(Votos: 0 Promedio: 0)
Como se aproxima la Navidad, intentaré publicar recetas de turrones y polvorones antes de que te pille el toro. Esta receta tradicional de mantecados que te traigo hoy no lleva nada de lácteos. Por lo que aquellos intolerantes o alérgicos a la leche pueden comerlos sin ninguna preocupación. ¡Quedan riquísimos!
Polvorones clásicos sin lactosa

Mantecados clásicos, receta casera y fácil

Receta de mantecados caseros fáciles y deliciosos

En Navidad los mantecados son los reyes de la mesa en lo que a repostería se refiere. Existen muchas formas de elaborarlos, yo te traigo la receta tradicional de mi casa, la de toda la vida. Mi abuela materna solía usar anís dulce en la repostería para darle un punto aromático y de sabor a algunos postres, como el de hoy. De todas formas, puedes eliminar el anís, si a ti no te agrada, o sustituirlo por otro licor. En caso de que lo elimines, pon unos 10 gramos más de manteca de cerdo. Además, te voy a enseñar a hacerlos de manera tradicional, al fuego y horno (como se han hecho toda la vida) y usando la Thermomix; tú decides cómo prepararlos.

Antes de comenzar a darles forma, lee bien los consejos y trucos que te dejo al final para que sepas cómo actuar en cada momento. Prepara primero todos los ingredientes y una vez los tengas todos listos, ya puedes comenzar a hacer estos ricos mantecados. Si los cocinas el día 20, por ejemplo, te aguantan seguro hasta el 30 de diciembre (siempre que los guardes adecuadamente). Tal vez no sepas qué cocinar estas navidades, entonces no te pierdas las recetas entrantes para Navidad, las de carnes para Navidad, las recetas de pescados para Navidad y los postres para Navidad.

Ingredientes para hacer mantecados clásicos:

  • 200 gramos de harina de repostería
  • 200 gramos de manteca de cerdo en buen estado (que si está pasada, el sabor no hay quien lo soporte)
  • 230 gramos de azúcar glas (o triturada en máquina como la Thermomix)
  • 30 mililitros de anís dulce (licor)
  • 5 gramos de sal
  • ralladura de un limón grande

Cómo hacer mantecados en Thermomix

  1. Colocar 30 gramos de azúcar glas en el vaso junto con el anís y la sal para hacer los mantecados.
  2. Programar 2 minutos a 37º y velocidad 4, colocando el cubilete para evitar salpicaduras.
  3. Transcurrido el tiempo, añadir la manteca y mezclar 20 segundo a velocidad 4.
  4. Introducir la harina y la ralladura de limón y programar 1 minuto a velocidad espiga.
  5. Sacar la masa, amasar un poco para integrarla y reservar para luego dar forma y hornear.

Cómo hacer mantecados de forma tradicional

  1. Poner en un cuenco 30 gramos de azúcar glas junto con el anís y la sal para hacer los mantecados.
  2. Rallar el limón sobre la mezcla anterior y verter todo en un cuenco para cocinar a fuego suave, removiendo para que el azúcar se deshaga.
  3. Una vez fundida el azúcar y mezclada con el anís y la sal, proceder a incorporar la manteca para hacer los mantecados.
  4. Seguidamente, apartar el caldero, remover para que se mezcle la manteca con el resto de ingredientes de los mantecados.
  5. Esperar a que se temple para verterlo poco a poco en la mesa de trabajo con la harina.
  6. Hacer un agujero en el centro de la harina y comenzar a mezclar el líquido con la harina.
  7. Amasar, mezclar y seguir vertiendo en líquido hasta integrarlo todo y formar la masa.

Pasos en común para hacer mantecados clásicos

  • Precalentar el horno a 180 ºC. Preparar una bandeja con papel de horno o con aluminio.
  • Estirar la masa en la mesa de trabajo e ir cortando (con un cortapastas o con la boca de un vaso pequeño) los mantecados, deben tener como 1 centímetro de grosor.
  • Colocar los mantecados en la bandeja espaciados para que no se peguen.
  • Mantener en el horno unos 12 minutos.
  • Cuando estén fríos, cubrir con el resto del azúcar glas reservada.
Polvorones clásicos sin lactosa

Mantecados clásicos sin lactosa

Consejos y trucos para que los mantecados clásicos queden en su punto

  • Comprar manteca en buen estado, mirar la fecha y que tenga un plazo largo de caducidad.
  • El limón debe tener la piel amarilla. Rallarlo con mucho cuidado para no tocar la parte blanca porque amarga.
  • Se les puede añadir unos granos de anís, le dan un punto de sabor muy rico.
  • No te  preocupes si ves la masa muy frágil al cortarla. Los mantecados te van a quedar muy bien.
  • El azúcar glas no es otra cosa que en polvo. Si tienes alguna máquina para triturar, como la Thermomix, puedes introducir 250 gramos (por eso de que en el traspaso de un recipiente a otro se pierde algo) y triturarlos.
  • En caso de no tener máquina para triturarlo, adquirir el azúcar en polvo en el supermercado.
  • Los 5 gramos de sal deben ser de sal fina, para no encontrar trozos y para que se mezcle mejor con todos los ingredientes.
  • Si la masa está difícil para trabajar con ella, se puede guardar en la nevera durante 1 hora o más. A mí no me funciona este truco. Solo me va bien poner harina en la mesa de trabajo y embadurnarme las manos de aceite de oliva, mezclar y cuando casi no se pegue a la mesa ni a mis manos, dejar reposar la masa unos 30 minutos para después cortarla.
  • Dependiendo del horno que tengas pueden tardar entre 12 y 15 minutos. No se trata de que queden oscuros por arriba, solo sacarlos con un tono un poco más oscuro del que tenían cuando entraron en el horno.
  • En una lata con papel de cocina o como el de las fotos se conservan muy bien, unos 10 días, aproximadamente.
  • Salen unos 30 mantecados dependiendo del grosor y tamaño.

Si te gustan las recetas de dulces fáciles para Navidad, Comer especial te recomienda:

¿Quieres conocer más dulces fáciles como este de hoy y no perderte mis recetas? Entonces, suscríbete al blog Comer especial pinchando aquí. Te espero también en mi canal de YouTube. Si haces alguna de las recetas del blog, mándame fotos por privado en Instagram y deme qué te ha parecido. Me encantará conocer tu opinión y compartirla en mis redes.

Muchas gracias por la visita a mi blog de recetas de comida saludables y fáciles. Te deseo una feliz Navidad.