Cochinillo o cordero lechal, ¿cuál te gusta más?

Podría aventurarme a decir que el cochinillo de Segovia asado y el cordero lechal o lechazo son dos de los platos favoritos de los Españoles. Dará igual que estén cocinados de forma clásica, al horno, o de una manera más modera, ya que son unas carnes increíbles, con un sabor espectacular y difíciles de encontrar fuera de España. Eso sí, lo único importante para lograr una deliciosa receta es que el producto sea de calidad.

Indispensable, pues, será conseguir una buena materia prima, vivamos donde vivamos. De todas formas, hoy en día no hay excusa para no comer la mejor carne, ya que la podemos comprar online en multitud de empresas, como carnicería Damma, y así saborear estos deliciosos productos en cualquier parte del planeta y época del año.

¿Te gusta el cochinillo o el cordero?

En mi caso no podría responder a la pregunta porque me encantan las dos carnes. A mí me quita el sentido un buen cochinillo con su piel crujiente y un cordero bien horneado (si es en leña, ya me pierdo). ¿A ti te gusta alguna de estas carnes? ¿Con cuál te quedas?

Breve historia del cochinillo en España y propiedades nutricionales

El cochinillo es muy popular en España, sobre todo en Segovia, y se suele consumir bastante en fechas navideñas. La forma tradicional de hacerlo es al horno, sin más condimento que su propia grasa y un poco de agua, excepcionalmente. Este animal forma parte de la dieta alimenticia de otros países, como por ejemplo, Italia, Brasil, Portugal, Cuba, Uruguay o Argentina.

La gente suele huir, casi siempre, del cerdo por la idea extendida de su excesivo aporte calórico debido a la grasa. Pero estamos hablando del cerdo pequeño (lechón, cochinillo lechal) que toma leche materna y posee una elevado contenido de agua, por lo que es adecuado consumirlo incluso estando a dieta. Esta carne blanca, con menor contenido graso que un cerdo adulto y más sano que las carnes rojas, aporta 175 calorías por cada 100 gramos.

Un alimento muy adecuado para el ser humano en épocas de crecimiento, ya que su alto contenido en proteínas estimula la formación de tejidos corporales y ayuda al buen desarrollo muscular. La carne de cochinillo se caracteriza por ser rica en proteínas, riboflavina, vitaminas B6 y B12, grasas poliinsaturadas (grasas saludables) y grasas monoinsaturadas (necesarias para nuestro organismo). Aporta minerales como magnesio, selenio, fósforo, potasio, zinc o hierro.

Receta de cochinillo asado de manera tradicional con trucos para la piel crujiente.

Tradición del cordero en España y propiedades nutricionales

Algunos textos indican su llegada a través de Italia, en otros se hace referencia a Sicilia y a fechas tan lejanas en el tiempo como 4600 o 4800 a. C. El cordero es un producto muy apreciado en España, sobre todo el cordero lechal, de cultura tradicional y con platos ancestrales, transmitidos de madres y padres a sus hijos. El cordero forma parte de nuestra gastronomía, como evidencian diversas recetas campesinas y de pastores: comidas sabrosas y de guiso lento.

Las zonas de España donde este alimento ha estado más presente durante décadas con recetas propias de su gastronomía son Extremadura (caldereta a la extremeña, chanfaina), Castilla y León (cordero en horno de leña, mollejas de cordero a la zamorana), Castilla-La Mancha (zarajos de cordero, caldereta de cordero manchega), Navarra (cordero al chilindrón) y Aragón (ternasco a la plancha).

Esta cría de la oveja se caracteriza por ser una carne muy tierna y bastante apreciada por su sabor (aunque no a todo el mundo le agrada). Alimento rico en proteínas, minerales (fósforo, zinc, potasio, hierro) y vitaminas B2, B3, B6 y B12, vitaminas que ayudan a regular el funcionamiento del sistema nervioso. Si bien, su aporte calórico es mayor que el del cochinillo: por cada 100 gramos de cordero, 225 calorías.

Recetas de cordero y cochinillo

Delicioso pastel de carne de cordero con romero

Follow my blog with Bloglovin
Nunca en mi vida había preparado un pastel de carne cordero, no se me había ocurrido. ¿Por qué me animé en esta ocasión a hacerlo? Pues porque en el libro La cocina fácil de Lorraine Pascale, que me encanta, encontré un pastel delicioso de carne con romero que adapté a mis circunstancias alimenticias. En vez de emplear pimienta, que ya sabes que no puedo tomarla, opté por aceite de oliva con ajo, que le da un punto de sabor riquísimo a los platos (desde aliños, verduras, pescados o carnes a la plancha hasta platos más elaborados como este).

Ingredientes pastel de carne de cordero

  • Aceite de oliva con ajo.
  • 2 cebollas rojas medianas, peladas y picadas.
  • 3 o 4 cucharadas de vinagre balsámico.
  • 2 tallos medianos de apio bien picado o 1 grande.
  • 2 ramas de romero fresco muy bien picadas.
  • 750 g de carne de cordero cortada en tacos muy pequeños, limpia de grasa.
  • 200 ml de vino oloroso.
  • Orégano.
  • 1 hoja de laurel.
  • 2 cucharadas soperas de salsa de soja.
  • 2 cucharadas de salsa de tomate casero.
  • Sal.
  • Ajo en polvo.
  • 1 kg de patatas medianas y con su cáscara bien limpia.
  • 70 mililitros de nata sin lactosa.
  • 75 gramos de mantequilla sin lactosa.
  • Queso rallado sin lactosa.

¿Cómo preparar un exquisito pastel de carne con romero?

Ahora llega el momento de la elaboración de las verduras, la carne y el puré de patatas, para finalmente introducirlo todo en el horno. Este proceso requiere de paciencia, organización y algo de tiempo para que el pastel quede en su punto. Con el fin de que el proceso de elaboración no te resulte muy largo, puedes cortar las verduras desde el día anterior y conservarlas tapadas en la nevera, así como limpiar muy bien las patatas y reservarla. Esto permitirá que tengas todo preparado y organizado para dedicarte únicamente al cocinado del pastel.

Elaboración de las verduras y la carne

  1. Dora la cebolla con un poco de aceite de oliva con ajo.
  2. Añade el vinagre balsámico, sube el fuego y cocina hasta que se haya evaporado.
  3. Introduce la zanahoria, el apio y el romero, remueve muy bien y cocina durante unos 5 minutos.
  4. Añade la carne de cordero picada y cocina hasta que adquiera un tono tostado.
  5. Incorpora el vino, el ajo en polvo, la hoja de laurel, el orégano, las 2 cucharadas de tomate casero y las 2 cucharadas de salsa de soja.
  6. Cocina durante 15 minutos y prueba para saber qué cantidad de sal necesita, rectifica si hiciera falta.
  7. Prueba la carne y continúa cocinando hasta que este tierna, unos 10 o 15 minutos más.
  8. Una vez cocinada la carne con las verduras, reserva. Eso sí, quita la hoja de laurel.

Cómo preparar el puré de patatas

  1. Pon al fuego una cacerola o una olla rápida con agua y sal justo en el momento en el que comiences a cocinar todas las verduras (zanahoria, apio y cebolla, en ese momento).
  2. Para que hierva más rápidamente, tapa el recipiente.
  3. Una vez hierva el agua, introduce las patatas con cáscara y bien limpias.
  4. Si las haces en olla rápida sigue las instrucciones del tiempo requerido. En la mía están en unos 10 minutos.
  5. Si las haces en un caldero convencional, a los 20 minutos pincha para ver si están en su punto. En caso contrario cocina hasta que estén tiernas.
  6. Una vez hechas, escúrrelas y deja que pasen unos minutos para que puedas pelarlas sin quemarte.
  7. Tras peladas, trocea las patatas en un recipiente donde vayas a hacer el puré.
  8. Vierte la mitad de la nata y la mitad de la mantequilla, y comienza a escachar con un escacha patatas.
  9. Prueba el punto de sal y rectifica si hiciera falta más. Al cocinarse con la piel casi no absorbe sal.
  10. Incorpora el resto de la nata y de la mantequilla, y continúa escachando hasta lograr un puré uniforme.

Horneado del pastel de carne de cordero

  1. Precalentar el horno a 180°.
  2. Escurre un poco los líquidos de la verdura y la carne en un recipiente (puedes usarlo después para regar el pastel con dicho líquido. Eso sí, deja un poco de líquido, no lo escurras del todo).
  3. Procede a colocar la verdura y la carne en el fondo de un recipiente especial de horno.
  4. Encima pon el puré de papas con cuidado, que cubra bien la carne.
  5. Introduce en el horno a 180º y durante unos 15 minutos.
  6. Transcurrido este tiempo, saca la fuente del horno y coloca encima el queso rallado.
  7. Vuelve a introducir en el horno, esta vez con la función grill para que se gratine el queso.
  8. Una vez gratinado, sacar y a disfrutar.
Trucos y consejos
  1. ¿Por qué cuezo las patatas con piel? Porque absorben menos agua y pierden menos almidón, lo que hace que el puré sea más consistente. Si quieres hacerlas peladas, córtalas en trozos grandes.
  2. En el caso de que no tengan problemas con el tomate, usa 2 cucharones grandes de salsa casera de tomate. Yo solo empleé 2 cucharadas rasas de sopa por mis circunstancias alimenticias, no lo tolero muy bien.
  3. La receta original lleva salsa Worcestershire en lugar de salsa de soja.
  4. El ajo en polvo se puede sustituir por pimienta negra recién molida.
  5. Si no tienes ningún vino oloroso en casa, puedes cambiarlo por caldo de carne o de verduras, incluso por una pastilla de caldo con agua.
  6. Puede ser que tú no seas intolerante a la lactosa, así que opta por nata, mantequilla y queso del que uses habitualmente.
  7. Si eres alérgica o alérgico a la lactosa, cambia la mantequilla y la nata por los productos que suelas emplear en estos caso.
  8. Esta receta se puede preparar perfectamente con carne de pollo y si quieres darle un punto de grasa para que no sea tan suave, añádele bacón. Luego, tritura todo en la máquina (no lo cortes en dados como en el caso del pastel de cordero) y dora con las verduras.
  9. El apio lo puedes sustituir por puerro o por calabacín. Usa las verduras que más te gusten y las especias que más te agraden.



Las delicias de la gastonomía alemana

No hay nada que me guste más que viajar a través de la gastronomía y descubrir nuevos sabores, olores, lugares. Una experiencia que colma los sentidos y nos hace abrir la mente. ¿A ti también te agrada recorrer el mundo? Uno de los países que me encantaría visitar es Alemania; su cocina me pierde, aunque existan preparaciones que debo adaptar. Precisamente el domingo pasado, Olivia, una buena amiga mexicana, me desconsoló hablándome de un restaurante en el que sirven platillos de Alemania deliciosos. Hasta ese momento, reconozco que desconocía por completo la afición mexicana a dicha comida.

En mi caso, un plato que no puede faltar en mi mesa, y que he logrado adaptar, es el codillo, me vuelve loca. Los ahumados igualmente resultan un manjar de dioses y es que la comida alemana no solo se caracteriza por el codillo, las cervezas y las salchichas. ¿Cuáles serían los platos más típicos? Intentaré explicarte algunos, a ver con cuál te quedas de todos ellos y si los conoces todos:

  1. Eisbein o mi adorado codillo de cerdo. En concreto se trata de la parte donde se forma el codo de la pata delantera del cerdo. Existen varias formas de cocinarlo: cocido o al horno. Personalmente me gusta combinar ambos procesos para que la carne quede jugosa y la piel dorada. Si pruebas a bañarlo con un poco de cerveza alemana intensificarás su sabor. Además, en Berlín se suele servir con un puré bien rico de guisantes.
  2. Kartoffelpuffer. Este plato es típico de toda Alemania (aunque su nombre varía dependiendo de la región), así como de Austria, Luxemburgo, Polonia y Ucrania, entre otros. Se trata de unas tortitas de papas, cebolla, huevo, harina de trigo, sal y perejil. Si no las has comido, te animo a prepararlas y acompañarlas como hacen ellos con un puré de manzana. Una delicia. Los ingredientes para 4 personas serían 1 cebolla pelada y rallada, 500 gr de papas peladas y ralladas, 1 huevo mediano, sal, perejil seco o fresco bien picado, 15 gramos de harina. Mezclar todo hasta obtener una masa homogénea, calentar aceite (como un dedo, que cubra un poco la base) y freír las tortitas hasta que los bordes estén bien dorados.
  3. Königsberger Klopse. Jugosas albóndigas de carne de la zona de Berlín y alrededores (en concreto, las región de Prusia Oriental) que se sirven acompañadas de una crema de alcaparras y arroz o papas cocidas. Básicamente, se elabora con la mezcla de carne de vaca (o ternera) y cerdo, añadiendo arenque en salazón triturado, especias, cebolla y ajo.
  4. Leberkäse o fleischkäse. Embutido tradicional de la región de Baviera y popular en toda Alemania, consistente en carne de ternera y de cerdo, tocino, cebolla, orégano y sal. Los ingredientes se ponen en salazón, de ahí su color rosa. Fuera de Baviera no se coloca la carne en salazón y además añaden especias que le confieren un sabor diferente. Habitualmente se sirve acompañado de panecillos o de bretzels.
  5. Pfälzer saumagen o simplemente conocido como saumagen. Esta especie de salchicha grande se caracteriza por ir rellena de diversos tipos de carne, salchichas, especias varias (como cardamomo, pimienta, etc.). Todos los ingredientes se introducen en la tripa o estómago de cerdo y después se cuece. La manera de servir es cortando rodajas gruesas acompañadas de papas fritas.
  6. Rouladen o rinderrouladen. Comida tradicional alemana y austriaca que suele acompañarse de col o puré de papas. La receta se elabora con filetes grandes de ternera rellenos de cebolla, pepinillos, tocino y, a veces, carne picada. Luego se hacen unos rollos (tras colocar el relleno) que se atan y condimentan con sal, mostaza y pimienta.
  7. Schweinebraten o asado de cerdo. En este plato se usan como ingrediente principal partes del cerdo (hombro, jamón, espalda…) estofadas y horneadas. En la zona de Baviera lo bañan con jugo de carne y cerveza oscura, mientras que en Austria se suele aderezar con ajo y comino.

Espero haberte descubierto algún plato nuevo y también me encantaría conocer tus experiencias. ¿Vives en México y has visitado el restaurante que te menciono al principio? Si es así, cuéntame qué te pareció. Si nunca has estado en ese restaurante, pero te gusta la comida alemana, ¿conoces los platos que te menciono? ¿Haces alguno en casa? ¿Qué te gusta más de la gastronomía alemana? En mi caso, adoro el codillo, la torta de papas, las salchichas y los ahumados.


Pollo con verduras en olla Gm Deluxe

Este fin de semana me invitaron unos amigos a comer a su casa y tenían un robot de cocina que desconocía. Tanto era mi ignorancia que me enseñaron un artículo con información en Neohouss donde explican de maravilla las funciones y demás bondades de este producto. La cosa es que nunca había cocinado con él hasta que me pidieron que preparara unos muslos de pollo que les había hecho una vez en casa y les encantaron.

Así que me encontré con todos los ingredientes para hacerles la receta. Enfrentándome por primera vez a una de estas ollas inteligentes que están de moda y que yo nunca había visto. ¿Qué es lo que querían? Pues descubrir si mi plato sabía igual en caldero tradicional a fuego lento que usando esta herramienta de cocina. Ellos son aficionados al deporte, se cuidan mucho y el pollo forma parte de su alimentación básica junto con el arroz. Esta vez los saqué un poco de la dieta, pues decidí añadir papas (patatas) en vez de arroz.

Antes de ir a la receta, me gustaría invitarte a visitar el post de los ganadores del sorteo aniversario de Comer especial para que dejes tu voto por la receta que más te guste y así saber quién será el ganador o ganadora. Si te apetece, invita a tus amigos y amigas a que también voten por su receta favorita.

Receta de pollo con verduras en olla Gm Deluxe

Ingredientes para hacer jamoncitos de pollo con verduras en olla Gm

  • 150 g de setas.
  • 150 g de champiñones.
  • 8 jamoncitos de pollo de los grandes, como los de las fotos.
  • Aceite de oliva.
  • Sal al gusto.
  • 1 hoja de laurel.
  • 16 papas pequeñas (patatas) o unas 8 medianas.
  • 1 taza de café de pasas.
  • 300 ml de vino blanco oloroso para cocinar.
  • 150 ml de agua.
  • 1 manojo de espárragos.
  • 1 cebolla grande.
  • 2 dientes de ajo.
  • Perejil seco.
  • Ajo en polvo.

Elaboración de la receta de pollo en olla Gm

  1. Poner un poco de aceite en la olla y programar plancha durante 10 minutos.
  2. Introducir la cebolla bien picada, cuando adquiera color, añadir los ajos también muy picados.
  3. Rehogar la cebolla y el ajo. A los 2 minutos de haber introducido los dientes de ajo, añadir las setas y los champiñones previamente limpiados y troceados.
  4. Mientras se va haciendo la verdura, pelar las papas (patatas), cortarlas al gusto y cocinar en un caldero con sal y agua caliente.
  5. Cuando los champiñones y las setas dejen de soltar agua, poner los espárragos limpios y troceados al gusto.
  6. Si hiciera falta, verter un poco de aceite para terminar de rehogar los espárragos con toda la verdura.
  7. Aderezar con sal, ajo en polvo, la hoja de laurel y el perejil seco.
  8. Una vez pochadas las verduras, echar los 300 ml de vino y los 150 de agua, así como las pasas.
  9. Condimentar el pollo al gusto y colocar en el recipiente.
  10. Programar menú pollo durante 18 minutos y cuando falten 4 minutos, agregar las papas para que se impregnen del jugo y sabores del guiso.
  11. Una vez transcurridos los 18 minutos, comprobar que el pollo está hecho.

Trucos para elaborar pollo en olla Gm o en otro recipiente

  • Hay que tener en cuenta la capacidad de estos aparatos, pues pude que no te quepan los jamoncitos si son muy grandes. De todas formas, un pollo de 2 kilos cabe perfectamente, además del acompañamiento que se añada. Por lo que tiene bastante capacidad.
  • La piel del pollo se puede dorar previamente, antes de hacer las verduras, e incluso quitar si están a dieta o no les gusta.
  • Si no eres fan de las setas y champiñones, otra opción es cambiarlos por zanahorias, calabacín, berenjena o lo que más te agrade.
  • En el caso de que las pasas no te gusten, las puedes quitar. Tal vez te apetezcan más unas aceitunas sin hueso o unos trozos de manzana.
  • Un poco de pimienta le aportará un plus de sabor a la receta, así como la punta de una cuchara de café de curry. Ya sabes que yo no puedo tomar estos ingredientes, antes sí y me encantan; por ello te animo a que los incorpores a tu guiso.
  • Otro ingrediente que debo tomar muy poco es el tomate, de ahí que casi no aparezca en mis platos. En esta ocasión, 1 o 2 tomates en el sofrito también enriquecerán el guiso.
  • Atrévete a combinar sabores, especias e ingredientes cada vez que cocines.
  • La sal puede ser fina o gruesa, ya que al ser un guiso se deshará con facilidad. Eso sí, recuerda usar poca, ya que siempre se puede rectificar por falta, mientras que por exceso es más difícil, aunque no imposible.
  • Tal vez no tengas este tipo de olla y te guste la receta. Solamente tienes que cambiar la olla por un caldero tradicional y hacer la receta siguiendo los pasos, pero usando el caldero. Eso sí, debes estar pendiente de que no le falte líquido, añadiendo más vino y agua si fuera necesario. Vigila también la cocción del pollo para que no se pase, así como el punto de las papas.
  • Otra opción es la olla rápida, seguir los pasos hasta incorporar los líquidos que será el momento de cerrar el recipiente. En caso de hacer la receta con este recipiente puedes incorporar las papas, ya que se harán muy bien. Programar atendiendo a las indicaciones de tu aparato, en mi olla está en 8-10 minutos.



Pierna de cordero cocinada en bolsa al vapor

Este año espero seguir aportándoles recetas que les resulten bien sencillas de hacer, recetas fáciles, y a la vez muy sabrosas. Esta pierna de cordero está cocinada en bolsa de asar y al vapor, con un toque final de horneado para dorarla un poco. Además, va acompañada de verduras y queda suave, jugosa y muy tierna.

Para el cocinado de la pierna he recurrido a la Thermomix. Ahora bien, no pasa nada si ustedes no tienen este aparato. Basta seguir todos los pasos que detallaré a continuación usando un caldero grande con agua y luego emplear la vaporera. ¿Qué es la vaporera? Una herramienta de cocina, como un plato, pero con agujeros para que el vapor del agua hirviendo le llegue a lo que van a cocinar. Eso sí, deben poner la tapa encima de la pierna para que se conserve todo el vapor dentro del recipiente. Algunas ollas rápidas traen vaporeras que les servirán para emplear en esta ocasión, pero con caldero normal.

Ingredientes para cocinar una pierna de cordero en bolsa de asar

  • 1 pierna de cordero de 1 kilo, aproximadamente, para 2 o 3 personas.
  • 250 mililitros de vino dulce o semidulce.
  • 40 mililitros de aceite de oliva virgen.
  • 2 litros de agua.
  • 5 dientes de ajo.
  •  5 ramas de perejil.
  • 3 o 4 ramas de romero.
  • 2 zanahorias troceadas toscamente.
  • 250 gramos de espárragos.
  • 250 gramos de setas.
  • 150 gramos de champiñones cortados en cuatro trozos.
  • Varias ramas de romero para las verduras.
  • Aceite de oliva para las verduras.
  • Sal.

Receta de pierna de cordero al vapor en bolsa de asar en Thermomix

  1. Hervir dos litros de agua en el vaso de la Thermomix a velocidad 1 temperatura varoma durante 9 minutos aproximadamente.
  2. Triturar los dientes de ajo, las ramas de romero y perejil, la sal, los 250 mililitros de vino y los 40 mililitros de aceite.
  3. Colocar la pierna en una bolsa de asar con el líquido triturado y cerrar la bolsa, seguir los pasos indicados en las instrucciones de la bolsa de asar.
  4. Ubicar la bolsa con la pierna de cordero en la bandeja varoma de la Thermomix y cocinar durante 1 hora a velocidad 1 y temperatura varoma.
  5. Dar la vuelta a la bolsa y seguir calentando por el otro lado 1 hora más.
  6. Después, introducir en el horno, previamente precalentado, las verduras cortadas, aderezadas con sal, aceite de oliva virgen y ramas de romero fresco.
  7. Cocinar las verduras a 180º durante 25 minutos.
  8. Una vez esté hecha la pierna, sacarla y colocarla, junto con los líquidos que haya en la bolsa, sobre las verdura.
  9. Mantener la bandeja en el horno unos 10 minutos por cada lado para que se dore la piel de la  pierna de cordero.

Receta de pierna de cordero cocinada al vapor de forma tradicional

  1. Calentar dos litros de agua en un caldero y taparlo para que el agua se caliente antes.
  2. Triturar los dientes de ajo, las ramas de romero y perejil, la sal, los 250 mililitros de vino y los 40 mililitros de aceite.
  3. Colocar la pierna en una bolsa de asar con el líquido triturado y cerrar la bolsa.
  4. Poner la bolsa con la pierna de cordero sobre la vaporera e introducir esta en el caldero. Cocinar durante 1 hora a temperatura media.
  5. Dar la vuelta a la bolsa y seguir calentando por el otro lado 1 hora más.
  6. Precalentar el horno e introducir las verduras cortadas al gusto y cocinar unos 25 minutos.
  7. Transcurridas las 2 horas de cocinado de la pierna de cordero, sacarla de la bolsa y colocarla sobre las verduras; verter los líquidos que hubieran en la bolsa.
  8. Dorar la pierna unos 10 minutos por cada lado.

 

Consejos y trucos para hacer pierda de cordero al vapor en bolsa

  • En el caso de hacer la pierna de forma tradicional, puede darse el caso de que no quepa en la vaporera, así pues, no quedará de otra que partirla en varios trozos.
  • Si tuvieran que cortar la pierna y no supieran, mejor pedírselo al carnicero.
  • Usar las verduras que más les agraden y calcular el tiempo de cocción según la dureza de estás.
  • Pueden preparar un poco más de adobo y reservarlo para verterlo sobre las verduras, en caso de que les apetezca.
  • Otra opción sería colocar la bolsa sobre una bandeja de horno y a otra altura inferior colocar otra bandeja (o recipiente apto para horno) con agua para hacerlo al vapor dentro del horno.
  • Este plato se puede comer así o acompañar de hidrato (papas guisadas, arroz blanco, etc.).
¡Muchas gracias por la visita!

Delicioso cochinillo asado en Cáceres

Una de las cosas que más disfrutamos en los viajes son los momentos de relax sentados delante de un rico plato. Para nosotros fue una auténtica sorpresa la escapada a Cáceres, no solo por el entorno, que es maravilloso, sino porque degustamos un delicioso cochinillo asado. Nunca se nos hubiera pasado por la cabeza que en Cáceres lo hacían tan rico.

El cochinillo asado, una delicia de la gastronomía española

Dónde comer cochinillo asado en Cáceres

Tras una mañana de paseo, descubriendo esta hermosa ciudad española, nos dieron las tres de la tarde y no habíamos comido aún. Nos sentamos en un banco de la plaza de San Juan a mirar en el móvil a dónde podíamos ir. Finalmente decidimos preguntarle a un señor que pasó por allí. Amablemente nos indicó que podríamos disfrutar de un delicioso cochinillo asado en restaurante la Fusa y que estaba a pocos metros de donde nos encontrábamos. El restaurante está a 4 minutos de la plaza Mayor y cerca de la iglesia de San Juan Bautista, nosotros no lo habíamos visto y pasamos por delante. ¡Qué despistados! 😰

Como nos encontrábamos a dos pasos, 2 minutos caminando desde la plaza, allí que fuimos. ¡Qué maravilla de cochinillo! Con esa piel crujiente, una carne jugosísima; se me hace la boca agua nada más recordarlo. Nos trataron fenomenal y tuvieron en cuenta mis problemas y alergias alimenticias. Eso sí, nos indicaron que si los hubiéramos avisado con más tiempo, llamándolos, nos habrían podido ofrecer más platos. De esta manera, da gusto salir de viaje, con la tranquilidad que da comer en un restaurante que tiene en cuenta las circunstancias alimenticias personales y que no te pone  pegas por ello.

¿Cómo preparar cochinillo asado?

El cochinillo asado forma parte de la tradición culinaria de la gastronomía española. En zonas como Segovia es muy típico, tanto que esta manera de prepararlo también es conocida como cochinillo a la segoviana. Si bien, no es el único lugar donde se prepara habitualmente. En Cáceres también existe tradición de cochinillos asados y hasta han llegado a publicarse artículos sobre cuál es el mejor en esta zona de España, cosa que yo desconocía hasta que tuve el placer de degustarlo, como les comenté al principio.

El cochinillo no debe superar las tres semanas y pesar entre 3,5 a 6 kg para cocinarlos de esta manera. El cochinillo asado es un plato que en España se consume bastante en Navidad, en estas fiestas tan señaladas que están a la vuelta de la esquina. Así, es normal verlos a la venta en las carnicerías, mercados y grandes superficies. Igualmente, es un animal muy consumido en países tales como Argentina, Cuba, Uruguay, Puerto Rico, Brasil, Italia y Portugal, entre otros.

A continuación te explico cómo hacer cochinillo asado en casa, incluyendo la tradicional en primer lugar:

  1. Únicamente hace falta 1 cochinillo abierto por el espinazo, manteca, sal gorda y agua. Precalentar el horno a 180º durante unos 10 minutos. Poner el cochinillo en una bandeja de barro con un dedo de agua (para que se hidrate y quede más jugoso durante el asado) o en una rejilla con bandeja debajo; salar y dejar la piel hacia la bandeja, que no se vea. Cocinar a 180º alrededor de 1 hora y 30 minutos. Dar la vuelta, con la piel hacia arriba, cuando la carne del muslo esté tierna. Cubrir las orejas y el rabito con aluminio para que no se quemen. Pintar la piel con un poco de manteca para que la piel se quede crujiente, pues la manteca es conductora del calor. Si queda poca agua en el recipiente, añadir e introducir nuevamente en el horno unos 45 minutos. Los tiempos de horneado siempre dependen, puesto que cada horno es un mundo y estoy hay que tenerlo muy en cuenta. El punto exacto de la piel estará cuando al tocarla cruja y se rompa. Ojo: la piel no debe estar en contacto con el agua.
  2. Otra manera de cocinarlo, no tan tradicional como la anterior, es poner en el fondo del recipiente el agua con alguna hierba aromática, como laurel, romero o tomillo, por ejemplo, y proceder de la misma manera.
  3.  Una variante interesante sería entero, sin abrir por el espinado. Cocinarlo (con las orejas y el rabillo cubiertos con papel de aluminio desde el principio) a unos 150º  la primera hora. Sacar y con una brocha ponerle manteca. Introducir nuevamente en el horno a 180º durante 30 minutos. Dar la vuelta, embadurnar con manteca y mantener unos 20-30 minutos más hasta que la piel esté crujiente.
  4. Elaborar de la misma forma que el anterior o escoger la cocción primera y añadir no solo hierbas aromáticas, sino también unos dientes de ajos enteros, con su piel y golpeados (dientes de ajo en camisa).

Trucos para hacer cochinillo asado en casa  

  • Para que la piel no se pegue a la cazuela de barro o a la rejilla, poner unos palos de madera de árbol como laurel, por ejemplo, o un poco de papel de horno.
  • Que no pese más de 5,5 kilos.
  • Tapar las orejas, el rabo y las pezuñas con aluminio para que no se quemen.
  • Que el agua nunca esté en contacto con la piel para que esta no se ablande, puesto que no lograrían una piel crujiente.
  • Incluso cuando lo saquen del horno, es aconsejable servir la salsa aparte.
  • Suele tardar entre 2 y 3 horas en hacerse, esto dependerá del horno y del tamaño del cochinillo.
  • En algunos hornos es necesario cocinarlo la última hora a 200º para que la piel se dore.
  • Vigilar si el agua se evapora y reponerla.
Cochinillo asado en restaurante la Fusa, Cáceres

Características nutricionales

El cochinillo es el cerdo pequeñito que aún toma leche materna, es decir, el lechón o cochinillo lechal, la cría del cerdo. Curiosamente, este animal posee un alto contenido en agua, aspecto a tener en cuenta si queremos llevar una dieta equilibrada; además de tener valores semejantes a los de un cerdo adulto en lo que a proteína se refiere, pero menor contenido en grasas.

En contra de lo que habitualmente suele pensarse, el consumo de 100 gramos de cochinillo o lechón asado aporta unas 175 calorías. Su consumo aporta fósforo, vitamina B12, selenio, hierro, cinc, potasio, mayor proporción de grasas monoinsaturadas (necesarias para el organismo) y grasas poliinsaturadas (consideradas grasas saludables).

El cochinillo está catalogado como animal de carne blanca. Esto quiere decir que dentro de la dieta mediterránea forma parte de aquellas carnes más recomendadas para su consumo semanal debido a sus propiedades, en contraposición a las carnes rojas, consideradas menos saludables. Además, los cochinillo no deben recibir medicación, aspecto necesario para cumplir con su estándar de calidad.