Fusilli veganos con verduras y nata de soja

Esta receta vegana ha sido todo un éxito. Resulta que hoy ha venido a comer a casa una amiga vegana y no vean mi apuro. No sé por qué me preocupé, si al final no nos damos cuenta y solemos hacer platos veganos en nuestro día a día. Estos fusilli con nata de soja y verduras han quedado de rechupete. Una forma de comer especial y sano. Para los que no sepan qué son los fusilli, decirles que se trata de una pasta de forma helicoidal, vulgarmente conocidos también como tornillos o espirales. Si bien, estos fusilli tienen la particularidad de que no contienen huevo, son aptos para veganos.

 

 

La verdad es que cuando me llamó María (mi amiga vegana) quise agasajarla con carnes, pescados… Ahí estaba yo dándole vueltas a la cabeza cuando va y me dice que se había hecho vegana. Sí, desde hacía un par de meses y yo sin enterarme. ¿Y ahora qué hago? Lo primero, informarme de qué puede comer un vegano, claro. La respuesta es bien sencilla: nada de carne, nada de pescado, nada que provenga de los animales. En fin, que ni la miel forma parte de su alimentación, ni productos derivados de los animales como los huevos o la leche. Sí pueden consumir legumbres, cereales, frutos secos, vegetales, frutas, tubérculos y semillas, entre otros alimentos.
No me quedó de otra que improvisar con lo que había en casa porque se me echaba el tiempo encima. Como bien saben los que me siguen, soy intolerante a la lactosa y suelo usar natas sin lactosa o de soja. Afortunadamente tenía un paquete en casa que, además, se iba a caducar pronto, por lo que le quise dar salida. Además, ayer preparé verduras salteadas a la plancha y me sobró una buena cantidad para hoy. De esta forma surgió la receta de fusilli que sin más dilación les voy a explicar. Espero que se animen a prepararlos porque están de vicio. Si quieren más recetas veganas pueden pichar aquí e irán a una página con estupendas ideas y al final también les indicaré algunas recetas más de mi blog.
INGREDIENTES (para 2 personas): 1 zanahoria y 1 calabacín cortados en en cubos o trozos no muy pequeños (que el corte no llegue a ser en brunoise), 1 cebolla picada en gajos, 1 vara de apio en trozos pequeños, comino, aceite de oliva, sal, orégano, ajo molido, agua, nata de soja para cocinar, 190 gramos de fusilli.
ELABORACIÓN: poner un poco de aceite de oliva en espray en una sartén o cacerola, calentar e incorporar la cebolla, el apio y la zanahoria. Cuando la cebolla adquiera un poco de color dorado, añadir el calabacín y cocinar unos 8-10 minutos si les gusta la verdura al dente o 18-20 minutos si les gusta bien hecha. Aderezar con un poco de ajo molido, orégano, sal, comino al gusto e incorporar la nata de soja; remover bien y dejar unos 3-5 minutos a fuego medio. Mientras, poner agua a hervir con una pizca de sal y orégano, cuando esté en plena ebullición, introducir los fusilli y cocinar según las indicaciones del paquete. Escurrir bien y apartar para proceder a montar el plato.
CONSEJOS:
* A la hora de cocinar pasta de forma vegana existen múltiples opciones como con salsa al pesto o salsa de tomate, por ejemplo. Estas opciones son bien básicas y a buen seguro que la han cocinado y comido de esta forma.
* Este plato se puede enriquecer con unas nueces picadas toscamente o acompañado de un poco de tofu asado.
* Deben mirar muy bien la pasta a cocinar porque habitualmente contiene huevo o trazas de esto, lo cual no es apto para los veganos.
* Para los no veganos, este plato puede servir de base y acompañarlo con algo de carne o pescado.
Ideas de recetas veganas
Aprovecho para invitarles a seguirme en Facebook, Twitter, Pinterest, en la que ustedes pueden publicar sus recetas.
¡Muchas gracias por la visita!





Arroz blanco mar y montaña

La receta que les propongo hoy es bien sencilla y muy suave. Este arroz blanco mar y montaña a mí me sentó de maravilla después de unos días con un brote de la proctitis. Cansada de tanto arroz blanco sin más, introduje unas pequeñas modificaciones que mi aparato digestivo aceptó de maravilla. No se trata de un plato con muchos ingredientes, pero bien es sabido que el arroz blanco, la zanahoria y el pollo forman parte de la dieta blanca, al igual que el pescado. La variante, mejillones, cebolla, pastilla de caldo, orégano y hoja de laurel. 

INGREDIENTES (para 2 personas): 4 jamoncitos de pollo, 1 zanahoria, 100 gramos de mejillones sin concha y bien limpios, cebolla, aceite de oliva, agua, 1 hoja de laurel, un poco de orégano, pastilla de caldo (en este caso sin especias picantes) y sal. 
ELABORACIÓN: dorar el pollo en el recipiente en el que vayamos a cocinar el pollo y reservar. Cortar la cebolla y la zanahoria en cuadrados muy pequeños y dorarlas. Incorporar 150 gramos de arroz y, tras unos 2 minutos, agregar 400 mililitros de agua caliente, la pastilla de caldo, la hoja de laurel, el orégano y la sal. Cuando comience a hervir, mantener en el fuego el tiempo indicado en el paquete del arroz y añadir los mejillones cuando falten 5 minutos para finalizar la cocción.
CONSEJOS:
* Los mejillones pueden cambiarlos por gambas o calamares, por ejemplo.
* Si les apetece un arroz amarillo, incorporar colorante o azafrán para que adquiera color.
* El pollo se puede sustituir por conejo o carne de ternera o cerdo (en trozos y especial para guisos).
* Para un plus de sabor, un poco de curry sería interesante.
* Igualmente, quien quiera que añada más verduras como guisantes, calabacín, puerro…
* Usar caldo en lugar de agua.
Aprovecho para invitarles a seguirme en Facebook, Twitter, Pinterest y Google+, así como en la Comunidad de Google+ en la que ustedes pueden publicar sus recetas.
¡Muchas gracias por la visita!

Ensalada de arroz, piña y pollo con salsa de yogur

Esta ensalada de arroz consta de una serie de ingredientes que le dan un toque de sabor muy interesante. Además, al servirse fría, resulta bastante grata para esos días en los que el calor aprieta y solo nos apetecen cosas frescas.
INGREDIENTES (para dos personas): 1 yogur de fresa (sin lactosa o con, según puedan), 100 gramos de pechuga de pollo (restos de pollo, pechuga a la plancha fría, etc.), 100 gramos de jamón de pavo, 1 lata pequeña de piña al natural, 50 gramos de guisantes, 2 zanahorias en tacos pequeños, sal y 100 gramos de arroz crudo, agua.

ELABORACIÓN: hacer el arroz blanco con 250 gramos de agua y una pizca de sal. Cuando el agua comience a hervir, introducir el arroz y mantenerlo el tiempo indicado en el paquete. Controlar por si hubiera que añadir más agua. Hervir en otro recipiente agua con un poco de sal, añadir la zanahoria troceada como en la foto. Si la queremos al dente, con 10 minutos será suficiente. Si nos gusta más hecha, unos 15 minutos. Cuando a la zanahoria le resten 2-3 minutos de cocción, poner los guisantes. Hacer a la plancha con un poco de sal la pechuga o hervir unos 8 minutos. Esperar a que todo se enfríe, para trocear la pechuga. También picaremos el pavo y mezclaremos todo en un mismo recipiente: guisantes, zanahorias, pechuga, pavo, piña escurrida y arroz. Ya lo tenemos todo para verter el yogur y mezclar nuevamente.

CONSEJOS:

*El yogur le da un sabor muy especial y podemos añadirle un poco del zumo natural de piña para que quede más líquido.
*No remover el arroz, así quedará más suelto el grano. Al vapor sale muy rico también y bastante suelto. El de este plato está cocinado al vapor.
*Montar con un aro, previamente probar por si le hiciera falta sal. Podemos hacer un aro casero aprovechando la parte baja de una botella de agua: le quitamos el fondo y listo, solo falta cortar con un pelín de altura.



Puedes dejarme tus dudas y consultas aquí. Aprovecho para invitarte a seguirme en Facebook.

Si haces alguna de las recetas del blog, mándame fotos y dime qué tal te ha parecido. Me encantará conocer tu opinión.

¡Muchas gracias por tu visita!

Arroz tres delicias a mi manera

Seguro que la mayoría de ustedes prepara el arroz tres delicias a su manera, de ahí el título. Animo a todo aquel que nunca haya cocinado este plato, pues queda muy rico y es muy fácil aunque un poco laborioso.

INGREDIENTES (para 2-3 personas): 100 gramos de arroz, 1 cebolla, 80 gramos de guisante, 1 loncha gruesa de jamón cocido (unos 30 gramos), 2 huevos, 80 gramos de gambas, salsa de soja, sal y aceite de oliva.
ELABORACIÓN: cortar en jamón cocido en cuadraditos. Hervir el agua con un poco de aceite y sal, añadir el arroz y cocinar como siempre según las indicaciones del paquete. Mientras, dorar la cebolla, cuando haya cogido color incorporar los guisantes, hacerlos durante unos 3-4 minutos (los frescos están en unos 3 minutos, los míos eran congelados) y reservar. En el mismo recipiente cocinar las gambas unos 3 minutos Batir los huevos con una pizca de sal muy bien y hacer una tortilla o revuelto de huevos y picar. Ver el arroz en una sartén grande con un pelín de aceite para dorarlo. Introducir todos los ingredientes y mezclar bien, regar con un poco de salsa de soja hasta que adquiera el color que ustedes deseen.
CONSEJOS:
* 33 gramos de arroz en seco vienen a ser como unos 100 gramos de arroz cocido. En base a esta proporción, calculen el número de comensales y lo que desean comer.
* Cuidado con la sal, ya que la salsa de soja le va a aportar mayor sabor salado al plato. 
* Al verter la salsa de soja y mezclar los ingredientes resulta aconsejable probar y añadir más poco a poco para no excedernos en sal.
* Particularmente me gusta más el sabor que le aporta el jamón cocido grueso que el fino.
* Aquí juega la imaginación, hay gente a la que le gusta ponerle almendras, a otros hasta queso. Yo me quedo con este básico.

Espaguetis con gallina y verduras

Seguro que a muchos les habrá asombrado el título. ¡Sí, gallina! Suelo hacer caldo de gallina que queda muy sabroso, la carne es bastante dura, por lo que debe ir al fuego durante más de dos horas. Ahora, ¿qué hacemos con la carne de esta gallina una vez conseguido el caldo? Guardarla en el congelador para emplearla, por ejemplo, en un salteado con verduras y comer especial con poco, como es el caso de estos espaguetis. Una sencilla y rica receta de aprovechamiento.

 

 

INGREDIENTES: restos de gallina para dos personas (unos 200 gramos), 1 cebolla, 1 calabacín, 1 zanahoria, sal, orégano, ajo en polvo, aceite de oliva, agua y 200 gramos de espaguetis.

 

ELABORACIÓN: poner en un recipiente 1 litro de agua con un poco de orégano y un chorro de aceite de oliva. Cuando comience a hervir, introducir los espaguetis y dejar el tiempo indicado en el paquete a fuego medio. Remover una o dos veces a lo largo de la cocción. Por otro lado cortamos las verduras al gusto, no muy grandes. En una sartén poner un poco de aceite de oliva y comenzar a pochar la cebolla. Una vez cambie de color, un poco transparente, añadir la zanahoria y cocinar durante unos 6-7 minutos a fuego medio removiendo para que no se pegue. Tras estos minutos, poner el calabacín, aderezar con sal, ajo molido y orégano, y seguir pochando a fuego medio hasta que transcurran unos 15 minutos. Controlar que no se pegue y si hiciera falta rociar con un poco más de aceite de oliva. Cuando queden solo unos 4 minutos para finalizar la cocción de las verduras, pondremos la carne de gallina desmenuzada y mezclaremos.



Mientras, cocinar los espaguetis (al mismo tiempo) en agua hirviendo con sal, una pizca de aceite de oliva y un poco de orégano el tiempo indicado en el paquete, para finalmente escurrirla con cuidado. En un plato poner un lecho de verduras con gallina y sobre este los espaguetis al gusto.

CONSEJOS:
* Este plato se puede preparar con restos de verdura.
* Si se quiere, puede usarse sobras de pollo, en vez de gallina, o cualquier otra carne.
* Le podemos dar un toque especial a la pasta con un majado de ajo, aceite, perejil y nueces o avellanas.
Puedes dejarme tus dudas y consultas aquí. Aprovecho para invitarte a seguirme en Facebook y en Twitter.
Si haces alguna de las recetas del blog, mándame fotos y dime qué tal te ha parecido. Me encantará conocer tu opinión.

 

 

¡Muchas gracias por tu visita!



Canelones de verduras y bacón para intolerantes a la lactosa

Con lo que me gustan los canelones y el otro día me di cuenta de que no había publicado ninguna receta. Así que lo tuve claro al momento, debía remediar la situación. Este plato de canelones queda muy sabroso y es apto para intolerantes a la lactosa. ¿Preparados para comer especial?

INGREDIENTES: 12 láminas de canelones, 1 zanahoria mediana, 1 calabacín, 1 puerro, champiñones, 30 gramos de bacón, 1 bote de nata sin lactosa, 1 paquete de queso rallado sin lactosa, un poco de sal, aceite de oliva, agua y orégano.
ELABORACIÓN: en un recipiente con agua caliente y un poco de aceite de oliva poner las láminas de pasta para los canelones y mantener el tiempo indicado en el paquete, unos 15-20 minutos. Luego, sacar y colocar sobre un paño limpio de cocina y secar el exceso de agua con otro. Disponer sobre una bandeja de horno y reservar. Al mismo tiempo que la pasta de los canelones está en remojo cortar en finos bastones las verduras o rallarla, salvo los champiñones que los laminaremos. Calentar un poco de aceite en una sartén y comenzar a pochar la zanahoria y el puerro. Cuando el puerro comience a cambiar de color, añadir el calabacín y una pizca de sal. Mantener a fuego medio unos 5-7 minutos. Incorporar los champiñones, salar y aderezar con orégano. Más o menos estará unos 8 minutos más antes de añadir el bacón y apartar a los 3-4 minutos.

Precalentar el horno a 180º e ir rellenando con mucho cuidado las láminas de pasta para los canelones que teníamos reservadas en una bandeja de horno y enrollarlos con mucho cuidado. Verter por encima la nata y el queso rallado e introducir en el horno unos 4 minutos.

CONSEJOS:
* Colocar la pasta en un paño limpio para que absorba el agua.
* Para cortar la cocción de la pasta, mejor escurrirla y pasar por agua fría, perfectamente puede ser poniéndola bajo el grifo unos segundos.
* Pochar la verdura al gusto. En mi caso debo consumirla bien hecha por temas de salud. Si a ustedes les gusta al dente, disminuyan el proceso en 2 minutos, aproximadamente, en cada paso, salvo el final.
* Puede que sobre verdura, aprovechar para poner por encima de los canelones al emplatarlos.
* Si no son intolerantes a la lactosa pueden añadir queso rallado normal, al igual que la nata.
* No aconsejo añadir pimienta en este plato pues altera un poco el sabor de los ingredientes y no buscamos algo picante, sino disfrutar de las verduras, nata y queso.
* Ojo con la sal, mejor pecar de poca y rectificar.
* Ojo con el aceite de oliva, no hace falta bañar el fondo del recipiente pues con una fina película se harán las verduras.
* Si les apatece un toque dulce en el canelón, aprovechar para incluir pasas sin pepitas o manzana en tacos bien pequeños.
* Si optan por las pasas, añadirlas con el bacón tras tenerlas en remojo unos minutos. En el caso de la manzana ponerla junto con el calabacín.

Puedes dejarme tus dudas y consultas aquí. Aprovecho para invitarte a seguirme en Twitter y en Facebook.
Si haces alguna de las recetas del blog, mándame fotos y dime qué tal te ha parecido. Me encantará conocer tu opinión.
¡Muchas gracias por tu visita!