La receta de hoy lleva un poco de trabajo, pero es fácil y queda bien rica. Se trata de un semifrío de moras, fresas y cacao sin lactosa. A veces me encantaría tener alguna que otra herramienta más que facilitara la elaboración de productos como este. Miro por internet tiendas especializadas en maquinaria de hostelería para profesionales y particulares exigentes, y me entra un desconsuelo tremendo. Por ejemplo, una heladera para los helados que hago me facilitaría el trabajo, aunque para el semifrío de hoy no hace falta.

Receta de semifrío de fresas y moras

Receta de semifrío de moras, fresas y cacao

En esta ocasión vas a necesitar un molde alargado de los pequeños, unas varillas para montar claras y nata. Emplea las cantidades exactas indicadas en los ingredientes y sigue el paso a paso para que te quede en su punto. El cacao es opcional y lo puedes quitar. Yo lo preparé así para unos amigos que vinieron a comer a casa y a ella le encanta el chocolate.

Si te gustan los postres fresquitos y los frutos del bosque, estoy segura de que esta es tu receta. Una vez se enfría lo suficiente en el congelador, adquiere una consistencia casi parecida a la de un helado. Con la tranquilidad que da saber que se trata de repostería hecha en casa y sin tantos aditivos como los de los comerciales. Ya sé que el ritmo de vida, muchas veces impide hacer más cosas en la cocina, pero yo opto por ello siempre que puedo.

 

Ingredientes para la receta de semifrío de moras, fresas y cacao

  • 150 g de fresas.
  • 100 g de moras.
  • 100 g de azúcar.
  • 2 claras de huevo  o 125 gramos de claras pasteurizadas.
  • 200 ml de nata de repostería sin lactosa.
  • 1 vaina de vainilla.
  • 1 cucharada sopera de cacao en polvo.
  • Moras o frambuesas enteras para decorar.

Cómo hacer un semifrío de fresas, moras y cacao

  1. Limpiar muy bien la fruta.
  2. Colocarla en una batidora eléctrica y triturar.
  3. Usar directamente o, si no te gusta encontrarte trozos, cuela para eliminar las semillas.
  4. Te puedes ayudar de una cuchara para ir removiendo y facilitar que vaya saliendo el líquido del colador.
  5. Una vez tengas la fruta a tu gusto, resérvarla.
  6.  Monta las claras y cuando empiecen a coger consistencia, añade el azúcar poco a poco sin dejar de montar.
  7. Las claras deben quedar a punto de nieve, blancas y compactas.
  8. Cuando las claras estén a punto de nieve, reservarlas.
  9. Parte por la mitad, con mucho cuidado, la vaina de vainilla (de extremo a extremo) y luego extrae con la punta de una cuchara pequeña de café o de un cuchillo todas las semillas de su interior.
  10. Incorpora la nata bien fría junto con la vainilla a otro recipiente  o bol y móntala.
  11. Cuando la nata haya adquirido un  poco de consistencia, añade el cacao y sigue montando.
  12. Integra poco a poco, y ayudándote de una cuchara, la nata y la mezcla de frutas trituradas con las claras reservadas.
  13.  Mezcla, solo un poco y con muchísimo cuidado, para que puedan verse las vetas de la fruta a la hora de cortar el semifrío.
  14. Vierte la mezcla en un molde e introdúcelo  en el congelador.
  15.  A la hora de consumirlo, sácalo 10 minutos antes del congelador para que te resulte más fácil cortarlo.
  16. Decora con fresas, frambuesas o moras frescas y enteras.

Semifrío de moras, fresas y chocolate

Trucos y consejos para hacer un semifrío de fresas, moras y cacao

  • Si no te gusta alguna de las frutas, cámbialas a tu gusto. Por ejemplo, en vez de moras puedes emplear frambuesas.
  • El cacao es opcional, por lo que también puedes eliminarlo.
  • Es muy importante que la nata esté bien fría, así como la varilla y el recipiente en donde la vayas a montar.
  • Las claras deben ser muy frescas para que monten rápido. Ojo, monta las claras a punto de nieve.
  • También se pueden usar 125 gramos de claras pasteurizadas en sustitución de las claras frescas.
  • Monta las claras primero y cuando adquieran un poco de consistencia, comienza a incorporar el azúcar poco a poco para que sigan montando bien.
  • El postre es mejor dejarlo todo un día en el congelador bien tapado y en el momento de consumir, sacácalo unos 10 minutos antes.
  • En caso de emplear un molde que no sea de silicona, fórralo para que te resulte más fácil extraerlo.
  • La nata es sin lactosa por intolerancia. Tú puedes ponerla con lactosa si no te genera problemas digestivos.



Imprimir Receta