La mayoría de las tartas se elaboran usando el horno, pero hoy te traigo lo prometido, una fácil y rica tarta helada de vainilla sin horno y sin lactosa. En verano se agradece algo fresquito como postre y que sea fácil de hacer: este postre cumple con esos requisitos de sobra.

Tarta helada de vainilla sin horno y sin lactosa

Tarta helada de vainilla sin horno y sin lactosa

Una de las cosas que más me gusta de esta tarta es que el helado que se use puede ser al gusto del consumidor y hacerlo también en casa, si tienes la oportunidad y los utensilios adecuados. Incluso, puedes usar fruta congelada y triturarla con aguacate o un poco de plátano que le aportará la consistencia necesaria.

Este fin de semana fue mi cumpleaños🎂🥂, el sábado 4 de agosto, y la volví a preparar porque nos encantó. ¡Cómo pasan los años, otra vez cumpliendo! Bueno, como comentaba, esta tarta ya desapareció. La primera vez la hice antes de mudarme, como despedida. Nos reunimos varios amigos e incluso vinieron de fuera a quedarse en casa. Cualquier motivo es bueno para comer con amigos, ¿verdad? 😂😂😂

Ingredientes para hacer una tarta helada de vainilla sin horno

  • 800 g de helado de vainilla sin lactosa.
  • 250 g de galletas María sin lactosa y trituradas.
  • 200 ml de nata sin lactosa.
  • 200 g de chocolate sin lactosa.
  • 100 g de mantequilla sin lactosa.
  • 50 g de azúcar triturada o impalpable.
Tarta helada de vainilla

Tarta helada de vainilla

Cómo hacer un tarta helada sin horno

  1. Derrite la mantequilla sin lactosa. Puedes hacerlo en el microondas durante 30 segundos en la temperatura anterior a la máxima.
  2. Añade poco a poco la mantequilla a las galletas trituradas hasta conseguir una especie de masa que al poner encima una cuchara quede compacta.
  3. Coloca estas galletas poco a poco como base de un molde desmoldable (yo usé uno de 22 centímetros) y presiona para que quede bien compacta la masa.
  4. Mete en el congelador para enfriar durante 10 minutos.
  5. Transcurrido este tiempo, saca del congelador. Pon sobre la base de galletas el helado de vainilla sin lactosa bien compactado y distribuido.
  6. Congela nuevamente durante 30 minutos.
  7. Mientras tanto, cuando falten como 10 minutos para sacar el molde del congelador, prepara la salsa toffee: derrite el azúcar en un cazo e incorpora la nata bien caliente hasta obtener la salsa.
  8. Una vez enfriada la salsa toffee, vierte sobre la tarta, extiende sobre la superficie y congela otros 30 minutos.
  9. Saca del congelador y nuevamente intentar distribuir la salsa toffee (que pusimos anteriormente) cubriendo la superficie de la tarta; congela 30 minutos más.
  10. Derrite el chocolate en el microondas: 1 minuto, temperatura anterior a la máxima del microondas. Saca y remueve bien. Espera a que se atempere.
  11. Mientras, desmolda la tarta, si quieres, para verte por encima el chocolate derretido. También se puede dejar dentro del molde, abrir momentáneamente o no, verter el chocolate y volver a cerrar.
  12. Introduce la tarta en el congelador durante 1 hora como mínimo.

Consejos para conseguir que la tarta de vainilla con chocolate y sin lactosa quede perfecta

  • Cubre la base del molde con papel de horno.
  • El helado se puede hacer casero, como por ejemplo este de mango sin lactosa.
  • Esta receta creo que se la vi a Eva Arguiñano, pero ahora no la encuentro. Si la ves, te agradecería que me lo dijeras para poner el enlace. Como no puedo tomar lácteos, está adaptada a personas con intolerancia a la lactosa.
  • Si no eres intolerantes a la lactosa, puedes usar perfectamente productos lácteos. De todas formas, los que son sin lactosa no saben muy diferentes a los que contienen lactosa.
  • Para los alérgicos a la lactosa, hoy en día existen helados de soja que son una buena opción para preparar esta tarta.
  • En las grandes superficies también venden galletas que no contienen nada de lácteos para los alérgicos, cómo son las galletas de soja.
  • Puedes utilizar 100 gramos de mantequilla o aceite de oliva a demanda en la base de galletas y mezclar hasta lograr una masa homogénea. Como te he comentado, todo dependerá de tus alergias e intolerancias.
  • Igualmente, algunas personas prefieren dejar solo la base de toffe y no añadirle chocolate, mientras que otras no ponen la base de toffe y chocolate, simplemente decoran con virutas de chocolate al gusto. Aquí todo queda a libre elección.
  • La capa de chocolate de esta tarta es bien gruesa, lo que dificulta el corte al estar congelada. Tal vez no te agrade el chocolate negro.
  • Si es así, mejor derrite 150 gramos de chocolate e incorpórale una cucharada de aceite de oliva para el brillo. Vierte y cubre hasta que no se vea el toffe y helado, dejando una capa fina.
  • Incluso en el momento de derretir le puedes poner unos 30 mililitros de leche, disminuyendo la proporción de chocolate puro.
Tarta helada de vainilla sin horno y sin lactosa

Tarta helada de vainilla sin horno

Si te gustan las tartas y los dulces, te recomiendo que no te pierdas estas recetas:

¿Quieres conocer más postres y no perderte mis recetas? Entonces, suscríbete al blog pinchando aquí. Te espero también en mi canal de YouTube.

Muchas gracias por la visita a mi blog de recetas de comida saludables y fáciles.