Los consumidores pueden realizar un análisis, a través de los sentidos, que les permite conocer la frescura del pescado

Todos los consumidores podemos realizar un análisis, a través de los sentidos, que nos permite conocer la frescura del pescado, tanto si los compramos en la tienda como si los consumimos en los restaurantes.

Desde hace tiempo, no existe duda alguna sobre la importancia que tiene el pescado en nuestra dieta, ni tampoco de los muchos aportes nutritivos que este tipo de alimento puede brindarnos si los incluimos en nuestras comidas en una proporción de dos o tres veces por semana. Es más, la Organización Mundial de la Salud (OMS) habla incluso de un consumo de tres a cuatro veces por semana de pescado y marisco.

Ahora bien, para que nuestra experiencia con ellos sea realmente positiva, es tan importante que sepamos prepararlos en casa, al igual que saber escoger las mejores piezas en el momento de comprarlos; ya que se trata de un alimento que, si no es bien conservado, puede echarse a perder con mucha facilidad.

Por eso, a continuación quiero enseñarte una serie de consejos o trucos sumamente sencillos que podrás poner en práctica la próxima vez que vayas a una distribuidora de pescados y mariscos o a cualquier tienda a la que suelas acudir para comprar pescado,  de forma que te lleves a tu hogar los mejores productos, los más frescos.

Primeramente, hay que tener mucho cuidado y  revisar siempre que el pescado o los mariscos en cuestión estén colocados en superficies levemente inclinadas, ya que tienden a eliminar agua. En el caso de encontrarse sobre espacios planos, el agua puede acumularse, dañando dicho producto. Por supuesto, ni pescados ni mariscos deben estar ubicados en sitios en los que reciban directamente los rayos del sol porque eso generará modificaciones químicas en su composición que nunca son buenas.

Si tienes la posibilidad de ver los alimentos y también de tocarlos, revisa que la piel esté bien sujeta a la carne, además de mirar con detalle que luzca brillante, incluso con cierto reflejo metálico.

De más está decir que, cuando vamos a comprar pescado o comprar mariscos online, no debemos adquirir aquellos que tienen olor desagradable, ya que esto es síntoma inequívoco de su mal estado. Igualmente, si notas que el pescado ha perdido escamas, tampoco lo lleves, ya que es una señal de que ha pasado el momento de ingerirlo.

Los ojos son una parte clave en el momento de seleccionar una pieza de pescado, pues estos deben mantener un aspecto casi vivo. Si los ojos muestran una apariencia turbia o están demasiado hundidos, ten cuidado porque esa puede ser una señal de que es mejor no comprarlo, y mucho menos consumirlo.

En el caso de los pescados blancos, como por ejemplo, el lenguado, el gallo, el rape, la merluza, el mero o la pescadilla, los ojos deben mostrar un aspecto particularmente claro, mientras que la piel será tersa y no presentará pliegues.

Por otro lado, cuando hablamos de pescados azules, como es el caso de la sardina, el salmón, el boquerón, la caballa o la trucha, es importante que lo tomes en tus manos, y compruebes que las piezas están firmes, que no se doblan ni deshacen. Como la higiene es esencial, usar guantes para la manipulación.

Comer especial cumple 8 años

El día 21 de febrero Comer especial cumplió 8 años. Ese mismo día nacía Mateo, un sobrino precioso. No sé si será por amor de tía primeriza, pero es que está para comérselo a besos. Las causalidades de la vida han hecho que lo que un día surgió para mostrar cómo come alguien con una enfermedad como la mía (que cada persona es un mundo y siempre digo que quien mejor les puede indicar qué comer y como llevar la enfermedad es el médico), a partir de este año celebraré aniversario del blog junto a años de vida de Mateo. Sí, el 2020 celebraré cumple del blog y del sobrinito.

Como la vida es caprichosa y mueve sus hilos de la mejor manera que sabe, las cosas no se han quedado ahí. A mi padre le empezó a funcionar mal el riñón trasplantado el lunes 18; ese día se cayó y gracias a eso pudieron darse cuenta de lo que le sucedía. El cáncer sigue controlado o eso parece y el riñón ya no responde. La situación se fue complicando tras las diálisis del miércoles y jueves. El sábado debía ir a una nueva diálisis, pero ya no se podía mover, no tenía fuerzas; por lo que una ambulancia tuvo que llevarlo al hospital, a urgencias. Ayer lunes, en la tarde, lo subían a planta, puesto que tiene una infección desde hace semanas que no se sabe qué la origina.

Por si esto fuera poco, Fernando fue de urgencias este lunes al oculista y le informaron que tenía un desprendimiento de retina. ¿Qué le dijeron al respecto? Pues que debían operarlo de urgencia. Hoy, martes 26, a las 14 horas tenemos que estar en la clínica para que lo operen y ver cómo queda la cosa. Ahí está, tranquilito. No sé yo si la procesión irá por dentro porque nunca lo he visto preocupado cuando se ha tenido que operar. Me enseña muchísimo en este sentido, pues me muestra cómo integrar y normalizar este tipo de situaciones.

Aprovecho para disculparme por no devolver las visitas a los blogs. No tengo mucho ánimo y por eso tampoco he publicado hasta hoy, que me ha nacido compartir con todos y todas ustedes lo que acontece en mi vida. En estos momentos siento la necesidad de parar. Si bien, en el artículo anterior les invitaba a celebrar los años del blog con la participación de todos y todas las que me siguen. Por lo que espero que durante mi ausencia, muchos y muchas de ustedes se animen a celebrar el cumpleaños del blog, ya que los regalos a los participantes siguen en pie. Este es el enlace donde explico todo.

La vida es sabia y siempre nos enseña cosas. Igualmente, dicen que nunca nos da más de lo que podamos soportar. En estos momentos no sabría qué decir respecto a estas afirmaciones que todos hemos oído o dicho en alguna ocasión. Lo que sí puedo decir es que uno organiza su vida y, en muchas ocasiones, la vida decide por dónde llevarte. Ahora me toca cuidar a Fernando y desear todo lo mejor para él y su ojo. ¡Ojalá quede muy bien! Las expectativas parecen ser positivas o será que yo siempre me apunto a los rayos del sol.

Dip de mejillones y queso sin lactosa con sorpresa

Este dip de mejillones y queso sin lactosa viene de maravilla como entrante e incluso para una cena y, además, es muy fácil de preparar. Con solo tres ingredientes y en poco minutos pueden hacer algo rico si les llega alguna visita sin previo aviso. A esto le añaden unas patatas fritas, unas aceitunas y unos berberechos, por ejemplo, y problema resuelto.

Ya ven que en el título pone “con sorpresa” y esta no es otra que el aniversario de Comer especial que cumple 8 años el 21 de febrero. ¿Qué he pensado para dicha celebración? Obsequiar a los blogueros y las blogueras que llevan tantos años acompañándome, así como a cualquier seguidor o seguidora del blog. Los ganadores o ganadoras se llevarán un  regalo sorpresa. ¿Qué hay que hacer para participar? Existen dos formas y se pueden usar ambas o solo una. Si utilizan las dos, tendrán dos opciones para ganar, y si lo hacen de una sola manera, pues contarán con una posibilidad de ganar uno de los regalos. Están invitados a la celebración los blogs de cualquier temática, no solo de cocina, y todas las personas que tengan redes sociales. Detallo a continuación los pasos a seguir:

  1. Una de las maneras de participar es publicando en vuestro blog que Comer especialestá de aniversario y que cumple 8 años. Seleccionar la receta que más les guste y compartir el enlace indicando que esa receta es vuestra favorita.
  2. Si no tienen blog, se trata de hacer lo mismo que en el punto 1, pero comentándolo en redes sociales.
  3. El punto 1 y 2 permite obtener un número de participación para el sorteo.
  4. La segunda manera para conseguir el regalo consiste en hacer una de las recetas del blog (podéis adaptarla a vuestros gustos, reinterpretándola) e indicar que es del blog de cocina Comer especial y que está de aniversario, 8 años en la blogosfera,  además de especificar que esa es vuestra receta favorita. Esta manera de participar tendrá un sorteo a parte, pues publicaré un recopilatorio de todos los enlaces a vuestros blogs con las recetas y sus fotos para que los lectores voten cuál les ha gustado más.
  5. Los blogs que no son de cocina podrán participar en la segunda opción no publicando una receta, pero sí indicando qué receta les gusta más, poniendo el enlace y elaborando alguna cosita para la celebración. Por ejemplo, si son de manualidades, hacer algún objeto manual indicando que ha sido realizado para dicha celebración. En el caso de los blogs de otras temáticas, también se incluirán en un artículo que publicaré recopilando todos los enlaces y pidiendo votación de los lectores para el premio.
  6. Las formas de participar 4 y 5 obtendrán número para el sorteo de mención y a su vez también concursarán en la votación por elaborar receta o hacer algo para celebrar el aniversario de este blog.
  7. En cuanto publiquen la mención o el artículo, deben pasarse por este artículo y dejar los enlaces para daros el número e ir preparando el artículo recopilatorio de post con recetas u objetos para la celebración.
  8. Fechas para participar: desde el 21 de febrero hasta el 21 de marzo 2019, incluidos ambos.
  9. Cualquier duda me la podéis enviar al correo crbm2003@gmail.com o dejármela en este artículo.
Como han podido leer, Comer especial y una servidora tiramos la casa por la ventana con tres regalos:
  • Uno para los que simplemente hacen mención del aniversario y ponen enlace a la receta favorita.
  • Otro premio para los blogs de cocina que mencionan el aniversario y hagan una de las recetas de Comer especial.
  • Finalmente, otro regalo para aquellos blogs de temáticas diferentes a la de cocina y que hagan un post hablando del cumpleaños y elaboran un objeto para festejar el aniversario, así como poniendo enlace a la receta favorita.

Espero vuestras participaciones, me hace mucha ilusión gratificar de alguna manera a todas aquellas personas que han estado ahí, al otro lado de la pantalla, acompañándome durante tantos años. ¡Gracias por haberme acompañado tantos años y por vuestros amables comentarios! Ahora vamos allá con la receta de hoy que como ya comenté al principio, más sencilla, imposible.

Ingredientes para una rica crema de mejillones y queso sin lactosa

  • Terrina de queso de untar sin lactosa, esta de 150 gramos.
  • Una lata de mejillones al natural, usé una lata de 69 gramos, peso escurrido.
  • Media cebolla pequeña.

Receta de crema de mejillones y queso de untar sin lactosa

  1. Pelar la cebolla y picarla toscamente.
  2. Revisar los mejillones por si les quedan greñas, pelillos, y quitárselas.
  3. Colocar el queso, la cebolla y los mejillones en una picadora y triturar muy bien hasta que se forme una masa homogénea.

Consejos y trucos para comer crema de queso y mejillones sin lactosa

  • Se puede usar queso con lactosa si no son intolerantes a esta o el queso que más le guste.
  • A quién le apetezca, puede añadirle unas nueces o algunas almendras bien trituradas para darle el punto de los frutos secos a esta crema.
  • La crema o dip de mejillones se puede servir en la mesa en unos cuencos para untar en pan o también se puede usar para rellenar tartaletas e incluso para rellenar endivias, por ejemplo.
  • Los mejillones pueden sustituirse por anchoas o salmón ahumado.
  • Los 69 gramos de mejillones aportan 80.04 calorías según paquete; los 150 gramos de queso de untar, unas 415.5 calorías y 100 gramos de cebolla, 40 calorías. Todo lo cual hace un total de 535.54 calorías. Si lo acompañan con 100 gramos de pan blanco, 265 calorías, pero si lo hacen con verduras crudas, como zanahorias y calabacín en bastoncillos, hablaríamos de 40 y 20 calorías respectivamente por cada 100 gramos de cada una de estas verduras.
Crema de mejillones y queso sin lactosa
Aprovecho para invitarles a seguirme en Facebook, Twitter, Pinterest e Instagram. Igualmente, les animo a unirse al grupo de Facebook para compartir sus platos y fotos de comida.
¡Muchas gracias por la visita!

Pierna de cordero cocinada en bolsa al vapor

Este año espero seguir aportándoles recetas que les resulten bien sencillas de hacer, recetas fáciles, y a la vez muy sabrosas. Esta pierna de cordero está cocinada en bolsa de asar y al vapor, con un toque final de horneado para dorarla un poco. Además, va acompañada de verduras y queda suave, jugosa y muy tierna.

Para el cocinado de la pierna he recurrido a la Thermomix. Ahora bien, no pasa nada si ustedes no tienen este aparato. Basta seguir todos los pasos que detallaré a continuación usando un caldero grande con agua y luego emplear la vaporera. ¿Qué es la vaporera? Una herramienta de cocina, como un plato, pero con agujeros para que el vapor del agua hirviendo le llegue a lo que van a cocinar. Eso sí, deben poner la tapa encima de la pierna para que se conserve todo el vapor dentro del recipiente. Algunas ollas rápidas traen vaporeras que les servirán para emplear en esta ocasión, pero con caldero normal.

Ingredientes para cocinar una pierna de cordero en bolsa de asar

  • 1 pierna de cordero de 1 kilo, aproximadamente, para 2 o 3 personas.
  • 250 mililitros de vino dulce o semidulce.
  • 40 mililitros de aceite de oliva virgen.
  • 2 litros de agua.
  • 5 dientes de ajo.
  •  5 ramas de perejil.
  • 3 o 4 ramas de romero.
  • 2 zanahorias troceadas toscamente.
  • 250 gramos de espárragos.
  • 250 gramos de setas.
  • 150 gramos de champiñones cortados en cuatro trozos.
  • Varias ramas de romero para las verduras.
  • Aceite de oliva para las verduras.
  • Sal.

Receta de pierna de cordero al vapor en bolsa de asar en Thermomix

  1. Hervir dos litros de agua en el vaso de la Thermomix a velocidad 1 temperatura varoma durante 9 minutos aproximadamente.
  2. Triturar los dientes de ajo, las ramas de romero y perejil, la sal, los 250 mililitros de vino y los 40 mililitros de aceite.
  3. Colocar la pierna en una bolsa de asar con el líquido triturado y cerrar la bolsa, seguir los pasos indicados en las instrucciones de la bolsa de asar.
  4. Ubicar la bolsa con la pierna de cordero en la bandeja varoma de la Thermomix y cocinar durante 1 hora a velocidad 1 y temperatura varoma.
  5. Dar la vuelta a la bolsa y seguir calentando por el otro lado 1 hora más.
  6. Después, introducir en el horno, previamente precalentado, las verduras cortadas, aderezadas con sal, aceite de oliva virgen y ramas de romero fresco.
  7. Cocinar las verduras a 180º durante 25 minutos.
  8. Una vez esté hecha la pierna, sacarla y colocarla, junto con los líquidos que haya en la bolsa, sobre las verdura.
  9. Mantener la bandeja en el horno unos 10 minutos por cada lado para que se dore la piel de la  pierna de cordero.

Receta de pierna de cordero cocinada al vapor de forma tradicional

  1. Calentar dos litros de agua en un caldero y taparlo para que el agua se caliente antes.
  2. Triturar los dientes de ajo, las ramas de romero y perejil, la sal, los 250 mililitros de vino y los 40 mililitros de aceite.
  3. Colocar la pierna en una bolsa de asar con el líquido triturado y cerrar la bolsa.
  4. Poner la bolsa con la pierna de cordero sobre la vaporera e introducir esta en el caldero. Cocinar durante 1 hora a temperatura media.
  5. Dar la vuelta a la bolsa y seguir calentando por el otro lado 1 hora más.
  6. Precalentar el horno e introducir las verduras cortadas al gusto y cocinar unos 25 minutos.
  7. Transcurridas las 2 horas de cocinado de la pierna de cordero, sacarla de la bolsa y colocarla sobre las verduras; verter los líquidos que hubieran en la bolsa.
  8. Dorar la pierna unos 10 minutos por cada lado.

 

Consejos y trucos para hacer pierda de cordero al vapor en bolsa

  • En el caso de hacer la pierna de forma tradicional, puede darse el caso de que no quepa en la vaporera, así pues, no quedará de otra que partirla en varios trozos.
  • Si tuvieran que cortar la pierna y no supieran, mejor pedírselo al carnicero.
  • Usar las verduras que más les agraden y calcular el tiempo de cocción según la dureza de estás.
  • Pueden preparar un poco más de adobo y reservarlo para verterlo sobre las verduras, en caso de que les apetezca.
  • Otra opción sería colocar la bolsa sobre una bandeja de horno y a otra altura inferior colocar otra bandeja (o recipiente apto para horno) con agua para hacerlo al vapor dentro del horno.
  • Este plato se puede comer así o acompañar de hidrato (papas guisadas, arroz blanco, etc.).
¡Muchas gracias por la visita!

Espaguetis con verduras y queso sin lactosa

Este es el primer articulo que publico este recién estrenado año, por lo que quiero aprovechar para desearles un feliz 2019, que todos los deseos se hagan realidad y que sean muy felices. Al ser estos espaguetis con verduras la primera receta tras las Navidades, he aprovechado para usar un regalo que me dejaron los Reyes Magos y que me ha encantado, unas estupendas sartenes. Lo mismo las conocen, son las master copper.

Espaguetis gratinados con queso sin lactosa y verduras

Los espaguetis con verduras y queso sin lactosa quedaron de lujo porque aproveché para darle un punto al queso en el horno y se fundió de maravilla sin necesidad de tener que cambiar de sartén o recipiente. Esta es una de las cosas que más me gusta del regalo, ya que facilita el trabajo en cocina. De momento, funcionan de maravilla en placa, en el horno al tener el mango de acero y no se pega la comida. ¡Estoy privada con ellas!

Ingredientes para cocinar espaguetis con verduras y queso

  • 125 gramos de queso sin lactosa.
  • 100 gramos de espaguetis.
  • 25 gramos de beicon.
  • Aceite de oliva.
  • Orégano.
  • Perejil.
  • Sal.
  • Ajo en polvo.
  • Comino.
  • 150 gramos de calabacín cortado en tacos o al gusto.
  • 1 zanahoria mediana cortada en rodajas.
  • 1/2 puerro cortado en rodajas.
  • Agua.

Receta de espaguetis con queso sin lactosa y verduras

  1. Poner un poco de aceite de oliva en la sartén o caldero en el que vayan a hacer las verduras.
  2. Cuando el aceite esté caliente, añadir la zanahoria y el puerro contados en rodajas.
  3. A los 5 minutos, añadir el calabacín y mantener las verduras al fuego unos 8 minutos más.
  4. Mientras tanto, calentar agua con un poco de sal.
  5. Cuando el agua hierva, añadir los 100 gramos de espaguetis y mantenerlos al fuego siguiendo las indicaciones del paquete.
  6. Aderezar las verduras con sal, ajo en polvo, orégano, comino, perejil e incorporar el beicon, cocinándolo nuevamente unos 3-5 minutos a fuego medio.
  7. Escurrir la pasta y añadir a las verduras.
  8. Remover muy bien e incorporar el queso sin lactosa.
  9. Mezclar todos los ingredientes y dejar que se funda un poco.
  10. Si les apetece gratinar el queso, no hacer el paso 9 en el fuego, sino en el horno previamente precalentado a 200º. Gratinar durante 3-4 minutos para que simplemente se funda y adquiera un leve tono dorado.
Este plato es bien sencillo y pueden hacerlo incluso de un día para otro, mezclando las verduras con la pasta, pero sin incorporar el queso. Solo tendrán que añadir el queso en el momento de consumir el plato, pues queda mucho más sabroso. Además, si tienen la Copper Pan, podrán gratinarlo en 5 minutos en el horno, como les comenté más arriba. En caso de hacerlo en sartenes o calderos habituales, como los míos hasta Reyes, pues simplemente agregar el queso al recipiente y remover hasta que quede en el punto deseado, como se ha hecho toda la vida. Otra opción es cambiar de recipiente en el momento de hornear.
Satenes Cooper Pan para cocinar en horno, placa y fuego
 

Consejos y trucos para disfrutar de un buen plato de pasta con verduras

  • Las cantidades están calculadas para 2 comensales.
  • Las verduras pueden cortarse pequeñas, a dados o a gusto del consumidor.
  • Variar las verduras según las apetencias de cada uno.
  • Aderezar las verduras con lo que más les agrade y puedan. Yo tengo prohibida la pimienta, pero un  poco le dará un punto de sabor bien interesante.
  • El orégano y el perejil es seco, si bien, el fresco va de maravilla.
  • Quienes no tengan sartenes aptas para horno, vaciar todos los ingredientes en un recipiente adecuado y gratinar.
  • Si no quieren hornear, tampoco pasa nada, pues el queso va a quedar fundido y bien rico.
  • En caso de no padecer intolerancia a la lactosa, empleen el queso rallado que suelan usar de manera habitual.
  • Para quienes no introduzcan los espaguetis en el horno, pueden optar también por añadir un huevo bien batido con una cucharada de leche (sin lactosa, con lactosa, de soja, etc.), que le dará un punto de cremosidad al plato.
  • El huevo puede cuajarse por completo, manteniendo la sartén al fuego el tiempo necesario, o sacarlo justo un poco antes y con el calor terminará de hacerse.
  • Para los amantes de los frutos secos, las pipas, las nueces o almendras picadas toscamente e incluso las pasas le van muy bien.
  • El beicon (tocino o panceta ahumada) puede sustituirse por jamón cocido en tacos e incluso eliminarlo o aprovechar restos de carne (de pollo asado o cualquier otra carne).
Espaguetis con verduras y queso gratinado sin lactosa
¡Muchas gracias por la visita!