Espaguetis con verduras y queso sin lactosa

Este es el primer articulo que publico este recién estrenado año, por lo que quiero aprovechar para desearles un feliz 2019, que todos los deseos se hagan realidad y que sean muy felices. Al ser estos espaguetis con verduras la primera receta tras las Navidades, he aprovechado para usar un regalo que me dejaron los Reyes Magos y que me ha encantado, unas estupendas sartenes. Lo mismo las conocen, son las master copper.

Espaguetis gratinados con queso sin lactosa y verduras

Los espaguetis con verduras y queso sin lactosa quedaron de lujo porque aproveché para darle un punto al queso en el horno y se fundió de maravilla sin necesidad de tener que cambiar de sartén o recipiente. Esta es una de las cosas que más me gusta del regalo, ya que facilita el trabajo en cocina. De momento, funcionan de maravilla en placa, en el horno al tener el mango de acero y no se pega la comida. ¡Estoy privada con ellas!

Ingredientes para cocinar espaguetis con verduras y queso

  • 125 gramos de queso sin lactosa.
  • 100 gramos de espaguetis.
  • 25 gramos de beicon.
  • Aceite de oliva.
  • Orégano.
  • Perejil.
  • Sal.
  • Ajo en polvo.
  • Comino.
  • 150 gramos de calabacín cortado en tacos o al gusto.
  • 1 zanahoria mediana cortada en rodajas.
  • 1/2 puerro cortado en rodajas.
  • Agua.

Receta de espaguetis con queso sin lactosa y verduras

  1. Poner un poco de aceite de oliva en la sartén o caldero en el que vayan a hacer las verduras.
  2. Cuando el aceite esté caliente, añadir la zanahoria y el puerro contados en rodajas.
  3. A los 5 minutos, añadir el calabacín y mantener las verduras al fuego unos 8 minutos más.
  4. Mientras tanto, calentar agua con un poco de sal.
  5. Cuando el agua hierva, añadir los 100 gramos de espaguetis y mantenerlos al fuego siguiendo las indicaciones del paquete.
  6. Aderezar las verduras con sal, ajo en polvo, orégano, comino, perejil e incorporar el beicon, cocinándolo nuevamente unos 3-5 minutos a fuego medio.
  7. Escurrir la pasta y añadir a las verduras.
  8. Remover muy bien e incorporar el queso sin lactosa.
  9. Mezclar todos los ingredientes y dejar que se funda un poco.
  10. Si les apetece gratinar el queso, no hacer el paso 9 en el fuego, sino en el horno previamente precalentado a 200º. Gratinar durante 3-4 minutos para que simplemente se funda y adquiera un leve tono dorado.
Este plato es bien sencillo y pueden hacerlo incluso de un día para otro, mezclando las verduras con la pasta, pero sin incorporar el queso. Solo tendrán que añadir el queso en el momento de consumir el plato, pues queda mucho más sabroso. Además, si tienen la Copper Pan, podrán gratinarlo en 5 minutos en el horno, como les comenté más arriba. En caso de hacerlo en sartenes o calderos habituales, como los míos hasta Reyes, pues simplemente agregar el queso al recipiente y remover hasta que quede en el punto deseado, como se ha hecho toda la vida. Otra opción es cambiar de recipiente en el momento de hornear.
Satenes Cooper Pan para cocinar en horno, placa y fuego
 

Consejos y trucos para disfrutar de un buen plato de pasta con verduras

  • Las cantidades están calculadas para 2 comensales.
  • Las verduras pueden cortarse pequeñas, a dados o a gusto del consumidor.
  • Variar las verduras según las apetencias de cada uno.
  • Aderezar las verduras con lo que más les agrade y puedan. Yo tengo prohibida la pimienta, pero un  poco le dará un punto de sabor bien interesante.
  • El orégano y el perejil es seco, si bien, el fresco va de maravilla.
  • Quienes no tengan sartenes aptas para horno, vaciar todos los ingredientes en un recipiente adecuado y gratinar.
  • Si no quieren hornear, tampoco pasa nada, pues el queso va a quedar fundido y bien rico.
  • En caso de no padecer intolerancia a la lactosa, empleen el queso rallado que suelan usar de manera habitual.
  • Para quienes no introduzcan los espaguetis en el horno, pueden optar también por añadir un huevo bien batido con una cucharada de leche (sin lactosa, con lactosa, de soja, etc.), que le dará un punto de cremosidad al plato.
  • El huevo puede cuajarse por completo, manteniendo la sartén al fuego el tiempo necesario, o sacarlo justo un poco antes y con el calor terminará de hacerse.
  • Para los amantes de los frutos secos, las pipas, las nueces o almendras picadas toscamente e incluso las pasas le van muy bien.
  • El beicon (tocino o panceta ahumada) puede sustituirse por jamón cocido en tacos e incluso eliminarlo o aprovechar restos de carne (de pollo asado o cualquier otra carne).
Espaguetis con verduras y queso gratinado sin lactosa
¡Muchas gracias por la visita!

Arroz amarillo con verduras, mejillones y gambas

¿Qué les parece un arroz amarillo con verduras, mejillones y gambas para comer? Queda bien rico y es muy fácil de preparar. Los ingredientes se pueden variar al gusto del consumidor, tanto las verduras como el marisco, por si hubiera alergias o intolerancias de algún comensal en vuestra casa.

Arroz amarillo con verduras, mejillones y gambas

En casa nos encanta el arroz, ya sea blanco, en caldero, paella… Como acompañamiento de cualquier carne o pescado e incluso solo, sin nada más que unos dientes de ajo picados y dorados para darle un punto de sabor.

Ingredientes para el arroz amarillo con verduras, gambas y mejillones

  • 1 manojo de espárragos. 
  • 1 calabacín grande. 
  • 3 zanahorias medianas. 
  • 1 cebolla pequeña. 
  • 100 gramos de mejillones limpios, sin concha ni barbas.
  • 100 gramos de gambas peladas y limpias, sin la tripa ni la cáscara. 
  • 33-35 gramos de arroz por comensal en crudo.
  • Caldo.
  • Unas hebras de azafrán.
  • Aceite de oliva virgen extra.
  • Sal.


Pasos a seguir para cocinar el arroz amarillo

  1. Lavar, pelar y picar las verduras bien pequeñas, salvo los espárragos. Estos deben partirse en trozos de unos 3-4 centímetros de largo, aproximadamente.
  2. Cocinar en aceite de oliva la cebolla junto con las zanahorias hasta que la cebolla adquiera un color dorado.
  3. Mientras, calentar el caldo en un recipiente junto con las hebras de azafrán y reservar tibio.
  4. Incorporar el calabacín y los espárragos a la cebolla y la zanahoria, y cocinar unos 5 minutos más todas las verduras juntas. 
  5. Verter el caldo en la olla en la que estén las verduras. 
  6. Salar al gusto, si hiciera falta, y añadir el arroz. Tengan en cuenta el arroz empleado porque hay algunos que es mejor dorarlos antes. Al final del artículo (en trucos y consejos) dejo un enlace para que sepan pasos a seguir con cada tipo de arroz.
  7. Mantener al fuego según indicaciones del paquete de arroz.
  8. Cuando falten unos 5 minutos para apartar el arroz, añadir los mejillones y las gambas.
  9. Transcurrido el tiempo, apartar y servir.

Cómo conseguir que el arroz te quede en su punto: consejos y trucos varios

  • Es muy importante limpiar bien los mejillones y quitarles las barbas y pelar las gambas, así como eliminar la tripita que tiene con un palillo, por ejemplo.
  • OJO: no he puesto la cantidad de arroz ni de caldo para que libremente empleen redondo o grano largo. Para consultar los tiempos de cocción y cantidad de agua o caldo, pinchar aquí.
  • De todas formas, en esta ocasión fuimos dos comensales y, como mi marido suele consumir más de 100 gramos de arroz cocinado (en crudo 33-35 gramos), cociné 140 gramos de arroz crudo. 
  • En el caso de no poder tomar marisco, sustituirlo por tacos de carne de cerdo dorada previamente y sellada. Queda muy rico.
  • Por favor, no tiren las cabezas y las cáscaras de gambas. Si son frescas, congelar para cuando quieran preparar un buen caldo. En el caso de tratarse de gambas congeladas, aprovechar para hacer el caldo en ese momento y luego congelarlo.
  • Como verduras alternativas: sofrito de tomate y cebolla con berenjena y setas o champiñones, por ejemplo. Aquí la imaginación es la reina.
  • Si se prefiere, se puede dorar inicialmente el marisco en la olla en la que se hagan las verduras y el arroz. En este caso, incorporar cuando resten 2 minutos para apartar el arroz.
  • En el caso de no tener caldo, emplear agua y una pastilla de caldo para darle un punto de sabor.
  • Es aconsejable cocinar con caldo de pescado o de verduras para que el arroz quede más sabroso. Por eso, siempre es bueno guardar el caldo sobrante de los purés o guisos de verduras, así como de los guisos de pescado. No será igual que un fumet, pero siempre será mejor que solo agua.
  • Cocinar el arroz a fuego medio sin que el agua deje de hervir.
  • Siempre es mejor apartar el arroz 1 minuto antes de lo indicado en el paquete, pero siempre es mejor probarlo antes de quitarlo del fuego.

Arroz amarillo con verduras variadas, gambas peladas y mejillones sin concha

¡Muchas gracias por la visita!

Pasta al pesto sin lactosa

Lazos al pesto sin lactosa, una receta que encanta tanto a niños como adultos por la combinación tan interesante de sabores. En casa nos gusta mucho y de vez en cuando nos damos una alegría. Además, en esta ocasión he aprovechado que una amiga me trajo un queso curado estupendo sin lactosa que rallé, como podrán ver en las fotos, y que estaba para chuparse los dedos.

Receta de pasta al pesto con queso sin lactosa



El pesto es una salsa fría originaria de Liguria (Italia). Suele usarse para acompañar pastas como espaguetis, macarrones, etc. En un principio se hacía en mortero, machacando y ligando los ingredientes. Precisamente, pesto significa machacar. Hoy en día existen múltiples aparatos como la batidora que nos permite acelerar el proceso de elaboración. Una receta sencilla y sabrosa que todos podrán hacer, hasta los que no son cocinillas.

Ingredientes para la pasta al pesto sin lactosa (para 2-3 personas):

  • 120 gramos de lazos o cualquier otro tipo de pasta que deseen.
  • 20 gramos de piñones.
  • 50 gramos de aceite de oliva virgen extra.
  • 25 gramos de hojas de albahaca.
  • 50 gramos de queso curado sin lactosa.
  • 1 diente de ajo.
  • Agua.
  • Sal.

Elaboración de lazos con salsa pesto:

  1. Poner agua a hervir con un poco de sal  gorda.
  2. Cuando se encuentre en el punto de ebullición, introducir los lazos y mantener al fuego el tiempo indicado en el paquete de la pasta.
  3. Lavar las hojas de albahaca, secar bien y quitarles el tallo porque amarga.
  4. Rallar el queso sin lactosa y reservar.
  5. Introducir en el vaso todos los ingredientes y proceder a triturar con el brazo.
  6. Escurrir la pasta y servir.
  7. Colocar el pesto en un vaso y encima el queso o incluirlo en el momento de triturar, al gusto.
Rica salsa pesto con queso sin lactosa

 

Ingredientes de la receta original de pesto:

  • 25 gramos de albahaca.
  • 8 gramos de piñones.
  • 15 gramos de pecorino rallado.
  • 35 gramos de parmesano o grana padano rallado.
  • 50 gramos de aceite de oliva extra.
  • 1/2 diente de ajo.
  • Una pizca de sal

Consejos y alternativas para hacer pasta al pesto:

  • Si comparan la supuesta receta original de pesto (según algunos libros consultados) con la mía verán que he realizado algunas modificaciones. El queso sin lactosa suma la misma cantidad que el pecorino y parmesano. Además, yo he incluido mayor cantidad de piñones, de ahí que incorporara 10 mililitros más de aceite de oliva virgen y 1 diente de ajo entero.
  • La sal se puede eliminar porque el queso ya le aporta bastante salinidad a esta salsa.
  • En Provenza existe una salsa muy parecida denominada pistú. Esta no incluye queso ni piñones, es decir, se realiza con aceite de oliva, albahaca y ajo, así como una pizca de sal.
  • Algunas personas eliminan el aceite de oliva virgen extra y en su lugar usan caldo de verduras. De esta manera pueden asegurarse de disfrutar de una salsa de albahaca con menor número de calorías que si llevara el aceite.
  • Otra opción es hacer la salsa sin queso, pero le aporta un sabor más que interesante. En el caso de hacerla solo con las hojas de albahaca y piñones necesitará sí o sí una pizca de sal para que no quede sosa.
  • En el caso de no tener problemas de intolerancia a la lactosa, mejor optar por el queso indicado en la receta original para la pasta al pesto.
  • En vez de hacer lazos pueden optar por otras pastas italianas tan típicas como los espaguetis, por ejemplo.
  • Seguir siempre los consejos de cocción de la pasta indicados en la bolsa para que quede en su punto.
Aprovecho para invitarles a seguirme en Facebook, Twitter, Pinterest y Google+, así como en la Comunidad de Google+ en la que ustedes pueden publicar sus recetas. Igualmente, les animo a unirse al grupo de Facebook para compartir sus platos y fotos de comida.
¡Muchas gracias por la visita!



Arroz blanco con champiñones y espárragos

Este arroz blanco con espárragos y champiñones es una receta sencilla, sabrosa y muy fácil de hacer. Con estos ingredientes resulta un acompañamiento estupendo para carnes y pescados o incluso un plato único.

Rico arroz blanco solo con verduras, un acompañamiento estupendo

Habitualmente, suele contar con más adeptos el arroz amarillo y, sobre todo, la paella. Si bien, el arroz blanco puede dar mucho juego también y no va a necesitar que le incorporemos pimentón, colorante alimenticio o azafrán para darle color. Existen muchas personas que no toleran estos ingredientes y no por ello tienen que dejar de disfrutar de un buen plato de arroz.

google_ad_client = “ca-pub-1620221968642336”;
google_ad_slot = “7292035077”;
google_ad_width = 300;
google_ad_height = 250;

Ingredientes necesarios para la receta de arroz blanco con champiñones y espárragos:

  • De 35 a 50 gramos de arroz en seco crudo por persona. Para 4 personas, 160 gramos.
  • 250 gramos de espárragos
  • 250 gramos champiñones o setas.
  • 320 mililitros de caldo. 
  • Sal. 
  • Aceite de oliva virgen. 
  • Comino molido.
  • Ajo en polvo.

Elaboración de un arroz blanco con verduras para acompañar carnes o pescados:

  1. Limpiar los champiñones y lavar los espárragos.
  2. Quitar la parte trasera a los espárragos, como unos 3 centímetros, y cortar en bastones del mismo tamaño. 
  3. Cortar en varios trozos los champiñones.
  4. Poner un poco de aceite de oliva virgen en una sartén y dorar los champiñones y los espárragos durante unos 5 minutos. Este paso es opcional.
  5. Calentar el caldo, rectificar de sal si hiciera falta, añadir un poco de comino en polvo y ajo molido. 
  6. Incorporar las verduras y el arroz, y mantener al fuego siguiendo las indicaciones del paquete.
  7. Apartar y servir.

Tiempos de cocción y cantidad de agua para que el arroz no se pase:

  • El arroz integral necesita 4 veces en agua la cantidad de arroz. Por ejemplo, para 1 taza de arroz integral emplear 4 tazas de agua o caldo. El tiempo estimado de cocción es de 40 minutos.
  • El arroz blanco redondo se hace en 15 minutos. Es aconsejable sofreír el arroz y utilizar 2 tazas y media de caldo o agua por cada taza de arroz. Así que la correspondencia sería 250 mililitros de agua o caldo por cada 100 gramos de arroz.
  • Por su parte, el arroz blanco de grano largo dobla la cantidad de arroz, es decir, 200 mililitros de agua o caldo por 100 de arroz y unos 12 minutos al fuego.
  • Las cantidades de agua o caldo para el arroz basmati serán las mismas que para el de grano largo.

Consejos y trucos para que te quede delicioso tu arroz blanco con verduras:

  • 33 gramos de arroz en seco se transformarán en aproximadamente 100 gramos de arroz cocido. De ahí que al principio indicara que de 35 a 50 gramos de arroz por persona, pues dependerá de lo que ustedes quieran comer.
  • Ya se sabe que a no todo el mundo le gustan los champiñones o los espárragos, por lo que se pueden cambiar estos ingredientes por los que más les agraden.
  • Mejor usar caldo que agua. Siempre es bueno guardar el caldo sobrante cuando se hace un guiso y congelarlo para su uso posterior.
  • Este arroz blanco es muy sano y sirve de acompañamiento para cualquier carne o pescado e incluso como plato único.
Aprovecho para invitarles a seguirme en Facebook, Twitter, Pinterest y Google+, así como en la Comunidad de Google+ en la que ustedes pueden publicar sus recetas. Igualmente, les animo a unirse al grupo de Facebook para compartir sus platos y fotos de comida.
¡Muchas gracias por la visita!

5 ensaladas de verano

Estas temperaturas poco ayudan para que una se anime a pasar horas en la cocina y menos aún con el horno encendido. Así que he decidido proponerles 5 recetas sencillas de ensaladas que vienen de maravilla para esta temporada estival. Ya saben que para ver las recetas solo tienen que pinchar sobre el nombre de estas.

Aprovecho para invitarles a seguirme en Facebook, Twitter, Pinterest Google+, así como en la Comunidad de Google+ en la que ustedes pueden publicar sus recetas. Igualmente, les animo a unirse al grupo de Facebook en el que también cualquier persona comparte sus platos y fotos de comida.
¡Muchas gracias por la visita!

Fusilli veganos con verduras y nata de soja

Esta receta vegana ha sido todo un éxito. Resulta que hoy ha venido a comer a casa una amiga vegana y no vean mi apuro. No sé por qué me preocupé, si al final no nos damos cuenta y solemos hacer platos veganos en nuestro día a día. Estos fusilli con nata de soja y verduras han quedado de rechupete. Una forma de comer especial y sano. Para los que no sepan qué son los fusilli, decirles que se trata de una pasta de forma helicoidal, vulgarmente conocidos también como tornillos o espirales. Si bien, estos fusilli tienen la particularidad de que no contienen huevo, son aptos para veganos.

 

 

La verdad es que cuando me llamó María (mi amiga vegana) quise agasajarla con carnes, pescados… Ahí estaba yo dándole vueltas a la cabeza cuando va y me dice que se había hecho vegana. Sí, desde hacía un par de meses y yo sin enterarme. ¿Y ahora qué hago? Lo primero, informarme de qué puede comer un vegano, claro. La respuesta es bien sencilla: nada de carne, nada de pescado, nada que provenga de los animales. En fin, que ni la miel forma parte de su alimentación, ni productos derivados de los animales como los huevos o la leche. Sí pueden consumir legumbres, cereales, frutos secos, vegetales, frutas, tubérculos y semillas, entre otros alimentos.
No me quedó de otra que improvisar con lo que había en casa porque se me echaba el tiempo encima. Como bien saben los que me siguen, soy intolerante a la lactosa y suelo usar natas sin lactosa o de soja. Afortunadamente tenía un paquete en casa que, además, se iba a caducar pronto, por lo que le quise dar salida. Además, ayer preparé verduras salteadas a la plancha y me sobró una buena cantidad para hoy. De esta forma surgió la receta de fusilli que sin más dilación les voy a explicar. Espero que se animen a prepararlos porque están de vicio. Si quieren más recetas veganas pueden pichar aquí e irán a una página con estupendas ideas y al final también les indicaré algunas recetas más de mi blog.
INGREDIENTES (para 2 personas): 1 zanahoria y 1 calabacín cortados en en cubos o trozos no muy pequeños (que el corte no llegue a ser en brunoise), 1 cebolla picada en gajos, 1 vara de apio en trozos pequeños, comino, aceite de oliva, sal, orégano, ajo molido, agua, nata de soja para cocinar, 190 gramos de fusilli.
ELABORACIÓN: poner un poco de aceite de oliva en espray en una sartén o cacerola, calentar e incorporar la cebolla, el apio y la zanahoria. Cuando la cebolla adquiera un poco de color dorado, añadir el calabacín y cocinar unos 8-10 minutos si les gusta la verdura al dente o 18-20 minutos si les gusta bien hecha. Aderezar con un poco de ajo molido, orégano, sal, comino al gusto e incorporar la nata de soja; remover bien y dejar unos 3-5 minutos a fuego medio. Mientras, poner agua a hervir con una pizca de sal y orégano, cuando esté en plena ebullición, introducir los fusilli y cocinar según las indicaciones del paquete. Escurrir bien y apartar para proceder a montar el plato.
CONSEJOS:
* A la hora de cocinar pasta de forma vegana existen múltiples opciones como con salsa al pesto o salsa de tomate, por ejemplo. Estas opciones son bien básicas y a buen seguro que la han cocinado y comido de esta forma.
* Este plato se puede enriquecer con unas nueces picadas toscamente o acompañado de un poco de tofu asado.
* Deben mirar muy bien la pasta a cocinar porque habitualmente contiene huevo o trazas de esto, lo cual no es apto para los veganos.
* Para los no veganos, este plato puede servir de base y acompañarlo con algo de carne o pescado.
Ideas de recetas veganas
Aprovecho para invitarles a seguirme en Facebook, Twitter, Pinterest, en la que ustedes pueden publicar sus recetas.
¡Muchas gracias por la visita!