Esta crema de calabacín y zanahoria es muy fácil de preparar y cuando hace frío sienta de maravilla. A veces queda más aguada con los mismos ingredientes y otras no tanto. Eso depende del líquido de las verduras, como el calabacín. Nada que no se pueda arreglar añadiendo una papa (patata) guisada para espesar.
INGREDIENTES PARA 6-8 PERSONAS: 2 bubangos o calabacines medianos, 1 zanahoria pequeña, 1 puerro, agua, sal gorda y aceite.

ELABORACIÓN EN CACEROLA: lavar las verduras e incorporar al recipiente de cocción bien troceadas con sal gorda al gusto y cubrir con agua. Poner al
fuego durante 15-20 minutos (se puede preparar en olla express, con 8-10 minutos será suficiente). Apagar y esperar a que se enfríe. Abrir (como siempre digo, revisar y quitar líquido para que no nos quede muy clarito) e ir
triturando. Añadir poco a poco el caldo reservado hasta conseguir la consistencia
deseada. Incorporar un chorretón de aceite de
oliva extra o suave (yo prefiero extra) y triturar de nuevo.

ELABORACIÓN EN THERMOMIX: poner en el vaso las verduras
cortadas en trozos (unos 460 gramos), sal gorda y
460 gramos de agua. Programar 20 minutos, velocidad cuchara,
temperatura varoma. Esperar a que baje la temperatura y triturar a
velocidad 5-10 progresiva durante 1 minuto. Finalmente, verter un
chorretón de aceite de oliva extra o suave y volver a triturar
durante unos 20 segundos a la misma velocidad.
CONSEJOS:
* Pueden congelarla, pero mejor sin el aceite. Al
descongelarla, triturar un poco para que recupere consistencia. Es en ese momento cuando añadiremos una cucharada de aceite. 
* Acompañar, por ejemplo, de unos tropezones de pan frito (en nuestro caso de molde), jamón cocido o serrano, huevo picado, pollo de sobras, beicon, porción de quesito,…, según gusto y apetencias. 
* Solo también queda muy rico. Nosotros optamos por el pan y jamón cocido.
Imprimir Receta