Ya están a la vuelta de la esquina Papá Noel y los Reyes Magos. Algunos no han adoptado el día de Papá Noel en sus hogares y siguen fieles a nuestros Reyes Magos. Aquí todo es cuestión de tiempo. Los primeros, a la carrera porque el 24 de diciembre les va a pillar. Los amigos de los Reyes Magos cuentan con más tiempo. En esas me encuentro yo también, así que he decidido compartir mi experiencia de lo que me han pedido de regalos para estas fechas. 

Robot de cocina, regalos de Navidad
Robot de cocina Kenwood KCook Multi

Bien es sabido que muchas personas odian que les regalen cosas para la casa, pero algunas otras (como determinados amantes de la cocina) lo agradecen; es más, aprovechan la ocasión. Si te pasa como a mí tendrás que preparar la cartera o no. ¿Quién sabe? Te confesaré qué me ha sucedido. Quizá te sirva de experiencia. No me han pedido libros, nooo. Tampoco paños, vasos, platos, cubiertos, ni tan siquiera un termómetro. 

La carta que me han dado decía ««¡Queridos Reyes Magos deseo un robot de cocina programable o una licuadora Philips!» ¡Oh, Dios, pero tremendo regalo me han pedido! Aquí me tienes, solo me faltó tirarme de los pelos. Me he vuelto loca mirando robots de cocina programables y licuadoras Philips: primero navegando por en Internet y luego en las tiendas. Espero ayudarte con mi experiencia y que no termines como yo. ¡Ja, ja, ja…!

Robots de cocina programables

Los robots de cocina están de moda desde hace años y más aún aquellos que pueden llegar a ser programados olvidándonos de que están cocinando. Yo me había quedado en la Thermomix (aparato que tengo en casa, uso y del que doy cuenta en numerosas recetas en este blog). Acostumbrada a este robot, reitero que me asusté cuando me dijeron que lo que querían era un robot de cocina programable porque estos aparatejos, que tanto usamos, no son nada baratos. Bueno, eso pensaba yo, pero he descubierto nuevos mundos 😄😅 .

Variedades y características

Tras indagar en la red —y ver que los precios oscilan entre los 150 € y los 1200 €, aproximadamente— me fui a diversas tiendas y resumidamente esto es lo que descubrí sobre los robots de cocina programables:
  • Los hay que únicamente cocinan: colocas los ingredientes, pinchas en el programa adecuado y listo. Así pues, guisan, doran e incluso fríen o hacen comidas al vapor y de forma simultánea.
  • Determinados robots cocinan, cortan, amasan, baten, pican, etc., además de las funciones mencionadas anteriormente.
  • Algunos no llevan la báscula incorporada. Según me explicaron, esto se debe a que se descompensa y suele costar bastante el arreglo.
  • Muchos cuentan con memoria de recetas de fábrica y regalan libros de cocina.
  • Están aquellos que pueden programarse hasta desde el móvil y lo único que debes hacer es dejar todos los ingredientes dentro. La dependienta me explicó que desde el smartphone lo podía encender para que se pusiera a hacer la comida. No sé, el 20 de diciembre hacen una demostración, así que iré a verlo.
Si tienes un robot de cocina programable, agradecería compartieras tus experiencias y si no tienes estos aparatos, también me gustaría saber qué opinas al respecto. Siempre viene bien que otros nos digan qué piensan sobre estos regalos que hacen que nuestras carteras tiemblen. De momento tengo dudas porque tal vez sea mejor esperar al cumpleaños y hacer recolecta entre todos los asistentes. El robot saldría más barato por cabeza que si lo comprara yo sola. En esas me encuentro porque el de la demostración del día 20 me parece muy interesante y en pocos meses saldrá más barato. Tantearé el terreno a ver qué opinan los amigos para el cumple. 😃

Licuadoras Philips

Últimamente se ha extendido la sana moda de los zumos, smoothies, batidos, etcétera. Las licuadoras se han ido perfeccionando, como las licuadoras Philips que a mí me ha llamado sobremanera la atención. En el mercado existen muchísimas marcas y todas ellas muy buenas.
Robot Philips

En mi paseo por los centros comerciales vi varios modelos de licuadoras Philips (ya sabes que me pidieron específicamente que fuera de esta marca) y me quedé en duda con el de la foto superior porque aunque sale un poco más caro (entre 180 y 200 €, según dónde la compre), me dijeron que resultaba muy interesante el sistema FiberBoost que traía, así como el QuickClean:

  • El FiberBoost consiste en permitir escoger la textura que más apetezca para el zumo. Por lo que puede quedar claro o con una consistencia de hasta un 50 % más de fibra.
  • Por otro lado, el QuickClean tiene que ver con la facilidad de limpieza, con un depósito para la pulpa y unas superficies lisas que ayudan a que sea más fácil este proceso.
Además, esta licuadora no necesita que la fruta y verdura estén troceadas debido a su orificio XXL, permite preparar 2,5 litros de zumo y cuenta con un sistema antigoteo integrado en la boquilla. Las dos últimas funciones las tienen incorporadas muchas marcas desde hace tiempo, pero librarte de trocear o la consistencia del zumo me resulta bastante interesante. Creo que voy a comprarla. Lo más seguro es que el sábado me dé un salto a reservarla porque me gustan mucho las prestaciones. ¿Qué opinas tú?
Aprovecho para invitarte a seguirme en Facebook, Twitter y Pinterest, así como en el resto de redes sociales que puedes ver al principio de mi página, en el lateral y al final.
¡Muchas gracias por la visita!