Me encantaría saber hacer el verdadero alioli que veía preparar en el pueblo de mi padre con mortero, ajo y solo aceite. ¡Qué arte y qué sabor! Luego preparaban blanco y negro a la plancha. Abrían un trozo de pan por la mitad, le ponían una buena cucharada de alioli y a continuación añadían el blanco y negro. Solo quedaba abrir la boca, comer y disfrutar. ¡Sí, a disfrutar esos sabores y esos olores! Si sigo un poco más puedo oler los naranjos en flor de los huertos. ¡Qué felicidad! Debo reconocer que no tengo ese arte para el alioli, no lo heredé.

Alioli con huevos y perejil

Iré paso por paso para explicar cómo consigo una salsa espesa. Aconsejo en verano usar leche en lugar de huevo y si no pueden tomar leche normal, hacerlo con la de soja. Pueden ir a salsas y ver ahí algunas opciones que planteo con la leche de soja. Este es un falso alioli, en realidad se trata de mayonesa de ajo, perejil y huevo.

Ingredientes para preparar alioli con huevo y perejil:

  • Ajos al gusto (yo puse 2 sin el centro).
  • Una pizca de sal gorda.
  • Un manojo de perejil bien lavado y sin los tallos.
  • 1 cucharita pequeña de vinagre o limón
  • 200 ml de aceite de oliva virgen suave
  • Un huevo del tiempo, ojo, del tiempo para que no se corte.

¿Cómo hacer alioli con huevo y perejil?

  • Colocamos el huevo, el perejil, el ajo, la sal, 1 cucharita de vinagre o limón, 150 ml de aceite de oliva suave.
  • Introducimos el brazo en el vaso y lo pegamos al fondo.
  • Comenzamos a triturar sin mover el brazo hasta que todo se transforme en una masa uniforme.
  • Paramos y levantamos el brazo, tras haber parado, muy importante.
  • Observamos la consistencia y si aún está líquido, volvemos a colocar el brazo pegado al fondo pero un poco ladeado.
  • Comenzamos a verter un pequeño hilo de aceite de oliva de forma continuada sin mover el brazo de la postura en que lo tenemos.
  • Deberá ir espesando. No usar un aceite de oliva fuerte, como el picual, porque el sabor sería muy intenso.
  • En cuanto veamos que ya espesa, probar el punto de sal por si hiciera falta rectificar y si fuera así, añadir.
  • Ahora toca mover el brazo y terminar de mezclar todo bien.

Ya me contarán si consiguen que les salga. Resulta bastante sencillo. Recuerden que pueden emplear en lugar de huevo, leche normal o de soja e incluso yogur normal o de soja, pero siempre del tiempo, todo del tiempo.