(Votos: 0 Promedio: 0)
Resulta feo que yo lo diga, pero la verdad es que estas torrijas sin lactosa salieron buenísimas. Que si tú no tienes intolerancia a la lactosa, no te preocupes, que las vas a poder hacer igual. ¿Por qué? Porque en los ingredientes y en los trucos y consejos te dejo diversas indicaciones. De esa forma podrás sustituir los lácteos por lo que tú puedas y suelas consumir, incluso si eres alérgico o alérgica a la lactosa.
Torrijas de leche sin lactosa

Torrijas de leche sin lactosa

Receta torrijas

Desde que enfermé me acostumbré a usar pan sobrante de barra y preparar las torrijas en casa. Ya sabes que las que venden en la calle suelen llevar canela y leche normal, por lo que no puedo tomarlas. Como las torrijas son tan fáciles de hacer, vale la pena prepararlas en casa. En esta ocasión recurrí a una de las recetas de pan de molde que tengo en el blog para usarlo en estas torrijas. Desaparecieron en un abrir y cerrar de ojos. Vamos, casi no logro sacar fotos a las torrijas sin lactosa. Y es que en casa todos se apuntan a comer especial porque las que compré en la panadería sobraron, las tuve que tirar.

Ingredientes:

Ingredientes para el pan de molde:

  • 250 g de cerveza con o sin alcohol (también puede sustituirse por leche con o sin lactosa, bebidas vegetales o agua, por ejemplo)
  • 30 g de levadura fresca
  • 20 g de aceite de oliva virgen extra
  • 40 g de semillas variadas (ojo: no pongas las semillas si vas a hacer el pan para las torrijas)
  • 1 cuchara de café de sal
  • 400 g de harina de fuerza
  • 1 pizca de azúcar
  • 1 poco de aceite de oliva para pintar el molde.

Ingredientes para las torrijas:

  • 1 l de leche sin lactosa (tú puedes emplear leche con lactosa, bebidas vegetales e incluso vino dulce)
  • azúcar o miel
  • agua de azahar
  • naranja
  • 3 huevos
  • aceite de oliva virgen extra

Cómo hacer torrijas

  1. Para hacer el pan de molde solo hay que seguir las indicaciones de la receta pinchando aquí.
  2. Es muy importante que pongas las semillas si vas a hacer el pan de molde para las torrijas.
  3. Deja reposar y enfriar bien para luego cortar rebanadas de un centímetro o centímetro y medio de grosor.
  4. Mantén en una bandeja (bien separadas) todo un día para que se pongan un poco duras las rebanadas de pan de molde.
  5. Al día siguiente calienta un poco la leche (con o sin lactosa o la bebida vegetal) con 1 cucharada de café de agua de azahar, 2 cucharadas soperas de azúcar o miel.
  6. Incorpora también varios trozos de piel de naranja (sin parte blanca porque amarga).
  7. Pasa la leche o bebida vegetal a un recipiente grande de horno, de los de cocinar pollo al horno, por ejemplo.
  8. Cuando esté bien fría, quita las cortezas de la piel de la naranja.
  9. Introduce en la bandeja las rebanadas de pan de molde para que se mojen brevemente.
  10. Si hiciera falta, dales la vuelta para impregnarlas bien, pero no mucho porque se trata de que beban un poco de leche, no de que al cogerlas se destrocen por la cantidad de líquido que han absorbido.
  11. Seguidamente, sácalas y rebózalas en los huevos batidos.
  12. Finalmente, pon una sartén al fuego con abundante aceite de oliva y fríe las torrijas.
  13. Sácalas y colócalas sobre papel de cocina para eliminar el exceso de aceite.
  14. Al final, espolvorea las torrijas por encima con azúcar blanco, moreno o un poco de miel.

Consejos y trucos para que queden en su punto

  • Las torrijas se pueden hacer con pan de barra o de molde comprado.
  • Existen muchas opciones para bañarlas en líquido: leche sin lactosa, con lactosa, de soja, de arroz, vino dulce, etc.
  • Hay personas a las que les gusta la combinación de vino y leche.
  • Otra opción, cocinarlas al horno, mucho más sanas. Tras empapar en líquido las torrijas y bañarlas en huevo, introdúcelas en una bandeja de horno.
  • Precalienta el horno durante 10 minutos; pasado el tiempo, coloca la bandeja con las torrijas dentro.
  • Programar la función grill y mantén unos 7 o 10 minutos por cada lado.
  • El tiempo depende de cada horno. En mi caso, en 9 o 10 minutos por un lado. Luego, les doy la vuelta y tardan solo 6 o 7 minutos por ese otro lado.
  • Así que hay que vigilar para que no se quemen las torrijas caseras en el horno.
  • La infusión de leche con naranja y agua de azahar puede sustituirse por canela o vainilla y limón.
  • Si al final las rocías con miel, te aconsejo poner en un cazo la miel y agua hasta casi cubrir la miel. Remover la mezcla mientras la calientas para obtener una melaza.
  • Ojo, no te excedas en el agua. Mejor vierte poco a poco el agua y remueve hasta lograr una consistencia un poco más ligera que una melaza antes de llevar al fuego.
  • El punto óptimo lo obtendrás cuando hierva porque se habrá reducido.
  • Si no fuera el caso, baja el fuego y continua unos minutos más hasta conseguirlo.
  • Yo no pongo mucho azúcar cuando caliento la leche.
  • Por lo que te recomiendo que pruebes las torrijas cuando se enfríen para saber qué cantidad de melaza, miel o azúcar verter y dejarlas a tu gusto.

Más recetas de postres tradicionales que te recomienda Comer especial:

¿Quieres conocer más recetas fáciles como esta de hoy y no perderte mis platos? Entonces, suscríbete al blog Comer especial pinchando aquí. Te espero también en mi canal de YouTube.

Muchas gracias por la visita a mi blog de recetas de comidas saludables y fáciles.

Pin It on Pinterest