Receta fácil de buñuelos de trufa

Los buñuelos son muy típicos el día de Todos los Santos en España. Aunque no pertenezcas a una familia católica, da igual, porque las tradiciones gastronómicas se mezclan y, al final, son totalmente independientes. De ahí que venga a invitarte a disfrutar de esta receta fácil de buñuelos de trufa. ¿Te animas a hacerlos?

Receta de buñuelos rellenos de trufa

Estos buñuelos con crema de trufa están adaptados a todas aquellas personas intolerantes a la lactosa y alérgicas a irritantes digestivos como la canela. Esto no significa que pierdan sabor, sino que hoy en día los hago adecuados a mis alergias, coincidentes, quizá, con las tuyas.

Para que tengan su punto de gracia tus buñuelos dulces, te animo a descubrir otra serie de ingredientes que sustituyen a la canela, por ejemplo, y que también les aporta un sabor muy interesante. Además, con el relleno, la trufa, quedan de escándalo.

Ingredientes para la receta de buñuelos de viento 

Para 20-30 buñuelos, dependiendo del tamaño

Ingredientes para la crema de trufa

  • 250 ml de nata sin lactosa.
  • 40 g de azúcar glasé.
  • 100 g de chocolate sin lactosa (70% cacao puro).
  • Piel de 1 naranja.

Ingredientes para la receta de la masa de buñuelos

  • 250 ml de agua de agua.
  • Piel de 1 naranja.
  • 4 huevos grandes.
  • 1 pizca de sal.
  • 150 g de harina.
  • 6 g de levadura en polvo.
  • 1 cucharadita de azúcar.
  • Azúcar glasé para espolvorear.
  • Aceite de oliva virgen para freír.
  • 50 g de mantequilla sin lactosa.

Receta de buñuelos de viento rellenos de trufa paso a paso

Cómo hacer la crema de trufa de chocolate de forma fácil

  1. Esta crema de trufa de chocolate es muy fácil de hacer.
  2. Pon al fuego una cacerola con la nata sin lactosa, el azúcar y las cáscaras de naranja.
  3. Una vez caliente, retira del fuego, quita las pieles de naranja y añádele el chocolate en trozos.
  4. Remueve con una varilla de mano para que se deshaga bien el chocolate.
  5. Cubre con papel film (pégalo muy bien a la trufa para que no se forme costra) y déjala reposar en la nevera un mínimo de 12 horas.
  6. Cuando la vayas a emplear, sácala de la nevera, bate con varillas eléctricas hasta que haga hondas.
  7. Coloca en una manga pastelera con punta pequeña y de boquilla redonda (la nº 3 de Wilton es la que yo usé, me gusta mucho) o en un biberón de cocina de punta media.

Buñuelos de trufa

Cómo hacer la masa de buñuelos dulces

  1. Para hacer la masa de buñuelos caseros, vierte el agua en una cacerola al fuego.
  2. Añade el azúcar, las pieles de la naranja, la pizca de sal, 1 cucharadita de azúcar y la mantequilla sin lactosa.
  3. Mientras, tamiza la harina y la levadura en un mismo recipiente y reserva.
  4.  Cuando comience a hervir y se haya derretido la mantequilla, retira las cáscaras de naranja.
  5. Incorpora la harina y la levadura que tenías mezcladas, tamizadas y reservadas.
  6. Remueve  todo de  forma consistente y rápidamente para  que no se pegue la masa de buñuelos sin lactosa.
  7. Aparta la cacerola del fuego.
  8. Añade los huevos de uno en uno y remueve sin parar.
  9. Deja la masa reposar, aproximadamente, 1 hora y luego ponla en una manga pastelera.
  10. Si no tienes manga pastelera, toma una bolsa de plástico y rellénala. Luego le harás un agujero y servirá igual.
  11. Incluso sin manga y con 1 cuchara podrás hacer los buñuelos caseros.
  12. Coloca una sartén o cacerola al fuego con abundante aceite de oliva.
  13. El fuego debe ser medio, que nunca suba mucho de temperatura.
  14. Aprieta y deja caer partes de masa en la sartén (justo en el momento en el que veas que se empiezan a formar pequeñas burbujas en el aceite).

Buñuelos caseros rellenos de trufa, últimos pasos

  1. Fríe poco a poco hasta terminar con toda la masa y hacer los buñuelos con trufa.
  2. Verás cómo se van inflando y dando la vuelta solos hasta adquirir un tono dorado.
  3. Sácalos y colócalos sobre papel absorbente.
  4. No los quites antes de que se den la vuelta y estén dorados, si no, no estarán bien hechos.
  5. Otra opción es colocarlos en un plato con azúcar y rebozarlos (yo prefiero espolvorear azúcar glasé, no soy muy azucarera).
  6. Deja que se enfríen durante, aproximadamente, unos 10 o 15 minutos; lo justo para poder trabajarlos.
  7. Toma la manga pastelera y presiona la masa con la punta de la boquilla (con suavidad)  para rellenar.
  8. Ahora,  aprieta la manga (una vez hayas introducido la punta de la boquilla) y rellena el buñuelo de trufa. Así, uno a uno hasta terminarlos.
  9. Después, puedes espolvorear azúcar glasé por encima. Esto es opcional.
  10. Como ves, se trata de una receta fácil de buñuelos rellenos que queda bien rica.

Buñuelos caseros de trufa

Trucos y consejos para hacer la receta fácil de buñuelos de viento caseros rellenos de trufa

  • En caso de no padecer alergia o intolerancia al picante, te aconsejo que cambies la cáscara de naranja por una pizca de pimienta molida que va de maravilla con el chocolate.
  • La trufa de chocolate la puedes aromatizar a tu gusto: un poco de café, una pizca de canela, esencia de naranja, algún licor, etc.
  • Cuando saques de la nevera la trufa y comiences a montarla, ahí podrás añadir las esencias que quieras o una pizca de licor.
  • También podrás aromatizar la trufa cuando pongas la leche a hervir.
  • Si no tienes intolerancias a la lactosa, cambia los productos sin por los que habitualmente emplees. Lo mismo si lo que tienes es alergia, usa lo que ya conozcas.
  • El aceite para freír los buñuelos debe estar a una temperatura media en la placa. Mira el máximo de numeración que tiene tu placa y ponlo a la mitad.
  • Si no tienes placa y utilizas gas, controla la llama y mantenla a la mitad.
  • En el momento en el que introduzcas la masa, la temperatura del aceite bajará un poco. No importa, pues no te interesa que el aceite esté a una temperatura muy elevada para no quemar la masa.
  • Sí que resulta interesante hacer la masa en pequeñas tandas por varios motivos: la masa crece en el aceite y no querrás que se peguen entre ellas y que no tenga espacio para girarse. Se trata de tener un poco de paciencia.
  • Tal vez te gusten rebozados en azúcar, entonces nada más sacarlos de la sartén o cacerola, déjalos en un plato con azúcar y vete girándolos para que al estar húmedos se pegue bien. Solo conseguirás rebozarlos adecuadamente en ese momento, justo al estar recién salidos de la sartén o cacerola.
  • Es muy importante que la piel de la naranja no tenga partes blancas para que no amargue.



Receta de magret de pato

Esta receta de magret de pato con mermelada es muy fácil de preparar, aunque tiene sus trucos para que te quede en su punto. Suele ser un plato muy adecuado para celebraciones especiales, sea el evento que sea, hasta en Navidad.

RECETA DE MAGRET DE PATO

El magret, como seguro sabes, es la pechuga del pato; pero no un pato cualquiera, sino uno cebado. En caso de no estar cebado, se trataría, simplemente, de pechuga de pato. Con lo cual, no sería tan grande y no tendrían tanta grasa.

Es una pieza de carne que cuenta con muchas personas a las que les gusta y, quizá en la misma proporción, otras a las que no les agrada tanto, aunque sean carnívoras. Personalmente, te reconozco que no la consumo de manera asidua. ¿Tú la sueles consumir y te gusta?

INGREDIENTES RECETA MAGRET DE PATO

Para 2 personas
  • 400 g de magret de pato.
  • 8 cebollitas francesas.
  • 250 gramos de champiñones.
  • Aceite de oliva virgen.
  • Orégano.
  • Sal.
  • Mermelada de higos o de frutos del bosque.

CÓMO COCINAR MAGRET DE PATO

  1. Precalienta el horno a 180º.
  2. Pela las cebollitas y limpia las setas o champiñones.
  3. Dispón la verdura en una bandeja de horno y adereza  con un poco de aceite de oliva (yo empleo en espray), así como orégano y sal.
  4. Coloca el magret de pato sobre una tabla de corta.
  5. Con un cuchillo de carne, haz unos cortes profundos en la piel (sin llegar al fondo de la carne. No se trata de cortar la carne, solo la piel).
  6. Los cortes deben ser diagonales, de lado a lado, y con una separación entre cada diagonal de 1 cm, aproximadamente.
  7. Luego, vuelve a realizar cortes diagonales, siguiendo las anteriores indicaciones, pero en la dirección contraria.
  8. Al realizar estos cortes, en la piel se dibujarán unos rombos o cuadrados, depende de cómo los mires.
  9. Adereza el magret de pato a tu gusto, en mi caso solo con sal.
  10. Coloca una sartén o cacerola al fuego para cocinar el magret. No pongas aceite porque el pato soltará grasa.
  11. Calienta la cacerola o sartén a fuego medio y coloca el pato con la piel en contacto con el recipiente. Es decir, la piel para abajo, que no la podamos ver.
  12. Vete retirando el aceite para que no entre en contacto con la carne, solo con la piel y lo justo.
  13. Mantén la carne unos 10 minutos, aproximadamente, a fuego medio.
  14. Introduce la bandeja de verduras en el horno y mantenla a 180º durante unos 10 minutos.
  15. Ahora comprueba que la piel está bien dorada.
  16. Si fuera así, dale la vuelta a la carne y termina de cocinar.
  17. Mantén la carne al fuego unos 2 minutos más, a lo sumo 4.
  18. Saca el magret de la sartén o cacerola, ponlo en un plato y tapa.
  19. Deja reposar unos 4 o 5 minutos y después corta para emplatar.
  20. Corta la carne y coloca unos trozos en un plato (yo puse una base de puré de patata y zanahoria. Aproveché el aceite que soltó el pato al cocinarlo junto con un poco de mantequilla sin lactosa).
  21. Acompaña con las verduras y la mermelada que hayas escogido.
  22. Yo pasé un poco más la carne porque no me gusta ver sangre. Por contra, a mi invitado le gusta bien rojita la carne. Te dejo las dos fotos.

Magret de pato en su punto

TRUCOS Y CONSEJOS PARA HACER MAGRET DE PATO

  • El punto adecuado para el magret de pato es que la carne quede roja por dentro. Tal vez a ti no te guste así, como a mí. En ese caso, hazla un poco más, pero no mucho porque puede endurecerse.
  • Las mermeladas, caseras o compradas, como es mi caso en esta ocasión.
  • Me gusta mucho acompañar este plato con setas, cebollitas, espárragos o puré de patatas, por ejemplo.
  • Otro acompañamiento delicioso, las peras caramelizadas. Para ello, pon 2 cucharadas soperas de azúcar al fuego, cuando comience a caramelizar, incorpora una pera troceada. Menea la sartén, vierte un poco de vinagre de Jerez o balsámico, un poco de vino tinto oloroso. Deja que se reduzca y reserva para el momento de emplatar.
  • A esta carne le va muy bien la pimienta negra machacada junto con romero picado y embadurna con esta preparación. Varía bastante su sabor.
  • La carne soltará grasa a medida que se vaya haciendo por la parte de la piel. Aprovéchala y viértela en un recipiente. Resérvala, pues te servirá para el puré de patatas o para cualquier salsa dulce o mermelada.
  • Deja reposar la carne para que se descontraiga y esté bien tierna.

 

 



Gazpacho de melón con lychees

En muchas zonas del planeta hace frío, pero en Canarias el calor sigue acompañándonos. Por eso, este fin de semana he preparado este plato fácil, sabroso y de aprovechamiento: receta de gazpacho de melón con lychees.

Receta de gazpacho de melón

RECETA DE GAZPACHO DE MELÓN CON LYCHEES

Esta receta de gazpacho de melón con lychees nació al abrir la nevera y ver que tenía una serie de ingredientes que se iban a estropear. El melón, el pobre, o lo usaba o lo tiraba. Los lychees eran de lata, la había abierto hacía una semana y guardado los que sobraron en la nevera en un táper. El queso, restos que no usé para la receta de dip de salmón. Por lo que le debía dar salida a estos producto y aprovecharlos, convirtiéndolos en un plato apetecible, en vez de tirarlos.

No suelo hacer gazpachos en casa porque no puedo tomar tomate, pero este no lo lleva. Así que se trata de uno de esos inventos que nacen fruto de las circunstancias. Claro que he intentado respetar un poco la base con el pan, el vinagre, la cebolla y alguna cosilla más para que se parezca. Además, es ideal como primer plato e incluso como único para las cenas.

INGREDIENTES PARA LA RECETA DE GAZPACHO DE MELÓN CON LYCHEES

Ingredientes para 4 personas

  • 500 g de melón.
  • 30 g de pan tostado.
  • 50 g de pepino.
  • 30 ml de aceite de oliva virgen extra.
  • 15 ml de vinagre de manzana o de Módena.
  • 100 g de cebolla.
  • 1 diente de ajo (opcional)
  • 15 g de queso sin lactosa (opcional).
  • 12 lychees (opcional).
  • Sal.

RECETA DE GAZPACHO DE MELÓN CON LYCHEES PASO A PASO

  1. Pela el melón, quítale las semillas y córtalo en trozos.
  2. Pon los trozos dentro de la batidora que vayas a emplear para hacer el gazpacho de melón con lychees o en un recipiente si lo que vas a usar es un brazo para triturarlo.
  3. Pela la cebolla y trocea. Añádela al recipiente donde tengas el melón.
  4. Lava, pela y trocea el pepino.
  5. Coloca los trozos de pepino dentro del recipiente donde están los demás ingredientes.
  6. Pela el diente de ajo e incorpora junto con el aceite, 10 ml de vinagre y la sal.
  7. Tritura bien hasta que quede una especie de sopa o crema.
  8. Prueba para rectificar de vinagre y sal. Yo le añadí 5 ml más de vinagre. Quizá a ti te parezca suficiente o quieras 10 ml porque te gusta más fuerte de sabor.
  9. Añade el pan y tritura de nuevo.
  10. Ahora tienes dos opciones, la primera es servir tal cual como hice yo (verás en las fotos algunos restos minúsculos de pan) o colarlo para que quede más fino.
  11. Por otro lado, toma los lychees y rellénalos de queso sin lactosa.
  12. Colócalo en un recipiente o táper y ponlo en la nevera para que se enfríe.
  13. Sirve en un vaso o plato hondo.
  14. Vierte el gazpacho de melón en el recipiente y añade los lychees al gusto.

Receta de gazpacho de melón paso a paso

Con esta receta participo en un evento que me hace mucha ilusión, el aniversario de la revista Handmade blogueros, el día internacional del bloguero del «Hecho a mano» y la III edición de los premios Handmade blogueros 2019. La temática para esta fiesta es el reciclaje (Celebración del Día Internacional del Bloguero del Hecho a Mano «Reto reciclaje»). Nada mejor en cocina que usar esos restos o productos que están a punto de caducar para no desecharlos, ¿verdad? La homenajeada de este año es Isabel (licenciada de Historia del Arte y restauradora de madera), del blog Alromasar. Una página en la que comparte sus maravillosos trabajos. Te invito a que la visites, seguro que te encantará.  

Día internacional del bloggero

TRUCOS Y CONSEJOS PARA HACER GAZPACHO DE MELÓN CON LYCHEES RELLENOS DE QUESO

  • Si no te gusta el melón, sustitúyelo por sandía, por ejemplo.
  • El pan puede ser fresco, miga, tostado al horno. Yo lo usé de paquete porque era un resto que me quedaba y esta receta es puro reciclaje.
  • Otra posibilidad sería pan de varios días, pan duro. A mí me gusta más con pan duro porque queda con una textura suave.
  • El ajo es opcional, se lo puedes quitar.
  • Utiliza el vinagre que más te agrade, de manzana, de vino, etc.
  • El pepino lo puedes cambiar por pimiento verde.
  • El queso sin lactosa en esta receta es porque yo soy intolerante. Tú emplea el habitual en tu casa.
  • Los lychees también son opcionales. Cámbialas por cerezas sin hueso rellenas de queso, por ejemplo.
  • Otra opción es eliminar los lychees  o las cerezas y añadir como acompañamiento jamón deshidratado.

MÁS RECETAS DE COMER ESPECIAL QUE TE PUEDEN INTERESAR



Receta fácil de lubina a la espalda

Esta receta fácil de lubina a la espalda estoy segura de que te encantará. Ya sabes que el pescado es una proteína muy sana, aunque hay unos menos grasos, como la merluza, y otros más grasos, como es el caso de esta rica lubina.

Receta fácil de pescado: lubina a la espalda

RECETA DE LUBINA A LA ESPALDA

Si sigues la receta, verás que esta lubina a la espalada es muy fácil de hacer y queda bien sabrosa. Con pocos ingredientes, conseguirás un plato exquisito, digno de cualquier mesa en Navidad o para celebraciones. Su carne es muy sabrosa, por lo que hasta con sal y nada más queda muy bien.

La lubina o róbalo se caracteriza por ser un pescado blanco semigraso, sabor especial y pocas espinas. Mejor comprarla salvaje (en libertad) y entre las fechas de noviembre y marzo, ya que es la época natural aconsejada de extracción. Además, su consumo es beneficioso porque nos aporta minerales como el fósforo, el hierro y el potasio, así como el sodio y el magnesio; vitaminas B. En cuanto a calorías, aproximadamente unas 86, dependiendo de cómo se cocine.

INGREDIENTES PARA LA RECETA DE LUBINA A LA ESPALDA

Para 2 comensales. Tiempo de elaboración: 10 minutos. Tiempo de horneado aproximado: 10 minutos. Tiempo total aproximado: 20 minutos.

  • 1 lubina de ración por comensal (400-600 g) o 1 lubina de 800 g.
  • 1 cabeza de ajos.
  • Aceite de oliva virgen extra.
  • Vinagre de vino.
  • Sal.

RECETA FÁCIL DE LUBINA A LA ESPALDA PASO A PASO

  1. Pide al pescadero o pescadera que limpie bien la lubina y la abra para hacer a la espalda.
  2. Pela toda la cabeza de ajos.
  3. Pica muy bien los dientes de ajo.
  4. Precalienta el horno a 180º durante 10 minutos.
  5. Saca una bandeja de horno e impregna con un poco de aceite de oliva virgen para que no se pegue o coloca papel de aluminio en su base.
  6. Dispón la lubina en la bandeja de horno y adereza con un poco de sal.
  7. Si te apetece acompañar el pescado con verduras al horno, pela y corta las verduras en rodajas y trozos finos, como en la foto.
  8. Coloca las verduras que hayas decidido cocinar en una bandeja de horno.
  9. Adereza las verduras al gusto: sal, orégano, perejil…
  10. Cocina dicha verdura durante unos 25 minutos si lleva patatas o zanahorias, para que queden en su punto.
  11. A los 25 minutos, pincha las verduras para comprobar si les falta poco tiempo.
  12. Si no preparas verduras para acompañar el pescado, los pasos anteriores te sobrarán.
  13. Introduce la lubina en el horno y cocínala durante 8 o 10 minutos a lo sumo.
  14. Coloca al fuego una sartén o cacerola con aceite de oliva virgen para hacer los ajos.
  15. Controla el tiempo de cocinado de los ajos para que no se te quemen.
  16. Cuando veas que los ajos comienzan a tomar un tomo dorado, aparta del fuego y vierte el vinagre.
  17. Remueve bien para que se mezclen los sabores en la sartén o cacerola

TRUCOS Y CONSEJOS PARA HACER LUBINA A LA ESPALDA

  • Si no consigues lubina de ración, cómprala para 2 comensales.
  • En mi caso, compré una de casi 800 g que dio para dos comensales.
  • El tiempo de horneado dependerá de lo grande que sea la lubina, a más grosor y peso, mayor tiempo de cocinado. Aunque no suele exceder de 12 o 15 minutos, a lo sumo.
  • Puede que no encuentres lubina, no pasa nada, pide al pescadero que te dé otro pescado que tenga una carne similar y que te lo abra de la misma manera.
  • La dorada a la espalda es un pescado que también queda muy rico.
  • El paso de los ajos con el aceite y el vinagre al final es muy importante, porque será el que le aporte el punto justo de sabor a este asado. Así lo preparan en muchos restaurantes.
  • Para saber si el vinagre es el adecuado o, para tu gusto, le falta más, toma un trozo de miga de pan y pruébalo. Rectifica si hiciera falta.
  • Tal vez no prepares verduras y no sepas qué poner de acompañamiento. Le va muy bien unas patatas guisadas y una ensalada.

Receta de pescado a la espalda

MÁS RECETAS DE PESCADO DE COMER ESPECIAL QUE TE PUEDEN INTERESAR



Semifrío de moras, fresas y cacao sin lactosa

La receta de hoy lleva un poco de trabajo, pero es fácil y queda bien rica. Se trata de un semifrío de moras, fresas y cacao sin lactosa. A veces me encantaría tener alguna que otra herramienta más que facilitara la elaboración de productos como este. Miro por internet tiendas especializadas en maquinaria de hostelería para profesionales y particulares exigentes, y me entra un desconsuelo tremendo. Por ejemplo, una heladera para los helados que hago me facilitaría el trabajo, aunque para el semifrío de hoy no hace falta.

Receta de semifrío de fresas y moras

Receta de semifrío de moras, fresas y cacao

En esta ocasión vas a necesitar un molde alargado de los pequeños, unas varillas para montar claras y nata. Emplea las cantidades exactas indicadas en los ingredientes y sigue el paso a paso para que te quede en su punto. El cacao es opcional y lo puedes quitar. Yo lo preparé así para unos amigos que vinieron a comer a casa y a ella le encanta el chocolate.

Si te gustan los postres fresquitos y los frutos del bosque, estoy segura de que esta es tu receta. Una vez se enfría lo suficiente en el congelador, adquiere una consistencia casi parecida a la de un helado. Con la tranquilidad que da saber que se trata de repostería hecha en casa y sin tantos aditivos como los de los comerciales. Ya sé que el ritmo de vida, muchas veces impide hacer más cosas en la cocina, pero yo opto por ello siempre que puedo.

 

Ingredientes para la receta de semifrío de moras, fresas y cacao

  • 150 g de fresas.
  • 100 g de moras.
  • 100 g de azúcar.
  • 2 claras de huevo  o 125 gramos de claras pasteurizadas.
  • 200 ml de nata de repostería sin lactosa.
  • 1 vaina de vainilla.
  • 1 cucharada sopera de cacao en polvo.
  • Moras o frambuesas enteras para decorar.

Cómo hacer un semifrío de fresas, moras y cacao

  1. Limpiar muy bien la fruta.
  2. Colocarla en una batidora eléctrica y triturar.
  3. Usar directamente o, si no te gusta encontrarte trozos, cuela para eliminar las semillas.
  4. Te puedes ayudar de una cuchara para ir removiendo y facilitar que vaya saliendo el líquido del colador.
  5. Una vez tengas la fruta a tu gusto, resérvarla.
  6.  Monta las claras y cuando empiecen a coger consistencia, añade el azúcar poco a poco sin dejar de montar.
  7. Las claras deben quedar a punto de nieve, blancas y compactas.
  8. Cuando las claras estén a punto de nieve, reservarlas.
  9. Parte por la mitad, con mucho cuidado, la vaina de vainilla (de extremo a extremo) y luego extrae con la punta de una cuchara pequeña de café o de un cuchillo todas las semillas de su interior.
  10. Incorpora la nata bien fría junto con la vainilla a otro recipiente  o bol y móntala.
  11. Cuando la nata haya adquirido un  poco de consistencia, añade el cacao y sigue montando.
  12. Integra poco a poco, y ayudándote de una cuchara, la nata y la mezcla de frutas trituradas con las claras reservadas.
  13.  Mezcla, solo un poco y con muchísimo cuidado, para que puedan verse las vetas de la fruta a la hora de cortar el semifrío.
  14. Vierte la mezcla en un molde e introdúcelo  en el congelador.
  15.  A la hora de consumirlo, sácalo 10 minutos antes del congelador para que te resulte más fácil cortarlo.
  16. Decora con fresas, frambuesas o moras frescas y enteras.

Semifrío de moras, fresas y chocolate

Trucos y consejos para hacer un semifrío de fresas, moras y cacao

  • Si no te gusta alguna de las frutas, cámbialas a tu gusto. Por ejemplo, en vez de moras puedes emplear frambuesas.
  • El cacao es opcional, por lo que también puedes eliminarlo.
  • Es muy importante que la nata esté bien fría, así como la varilla y el recipiente en donde la vayas a montar.
  • Las claras deben ser muy frescas para que monten rápido. Ojo, monta las claras a punto de nieve.
  • También se pueden usar 125 gramos de claras pasteurizadas en sustitución de las claras frescas.
  • Monta las claras primero y cuando adquieran un poco de consistencia, comienza a incorporar el azúcar poco a poco para que sigan montando bien.
  • El postre es mejor dejarlo todo un día en el congelador bien tapado y en el momento de consumir, sacácalo unos 10 minutos antes.
  • En caso de emplear un molde que no sea de silicona, fórralo para que te resulte más fácil extraerlo.
  • La nata es sin lactosa por intolerancia. Tú puedes ponerla con lactosa si no te genera problemas digestivos.

<script async src=»//pagead2.googlesyndication.com/pagead/js/adsbygoogle.js»></script>
<ins class=»adsbygoogle»
style=»display:block; text-align:center;»
data-ad-layout=»in-article»
data-ad-format=»fluid»
data-ad-client=»ca-pub-1620221968642336″
data-ad-slot=»8207511248″></ins>
<script>
(adsbygoogle = window.adsbygoogle || []).push({});
</script>