(Votos: 1 Promedio: 5)
Este helado de plátano y mango es muy fácil de hacer si se tiene heladera y si no, también; pues solo hace falta un aparato para triturar la fruta. En mi caso he usado una máquina tan sencilla como una de tantas que venden en el mercado; en las que, introduciendo la fruta congelada, se obtiene una mezcla cremosa estupenda.
Helado de plátano y mango sin lactosa

Helado de plátano y mango sin lactosa

Receta de helado de plátano y mango

Si te animas a preparar este helado casero de plátano con mago, ya no querrás otro. Además, podrás disfrutar, a partir de ahora, de un dulce sano para toda la familia. Incluso puedes lograr que los más pequeños de la casa se aficionen a la fruta y colaboren en la elaboración.
Como siempre te digo, mira primero toda la receta, incluidos los trucos y consejos que te dejo al final, para que puedas adaptarla a tus gustos.

Ingredientes:

  • 1/2 plátano maduro
  • 350 gramos de mango maduro o manga

Cómo hacer helado de plátano y mango casero

  1. Parte el mango o manga por la mitad, pela, trocea e introdúcelo en una bolsa de congelación; pueden ayudar los peques, acercando la bolsa y manteniéndola abierta.
  2. Acto seguido, pela el plátano, trocea e introdúcelo en la bolsa, nuevamente con la ayuda de los niños (si tienes).
  3. Coloca las bolsas en la nevera y congela la fruta durante unas 48 horas como mínimo.
  4. Transcurrido este tiempo, saca del congelador, da unos golpes en las bolsas para soltar los trozos de fruta y pide a los niños que vayan poniendo en la máquina 1 trozo de cada fruta hasta llenarla o hazlo tú sola o solo.
  5. Procede a triturar y ya lo puedes servir al gusto.
  6. En este último paso también te pueden ayudar los peques de la casa y hasta decorar a su gusto.
  7. Les resultará muy divertido y comerán helados muy sanos.
  8. Además, al no llevar lactosa, cualquiera puede disfrutar de estos helados de frutas.

Trucos y consejos

  • Las frutas las pueden variar a tu gusto. Si bien, el plátano le va a aportar un punto de consistencia necesario cuando no tenemos heladera profesional.
  • Si incluyes alguna fruta ácida, necesitarás incorporar azúcar o miel para endulzarlo un poco.
  • Una de las frutas debe ser aguacate, mango, manga o plátano porque aportarán la cremosidad necesaria.
  • Igualmente, puedes añadir un yogur con o sin lactosa que también aporta cremosidad.
  • Si no tienes ningún aparato como estas heladeras de las que les hablo, necesitarás una máquina para triturar e introducir en el congelador, sacar cada 3-4 horas y remover para que quede en su punto.
  • Los helados se pueden tomar en cucuruchos como los de la foto (que se compran en cualquier gran superficie) o en vasos.
  • Además, se pueden decorar al gusto con trozos de fruta o chocolate, frutos secos molidos, virutas de colores, granola, sirope, miel, caramelo líquido, por ejemplo.
Helado de plátano y mango sin lactosa

Helado de plátano y mango sin lactosa

Más dulces que te recomienda Comer especial:

¿Quieres conocer más recetas fáciles como esta de hoy y no perderte mis platos? Entonces, suscríbete al blog Comer especial pinchando aquí. Si haces alguna de las recetas del blog, mándame fotos por privado en Instagram y dime qué tal te ha parecido. Me encantará conocer tu opinión y compartirla en mis redes.

Muchas gracias por la visita a mi blog de recetas de comidas saludables y fáciles.