(Votos: 0 Promedio: 0)

La fresa y el fresón forman parte de numerosas recetas dulces y saladas; desde batidos dietéticos a postres rápidos y ligeros. Estas frutas son tan versátiles y aportan tan pocas calorías que resulta más que adecuado incorporarlas a tu dieta. Lo único que debes saber, antes de utilizarlas en tus recetas favoritas, es que las fresas y los fresones no son la misma fruta, pero sí que comparten propiedades muy similares. Sabrías decirme cuál es la diferencia entre la fresa y el fresón. la fresa y el fresón

Orígenes y características principales de la fresa y el fresón

La primera diferencia entre ambas es que la fresa es una fruta silvestre que a lo largo de los años se ha ido cultivando en distintas partes del mundo para comercializarla, posteriormente, en supermercados y verdulerías. Por su parte, el fresón es una fruta híbrida que nació en el siglo XVIII de la mano de botánicos franceses dedicados a experimentar con diferentes cruces de variedades silvestres de Estados Unidos y Chile. A día de hoy, el fresón es la fruta que más se comercializa gracias a su capacidad de preservación en el transporte y la exportación. En España, la provincia de Huelva es la mayor productora del fresón; en concreto, alrededor del 90 por ciento del cultivo de esta fruta en el país.

En cuanto a las características de estas deliciosas frutas, indicarte que existen una serie de importantes diferencias entre la fresa y el fresón:

  1. La temporada de la fresa va de marzo a mayo, siendo más corta que la del fresón. Este se comercializa de enero a junio e incluso puedes encontrar algunos fresones en julio.
  2. En relación con el color interior, las fresas suelen ser blancas, mientras que los fresones mantienen las tonalidades rojizas.
  3. El sabor de la fresa suele ser más ácido y fuerte, mientras que el del fresón es dulce y suave. Por eso es el que suelo utilizar en mis platos (aunque hable de fresas). Ya sabes que no puedo consumir productos ácidos, aunque adoro las fresas.
  4. Respecto al tamaño, las fresas son mucho más pequeñas que los fresones.
  5. El fresón se conserva más tiempo gracias a su mayor tamaño. Por esta razón se suele comercializar más; ya que puede soportar mejor el transporte tanto en territorio nacional como para la exportación.

Propiedades similares entre ambas frutas

Si bien existen características distintivas entre la fresa y el fresón, lo cierto es que sus propiedades son muy similares. Estas frutas se caracterizan por ser ricas en antioxidantes y por contener una alta proporción de vitamina C. Algunas investigaciones indican que sus propiedades antioxidantes ayudan a prevenir distintos tipos de cáncer, mientras que la vitamina C contribuye a mejorar el sistema inmune, reduciendo el riesgo de padecer enfermedades infecciosas. Por otro lado, estas frutas mejoran la absorción de hierro y, por lo tanto, combaten la anemia.

Al igual que muchas frutas, las fresas y los fresones tienen muy pocas calorías y contenido graso; lo que las hace perfectas para quienes quieren adelgazar. Además, contienen magnesio, potasio, vitaminas B2 y B3 y ácido fólico. Todas estas vitaminas y minerales contribuyen a prevenir la enfermedad de Alzheimer, el envejecimiento cerebral, las enfermedades cardiovasculares, la arteriosclerosis y la hipercolesterolemia. Por ello, no hay nada mejor que consumir fruta de temporada, sana y sabrosa. Más si existen variedades para todos los gustos, como es el caso, más dulces o ácidas.

Semifrío de moras, fresas y cacao sin lactosa

Semifrío de moras, fresas y cacao sin lactosa

Recetas con fresas que te recomienda Comer especial:

¿Quieres saber qué publico y no perderte mis artículos y recetas? Entonces, suscríbete al blog Comer especial pinchando aquí. Te espero también en mi canal de YouTube. Si haces alguna de las recetas del blog, mándame fotos por privado en Instagram y dime qué tal te ha parecido. Me encantará conocer tu opinión y compartirla en mis redes.

Muchas gracias por la visita a mi blog de recetas de comidas saludables y fáciles.