Mostrando entradas con la etiqueta SOPAS Y CREMAS. Mostrar todas las entradas
Mostrando entradas con la etiqueta SOPAS Y CREMAS. Mostrar todas las entradas

7 feb. 2018

¿Qué tal están? Con frío, ¿verdad? Para las bajas temperaturas no hay nada mejor que un plato de cuchara, pues ayuda a entrar en calor. Esta receta de sopa de fideos con pollo queda bien rica y es muy fácil de hacer.

Receta de sopa casera con solomillos de pollo, verduras, fideos gruesos y caldo casero.

Una de las cosas que les puede llamar la atención es que los fideos empleo son del número 4, muy habituales en fideuá. Bien, en Canarias existe una receta muy típica, el rancho canario, donde el fideo grueso tiene que estar presente, de ahí que haya optado por este número para la sopa de fideos.

Ingredientes para sopa de fideos con pollo 

  1. 50 gramos de fideos pesados en seco.
  2. 200 gramos de solomillos de pollo.
  3. 1 litro de caldo de carne con verduras.
  4. 1 zanahoria.
  5. 1 calabacín.
  6. 1 rama de apio.
  7. Una pizca de colorante (quien pueda que use azafrán, yo no puedo tomarlo).
  8. Aceite de oliva.
  9. Sal gruesa.

Elaboración de sopa de fideos con pollo

  • Lavar y trocear las verduras al gusto.
  • Poner al fuego el recipiente en el que cocinar la sopa. Rociar con aceite en espray el fondo del caldero (o poner una pequeña cucharada) y cuando esté un poco caliente incorporar el apio y la zanahoria. 
  • Cocinar durante unos 5 minutos y añadir el calabacín. Dorar, salar y mantener otros 5 minutos. 
  • Verter el caldo casero y cuando rompa a hervir probar por si le hace falta sal.
  • Poner los fideos, una pizca de colorante y dejar a fuego medio durante los 22 minutos que pone el paquete. 
  • Cuando resten 7 minutos para apartar la sopa, colocar los solomillos de pollo previamente aderezados.

Consejos para hacer sopa de fideos

  1. Los ingredientes están indicados para 2 personas. En el caso de ser más, solo hay que multiplicar las cantidades según número de comensales.
  2. Los fideos se pesan en seco, unos 25-30 gramos por persona.
  3. El caldo que he empleado es el del guiso de jamoncitos de pollo con verduras. Siempre es bueno guardar los caldos de los guisos de carnes con verduras que hagamos. Eso sí, hay que colarlos.
  4. Si no tienen caldo siempre pueden optar por los que venden hechos, algunos muy interesantes, o emplear una pastilla de caldo.
  5. Las verduras a incluir pueden ser las que más les apetezcan.
  6. Siempre pueden aprovechar la carne que les sobre de algún guiso o asado para la sopa.
  7. El número de fideos es al gusto del consumidor, en esta ocasión son del número 4 como comenté anteriormente.
  8. La sopa queda más sabrosa con unas hebras de azafrán que con colorante, pero yo no puedo tomar azafrán.
Algun@s se han puesto en contacto conmigo porque hace casi un mes que no publicaba nada. Bueno, cosas que pasan: problemas con la conexión, el ordenador casi pasa a mejor vida y una pequeña complicación de salud. La línea ADSL sigue con algo que ellos definen como microcortes constantes, situación que no pueden solventar debido a que los cableados y la central son muy antiguos, y con muchos usuarios. Ahora, para cobrar son rápidos, pero para mejorar las instalaciones... El ordenador pudimos salvarlo. ¡Menos mal! Y la salud, ahí voy, con pocas fuerzas para estar todas las semanas por aquí. Así que espero que me disculpen si tampoco me he pasado a visitar vuestros blogs. En cuento mejore, me pondré al día. Besos. 😘 😘

Aprovecho para invitarles a seguirme en Facebook, Twitter, Pinterest y Google+, así como en la Comunidad de Google+ en la que ustedes pueden publicar sus recetas. Igualmente, les animo a unirse al grupo de Facebook para compartir sus platos y fotos de comida.

¡Muchas gracias por la visita!

28 sept. 2017

El frío hace acto de presencia y las bajas temperaturas comienzan a asomarse tímidamente por algunas de nuestras ciudades. Por lo que es momento de comenzar a disfrutar de las verduras cocinadas y aparcar un poco, no mucho, las ensaladas. En esta ocasión les propongo esta puré de calabaza, boniato y zanahoria con jamón, con un punto de sabor dulce debido a la batata y a la calabaza. 


En los cursos que he realizado, diversos profesores de cocina han explicado que la diferencia entre puré y crema es que esta última lleva algún lácteo y también hay que rehogar las verduras. Por lo cual, he denominado a este plato puré, aunque mi ignorancia me habría hecho llamarlo crema. ¿Por qué? Pues por algo tan sencillo como el aspecto visual. Para mí un puré debe tener una consistencia tal que se pueda comer con tenedor, una pasta espesa, caso del puré de patata (papa). Por su parte, creía que la crema era aquella que para tomarla solo se podía emplear una cuchara, una sopa más espesa. Esta textura que les propongo hoy es imposible degustarla con tenedor. Debo reconocer que me gustan mucho más cuando adquieren la consistencia suficiente para necesitar una cuchara.

INGREDIENTES: 100 gramos de zanahorias, 400 gramos de calabaza y 200 gramos de batata de piel roja (boniato), 1 apio, 500 gramos de caldo o el necesario hasta cubrir las verduras y un poco de sal gruesa.

ELABORACIÓN: poner en una cacerola los 500 gramos de caldo con una pizca de sal. Incorporar las verduras, limpias y troceadas toscamente, cuando el agua comience a hervir. Mantener a fuego medio durante unos 20 minutos. Apartar del fuego y esperar a que atempere. Quitar la mitad del caldo y triturar. Añadir el líquido necesario hasta obtener la consistencia deseada. Al servir, rociar con un chorro de aceite de oliva virgen e incorporar virutas de jamón deshidratado al horno. Este último paso es opcional.

CONSEJOS:
* Para obtener un puré fino, se puede pasar por un colador o chino tras haberlo triturado.
* La batata de piel roja le da un punto de sabor dulce.
* La batata de piel clara es menos dulce, así que escoger según gusto.
* Al triturar se puede incorporar un poco de aceite de oliva virgen en crudo o una vez servido en el plato, como en la foto.
* Para que el puré adquiera un punto picante, con uno o dos dientes de ajo en crudo se lograría.
* En el caso de no tener caldo, guisar las verduras con agua y una pastilla de caldo de verduras o de pollo, por ejemplo.
* Otra opción es guisar las verduras con unos muslos de pollo y reservar estos para un relleno o croquetas.
* Las cremas deben llevar nata o algún lácteo como  quesitos, esto es a gusto del consumidor.
* Para los amantes de las especias, añadir una pizca de jengibre molido o una punta de cúrcuma.
* También le aporta un sabor muy interesante la leche de coco mezclada con el caldo.
* Una cosa a tener en cuenta es la cantidad de caldo. Para asegurarse de que no les quede un puré muy líquido, quitar la mayor parte del líquido y triturar con el brazo. Ir vertiendo el caldo poco a poco hasta obtener el punto deseado.
* Para quienes trituren en vaso, lo único que deben hacer es sacar las verduras, colocarlas dentro de este, triturar y proceder como describí en el punto anterior.
* El tiempo de cocción puede ser mayor o menor dependiendo del tamaño del corte de las verduras. En este caso los cortes que he realizado son groseros (no uniformes) grandes. Si los cortes fueran groseros pequeños, el puré podría estar en 15 minutos perfectamente.

Aprovecho para invitarles a seguirme en Facebook, Twitter, Pinterest y Google+, así como en la Comunidad de Google+ en la que ustedes pueden publicar sus recetas. Igualmente, les animo a unirse al grupo de Facebook en el que también cualquier persona comparte sus platos y fotos de comida.

¡Muchas gracias por la visita!

1 sept. 2016

Este plato tiene como ingredientes principales el bacalao y los espárragos y se trata de una adaptación de una receta de Karlos Arguiñano. Un plato muy rápido de hacer, sabroso, sano y sin complicaciones: bacalao sobre crema de espárragos.


INGREDIENTES (para 2 comensales): 1 cebolleta o cebolla, 1 puerro, 400 gramos de espárragos, aceite de oliva, sal, agua y 4 lomos pequeños (o 2 grandes) de bacalao.

ELABORACIÓN: Picar la cebolleta (o cebolla) y el puerro. Lavar los espárragos, quitarles unos 2 centímetros de la parte trasera y cortar en rodajas de unos 2 o 3 centímetros. Reservar algunas puntas. En una olla rápida rociar con aceite el fondo y dorar la cebolla. Cuando adquiera un poco de color, incorporar el puerro y mantener unos 4-5 minutos más a fuego medio. Acto seguido, introducir los espárragos y rehogar 3 minutos. Verter el agua sobre los espárragos hasta que casi los cubra, un poco de sal y cerrar la olla rápida. Dejar en el fuego durante 6 minutos. Mientras, impregnar el fondo de una sartén o cacerola de aceite y colocar los lomos de bacalao, salar y mantener a fuego medio hasta que esté en su punto que es justo cuando 

CONSEJOS
* Usar, si les es posible, aceite en espray. Si no pueden, mejor una sola cucharada para los espárragos y una cucharada de postre para el bacalao; en este último caso, utilizar un papel de cocina para impregnar todo el fondo con el aceite.
* Si ustedes pueden, el bacalao les va a quedar muy rico con un poco de guindilla entera o pimienta molida. En mi caso no es posible.
* Para la crema, el caldo de verduras o una pastilla va fenomenal De todas maneras, les aseguro que queda riquísimo así, sin nada más.
* El pescado puede ser también merluza, por ejemplo, o cualquier otro que les apetezca. 
* Recuerden que el pescado se hace en muy pocos minutos dependiendo del grosor.
* Para los que no tienen olla rápida, pueden cocinar la crema de manera tradicional, lo que les llevará de 18 a 20 minutos de cocción una vez introducen el agua en el caldero.

Aprovecho para invitarles a seguirme en FacebookTwitterPinterest y Google+, así como en la Comunidad de Google+ en la que ustedes pueden publicar sus recetas.

¡Muchas gracias por la visita!

12 ago. 2014

Con el calor del verano lo menos que apetece es plato de cuchara, por lo menos a mí. Y entran con una facilidad increíble las ensaladas, gazpachos o esta crema de melón sin lactosa. Una de las características más interesantes de este plato es su bajo contenido en grasas al no usar nata y las pocas calorías que aporta.


INGREDIENTES: 500 gramos de melón y un yogur natural sin lactosa, así como 150 gramos de jamón serrano para acompañar-

ELABORACIÓN EN THERMOMIX: en esta ocasión vamos a coger 500 gramos de melón ya sin la piel y sin las pepitas. Los vamos a introducir en la Thermomix junto con un yogur natural sin lactosa, además de una piedra de hielo. Iremos subiendo la velocidad progresivamente de 5 a 10 durante un minuto hasta que esté bien triturado. Y lista para servir.

ELABORACIÓN MÉTODO TRADICIONAL: usar los mismos ingredientes colocándolos dentro de un recipiente específico para triturar o hacer purés.


CONSEJOS:
1.- Antes de triturar, poner el melón y el yogur unos 15 minutos en el congelador para que estén bien fresquitos.
2.- Si no te gustan los grumos, coge un colador después de triturar y pásalo por él para que te quede bien fino.
3.- En el caso de ser alérgico a la lactosa emplea un postre natural de arroz, soja, etcétera. Y si no eres alérgico puedes utilizar un yogur griego o natural sin azúcar, el que más te agrade.
4.- Cuando no lo vayan a tomar los niños puedes emplear un cubo de hielo de ron (o cualquier alcohol o licor que te guste) para darle un punto a la crema.
5.- Al quitar la piel al melón ten cuidado de no dejar mucha parte verde para que no amargue.
6.- Yo lo he acompañado de melón deshidratado al horno. Pincha aquí y verás la receta, es muy sencilla y queda muy rico.

Aprovecho para invitarles a seguirme en Facebook y en Twitter.

¡Muchas gracias por la visita!

28 may. 2014

Desde pequeña guardo en mi recuerdo esta sopa que el día 25 de diciembre elaboraba mi madre y anteriormente mi abuela. Se trata de un caldo casero de gallina acompañado de algunas verduras y fideos. ¡Sencilla, gustosa y deliciosa! Y aseguro que sienta de maravilla tras tantas comidas copiosas típicas de esas fechas o de cualquier otra.

Sopa de fideos finos con gallina y caldo casero

Ingredientes para la sopa de gallina (para 3-4 personas)

  1. 1 zanahoria.
  2. 2 diente de ajo.
  3. 1 cebolla. 
  4. 1 hoja de laurel. 
  5. 1/4 de gallina para caldo (preferiblemente de la gallina que lleva los huevos internos, como el de la foto).
  6. Unas hojas de hierbahuerto (se trata de hierbabuena. En Canarias más conocido como yerbahuerto)
  7. 100 gramos de fideos
  8. 1 litro y medio de agua. 
  9. Sal gruesa.

Elaboración del caldo de gallina

  • Lavar la verdura y pelarla. 
  • Introducirla cortada en 2 o 3 trozos grandes, salvo los ajos que irán enteros. 
  • Añadir la gallina, el agua, la sal, la hoja de laurel. 
  • Poner a guisar a fuego fuerte hasta que hierva y mantener 1 hora a fuego medio. 
  • Ir limpiando con una espumadera las impurezas que vean flotando durante la cocción.
  • Probar la carne a ver si está tierna, ya que la gallina es una carne dura que necesita mucho tiempo al fuego para quedar en su punto óptimo de consumo. 
  • Una vez hecha, apartar y dejar reposar. 
  • Repetir el proceso de eliminar las impurezas del caldo si hiciera falta.
Receta casera de sopa con gallina y verduras. El caldo es casero, de la cocción de la gallina.

Elaboración de la sopa de gallina

  1. Usar un litro del caldo de la cocción de la gallina. Si falta, completar con agua. 
  2. Cuando hierva, echar los fideos y mantener unos 10 minutos o los que indique el paquete. 
  3. Trocear la zanahoria del guiso, aprovechar el huevo o huevos de la gallina y desmenuzar algo de carne de la gallina e introducirlo todo en los platos donde se sirva la sopa. 
  4. Al concluir los 10 minutos de cocción, apartar y dejar reposar hasta el momento de emplatar. 
  5. No olvidar poner en cada plato 1 o 2 hojas de hierbabuena porque será lo que le dé el punto de sabor especial. 

Consejos para una rica sopa de gallina

  • Por cada 50 gramos de fideos, emplear 500 mililitros de agua. 
  • Si gusta muy líquida la sopa, usar 750 mililitros por cada 50 gramos de fideos.
  • Vigilar que no falte líquido y si hiciera falta incorporar para que no quede una masa. 
  • Si la gallina tenía huevos, añadirlos 5-7 minutos antes de apartar la sopa para que se hagan. 
  • Dejar reposar la sopa de gallina antes de servir en los platos.
Esta sopa de fideos finos lleva verdura troceada y gallina desmenuzada. Se puede hacer también con pollo.

Aprovecho para invitarles a seguirme en FacebookTwitterPinterest y Google+, así como en la  Comunidad de Google+ en la que ustedes pueden publicar sus recetas. Igualmente, les animo a unirse al grupo de Facebook en el que también cualquier persona comparte sus platos y fotos de comida.

¡Muchas gracias por la visita!

26 abr. 2014

Una comida habitual en nuestras casas suele ser una sabrosa sopa. Con las temperaturas de las que solemos disfrutar en las Islas, resulta poco apetecible un plato de sopa. Este año hemos corrido con suerte y la lluvia, así como el frío nos ha acompañado, así que aproveché para prepararla. Esta sopa está elaborada con fideos gruesos, verduras y carne de vacuno. Se trata de una receta sencilla a la par que sabrosa. Si eres vegetariano y no comes carne, seguro que puedes quitársela y dejarla así o sustituirla por tofu.

INGREDIENTES (para 3-4 personas): 1 zanahoria, 1 apio, 1 trozo de calabaza de unos 350 gramos, 1 calabacín pequeño, 1 diente de ajo, 1 cebolla, 1 hoja de laurel, 1 rama de tomillo, 1 hueso para caldo, 400 gramos de carne de ternera, 150 gramos de fideos, 1 y medio de agua, aceite de oliva, sal gruesa.

ELABORACIÓN: lavar la verdura. Cortar la zanahoria y el puerro en rodajas, la calabaza sin cáscara en trozos medianos y el calabacín pequeños, al igual que la cebolla y el diente de ajo. En el caldero doramos con un poco de aceite la cebolla y cuando comience a coger color, incorporamos el ajo y el apio.


A los 5 minutos introducimos la zanahoria y mantenemos a fuego medio, removiendo para que no se nos pegue. Si hiciera falta en algún momento, volveríamos a verter un poco de aceite de oliva. A los 10 minutos, introducimos el calabacín y la calabaza, dejamos unos 5 minutos. Agregar el litro y medio de agua, la hoja de laural, la rama de tomillo, el hueso para caldo a fuego fuerte y cuando hierba, bajar a fuego medio durante 15 minutos. Añadir la carne, la sal y mantener otros 10 minutos para finalmente echar los fideos. Cocinar otros 10 minutos y dejar reposar.

CONSEJOS: cuando dores la verdura es aconsejable poner poco aceite de oliva y añadir más si hiciera falta para que el guiso no te quede aceitoso. Por cada 50 gramos de fideos, emplea 500 ml de agua. Vigila que no falte líquido y si hiciera falta, incorpora para que no te quede una masa. Respecto a la carne, pídiele a tu carnicero carne para guiso y coméntale lo que vas a preparar. Déjate aconsejar por él, ya que algunas necesitan más tiempo de cocción y otras menos. Por ejemplo, si quisieras poner un solomillo de pavo troceado, es mejor añadirlo cuando falten 2 minutos, ya que se hace en muy poco tiempo y con el calor del propio guiso, al apagar el fuego se terminará de hacer.

Puedes dejarme tus dudas y consultas aquí y también seguirme en Facebook y en Twitter.

Si haces alguna de las recetas del blog, mándame fotos y dime qué tal te ha parecido. Me encantará conocer tu opinión.

Muchas gracias por tu visita.

4 nov. 2012

Esta crema de calabacín y zanahoria es muy fácil de preparar y cuando hace frío sienta de maravilla. A veces queda más aguada con los mismos ingredientes y otras no tanto. Eso depende del líquido de las verduras, como el calabacín. Nada que no se pueda arreglar añadiendo una papa (patata) guisada para espesar.

INGREDIENTES PARA 6-8 PERSONAS: 2 bubangos o calabacines medianos, 1 zanahoria pequeña, 1 puerro, agua, sal gorda y aceite.

ELABORACIÓN EN CACEROLA: lavar las verduras e incorporar al recipiente de cocción bien troceadas con sal gorda al gusto y cubrir con agua. Poner al fuego durante 15-20 minutos (se puede preparar en olla express, con 8-10 minutos será suficiente). Apagar y esperar a que se enfríe. Abrir (como siempre digo, revisar y quitar líquido para que no nos quede muy clarito) e ir triturando. Añadir poco a poco el caldo reservado hasta conseguir la consistencia deseada. Incorporar un chorretón de aceite de oliva extra o suave (yo prefiero extra) y triturar de nuevo.

ELABORACIÓN EN THERMOMIX: poner en el vaso las verduras cortadas en trozos (unos 460 gramos), sal gorda y 460 gramos de agua. Programar 20 minutos, velocidad cuchara, temperatura varoma. Esperar a que baje la temperatura y triturar a velocidad 5-10 progresiva durante 1 minuto. Finalmente, verter un chorretón de aceite de oliva extra o suave y volver a triturar durante unos 20 segundos a la misma velocidad.

CONSEJOS:
* Pueden congelarla, pero mejor sin el aceite. Al descongelarla, triturar un poco para que recupere consistencia. Es en ese momento cuando añadiremos una cucharada de aceite. 
* Acompañar, por ejemplo, de unos tropezones de pan frito (en nuestro caso de molde), jamón cocido o serrano, huevo picado, pollo de sobras, beicon, porción de quesito,..., según gusto y apetencias. 
* Solo también queda muy rico. Nosotros optamos por el pan y jamón cocido.

19 abr. 2011

La receta que les propongo hoy es de las sencillas. De esas que a mí me gustan pues quedan ricas, son rápidas y te dura para varios días como primer plato. A continuación les explico cómo hacer esta crema de acelgas y bubango en olla rápida y en Thermomix. De forma tradicional se mantendrán los ingredientes a fuego medio-bajo durante unos 25 minutos.


INGREDIENTES PARA 6-8 PERSONAS: 1 manojo de acelgas, 2 bubangos o calabacines medianos, 1 tira de apio, 1 cebolla mediana, agua, sal gorda y aceite.

ELABORACIÓN EN OLLA A PRESIÓN: lavar las hojas de las acelgas e incorporarlas en la olla junto con los calabacines o bubangos partidos por la mitad, el apio, la cebolla en 2 trozos, sal gorda al gusto y cubrir con agua. Poner al fuego durante 10 minutos. Esperar a que se enfríe y abrir. Revisar la cantidad de líquido, siempre es preferible quitar un poco e ir triturando y añadir si aún no ha adquirido la consistencia deseada. Finalmente, añadir un chorretón de aceite de oliva extra o suave (yo prefiero extra) y volver a triturar.

ELABORACIÓN EN THERMOMIX: poner en el vaso las hojas de acelgas, los calabacines o bubangos cortados en varios trozos, el apio, la cebolla en 2 mitades, sal gorda y 400 gramos de agua. Programar 20 minutos, velocidad cuchara, temperatura varoma. Esperar a que se enfríe un poco y triturar a velocidad 5-10 progresiva durante 1 minuto. Finalmente añadir un chorretón de aceite de oliva extra o suave y volver a triturar durante unos 20 segundos a la misma velocidad, 5-10 progresiva.

Si pueden comer quesitos o nata (cosa que no es mi caso), quedaría muy rico añadírselo al final y triturar. Eso sí, recordar que si le ponen estos productos lácteos, la crema durará menos tiempo debido a que se pondrá ácida más pronto. 

17 mar. 2011

Como ha refrescado un poco, propongo preparar un plato de cuchara suave y ligero para que el cuerpo se asiente: una crema de calabaza y zanahorias.


INGREDIENTES PARA 6 PERSONAS: 1 zanahoria, 600 gramos de calabaza, 1 puerro, 1 cebolla pequeña, 1 ajo pequeño, agua, aceite, sal gorda.

ELABORACIÓN EN OLLA A PRESIÓN: incorporar la zanahoria y la calabaza sin cáscara en varios trozos, al igual que el puerro y la cebolla, sal gorda al gusto y cubrir con agua. Poner al fuego durante 20 minutos. Esperar a que se enfríe y abrir. Triturar con un ajo pequeño o medio crudo (opcional: durante la cocción, crudo al final o no ponerlo). Si hay mucho líquido, mejor quitar e ir añadiéndolo hasta obtener la consistencia deseada. Para concluir, vertemos un chorro de aceite de oliva al gusto y volvemos a triturar.

ELABORACIÓN EN THERMOMIX: poner en el vaso la zanahoria, la calabaza, el puerro y la cebolla troceados con un poco de la sal gorda y 400 gramos de agua, 20 minutos, velocidad cuchara, temperatura varoma. Esperar a que se enfríe un poco y añadir un ajo pequeño crudo (o durante la cocción o no ponerlo). Triturar a velocidad 5-10 progresiva durante 1 minuto. Chorro de aceite de oliva virgen y volver a triturar durante unos 20 segundos a la misma velocidad, 5-10 progresiva. 

CONSEJOS:
* Tener caldo reservado por si quedara muy espeso a fin de dejar la crema a nuestro gusto.
* En el caso de obtener una crema muy líquida se puede espesar con una papa guisada (patata cocida).
* En ocasiones nos queda más o menos líquida la misma crema con cantidades iguales de ingredientes. Esto se debe al agua de las verduras.

Para finalizar nada mejor que hacerlo con una sonrisa en la cara, propongo ir abriendo boca con este monólogo de Luis Piedrahita relacionado con los alimentos y las cartas de los restaurantes. ¡Una maravilla de ingredientes!