Cada vez que celebro una comida en casa nunca puede faltar jamón ibérico. Sí, lo sé, es un auténtico vicio. ¿Qué le vamos a hacer? Me declaro culpable. Las celebraciones son momentos especiales y como entre semana como jamón, pavo, pescado, verduras, frutas, etc., ¿cómo no me voy a dar una alegría en ocasiones especiales o fines de semana? No puedo dejar de reconocer que del cerdo ibérico me gustan hasta los andares y no le hago ascos a nada.

El jamón ibérico de bellota, típico de España

Ya estoy pensando en unas ricas manitas de cerdo ibérico rellenas de foie con virutas de jamón, una buena presa ibérica simplemente cocinada a la plancha, un plato de jamón ibérico de bellota bien cortado (que hay que saber hacerlo, se trata de todo un arte). Con los dientes largos y salivando, así estoy ahora mismo mientras escribo este artículo.

El cerdo ibérico, predominante en España, cuenta con una alimentación muy cuidada para luego obtener esos maravillosos productos, como el lomo y el jamón ibérico, entre otros. ¿Dónde adquirirlos? Hoy en día pueden conseguirlo en cualquier tienda en España: grandes superficies, mercados, pequeños supermercados, tiendas gourmet. Si son de los que prefieren que se los lleven a casa o no viven en España, aquí pueden comprarlos: llegan muy bien conservados, además de estar riquísimos sus productos, pues son de una calidad excepcional.

Importancia de la alimentación del cerdo ibérico

Estos animales, los cerdos ibéricos, viven en libertad y su alimentación puede ser muy variada. Ahora bien, los más valorados son los que comen bellotas, es decir, los frutos del alcornoque, de la encina y del roble. Dichos frutos poseen un alto contenido en grasas, siendo en su mayoría ácido oleico.

¿Qué quiere decir esto? El ácido oleico es un ácido monoinsaturado (presente, por ejemplo, en el aceite de oliva) que en los seres humanos aporta una serie de beneficios: aumenta el colesterol bueno (HDL) y disminuye el malo (LDL), ayuda a mantener un peso corporal adecuado. Por todo lo cual, la alimentación de estos animales no solo es sana para ellos, sino para los humanos al degustar sus carnes.

Los cerdos ibéricos son tan inteligentes que a la hora de consumir bellotas, las pelan y después las consumen (entre 6 y 10 kilos de bellotas al día). Estos frutos poseen un alto grado en taninos, lo que infiere un sabor muy particular a la carne de aquellos cerdos cuya alimentación se basa en estos frutos. De ahí que a la hora de disfrutar de un buen ibérico, mejor optar por el de bellota.

En el caso de tomar jamón ibérico de bellota es bueno saber que, además de lo mencionado con anterioridad, nos aporta vitaminas B (B1, B6 y B12), vitamina E (antioxidante), ácido fólico, proteínas (100 gramos de jamón aporta 43 de proteína a nuestro organismo), calcio, fósforo, magnesio.

Recetas con cerdo ibérico

A continuación les dejo algunas recetas publicadas en este blog y donde el cerdo ibérico es uno de sus ingredientes. Solo tienen que pinchar en el enlace de color azul para ver el paso a paso de cada plato:
  • Esta receta rápida de jamón con alcachofas les aseguro que queda deliciosa con ibérico, le da un punto de sabor espectacular. Yo me he aficionado a ellas en la cena cuando es temporada de alcachofas. 

Imprimir o exportar PDF
Reacciones: