Mostrando entradas con la etiqueta THERMOMIX. Mostrar todas las entradas
Mostrando entradas con la etiqueta THERMOMIX. Mostrar todas las entradas

14 may. 2014

Glatina natural de fresas acompañadas de fresas con chocolate. Este postre está indicado para muchas personas, incluso para aquellas que se encuentren a dieta. Además, se trata de una manera sana y divertida de introducir la fruta en la rutina alimenticia de los más pequeños de la casa. Si se animan a participar en su elaboración, se lo pasarán pipa.

INGREDIENTES PARA 4 PERSONAS: 250 gramos de fresas, 100 mililitros de agua, 50 gramos de azúcar glas o normal, 50 gramos de chocolate negro (como mínimo de un 70% de cacao), 1 cuchara sopera de agua, 16 fresas limpias para bañar en chocolate, 4 hojas de gelatina neutra y agua fría para la gelatina.

ELABORACIÓN DEL CHOCOLATE PARA BAÑAR LAS FRESAS: Poner en un recipiente los 50 gramos de chocolate y la cucharada sopera de agua. Programar un minuto el microondas, sacar y remover. Suele ser tiempo suficiente para que se deshaga. Lavar las fresas, quitarles las hojas con un cuchillo para dejar la parte trasera plana, con el fin de que se puedan mantener de pie en un plato. Bañar las fresas en chocolate, dejando una pequeña parte sin cubrir. Colocar en un recipiente que tenga fondo y tapa o en un plato hondo de manera que podamos cubrir con film o aluminio para meter en la nevera y que el chocolate se enfríe. Las fresas irán separadas, no pegadas; ya que si las ponemos muy cerca, perderían parte del chocolate.

ELABORACIÓN DE LA GELATINA EN THERMOMIX: introducir los 50 gramos de azúcar, los 250 gramos de fresas y los 100 mililitros de agua. Programar a 100 grados, 12 minutos, velocidad cuchara y tapar. Al finalizar los 6 primeros minutos, añadir la gelatina bien escurrida y que previamente habremos deshidratado en agua fría durante unos 5 minutos, aproximadamente. Ojo, no parar ni volver a tapar. Verter en un molde previamente engrasado con aceite de oliva o vegetal, según guste. Introducir en la nevera una 3-4 horas y ya estará listo para poder disfrutarlo.


ELABORACIÓN DE LA GELATINA DE MANERA TRADICIONAL: proceder de la misma manera pero en un recipiente de cocina. Es decir, verter en el caldero los 50 gramos de azúcar, los 250 gramos de fresas y los 100 mililitros de agua. Mantener unos 2-3 minutos a fuego fuerte, luego bajar a fuego medio (5-6) durante 12 minutos. Remover sin escachar para que queden restos de fresas y/o pulpa. Cuando falten 6 minutos, incluir la gelatina bien escurrida. Vigilar que nunca falte líquido; si fuera así, poner un poco a demanda.


TRUCOS Y/O CONSEJOS:
-He usado gelatina neutra y poco azúcar para no modificar el sabor de la fruta. En casa nos gusta con poco azúcar. Por eso, creo que a los poco golosos les agradará más con 30 gramos (como a nosotros) y a los muy golosos con 70 o con nata. A nosotros nos empalagaría esta última opción.
- El chocolate lo calenté en el microondas durante un minuto en el punto anterior al de máxima potencia y lo saqué, removí un rato y ya estaba listo. No lleva azúcar, por lo que cada uno tendrá que amoldarlo a sus gustos. Tal vez unos cuadrados de chocolate con leche para los amantes de algo muy dulce resultará más agradable que uno con tanto porcentaje de cacao,
- No poner el microondas a máxima potencia y utiliza un recipiente de boca ancha (taza, cuenco,...) en el que puedas introducir la mano con la fresa para bañarla en chocolate.

Puedes dejarme tus dudas y consultas aquí y también seguirme en Facebook.

¡Muchas gracias por la visita!

6 may. 2014

Las albóndigas, un plato que a la gran mayoría nos encanta. No las preparo de forma asidua por eso de ir doradas en aceite. No resulta aconsejable abusar de estos alimentos, los fritos. Finalmente opté por hacer estas albóndigas al horno con salsa de manzanas que quedan de vicio.

Fácil y sabrosa receta de albóndigas al horno

En Internet vi muchas recetas de albóndigas al horno. Lo curioso es que casi todas eran idénticas. Desconocía la fuente de la que habían sacado la idea para que se parecieran tanto. De repente me dio por leer un libro de cocina de los que tengo en casa. ¡Increíble! ¡La receta apareció! Estaba ahí, en Imprescindible de Thermomix. Seguí casi todos los pasos, con unas leves modificaciones, como la salsa. 

Primero elaboré la del libro y no me gustó nada; así que opté por inventar. ¡Me alegro de haberlo hecho! Antes de comenzar con la receta, les voy a confesar una cosa: "en la biblioteca y en la cocina de casa hay una gran cantidad de libros de cocina que rara vez consulto. ¡Hace años, los leía con mucho ímpetu! Y desde que enfermé, me dedico a inventar o adaptar platos heredados sobre la marcha". Creo que son épocas por las que pasamos todos los que amamos la cocina.

Receta de al horno usando Thermomix

Ingredientes para hacer albóndigas al horno para 3 o 4 comensales 

  • 1 zanahoria pequeña. 
  • 3 dientes de ajo. 
  • 3 ramas de perejil.
  • 350 g de carne molida (150 de cerdo y 200 de pavo o pollo).
  • 50 g de beicon. 
  • 2 huevos 
  • 30 g de pan (que podemos rallar en la máquina Thermomix o usar 25 g ya molidos).
  • 50 ml de leche sin lactosa (o la que se quiera y pueda).
  • 1 cebolla mediana.
  • 2 manzanas.
  • 330 ml de appletiser (refresco de manzana con gas).
  • 170 ml de agua.
  • Aceite de oliva.
  • Sal gruesa.
  • Harina.

Receta de albóndigas al horno con salsa de manzanas usando Thermomix

  1. Moler el pan en Thermomix a velocidad 5-9 hasta que esté bien deshecho. Reservar. 
  2. Triturar 2 dientes de ajo, la zanahoria y el perejil a velocidad 5-8 durante unos 10-15 segundos. 
  3. Bajar todo e incorporar el pan rallado, los 2 huevos la leche de soja y la sal, durante unos 15 segundos a velocidad 3. 
  4. Añadir la carne y mezclar todo 15 segundos, velocidad 3. 
  5. Bajar, probar y si hiciera falta, rectificar de sal, programando otros 5 segundos a velocidad 3. 
  6. Vaciar en un bol para unificar todo nuevamente y comenzar a formar las albóndigas.
  7. Quedará una masa como la de la foto inferior. 
  8. Mientras, precalentar el horno a 180º calor arriba y abajo. 
  9. Preparar una bandeja de horno con papel vegetal y pintar con un poco de aceite de oliva. 
  10. En un plato poner harina, formar bolas y pasarlas por la harina; seguidamente, colocar en la bandeja de horno. 
  11. Hornear 12 minutos por un lado y 7 por el otro. 
  12. Aprovechar e ir preparando la salsa para verterla sobre las albóndigas una vez transcurran los 19 minutos mencionados anteriormente.
Cómo preparar albóndigas en Thermomix

Receta de salsa de manzanas para albóndigas 

  1. Pelar las verduras y quitarles el corazón a las manzanas. 
  2. Verter 25 gramos de aceite de oliva en la Thermomix, programar 3 minutos a velocidad 1, temperatura varoma. 
  3. Introducir el diente de ajo y la cebolla, triturar a velocidad 5, unos 5 segundos. 
  4. Bajar de las paredes los restos y calentar 5 minutos a velocidad 1, temperatura varoma. 
  5. Añadir las manzanas troceadas y cocinar 5 minutos a velocidad 1, misma temperatura. 
  6. Añadir el appletiser, el agua y la sal, programar 10 minutos a velocidad 1, continuando con igual temperatura. 
  7. Esperar a que enfríe un poco para triturar a velocidad progresiva unos, 20 segundos a lo sumo, hasta conseguir que quede como en la imagen.
Receta light de albóndigas

Verter la salsa sobre las albóndigas y terminar de cocinar en el horno durante unos 12 minutos a 180º, calor arriba y abajo con ventilador. Recuerden que siempre les digo que cada horno es un mundo y que ustedes sabrán si le pueden poner ventilador o no y el calor en ambos lados. Tras sacar, emplatar y comenzar a comer. Acompáñalas de lo que quieras: arroz, verduras, papas...

Aprende a hacer albóndigas más sanas y sin freír

Consejos y trucos para hacer albóndigas al horno sin Thermomix 

  • Si no tienes Thermomix, la forma de prepararlas será primeramente triturar las verduras en una picadora y verter en un recipiente para seguir los pasos de la receta Colocar los huevos, la carne, la sal y el pan rallado, mezclar con una espátula de cocina hasta conseguir una buena consistencia. 
  • Ojo, no poner mucha harina a las albóndigas para no apelmazarlas. 
  • La salsa también se puede preparar en una sartén, caldero, olla,... 
  • Cómo cocinar las verduras sin Thermomix: calentar el aceite, añadir la cebolla bien picada. Cuando esté brillante introducir los ajos, remover y bajar el fuego. A los 3 minutos, incorporar las manzanas en trozos y dorar bien unos 5 minutos. Verter el líquido, solo los 330 ml., salar y cocinar hasta que hierva. En ese tiempo calentar unos 200 ml. de agua en otro recipiente. Esperar a que se enfríe un poco y triturar para formar una salsa. Como hemos calentado agua, podremos dejarla más o menos espesa, según nos guste, añadiendo líquido.
Receta light de albóndigas al horno con salsa de manzanas

21 feb. 2014

Tal día como hoy, el 21 de febrero de 2011, nació este blog. Nunca pensé que llegara a cumplir tantos años en compañía de todos ustedes. Más, si tenemos en cuenta que es un blog donde las recetas carecen de determinados ingredientes que a la mayoría gustan por temas de salud. Para celebrar el cumpleaños les invito a estos bombones de chocolate sin lactosa. A continuación les explico cómo hacerlos.


INGREDIENTES (12 bombones): 90 gramos de chocolate negro lo más puro posible (70% de cacao como mínimo), litro y medio de agua, bolsa para cocción o manga pastelera (si lo haces en Thermomix, al baño maría no la necesitarás), algo para cerrar la bolsa, mermelada de fresa y 2 nueces.

ELABORACIÓN: Una de las cosas más importantes para preparar bombones es la temperatura del chocolate, no debe pasar jamás de 50º. Yo uso moldes de silicona y no necesitan ser engrasados, el bombón sale con mucha facilidad. Se puede hacer la receta al baño maría teniendo en cuenta la indicación anterior de la temperatura. Ahora bien, en casa hay Thermomix y para los bombones funciona de maravilla, ya que tiene temperaturas varias. ¿Cómo prepararlos? Meter los cuadros de chocolate en una bolsa de plástico y trabar bien para que no entre el agua. Llenar el vaso con litro y medio de agua, calentar a 50º y cerrar con el cestillo puesto. Cuando coja la temperatura, abrir y poner la bolsa con los cuadrados de chocolate en el cesto y tapar. Programar a velocidad 3 y 1/2, sin tiempo, 50º.

Cada 5 minutos, sacar la bolsa y apretar un poco las manos el chocalate para repartir el calor, con lo que ayudaremos a que se derrita. Cuando notemos que ya está deshecho totalmente, cortar la punta de la bolsa y rellenar los moldes.

Cubrimos muy poco el fondo, golpeamos en la encimera para que expulsen el aire que hayan podido coger e introducimos en la nevera unos 10 minutos. Sacamos y rellenamos con la mermelada unos y otros con trocitos de nueves. Cubrimos, eliminamos el chocolate sobrante y a la nevera de nuevo. Así conseguimos unos deliciosos bombones caseros.


Ahora ya pueden comerlos directamente o usarlos para decorar postres.


Como agradecimiento por estar ahí,  quiero premiarles con este libro de Ferrran Adrià.


Para conseguirlo solamente tienen que:
1. Ser seguidor del blog y/o de Facebook. Este es el enlace: https://www.facebook.com/comerespecial
2. Tendrán un punto extra si hacen una de las recetas del blog.
3. Dejar en esta entrada un comentario en el que aclaren que PARTICIPAN EN EL SORTEO. Además, indicar que son seguidores, con qué nombre lo hacen en el blog y/o con cuál en Facebook, así como el correo personal para poder contactar si ganan. Si preparan una entrada con una receta, poner el enlace aquí, con lo que obtendrán dos números.
4. El regalo se enviará a cualquier País.
5. Fecha: desde hoy hasta el 21 de abril.

¡Gracias por hacer posible este blog! 

17 feb. 2014

Este brownie con nueces sin lactosa lo hago para encargos y para los amigos cuando vienen a casa o voy a la de ellos. Vamos, que tiene mucho éxito. Durante bastante tiempo probé de todo hasta dar con las medidas exactas. El problema, no poder usar mantequilla. Y al final, tras tantos intentos, ¡lo conseguíiiiii!


INGREDIENTES: 320 gramos. de chocolate, a ser posible,  al 70 % o más;  190 gramos de azúcar;  100 de harina de repostería; 150 de aceite de oliva; 220 de nueces; 4 huevos tamaño L y 1/2 sobre de levadura.

ELABORACIÓN THERMOMIX: introducir el chocolate y molerlo durante unos 10' a velocidad 5 progresiva. Abrir y si quedó algún trozo, repetir el proceso. Añadir el  resto de los ingredientes y programar 30 segundos,  velocidad 5.

ELABORACION TRADICIONAL: triturar bien el chocolate. Si no cuentan con ningún aparato que haga esta función, rallarlo. Golpear un poco las nueces o molerlas, si prefieren no encontrar trozos.  Mezclar bien los sólidos en un recipiente. Batir los huevos para luego verter poco a poco el azúcar y remover para integrarla. Acto seguido, verter el aceite y mezclar. Con cuidado vaciamos progresivamente el contenido sólido en el líquido para incorporarlo hasta tener todos los ingredientes juntos y unificados. Quedará bastante espeso, como una pasta. Verter en un recipiente untado en aceite de oliva. Hornear durante 15-20 minutos a 180º con calor arriba y abajo. Estará en su punto cuando pinchemos y saquemos la punta del palillo (o lo que hayamos usado) un poco manchada.


¡Vaya, disculpen, que me despedía sin dejarles una taza de café con un trozo para que puedan disfrutarlo! ¡Que les aproveche!

26 ene. 2014

Las quiches suelen gustar a todo el mundo. El problema se plantea cuando no puedes usar ingredientes básicos como natas, leches, quesos, tomate, pimientos, etcétera. Cada vez existen más empresas que elaboran leches sin lactosa o sucedáneos lácteos; así que tocaba experimentar. De esa manera conseguí una quiche de verduras y salmón, apta para intolerantes a la lactosa y alérgicos al huevo.

Receta de quiche de verduras y salmón

Ingredientes para hacer quiche de verduras y salmón, sin lactosa 

  • Queso sin lactosa o el que prefieran. 
  • 1 zanahoria. 
  • 1 puerro.
  • 1 calabacín. 
  • 1 berenjena. 
  • 30 g de beicon. 
  • 150 g de salmón ahumado. 
  • Sal. 
  • Ajo molido. 
  • Aceite de oliva.
  • 1 lámina de pasta quebrada sin lactosa.

Cocción de masa para quiche 

  1. Esta quiche no lleva nata, tampoco huevo; por lo que las verduras quedan un poco sueltas por la zona donde no hay queso. 
  2. Pintar un recipiente (el que empleen ustedes para hacer quiches) con aceite de oliva y colocar la masa con cuidado tras extenderla un poco y la pincharla con un tenedor. 
  3. Hornear unos 7-10 a 200º. 
  4. Sacar y esperar a que se enfríe un poco. 
  5. Añadir el queso sin lactosa a la base de la masa, tal y como se ve en la foto.

Base para hacer quiche con queso sin lactosa

Elaboración de los ingredientes para hacer quiche de verduras y salmón con Thermomix 

  1. Calentar un poco de aceite durante unos 3 minutos, temperatura varoma, velocidad 1 y sin poner el cubilete. 
  2. Añadir el puerro y la zanahoria previamente troceados durante 4 minutos, habiendo colocado con anterioridad la mariposa. 
  3. Introducir el calabacín y la berenjena también troceados y aderezar al gusto (ajo molido y sal, en nuestro caso); continuar con la misma velocidad y temperatura unos 5-8 minutos más, en esta ocasión con el cubilete puesto. 
  4. Verter por el hueco, sin quitar la tapa, el beicon. 
  5. Ojo, vigilar para que no se convierta en una pasta, si hace falta, añadir un poco de agua para que quede jugosa.
  6. El salmón no se añade ahora, así que reservar.

Elaboración tradicional de quiche de verduras con salmón y sin lactosa 

  1. Calentar un poco  de aceite durante unos minutos e incorporar el puerro picado al gusto.
  2. Pochar hasta que coja un poco de color y añadir la zanahoria previamente troceada. 
  3. A los 5 minutos, introducir el calabacín, beicon y la berenjena y aderezar al gusto. 
  4. Remover y poner un poco de aceite si hiciera falta para que queden jugosas. 
  5. Mantener unos 10 minutos más al fuego. 
  6. Cortar el salmón en tiras y dejar reservado.
Deliciosa receta de quiche de verduras y salmón sin lactosa

Pasos en común para hacer quiche de verduras con salmón

  1. Precalentar el horno 10 minutos; mientras.
  2. Colocar las verduras sobre la masa y vaciar lo que quedó de queso sin lactosa rallado por encima. 
  3. Meter en el horno unos 25 minutos a 180º. 
  4. Añadir el salmón por encima cuando solo falten 5-8 minutos de horneado.
  5. Vigilar que no se queme y recuerden lo que siempre digo, cada horno es un mundo. 
  6. Algunas recetas aconsejan meter primero la masa y hornearla durante unos 15 minuto, luego rellenarla y mantener unos 25 minutos más. Yo hice ese paso solo durante 5 minutos porque mi relleno no era muy húmedo y aseguro que  quedó muy buena, no dejaron ni las migas. 
  7. Si llevara huevos y nata, sin lugar a dudas, aconsejo hornear la masa esos 15 minutos para que no se humedezca. 
  8. ¡Ojo, ten cuidado con la sal porque el salmón de por sí es salado y podrías excederte!
Receta sencilla de quiche de salmón y verduras sin lactosa

3 ene. 2014

Por la red podemos encontrar múltiples recetas de roscón de Reyes y no voy a descubrir nada nuevo. Lo que sí les ofrezco es la posibilidad de preparar uno rápido, sin masa madre, y otro igual con la simple incorporación de esta. Además, en los ingredientes no usamos lácteos o como mucho, leche sin lactosa. Espero que les sirva de ayuda y lo puedan disfrutar.

Mi primera incursión en los vídeos de  YouTube, sin programa alguno salvo Picassa, así que se trata de un montaje muy simple, como casi todo lo que hago. Ya me contarán qué les parece:


Toca preparar el roscón con cariño y paciencia. No lleva mucho trabajo, solo horas de reposo para que la masa quede bien. Con estas cantidades salen dos con la dimensión que ven en las fotos.

INGREDIENTES (para un roscón bastante grande o dos medianos) : 100 gramos de azúcar, 100 gramos de aceite de oliva, 2 huevos, ralladura de una naranja, 20 gramos de levadura de panadero, 15 gramos de agua de azahar, 15 gramos de anís (o los 30 de agua de azahar), 250 de leche de soja (de arroz, de almendra, sin lactosa,...), una pizca de sal, 500 gramos de harina tamizada (puede ser de fuerza; pero si no tienen, la normal va bien. No usar la de bizcocho) y lo que se quiera para decorar.

ELABORACIÓN TRADICIONAL: mezclar todos los ingredientes menos la harina tamizada. Poner la harina en la mesa de trabajo con un hueco en el centro y verter el líquido ya mezclado en el hueco poco a poco. Amasar hasta integrar.

ELABORACIÓN CON THERMOMIX: triturar el azúcar a velocidad progresiva de 5 a 9 y reservarla. Hacer lo mismo con la piel de la naranja (quitarla con un pelador, en trozos). Introducir el resto de los ingredientes líquidos y programar 4 minutos, velocidad 2, 37º. Cuando falte un minuto incorporar los huevos uno a uno. Quitar la temperatura, programar velocidad espiga sin tiempo. Incorporar la sal, la harina poco a poco por la boca del vaso sin tiempo y la levadura. Observar cómo se mezcla y si se va integrando. Cuando la consistencia sea la necesaria, sacar y dejar reposar unas 5 horas o más en un cuenco tapado con papel film o un paño limpio.


PROCESO FINAL: si ya ha reposado el tiempo necesario, espolvorear la mesa de trabajo con harina. Con el puño cerrado, lo nudillos o los dedos bien unidos, presionar en el centro y en cuanto se abra un poco, levantar con las dos manos. Como si de una madeja de lana o una rueda se tratara, darle vueltas, sujetándola por el centro. Así se formará el agujero y cogerá forma de roscón. Preparar una bandeja con papel de horno, poner el roscón y pintar con yema de huevo. Espolvorear azúcar humedecida y decorar al gusto. Esperar a que crezca durante unas dos horas. Introducir al horno, previamente calentado, unos 15-20 minutos, calor arriba y abajo, 180º.

OJO: en el caso de escoger preparar una masa madre, añadirla junto con la harina en la Thermomix o en el hueco central si lo hacen manualmente.

DECORACIÓN: batir una yema de huevo, pintar el roscón. Espolvorear con azúcar humedecido y añadir fruta confitada.


TRUCOS:
- Con masa madre queda muy esponjoso y con un sabor bastante peculiar. Solo hay que mezclar 60 gramos de leche de soja (sin lactosa, de arroz, de almendra,...), 10 gramos de levadura de panadero fresca, 120 gramos de harina (de fuerza preferiblemente o normal, nunca de repostería), una cucharada de café de azúcar. La leche debe ser tibia y deshacer muy bien la levadura. Sumar a esta mezcla el azúcar y la harina tamizada, remover muy bien formando una bola. Reposar para que leve. También pueden poner la masa en un bol con agua tibia y cuando flote ya estará lista, unos 10 minutos. Este truco lo vi el el fantástico blog webos fritos y les aseguro que funciona de maravilla.
- Sabrán que la masa del roscón (la básica, no la madre) ha levado cuando la coloquen en la mesa de trabajo, golpeen y suene hueca.
- Mejor dejarlo reposar la noche anterior al día de Reyes, así queda muy rico.
- Preparar azúcar humedecida con agua de azahar, en vez de con agua normal.
-Poner azúcar humedecida en montoncitos y sobre ésta colocar la fruta escarchada.
-Añadir granos de anís (matalahúva) en el líquido antes de mezclar la masa.
- Ubicar en el centro, cuando vayan a decorar el roscón, un aro de emplatar o de aluminio para que cuando leve y horneen no se pierda el centro característico.
- Y si no les gusta el resultado, siempre queda la opción de rellenarlo incluso de nata ya montada.
- Tanto el roscón entero como lo que sobre (en porciones) se puede congelar.


Pueden dejarme sus dudas y consultas aquí. Aprovecho para invitarles a seguirme en Facebook y en Twitter.

Si hacen alguna de las recetas del blog, pueden mandarme fotos y decirme qué tal les ha parecido. Me encantará conocer vuestra opinión.

¡Muchas gracias por la visita!

17 dic. 2013

El sábado me lleve una sorpresa muy grata. Recibí un fantástico paquete de productos variados de la marca harinas Santa Rita. Como mi marido cumplía 50 años este lunes, rauda y veloz cogí la harina que tienen especial para repostería y me puse a preparar una tarta Shacher que quedó deliciosa.



La alegría fue mayor al descubrir que todo lo que me enviaron lo podía consumir porque no contiene especias ni lactosa. ¡Muchísimas gracias por este regalo tan maravilloso que me han hecho! Con las semillas de sésamo ya preparé un salmón de fiesta, pero esa receta se las comento otro día. Hoy le toca el turno a lo dulce.


INGREDIENTES: 130 gramos de chocolate para postres, 3 huevos de tamaño XL o 4 medianos, 200 gramos de azúcar blanca, 100 gramos de aceite de oliva suave, 1 yogur natural (sin lactosa o de soja para los alérgicos), 150 gramos de harina Santa Rita especial para repostería, 1 sobre de levadura y una pizca de sal. Para el relleno usé casi un bote de mermelada de fresas de 350 gramos.


COBERTURA: 50 gramos de aceite de girasol y 300 de chocolate especial para postres.




ELABORACIÓN: Podemos emplear el método tradicional (pero con termómetro de cocina ya que las temperaturas son muy importantes) o cualquier aparato de repostería (como en mi caso que empleé la Thermomix). La receta la encontré en http://www.tartasacher.com/ y modifiqué para poder comerla con tranquilidad a pesar de mis intolerancia por los problemas de salud. Siempre procederemos a trabajar los ingredientes líquidos por un lado y los sólidos por otro para finalmente mezclarlos. En esta ocasión colocaremos la mariposa e introduciremos los huevos y el azúcar en la Thermomix a 37º, velocidad 3 y media, unos 4 minutos. Parar, apagar y esperar 1 minuto para que baje la temperatura. Encender de nuevo y sin calor, programaremos mismo tiempo y velocidad. Iremos añadiendo poco a poco el chocolate bien troceado. Particularmente me gusta más así que rallado, porque no queda igual de consistencia y sabor. No podemos esperar a que se enfríe el huevo con el azúcar para que se deshaga bien. Transcurrido el tiempo previsto, vertemos el aceite y el yogur, velocidad 1 y medio, 15 segundos. En un bol tamizamos la harina e incorporamos la sal y la levadura; que echamos poco a poco, mezclando a misma velocidad sin tiempo, pero no más de 1 minuto para no sobrebatir. Cuando tengamos juntos todos los ingredientes; mejor parar, raspar las paredes del vaso y de la tapa para volver a programar 20 segundos más a la misma velocidad, 1 y medio. Llega el momento de quitar la mariposa y remover bien con la espátula para que todo quede bien integrado.



Precalentar el horno a 200º. Verter la mezcla en un molde previamente untando en aceite de oliva suave o de girasol o de mantequilla (al gusto o tolerancias alimenticias). Hornearemos los 15 primeros minutos a 170º con solo calor abajo y 15-20 a 180º. Pinchar para comprobar que sale limpio, pero no del todo. Siempre les comento que debe quedar un mínimo resto en el utensilio; ya que con debido al calor que le queda internamente, terminará haciéndose por completo y eso logrará que el resultado sea más esponjoso y jugoso. Esta vez me despisté y les aseguro que se nota bastante la diferencia. Cuando se enfríe, partir por la mitad y rellenar con menor cantidad por los lados para que selle bien.


Preparar la cobertura de chocolate con aceite. Una manera sencilla de hacerla, en el microondas, medio minuto y nunca a potencia máxima. Sacar y remover. Volver a introducir, mismo proceso. Lo haremos las veces que sea necesario hasta conseguir que se derrita bien. Con un minuto suele bastar. Solo nos queda esperar a que se enfríe un poco y verter; cubrir bien e introducir en la nevera para que el chocolate solidifique. También lo pueden hacerla en Thermomix; pero, por favor, si antes les aconsejé no triturar, aquí mucho menos porque suelen quedar grumitos. Mejor programar el aceite a 80º, 2 minutos, velocidad 3 y medio. Añadir el chocolate poco a poco, para que se vaya fundiendo, misma velocidad y temperatura, 1 minuto. Comprobar consistencia y remover para disolverlo y unificarlo todo.


Consejos: Tamizar la harina, quedará más esponjoso. No abrir el horno hasta que pasen, como mínimo, 25 minutos. Recuerden el truco de comprobar si está hecho o no: el utensilio que empleen para comprobarlo debe salir un poco manchado, muy poco. Vamos, ni seco, ni húmedo. Hacer el bizcocho un día antes y rellenarlo para que la mermelada empape lo empape bien. No poner mucha mermelada en los laterales para que selle bien. Esperar a que se temple para cubrir y una vez finalizado el proceso, introducir una o dos horas en la nevera para que solidifique el chocolate.

20 sept. 2013

Este es el tercer sabor de los cupcakes que preparé para la nena de unos amigos. En entradas anteriores publiqué los de naranja y chocolate, así como los de chocolate y limon.

Riquísimos cupcakes de champán y fresas para alérgicos a la lactosa

Estos cupcakes, si respetamos los ingredientes, caso del champán rosado, los aconsejo para adultos. ¡Son una auténtica delicia! Aunque en esta ocasión los adapté para los niños, debo reconocer que prefiero el sabor del champán rosado. Al igual que siento debilidad por los de chocolate y menta.


INGREDIENTES PARA LOS CUPCAKES: 50 mililitros de aceite de oliva suave, una cucharada y media de levadura y también de maicena, 1 cucharadita de zumo de limón, 3 huevos grandes, 90 gramos de azúcar, 100 gramos de harina de repostería, 80 mililitros de leche sin lactosa (para los alérgicos a la lactosa, optar por soja, leche de coco, leche de almendras...), 4 cucharadas de mermelada de fresas, 60 mililitros de champán rosado (si es para niños buscar sin alcohol que lo hay, pero no sabrá igual, aunque también queda rico ya que yo hice la prueba para estos), una pizca de sal. 

ELABORACIÓN: precalentar el horno a 170º C, calor arriba y abajo, sin ventilador. Preparar la bandeja de cupcakes con las cápsulas y reservar. Tamizar la harina con la maicena y la levadura, reservar en un bol. Mezclar el zumo de limón con la leche y dejar reposar unos 10 minutos. En un recipiente grande poner el aceite de oliva con el azúcar, la pizca de sal, la leche y remover hasta que se integren bien. Introducir el champán y mezclar nuevamente. Incorporar la harina poco a poco hasta que se forme una masa homogénea. Es en este momento en el que pondremos las cucharadas de mermelada y removeremos nuevamente, en esta ocasión lo haremos con la espátula de silicona para que no se modifique el color. Ojo, no sobre batir. Si quieren hacerlo en Thermomix, pueden, siguiendo los pasos indicados (tener en cuenta que no se debe hacer en la máquina la incorporación de la mermelada) y siempre mezclando unos 20-30 segundos (fijarse por si necesitara un poco más de tiempo o velocidad para incorporarse) a velocidad 2 como mucho para que se nos estropee. Colocar la mezcla en las cápsulas, ayudándonos de una cuchara o un saca bolas de helados, que va muy bien, y los llenamos solo 2/3. Metemos en el horno entre 20-25 minutos, dependiendo de cada horno (no abrir hasta que transcurra todo el tiempo).


Para comprobar que están hechos, pinchamos con un palillo, por ejemplo. Habitualmente se dice que este debe salir limpio, yo prefiero que quede un poquito manchado, mínimamente, para que con el calor se termine de hacer una vez lo saquemos del horno. Si sale manchado, no un poco, sino bastante, los dejaremos unos 5 minutos más y comprobaremos. A continuación, a reposar unos 5 minutos, no más porque si no con el vapor podrían despegarse las cápsulas, y después los pasamos a una rejilla para que se enfríen unas 5 horas como mínimo antes de guardarlos o de decorarlos. Podremos conservar los cupcakes en un recipiente hermético durante unos 3 días. No meterlos en la nevera porque se pondrán duros y secos.

INGREDIENTES BUTTERCREAM: 110 gramos de Crisco a temperatura ambiente, 550 gramos de azúcar glas tamizado (ojo, debe ser azúcar glas), 60 mililitros de champán rosado (sin alcohol para niños, recuerden), unas gotas de colorante rosa (o un pelín de rojo, que se puede rebajar con blanco si nos queda muy encendido).   

ELABORACIÓN DE LA BUTTERCEAM: poner en un bol la grasa de Crisco a temperatura ambiente, el champán, la mitad del azúcar glas tamizada y batir bien hasta mezclarlo. Añadimos el resto del azúcar glas poco a poco y seguimos batiendo unos 5 minutos, si le faltara consistencia (dependerá del tipo de champán), añadir poco a poco más azúcar glas, hasta dar con el punto justo. Añadir el colorante en gel poco a poco hasta obtener el tono deseado. Se puede conservar en la nevera y en un recipiente hermético durante 1 semana. ¡Ah, la buttercream se puede hacer en la Thermomix! Poner la mariposa, velocidad 1, durante 1 minuto con la mitad, tal y como indico arriba. Luego iremos incorporando el azúcar de la misma manera y velocidad, otro minuto. Luego, introducir un pelín de colorante, momento en el que mezclaremos unos 4 minutos a velocidad 3 y 1/2.


PARA DECORAR: Se trata de hacer lo que ya he comentado en las recetas anteriores, pero lo repito para que no tengan que ir a consultarlo. Necesitamos una manga que puede ser desechable, boquilla 2D o 1M, ponemos la manga recta y a unos centímetros del cupcake. Empezamos de dentro hacia afuera y en el sentido contrario a las agujas del reloj, siempre haciendo la misma presión (todo es cuestión de práctica). Cuando terminemos es muy importante no separar bruscamente, simplemente dejamos de apretar y apartamos suavemente. Listo, así habremos conseguido una rosa de buttercream. No se preocupen si no les ha quedado bien, lo pueden quitar y volver a empezar. Yo suelo ponerla la manga cargada en la nevera antes de usarla, así adquiere más consistencia. Si está muy dura, no hay problema porque a medida que apretemos se va a ir ablandando. Y para dar el toque final, pueden comprar bolitas, adornos de fondant, flores, virutas, purpurina,... Esta parte sobra para los que ya saben hacer las flores de buttercream. ¡Que los disfruten!

13 sept. 2013

Vamos con la segunda entrega de los cupcakes que preparé para la nena de unos amigos: cupcakes de chocolate y limón aptos para intolerantes a la lactosa. Si les gusta poco lo empalagoso, como a mí, les aconsejo comer la base que queda deliciosa y dejar un pequeño toque de buttercream. Si no, les va a resultar lo más azucarado del mundo, además de la de calorías que lleva y grasas nada aconsejables. Aún así, vale la pena darse una alegría de vez en cuando. Sé que no es una buena manera de vender la receta, pero siempre hay que explicar lo que resulta beneficioso y lo que no para nuestro organismo. Y ya se sabe, ¡a nadie le amarga un dulce!

Cupcakes de limón y chocolate sin lactosa

En esta ocasión les propongo la receta de cupcakes de chocolate y limón. Particularmente me gustan más los de limón, pero los chiquillos se vuelven locos por el chocolate y no les agrada mucho lo amargo, así que aquí va la combinación.

INGREDIENTES PARA LOS CUPCAKES: 40 ml de aceite de oliva suave, una cucharada y media de levadura, 80 ml de mermelada de limón, 150 gr de azúcar, 120 gr de harina de repostería, 120 ml de leche sin lactosa (para los alérgicos a la lactosa, optar por soja, leche de coco, leche de almendras,...), 3 cucharadas de cacao puro sin azúcar, una pizca de sal, ralladura de la piel de un limón (ojo, como siempre les digo, sin la parte blanca que amarga) y una cucharadita de extracto de limón. 

ELABORACIÓN: precalentar el horno a 170º, calor arriba y abajo, sin ventilador. Preparar la bandeja de cupcakes con las cápsulas y reservar. Tamizar la harina con la levadura, la ralladura de limón y el cacao en polvo y también reservar en un bol. Mezclar el extracto de limón con la leche. Batir el aceite con el azúcar y la mermelada de limón hasta que todo esté bien incorporado. Acto seguido, añadir la mitad de la harina y mezclar bien, poner la mitad de la leche y volver a mezclar. Repetiremos este paso una vez más con la harina y la leche restantes. Ojo, no sobre batir. 



Si quieren hacerlo en Thermomix, pueden, siguiendo los pasos indicados y siempre mezclando unos 20-30 segundos (fijarse por si necesitara un poco más de tiempo o velocidad para incorporarse) a velocidad 2, como mucho, para que se nos estropee. Colocar la mezcla en las cápsulas, ayudándonos de una cuchara o un saca bolas de helados, que va muy bien, y los llenamos solo 2/3. Metemos en el horno entre 20-25 minutos, dependiendo de cada horno (no abrir hasta que transcurra todo el tiempo). Para comprobar que están hechos, pinchamos con un palillo, por ejemplo. Habitualmente se dice que este debe salir limpio, yo prefiero que quede un poquito manchado, mínimamente, para que con el calor se termine de hacer una vez lo saquemos del horno. Si sale manchado, no un poco, sino bastante, los dejaremos unos 5 minutos más y comprobaremos. A continuación, a reposar unos 5 minutos, no más porque si no con el vapor podrían despegarse las cápsulas, y después los pasamos a una rejilla para que se enfríen unas 5 horas  como mínimo antes de guardarlos o de decorarlos. Podremos conservar los cupcakes en un recipiente hermético durante unos 3 días. No meterlos en la nevera porque se pondrán duros y secos.

INGREDIENTES BUTTERCREAM: 110 gramos de Crisco a temperatura ambiente, 550 gramos de azúcar glas tamizado (ojo, debe ser azúcar glas), 50 mililitros de leche sin lactosa (de coco, soja...), 1/2 cucharadita de extracto de limón, una poco de colorante amarillo

ELABORACIÓN DE LA BUTTERCEAM: poner en un bol la grasa de Crisco a temperatura ambiente, la leche, el extracto de limón y la mitad del azúcar glas tamizada y batir bien hasta mezclarlo. Añadimos el resto del azúcar glas poco a poco y seguimos batiendo unos 5 minutos hasta conseguir una crema suave. Ahora toca en este punto probar para ver si tiene el punto de limón que nos gusta o necesita más. Acto seguido, añadir el colorante amarillo en gel poco a poco hasta obtener el tono deseado. Se puede conservar en la nevera y en un recipiente hermético durante 1 semana. ¡Ah, la buttercream se puede hacer en la Thermomix! Poner la mariposa, velocidad 1, durante 1 minuto con la mitad, tal y como indico arriba. Luego iremos incorporando el azúcar de la misma manera y velocidad, otro minuto. Probar y ver si hace falta más esencia de limón e introducir un pelín de colorante, momento en el que mezclaremos unos 4 minutos a velocidad 3 y 1/2.



PARA DECORAR: necesitamos una manga que puede ser desechable, boquilla 2D o 1M, ponemos la manga recta y a unos centímetros del cupcake. Empezamos de dentro hacia afuera y en el sentido contrario a las agujas del reloj, siempre haciendo la misma presión (todo es cuestión de práctica). Cuando terminemos es muy importante no separar bruscamente, simplemente dejamos de apretar y apartamos suavemente. Listo, así habremos conseguido una rosa de buttercream. No se preocupen si no les ha quedado bien, lo pueden quitar y volver a empezar. Yo suelo ponerla la manga cargada en la nevera antes de usarla, así adquiere más consistencia. Si está muy dura, no hay problema porque a medida que apretemos se va a ir ablandando. Y para dar el toque final, pueden comprar bolitas, adornos de fondant (como los de la foto, por ejemplo), flores, virutas,... Si ya saben usar la manga y las boquillas, esta parte les sobra pues harán maravillas.

23 ago. 2013

Con esta receta sencilla a la par que sabrosa intento mostrar una forma diferente de comer costillas, además de retomar el blog tras un largo periodo de ausencia por temas de salud. ¡Espero que sea del agrado de todos ustedes!

Ya se sabe que las costillas no deberían formar parte de nuestra alimentación habitual por el alto contenido en grasas, máxime si se tienen problemas con el colesterol. Aún sin padecerlo, suele ser aconsejable consumir este tipo de carnes con moderación. Atendiendo a todo lo cual, el día que nos demos una alegría, tal vez podríamos consumirla de esta forma tan sencilla y rica.


INGREDIENTES: Entre 4-6 costillas por persona (dependerá del tamaño y del hueso), 2 zanahorias hermosas, 1 cebolla, 25 gramos de beicon, 50 gramos de pasas sin semillas, 2 vasos de vino blanco, 1 vaso y 1/2 de agua, una hoja de laurel, orégano, ajo en polvo, sal gruesa, 400 gramos de papas peladas y cortadas en trozos, 125 mililitros de agua, 50 mililitros de leche sin lactosa (normal, de cabra, oveja o de soja, según puedan) y aceite. 

ELABORACIÓN DE LAS COSTILLAS: Dorar un poco las costillas en una sartén o caldero, secar bien con papel absorbente y reservar. Cortar la verdura en tiras o bastoncillos, la cebolla puede trocearse toscamente. En una olla rápida poner unas gotas de aceite y pochar un poco las verduras. Acto seguido, incorporar la carne, las pasas, el beicon, la hoja de laurel, el orégano, ajo molido, sal, los vasos de agua y vino. Cerrar y programar según modelo. En la mía con 12 minutos ya está hecho, aunque yo prefiero ponerle diez, apagar y con el calor queda más tierna la carne. En un caldero normal tarda unos 25-30 minutos según grosor de las costillas. De todas formas, una manera sencilla de comprobar que están hechas es cuando se separan fácilmente del hueso y la carne está rosada y tierna. Eso sí, si hacen las costillas en caldero hay que tener en cuenta que deben comenzar el guiso a fuego fuerte y cuando el agua hierva, dejar a fuego medio

ELABORACIÓN DEL PURÉ (en Thermomix): Poner en la Thermomix las papas, el agua y la leche sin lactosa (o la que ustedes toman), así como la sal (poca, que siempre hay tiempo de rectificar un plato soso, pero salado es más difícil). Programar 25 minutos, velocidad 1 y temperatura 100º C. Concluido el tiempo, esperar a que la temperatura baje un poco, incorporar un pequeño chorro de aceite de oliva y triturar durante 1 minuto a velocidad 4-5.

ELABORACIÓN DEL PURÉ (forma tradicional en caldero): Colocar en caldero las papas troceadas (patatas), el agua, la leche sin lactosa y un poco de sal. Mantener al fuego durante 25 minutos, los 5 primeros minutos a fuego máximo y después a 7 o fuego medio. Escurrir y reservar el agua. Colocar las papas en el vaso de la trituradora con una cuchara de aceite de oliva y triturar. Si está demasiado espeso para ustedes, verter un poco del líquido de las papas reservado hasta obtener la consistencia deseada. Montar el plato y disfrutar de la comida.

5 jul. 2013

Aquellos que son fieles seguidores del blog conocen mi afición por realizar rellenos varios para berenjenas y que siempre intento que sea algo novedoso, por lo menos para nosotros en casa. Esta vez me dio por imaginar cómo sabrían con la carne de lata de toda la vida, esa que lleva una vaca impresa en el papel. Con lo cual, no me quedó de otra que ponerme manos a la obra. ¡Qué ricas quedaron las berenjenas rellenas de carne de lata y verduras con queso sin lactosa


OJO: Las personas que padezcan de crhon, proctitis ulcerosa, colitis, colon irritable, ulceras en el aparato digestivo, deben mirar con mucho cuidado los ingredientes de la carne de lata. Digo esto porque ya saben que el picante no juega a favor, resulta muy dañino en nuestro organismo, al padecer alteraciones en el aparato digestivo. En numerosas ocasiones aparece en los ingredientes "especias", sin especificación alguna de cuáles. Yo, particularmente, he decidido eliminar esos productos, prefiero no poner en riesgo mi salud.  Así que la carne que utilizo en esta receta no lleva especias sin especificar ni picantes. Claro está, que esta es una opción rápida para cocinar berenjenas, si bien, siempre está la alternativa de carne fresca picada al gusto (cerdo, vaca, mezcla de las que les apetezca).

INGREDIENTES (para 2  o 3 personas): 1 lata de carne molida, 1 puerro, 1 apio, 2 berenjenas, hierbas al gusto como orégano, una zanahoria grande bien picada, un calabacín troceado, agua, aceite de oliva y una bolsa de queso emmental sin lactosa para gratinar.

ELABORACIÓN THERMOMIX: Poner las berenjenas abiertas por la mitad, con cortes en la carne, en la bandeja varoma con la piel hacia arriba y reservar. Llenar el vaso con un litro de agua y sal, velocidad 1, temperatura varoma, 7 minutos. Al finalizar este tiempo, incorporar la bandeja con las berenjenas y programar 25 minutos, velocidad 1, temperatura varoma. Acto seguido, vaciar el vaso, secarlo muy bien y apartar, extraer la carne de las berenjenas. Verter una cucharada de aceite en el vaso y programar 4 minutos, temperatura varoma, velocidad 2. Añadir la zanahoria y programar 12 minutos, temperatura varoma, velocidad 2. A los 3-4 minutos, introducir el puerro, el apio y el calabacín. A los 6 minutos aderezar con el orégano y la sal, además de agregar la carne de berenjena y la de lata, manteniendo a la misma velocidad y temperatura durante 4-5 minutos.Sacar, rellenar, espolvorear con el queso y a gratinar unos 5-7 minutos, pero esto dependerá del horno, así que mejor observar.


ELABORACIÓN TRADICIONAL: En lo que respecta a la receta, esta se puede hacer perfectamente de manera tradicional. Para las berenjenas emplear un cazo normal con la cestilla de vapor. Luego, pochar las verduras por orden de dureza en una sartén y concluir con los pasos de relleno y gratinado indicados arriba.

16 mar. 2013

El pan de molde hecho en casa se ha convertido en una de mis aficiones. Me encanta elaborarlo y el olor que deja en todo el hogar. Esta vez preparé dos con semillas que quedaron de vicio.

Receta de pan de molde a la cerveza y con semillas

Personalmente pienso que siempre vale la pena dedicar un poco de tiempo a hacer el pan de molde en vez de comprarlo. Además, es muy fácil y a cualquiera le saldrá. Otra cosa es el pan de barra al que me resulta complicado encontrarle el punto justo para que quede bien, pero les aseguro que el de molde es bien sencillo.

Ingredientes para hacer un pan de molde casero a la cerveza y con semillas

  • 250 gramos de cerveza con o sin alcohol. 
  • 30 gramos de levadura fresca.
  • 20 gramos de aceite de oliva, 
  • 40 gramos de semillas variadas (pipas de girasol, pipas de calabaza...).
  • 400 gramos de harina de fuerza.
  • 1 cuchara de café de sal.
  • Una pizca de azúcar.
  • 1 poco de aceite de oliva para pintar el molde.

Elaboración en Thermomix del pan de molde con semillas y cerveza 

  1. Introducir la cerveza en el vaso y programar 2 minutos a 37º, velocidad 1. 
  2. Añadir la levadura y mezclar unos 5 segundos a la misma velocidad y temperatura. 
  3. Acto seguido verter el aceite y programar 3 segundos, velocidad 1. 
  4. Poner el resto de los ingredientes (harina, sal, azúcar). 
  5. Mezclar unos 20 segundos, velocidad 6.  
  6. Amasar durante 3 minutos a velocidad espiga. 
  7. Sacar del vaso y volver a mezclar con las manos.

Elaboración tradicional de pan de molde casero (sin Thermomix)

  1. Calentar un poco la cerveza, como 1 o 2 minutos a fuego suave. 
  2. Apartar y añadir la levadura. Mezclar hasta que ver que está completamente disuelta.
  3. Incorporar el aceite y remover nuevamente. 
  4. Verter el resto de los ingredientes y comenzar a amasar hasta que adquiera consistencia. Esto nos llevará un tiempo, como 4-7 minutos.
Pan de molde casero con semillas y cerveza

Pasos finales en la elaboración y cocción del pan de molde

  • Llenar el molde, previamente engrasado, con la masa. 
  • Esperar a que doble su volumen, entre 30 minutos y una hora, dependiendo de la temperatura de la habitación. Aconsejo cubrirlo con un paño limpio durante el proceso (si hace mucho frío, habrá que esperar un poco más). 
  • Antes de introducir en el horno, decorar con semillas por encima, presionar un poco para que se peguen bien. 
  • Precalentar el horno 10 minutos a 200º. Hornear 30-40 minutos a 180º, calor solo abajo. 
  • El punto de cocción justo será cuando pinchemos con un objeto punzante y este salga casi limpio, con un pelín de masa. Momento este en el que programaremos el horno para dorar el pan durante tres minutos. Ojo, si tiene un color similar al de la foto no hay que dorarlo, sino sacarlo y dejarlo reposar.

8 mar. 2013

La cocina puede ser una habitación que encierra un mundo de secretos y dificultades varias cuando nos enfrentamos a ella por primera vez. Si la observamos desde otra perspectiva, quizás entremos en un lugar diferente en el que desarrollar nuestra imaginación, nuestra creatividad. Como si se tratara de un cuadro, dando rienda suelta a la fantasía, a la mezcla de texturas, colores, olores y sabores, elaboramos un sencillo y agradable plato. En esta ocasión les propongo un timbal de pasta con salmón, verduras y queso de cabra.


Pochamos unas verduras al gusto. Las de la foto las preparé en la Thermomix, pero pueden hacerse de forma convencional con lo que más apetezca y aderezado al gusto. Por otro lado, habremos puesto una olla con agua a hervir, sal gorda y orégano para cocinar pasta corta: macarrones, rigatoni, fusilli, plumitas... Ahora solo queda montar el plato. Necesitaremos, para dos personas: 150/200 gramos de salmón ahumado, 100 gramos de queso de cabra de rulo y un aro de emplatar. Mezclaremos la verdura con la pasta, la mitad del salmón y del queso. Llenar el aro y coronar con queso, para finalizar con el salmón como última capa.

19 dic. 2012

Mucha gente adora la carne y más en estas fechas navideñas. Por otro lado, existen numerosos seguidores del pescado. Voy a ofrecerles unas ideas para una rica y sencilla comida de Navidad con el pescado como estrella: 10 recetas de pescado para Navidad. Pinchando en el nombre de cada plato irán a la receta de cada uno de ellos.

1. Tollos en salsa a mi manera. Algo muy canario.


2. Salmón con pasta de mango a la plancha acompañado de setas y papas.


3. Bacalao con verduras al vapor.


4. Doradas al horno con majado y verduras.


5. Salmón con papas, cebollas y huevos de codorniz.


6. Sardinas y verduras al horno.


7. Sancocho en Thermomix. Otro plato canario.


8. Pescado a la espalda.


9. Bacalao con mayonesa al horno y setas con ajetes.


10. Salmón a la plancha con setas shii-take y papa al aceite de trufa.