En verano apetecen platos suaves y que aporten la sensación de que estamos comiendo algo fresco. De forma habitual, solemos recurrir a ensaladas, aunque existen más platos que pueden cumplir esas expectativas. Estas 4 recetas que les propongo son frescas, sencillas, fáciles de hacer y bien ricas.

Entrantes para Navidad, fiestas o verano

Estos entrates refrescantes para el verano resultan más que agradables y fáciles de hacer. ¿Quién no se ha llevado una ensaladilla a la playa en algún momento de su vida? Quizá los rollitos de jamón sean adecuados incluso para una cena suave o los melocotones rellenos para sorprender a alguien. Y si vienen a comer vegetarianos, ¿por qué no intentar hacer un tartar de aguacate y tomate?

  • La ensaladilla rusa suele ser la reina de las fiestas en verano. En esta ocasión se trata de una ensaladilla elaborada con lactonesa casera, es decir, nada de huevos y la leche puede ser sin lactosa o de soja para los intolerantes o alérgicos a la lactosa. En la receta les explico todo.
  • A veces apetece algo bien sencillo y que al introducir en la boca genere una sensación bien fresca como estos rollitos de jamón que van rellenos de palitos de surimi y piña. Una receta fácil de elaborar que puede ser también una cena perfecta.
  • Para los amantes del aguacate, nada mejor que un estupendo tartar de aguacate y tomate aderezado al gusto. Si lo preparan en platos individuales y lo introducen en la nevera un rato antes de consumirlo, seguro que  este tartar enamorará a la mayoría de los comensales.
  • Estos melocotones rellenos de crema roquefort podrían dar la sensación de llevar tras de sí más trabajo. Nada más lejos de la realidad, pues la crema de queso roquefort solo hay que mezclarla con alguno de los líquidos que les comento, rellenar los melocotones y reservar en el frigorífico antes de consumirlos.