco puedo consumir pimentón ni dulce ni picante, pero no dejo de reconocer lo rico que queda un guiso con este ingrediente.
  • Otra opción de hidrato es arroz blanco en lugar de papas (patatas).
  • Controlar el tiempo de cocción de los guisantes porque frescos necesitan entre 7-10 minutos y los congelados o de bote ya están cocidos, así que solo se trata de que adquieran el sabor del estofado de pulpo.

Aprovecho para invitarles a seguirme en Facebook, Twitter, Pinterest y Google+, así como en la Comunidad de Google+ en la que ustedes pueden publicar sus recetas. Igualmente, les animo a unirse al grupo de Facebook en el que también cualquier persona comparte sus platos y fotos de comida.

¡Muchas gracias por la visita!

5 oct. 2017

Estas migas pueden ser consumidas perfectamente por personas con alergias o intolerancia a la lactosa porque no llevan lácteos. La receta de migas de jamón serrano, beicon, pasas y huevo frito es bien sencilla. La verdad es que nunca las había hecho y afortunadamente gustaron. Sí las había comido porque un amigo andaluz, hace muchos años, me preparo unas migas que estaban para chuparse los dedos.

Debo reconocer que aquellas me supieron a gloria bendita. Las migas de la receta de hoy son una adaptación a mis circunstancias de salud actuales en las que no puedo usar chorizo, ni pimentón. Espero que les gusten.

Ingredientes para conseguir unas migas jugosas:

  • 1 huevo por persona, 
  • una barra de pan duro grande de unos 250 gramos, 
  • 50 gramos de panceta o beicon en tacos. 
  • 100 gramos de jamón serrano en tacos. 
  • 50 gramos de pasas. 
  • Aceite de oliva.
  • 125-150 mililitros de agua.
  • 3 dientes de ajo. 
  • Sal al gusto.

Pasos a seguir para hacer unas ricas migas: 

  1. Poner en remojo las pasas unos 5 minutos, puede ser en agua o en algún oloroso. 
  2. Cortar la barra de pan en tacos, al igual que el jamón y el beicon o tocino. Poner en un recipiente el pan en dados pequeños, dejar reposar con un pizca de sal y los 125-150 mililitros de agua. 
  3. En una sartén verter un poco de aceite de oliva y rehogar las carnes con los dientes de ajo pelados (cortarlos en trozos grandes o dejarlos enteros) para aportarles un punto de sabor. Primeramente dorar el beicon y al par de minutos incorporar el jamón serrano para que este último no quede muy duro. 
  4. Reservar las carnes en otro recipiente y conservar el aceite para seguir utilizándolo. 
  5. Introducir el pan en la sartén o caldero donde esté el aceite; cocinar a fuego medio y no dejar de remover durante 10-15 minutos. 
  6. Controlar para que las migas se doren, y no se quemen, momento en el que se deben añadir las carnes y mezclar todo muy bien, mantener unos 2 minutos. 
  7. Escurrir las pasas y sumar a la cocción, mantener en el fuego otros 2 minutos sin parar de remover. 
  8. Freír 1 huevo por comensal y servir como se ve en la foto.

Consejos y trucos para triunfar con las migas con jamón, beicon, pasas y huevo frito:

* El pan que usen debe ser duro, como mínimo del día anterior. Esto es un plato de aprovechamiento.
* Una opción interesante es poner en la nevera el recipiente con el pan tapado con un paño mientras se llevan a cabo el resto de los pasos del plato. Al estar en la nevera, el pan adquiere cierto grado de humedad, sin ser necesario incorporar más agua.
* Otra opción es dejar reposar el pan con leche en vez de agua y taparlo con un paño limpio.
*A la hora de dejar reposando el pan con un poco de sal y agua hay que tener en cuenta que no se trata de bañarlo en agua. El procedimiento adecuado sería salpicar el pan con agua o dejar caer poco a poco mientras se mezcla bien para que le llegue a todo.
* Las migas deben removerse constantemente en la cacerola a fuego medio para que no se peguen. Vigilar que no se quemen y cocinarlas a fuego medio.
* A tener en cuenta: machacar las migas con la pala de madera o la espátula usada para removerlas.
* Habitualmente se suele poner una cucharada de pimentón dulce cuando se deja reposar el pan con el agua o cuando se está cocinando. Yo me salté este paso porque no puedo consumirlo.
* Las pasas se pueden cambiar por dados de manzana rehogada, por ejemplo.
* En lugar de jamón serrano, lo habitual es emplear chorizo. Como yo no lo puedo tomar, lo cambié.
* También están muy ricas las migas con uvas. Eso sí, quitar las pipas porque no a todo el mundo le gustan las uvas con pipas. Incluso hay personas a las que no les agrada la piel.
* El huevo es opcional, en su lugar pueden comerlo con sardinas o jureles e incluso hacer un huevo escalfado.

Aprovecho para invitarles a seguirme en Facebook, Twitter, Pinterest y Google+, así como en la Comunidad de Google+ en la que ustedes pueden publicar sus recetas. Igualmente, les animo a unirse al grupo de Facebook en el que también cualquier persona comparte sus platos y fotos de comida.

¡Muchas gracias por la visita!

14 sept. 2017

Hace años publiqué dos versiones de quiches aptas para intolerantes a la lactosa. Hoy les propongo una muy sencilla que les llevará muy poco tiempo y necesita pocos ingredientes: quiche sin lactosa de calabacín, champiñones y beicon. Al final de la receta doy varios consejos y también indico cómo pueden proceder aquellas personas que son alérgicas a la lactosa.

Ingredientes para hacer quiche sin lactosa de calabacín con champiñones y beicon

  • 1 calabacín picado en trozos medianos.
  • 1 puerro cortado rodajas. 
  • 200 gramos de champiñones laminados. 
  • 100 gramos de beicon en tiras pequeñas. 
  • 2 huevos grandes o 3 medianos. 
  • 100 mililitros de leche sin lactosa. 
  • 1 lámina de masa quebrada (masa brisa). 
  • 100 gramos de queso sin lactosa rallado. 
  • Una pizca de sal. 
  • Aceite de oliva en spray.

¿Cómo hacer una sabrosa quiche de verduras sin lactosa? 

  1. Pochar durante 10 minutos el calabacín y el puerro en una sartén con un poco de aceite de oliva.
  2. Añadir los champiñones limpios y laminados, y seguir cocinando hasta que el champiñón deje de soltar agua. 
  3. Apartar del fuego y sazonar al gusto. 
  4. Precalentar el horno durante 10 minutos a 180º. 
  5. Preparar un molde con un poco de aceite de oliva y colocar la masa quebrada con mucho cuidado.
  6. Pinchar la base y colocar encima granos de garbanzo para que no suba dicha masa. 
  7. Introducir en el horno y hacer la masa durante unos 15 minutos a 180º. 
  8. Transcurrido este tiempo, incorporar todos los ingredientes (previamente mezclados en un recipiente) y cocinar 20 minutos. 
  9. Luego, abrir el horno, espolvorear el queso sin lactosa al gusto (usándolo todo o parte de él) y hornear durante unos 5 minutos más.

Consejos y trucos para hacer una rica quiche sin lactosa

  • Hay personas que prefieren no hacer el horneado de la masa, pero desde mi perspectiva queda mucho más crujiente y mejor cocinada la quiche que cuando la hacemos sin este paso. 
  • En el caso de no usar nada o casi nada de líquidos, sí que vale la pena saltarse el horneado previo de la masa.
  • Para los que no sean intolerantes a la lactosa pueden usar queso normal rallado y leche normal.
  • En el caso de ser alérgicos, suprimir el queso y emplear el producto que suelan emplear en estos casos. La leche de coco queda bastante bien,en las quiches así que cambiar la sin lactosa por la de coco.
  • Para los amantes de las natas, sustituir los 100 mililitros de leche por 200 de nata.
  • Al ser intolerante a la lactosa he realizado diversos experimentos fruto de los cuales nacieron  la quiche de atún y verduras y la quiche de salmón y verduras.
  • El tiempo de cocción puede variar dependiendo del horno que tengan, así que vigilen para que no se queme. Lo habitual es que la quiche esté en su punto en unos 25 minutos y la masa en 10-15 minutos.
  • Pinchen en masa casera para ir a la receta y poder hacer quiches con masa para alérgicos e intolerantes a la lactosa porque no lleva ni natas ni lácteos.

Aprovecho para invitarles a seguirme en Facebook, Twitter, Pinterest y Google+, así como en la Comunidad de Google+ en la que ustedes pueden publicar sus recetas. Igualmente, les animo a unirse al grupo de Facebook en el que también cualquier persona comparte sus platos y fotos de comida.

¡Muchas gracias por la visita!

24 ago. 2017

Ya saben que este blog se caracteriza por publicar recetas sencillas, fáciles de hacer, y que aunque no hayan cocinado, les saldrá bien. Además, al final de las recetas, siempre hay consejos para modificar ingredientes o añadirlos. Esta chuleta de ternera a la brasa con verduras se puede cocinar en una sartén o en barbacoa, todo depende de lo que más les apetezca.


Ingredientes para hacer chuleta a la brasa con verduras

  • 1 chuleta de ternera hermosa (unos 850 gramos con hueso). 
  • Aceite de oliva virgen en espray. 
  • Verduras al gusto (champiñones, setas, calabacín, zanahorias, por ejemplo). 
  • Sal.

Pasos a seguir para cocinar chuleta a la brasa con verduras 

  1. Limpiar y cortar las verduras. Impregnar de aceite el fondo de una sartén o cacerola, calentar y poner las verduras a cocinar. 
  2. Primero colocar las zanahorias cortadas como en la foto y mantener 5 minutos, luego el calabacín y cocinar otros 5 minutos. 
  3. Seguidamente, introducir las setas y los champiñones, dejar hasta que no suelten agua, aderezar con sal y mantener 2-3 minutos más. 
  4. Mientras, en otra sartén o brasa (barbacoa) introducir la chuleta a fuego fuerte 3 minutos por cada lado para que se selle y después cocinar a fuego medio durante 8 minutos por cada lado. 
  5. Sacar y salar.

Consejos para cocinar chuleta a la brasa y que quede en su punto

  • Para saber si la carne está en su punto, cortar un poco la carne por el centro y así podrán ver el color. Si suelta sangre y les gusta más hecha, mantener hasta que el corte adquiera el punto deseado.
  • Algunas ideas para acompañar la carne: verduras como las de la foto, arroz o patatas (papas) fritas o guisadas.
  • Para aderezar la chuleta de ternera se puede recurrir a salsas varias como sojanesa de puerro, sojanesa con ajo y perejil o mojo verde.
  • En el caso de hacer la carne en la barbacoa o brasa, una opción es incorporar hierbas aromáticas al fuego, como romero o tomillo, por ejemplo. También pueden optar por usar madera de árboles aromáticos como los mencionados.
  • Quizá les apetezca aderezar la carne antes o durante la cocción con un adobo de aceite de oliva, ajo y perejil o hierbas al gusto.


Aprovecho para invitarles a seguirme en Facebook, Twitter, Pinterest Google+, así como en la Comunidad de Google+ en la que ustedes pueden publicar sus recetas. Igualmente, les animo a unirse al grupo de Facebook en el que todos pueden compartir sus platos y fotos de comida.

¡Muchas gracias por la visita!

10 ago. 2017

Estas temperaturas poco ayudan para que una se anime a pasar horas en la cocina y menos aún con el horno encendido. Así que he decidido proponerles 5 recetas sencillas de ensaladas que vienen de maravilla para esta temporada estival. Ya saben que para ver las recetas solo tienen que pinchar sobre el nombre de estas.











Aprovecho para invitarles a seguirme en Facebook, Twitter, Pinterest Google+, así como en la Comunidad de Google+ en la que ustedes pueden publicar sus recetas. Igualmente, les animo a unirse al grupo de Facebook en el que también cualquier persona comparte sus platos y fotos de comida.

¡Muchas gracias por la visita!

13 jul. 2017

La quinoa es un seudocereal que está de moda. Debo reconocer que las primeras veces que la cociné no me gustó. Bien es cierto que solo la hervía y luego no la mezclaba, simplemente la usaba como un arroz blanco. Tras experimentar mucho en la cocina, por fin he logrado un plato que nos encanta en casa: quinoa a la marinera, es decir, quinoa con verduras y marisco. ¡Rico, rico y muy fácil de preparar!


INGREDIENTES (para 3-4 personas): 150 gramos de quinoa, 2 zanahorias medianas en cuadraditos, 1 apio en rodajas, 60 gramos de champiñones y 1 calabacín mediano bien picados, aceite de oliva en espray, ajo en polvo, sal, orégano, 300 mililitros de caldo de verduras o del que tengan, agua, 100 gramos de mejillones y 100 de gambas peladas, así como 4 o 6 gambas sin pelar.

ELABORACIÓN: cortar en trozos bien pequeños toda la verdura. Poner una cacerola con agua, sal y los 200 mililitros de caldo para cocinar la quinoa (previamente deben lavarla muy bien bajo el grifo). Dorar la verdura, comenzando por introducir primero en la cacerola el apio y la zanahoria, mantener unos 5-7 minutos, añadir el calabacín y continuar la cocción otros 5 minutos. Transcurrido este tiempo, incorporar los champiñones y a los 5 minutos sumar a este pochado de verduras los mejillones y las gambas; aderezar con ajo, orégano y sal, y dejar unos 4-5 minutos. Escurrir bien la quinoa y mezclar con las verduras, mejillones y gambas. Apartar del fuego y servir.

CONSEJOS:
* La quinoa hay que lavarla muy bien bajo el grifo. Para tal fin, usar un colador de los de toda la vida (con malla) para que no se les escape la quinoa.
* La cocción de la quinoa viene indicada en el paquete. Yo opté por caldo en la cocción para aportarle un plus de sabor. De todas formas, cociéndola solo con agua queda bien porque al final se mezcla con verduras y marisco.
* Esta receta admite variación de ingredientes. Las verduras pueden modificarse al gusto, al igual que el marisco.
* En el caso de que no sean amantes del marisco, cambiarlo por jamoncitos de pollo, por ejemplo.

Aprovecho para invitarles a seguirme en Facebook, Twitter, Pinterest Google+, así como en la Comunidad de Google+ en la que ustedes pueden publicar sus recetas. Igualmente, les animo a unirse al grupo de Facebook en el que también cualquier persona comparte sus platos y fotos de comida.

¡Muchas gracias por la visita!

29 jun. 2017

Esta semana retomo el blog, tras unos días de descanso, con 7 recetas fáciles y muy agradables para la temporada estival. Para ver las recetas completas solo tienen que pinchar en el nombre.















A partir de ahora y para disfrutar del verano, alguna semana no publicaré recetas; eso sí, será ocasionalmente

Aprovecho para invitarles a seguirme en Facebook, Twitter, Pinterest  y Google+, así como en la Comunidad de Google+ en la que ustedes pueden publicar sus recetas. Igualmente, les animo a unirse al grupo de Facebook en el que también cualquier persona comparte sus platos y fotos de comida.

¡Muchas gracias por la visita!

15 jun. 2017

Esta semana les propongo una receta muy fácil de preparar y llena de sabor que les sacará de más de un aprieto. Con unos cuantos ingredientes y poco tiempo podrán hacer un plato estupendo. Este cerdo en salsa con brotes de soja, zanahoria y cebolla se puede acompañar de algo de hidrato y una pieza de fruta, y tendrán un menú completo.


INGREDIENTES (para 2 personas): 300 gramos de carne de cerdo cortada en tiras, 1 zanahoria limpia y también en tiras, 1 cebolla en juliana, unos brotes de soja al gusto (de bote o germinados), 50 gramos de vino blanco, 100 gramos de caldo de verduras, aceite de oliva en espray, sal, ajo en polvo.

ELABORACIÓN: rociar con un poco de aceite de oliva el fondo del recipiente en el que vayamos a hacer la comida. Pochar la cebolla junto con la zanahoria hasta que la cebolla comience a adquirir color y la zanahoria esté casi en el punto de dureza que a ustedes les guste. Incorporar la carne y rehogar muy bien durante 2 minutos. Verter los líquidos, aderezar con sal y ajo molido, probar por si hiciera falta rectificar. Añadir los brotes de soja y mantener al fuego unos 3-4 minutos con cuidado de que no se pase la carne.

CONSEJOS:
* El caldo de verduras se puede obtener de cualquier guiso de verduras, incluso de un cocido. Así que mejor no tirar el líquido sobrante cuando hagan esos platos y aprovechen para congelarlo.
* Si no tuvieran caldo, incorporar agua y una pastilla de caldo de verduras o carne.
* A la hora de aderezar, añadir pimienta en el caso de que ustedes puedan consumirla. Ya saben que yo no. 
* Si les apetece una salsa más espesa, utilizar maicena. Eso sí, primero diluyan la cucharada de maicena en medio vaso pequeño de agua fría. Cuando vean que no hay grumos y todo está bien mezclado, verter en el recipiente con las verduras y carne.

Aprovecho para invitarles a seguirme en Facebook, Twitter, Pinterest Google+, así como en la Comunidad de Google+ en la que ustedes pueden publicar sus recetas. Igualmente, les animo a unirse al grupo de Facebook en el que también cualquier persona comparte sus platos y fotos de comida.

¡Muchas gracias por la visita!

8 jun. 2017

Un plato sencillo, como la mayoría de los que aparecen en Comer especial. Unos huevos con patatas y champiñones que servirán perfectamente para una cena rápida sin mucha complicación. En vez de los típicos huevos con jamón o chorizo, vamos a intentar bajar las calorías incorporando verduras, los champiñones. 


INGREDIENTES (para 2 personas): 1 patata hermosa o 2 medianas cortadas en rodajas, 2 huevos, 150 gramos de champiñones laminados, aceite de oliva y sal.

ELABORACIÓN: poner aceite en una sartén para freír las patatas (papas) o calentar la freidora para introducirlas. En otra sartén, rociar un poco de aceite de oliva virgen y hacer los champiñones con un poco de sal. Cuando los champiñones y las patatas estén cocinadas, freír los huevos. En casa nos gustan con poco aceite en la sartén, para que estén lo menos grasientos posible. Luego, solo queda montar el plato poniendo una base de patatas, otra de champiñones, otra de patatas y el huevo encima, por ejemplo. Esto ya es a gusto del consumidor.

CONSEJOS:
* Si quieren que la receta tenga menos calorías, guisar las patatas y cortarlas después en rodajas o asarlas al horno.
* Los champiñones, si no les agradan, se pueden cambiar por otra verdura al gusto, por ejemplo, calabacín en rodajas a la plancha.
* En vez de hacer las patatas en rodajas, optar por un nido de patatas paja.
* Evitar que la cáscara del huevo toque la sartén para evitar problemas de salud. Hay que recordar que la cáscara puede contener heces de la gallina, por ejemplo.
* En el caso de no usar aceite de oliva virgen en espray, empleen poca cantidad (como una cucharada, a lo sumo) cuando les hablo de rociar con el espray.
* La imaginación es libre: huevos con foie y patatas, los clásicos huevos con patatas y jamón, timbal de verduras con huevo...

Aprovecho para invitarles a seguirme en Facebook, Twitter, Pinterest y Google+, así como en la Comunidad de Google+ en la que ustedes pueden publicar sus recetas. Igualmente, les animo a unirse al grupo de Facebook en el que también cualquier persona comparte sus platos y fotos de comida.

¡Muchas gracias por la visita!

1 jun. 2017

Alcachofas con jamón, una receta clásica que a todos gusta. Hoy les comentaré la forma que a mí me parece más sencilla y rápida para prepararlas al comprarlas frescas. La temporada de las alcachofas es entre los meses de noviembre a marzo. En ocasiones se produce una recolección temprana de septiembre a octubre, y una recolección tardía entre abril y mayo. Si bien, la mejor época para comprarlas y consumirlas es en invierno. Por lo que las que les traigo hoy pertenecen a la recolección tardía.


INGREDIENTES (para 2 personas): 4-6 alcachofas, 100 gramos de jamón ibérico o serrano en tacos o tiras, aceite de oliva virgen en espray, sal, agua, perejil y limón.

ELABORACIÓN:  quitar todas las hojas externas hasta estar próximos al corazón de la alcachofa, como se ve en la foto. Cortar las puntas y pintar con limón para que no se oscurezcan. En una olla rápida poner agua y las alcachofas con un poco de sal gruesa, unas rodajas de limón y unas ramas de perejil. En el momento en el que suba la válvula de la olla, mantener a fuego medio otros 5 minutos. Cortar el jamón en tiras o tacos, al gusto. Precalentar el horno durante 10 minutos a 180º y preparar una fuente con un poco de aceite de oliva, colocar las alcachofas bien escurridas en la bandeja. Introducir en el horno a la misma temperatura 3 minutos. Transcurrido este tiempo, abrir el horno, rociar con aceite de oliva al gusto (mejor ponerle poco para que no queden aceitosas). Colocar sobre las alcachofas el jamón, cerrar el horno y dejar otros 2 minutos más a la misma temperatura. Si les gusta el jamón más hecho, hornear todo desde el principio (5 minutos seguidos).

CONSEJOS:
* Esta receta rápida de alcachofas con jamón se cocinan en 10 minutos, lo que más tiempo quita es limpiarlas.
* Ponerse unos guantes para que no se les tiñan las manos al limpiar las alcachofas.
* Quitar primero las hojas, luego cortar las puntas y finalmente el rabo o tallo.
* No me agrada  mucho cambiar el sabor de las alcachofas con el limón. Este se emplea para que no se oxide. 
* El perejil también se emplea para que no se oxide. De ahí que, al no gustarme el amargor del limón, combine las rodajas de limón con ramas de perejil.
* Así como les he comentado que cada horno es un mundo y de ahí que los tiempos varías, hay que mirar las indicaciones de la olla rápida porque los tiempos también dependen de lo nuevas o antiguas que sean estas. Por lo que resulta aconsejable recordar cuánto tardan en cocinarse las verduras enteras en vuestras ollas y aplicar ese tiempo a las alcachofas.
* Las alcachofas se pueden rellenar con huevo picado, un poco de pan rallado y jamón, por ejemplo.
* Esta misma receta se puede hacer con alcachofas de bote que están cocidas ya. Solo tendrían que hacer el paso del horno.
* Fuera de temporada pueden utilizar también alcachofas congeladas. Estas se cocinan siguiendo las indicaciones del paquete. Si bien, una forma muy rica es calentarlas en la sartén y cuando esté a punto de cumplirse el tiempo indicado en la bolsa, añadir unos dientes de ajo bien picados y el jamón.

Aprovecho para invitarles a seguirme en Facebook, Twitter, Pinterest y Google+, así como en la Comunidad de Google+ en la que ustedes pueden publicar sus recetas. Igualmente, les animo a unirse al grupo de Facebook en el que todos pueden publicar sus platos y fotos de comida.

¡Muchas gracias por la visita y feliz día!