Helado de plátano y mango sin lactosa

Este helado de plátano y mango es muy fácil de hacer si se tiene heladera. En mi caso he usado una máquina tan sencilla como una de tantas que venden en el mercado que introduciendo la fruta congelada, se obtiene una mezcla cremosa estupenda.

 

 

Esta es una manera muy fácil de conseguir que los más pequeños de la casa se aficionen a la fruta y colaboren en la elaboración. Con esta receta participo en el Reto Facilísimo, donde el tema de este mes es «Peques», propuesto por nuestra compañera Makarmen Cruzado del blog Shooting star manualidades.¡No se pierdan las fantásticas propuestas de l@s participantes en este reto!
INGREDIENTES: 1/2 plátano y un mango o manga de 350 gramos, ambos maduros.
ELABORACIÓN: Abrir el mango o manga por la mitad, pelar, trocear e introducir en una bolsa de congelación; pueden ayudar los peques, acercando la bolsa y manteniéndola abierta. Acto seguido, pelar el plátano, trocear e introducir en la bolsa, nuevamente con la ayuda de los niños. Colocar las bolsas en la nevera y congelar durante unas 48 horas como mínimo. Transcurrido este tiempo, sacar del congelador, dar unos golpes en las bolsas para soltar los trozos y pedir a los niños que vayan poniendo en la máquina 1 trozo de cada fruta hasta llenarla. Proceder a triturar y servir al gusto. En este último paso también nos pueden ayudar nuestros pequeños cocineros y hasta decorar a su gusto. Les resultará muy divertido y comerán helados muy sanos. Además, al no llevar lactosa, cualquiera puede disfrutar de estos helados.
CONSEJOS:
* Las frutas se pueden variar al gusto del consumidor.
* Si incluyen alguna fruta ácida deberán incorporar azúcar o miel.
* Una de las frutas debe ser aguacate, mango, manga o plátano porque aportarán la cremosidad necesaria.
* Igualmente, pueden añadir un yogur con o sin lactosa que también aporta cremosidad.
* Si no tienen ningún aparato como estas heladeras de las que les hablo, necesitarán una máquina para triturar e introducir en el congelador, sacar cada 3-4 horas y remover para que quede en su punto.
* Los helados se pueden tomar en cucuruchos como los de la foto que se compran en cualquier gran superficie o en vasos.
* Además, se pueden decorar al gusto con trozos de fruta o chocolate, frutos secos molidos, virutas de colores, granola, sirope, miel, caramelo líquido, etc.

 

 

Aprovecho para invitarles a seguirme en Facebook, Twitter, Pinterest y Google+, así como en la Comunidad de Google+ en la que ustedes pueden publicar sus recetas.
¡Muchas gracias por la visita y nos leemos a la vuelta!

Helado de fresas naturales sin lactosa

Este helado resulta de lo más sencillo, fácil y rico. Uno de los primeros postres que me enseñó mi presentadora de Thermomix junto con la tarta de Santiago. Yo lo adapté a mis problemas alimenticios, por lo que se trata de un helado de fresas naturales sin lactosa y sin heladera. Si no es temporada de fresas, no importa, pueden comprarlas congeladas; al fin y al cabo, van a usarse congeladas. Queda una tarrina estupenda para disfrutar y el helado es mucho más sano que los comerciales, además de ser una buena forma de dar fruta a los más peques de la casa para que no la rechacen.

Delicioso helado casero de fresas naturales con y sin lactosa

Ingredientes para el helado casero de fresas

  • 250 gramos de fresas. 
  • 85 gramos de azúcar o 50 de fructosa.
  • 1 bote bien frío de nata sin lactosa.

Elaboración del helado casero de fresas en Thermomix

  1. Lavar y cortar en trozos grandes las fresas, congelarlas.
  2. Introducir la nata unos 15 minutos en el congelador, sin que se solidifique, ojo.
  3. Triturar el azúcar o la fructosa, velocidad 5-10 progresiva, no poner tiempo sino atender al sonido, en unos 15-20 segundo suele estar. 
  4. Añadir las fresas, velocidad 5-10 progresiva, unos 30 segundos. 
  5. Ahora solo queda incorporar la nata al resto de ingredientes y comenzar a mezclar, velocidad 6 durante 30 segundos. 
  6. Mirar, probar y volver a dar otro golpecito de Thermomix: 45 segundos, velocidad 5-6 intentando que quede bien mezclado todo y cremoso. 

Helado casero de fresas naturales, elaboración tradicional

  1. Lavar y cortar en trozos grandes las fresas, congelarlas.
  2. Introducir la nata unos 15 minutos en el congelador, sin que se solidifique, ojo.
  3. Triturar el azúcar o la fructosa en cualquier máquina como la licuadora o vaso americano. Otra opción es comprarla ya en polvo.
  4. Añadir las fresas al vaso americano o licuadora y triturar.
  5. Montar la nata e incorporar poco a poco el resto de ingredientes. 
  6. Mezclar con cuidado hasta que estén todos los ingredientes integrados. Debe quedar bien cremoso.
Helado de fresas con y sin lactosa, delicioso y facilísimo de hacer

Pasos finales para que el helado quede en su punto

  • Introducir el helado en un recipiente similar al de la foto. 
  • Tapar y congelar durante 30 minutos. 
  • Sacar y remover bien con el brazo del vaso, varillas eléctricas o espátula de repostería.
  • Tapar bien, pegando a la mezcla el plástico de cocina.
  • Sacar nuevamente a los 30 minutos y repetir el proceso.
  • Esto debe hacerse unas 4 o 5 veces, cada 30 minutos, hasta que ya no sea posible mezclar.


Consejos para conseguir un delicioso helado casero de fresas naturales

  • La nata debe ser de repostería, 35 % de materia grasa. Si son alérgicos a la lactosa, cambiar por nata vegetal de repostería, la que ustedes usen. Si no son alérgicos, nata normal para montar.
  • En ocasiones le añado una clara de huevo y debo reconocer que queda más esponjoso aún. 
  • Si no quieren ponerle nata, no importa, háganlo solo con clara; pero mejor consumirlo al momento, pues la consistencia es diferente si se congela
  • Para mi gusto, resulta más sabroso el helado natural sin la nata consumido y elaborado en el momento (fresa, fructosa y 1 clara de huevo). Con la nata sabe mucho mejor tras la congelación. Me imagino que también dependerá del paladar de cada persona.
  • Si les gusta dulce, y que no se note mucho el sabor de la fresa, pueden incorporar en el último paso una buena cucharada sopera de miel.
  • La miel y el azúcar funcionan como anticongelantes naturales.
Aprovecho para invitarles a seguirme en FacebookTwitterPinterest y Google+, así como en la Comunidad de Google+ en la que ustedes pueden publicar sus recetas. Igualmente, les animo a unirse  al grupo de Facebook para compartir sus platos y fotos de comida.
¡Muchas gracias por la visita!