Delicioso pastel de carne de cordero con romero

Follow my blog with Bloglovin
Nunca en mi vida había preparado un pastel de carne cordero, no se me había ocurrido. ¿Por qué me animé en esta ocasión a hacerlo? Pues porque en el libro La cocina fácil de Lorraine Pascale, que me encanta, encontré un pastel delicioso de carne con romero que adapté a mis circunstancias alimenticias. En vez de emplear pimienta, que ya sabes que no puedo tomarla, opté por aceite de oliva con ajo, que le da un punto de sabor riquísimo a los platos (desde aliños, verduras, pescados o carnes a la plancha hasta platos más elaborados como este).

Ingredientes pastel de carne de cordero

  • Aceite de oliva con ajo.
  • 2 cebollas rojas medianas, peladas y picadas.
  • 3 o 4 cucharadas de vinagre balsámico.
  • 2 tallos medianos de apio bien picado o 1 grande.
  • 2 ramas de romero fresco muy bien picadas.
  • 750 g de carne de cordero cortada en tacos muy pequeños, limpia de grasa.
  • 200 ml de vino oloroso.
  • Orégano.
  • 1 hoja de laurel.
  • 2 cucharadas soperas de salsa de soja.
  • 2 cucharadas de salsa de tomate casero.
  • Sal.
  • Ajo en polvo.
  • 1 kg de patatas medianas y con su cáscara bien limpia.
  • 70 mililitros de nata sin lactosa.
  • 75 gramos de mantequilla sin lactosa.
  • Queso rallado sin lactosa.

¿Cómo preparar un exquisito pastel de carne con romero?

Ahora llega el momento de la elaboración de las verduras, la carne y el puré de patatas, para finalmente introducirlo todo en el horno. Este proceso requiere de paciencia, organización y algo de tiempo para que el pastel quede en su punto. Con el fin de que el proceso de elaboración no te resulte muy largo, puedes cortar las verduras desde el día anterior y conservarlas tapadas en la nevera, así como limpiar muy bien las patatas y reservarla. Esto permitirá que tengas todo preparado y organizado para dedicarte únicamente al cocinado del pastel.

Elaboración de las verduras y la carne

  1. Dora la cebolla con un poco de aceite de oliva con ajo.
  2. Añade el vinagre balsámico, sube el fuego y cocina hasta que se haya evaporado.
  3. Introduce la zanahoria, el apio y el romero, remueve muy bien y cocina durante unos 5 minutos.
  4. Añade la carne de cordero picada y cocina hasta que adquiera un tono tostado.
  5. Incorpora el vino, el ajo en polvo, la hoja de laurel, el orégano, las 2 cucharadas de tomate casero y las 2 cucharadas de salsa de soja.
  6. Cocina durante 15 minutos y prueba para saber qué cantidad de sal necesita, rectifica si hiciera falta.
  7. Prueba la carne y continúa cocinando hasta que este tierna, unos 10 o 15 minutos más.
  8. Una vez cocinada la carne con las verduras, reserva. Eso sí, quita la hoja de laurel.

Cómo preparar el puré de patatas

  1. Pon al fuego una cacerola o una olla rápida con agua y sal justo en el momento en el que comiences a cocinar todas las verduras (zanahoria, apio y cebolla, en ese momento).
  2. Para que hierva más rápidamente, tapa el recipiente.
  3. Una vez hierva el agua, introduce las patatas con cáscara y bien limpias.
  4. Si las haces en olla rápida sigue las instrucciones del tiempo requerido. En la mía están en unos 10 minutos.
  5. Si las haces en un caldero convencional, a los 20 minutos pincha para ver si están en su punto. En caso contrario cocina hasta que estén tiernas.
  6. Una vez hechas, escúrrelas y deja que pasen unos minutos para que puedas pelarlas sin quemarte.
  7. Tras peladas, trocea las patatas en un recipiente donde vayas a hacer el puré.
  8. Vierte la mitad de la nata y la mitad de la mantequilla, y comienza a escachar con un escacha patatas.
  9. Prueba el punto de sal y rectifica si hiciera falta más. Al cocinarse con la piel casi no absorbe sal.
  10. Incorpora el resto de la nata y de la mantequilla, y continúa escachando hasta lograr un puré uniforme.

Horneado del pastel de carne de cordero

  1. Precalentar el horno a 180°.
  2. Escurre un poco los líquidos de la verdura y la carne en un recipiente (puedes usarlo después para regar el pastel con dicho líquido. Eso sí, deja un poco de líquido, no lo escurras del todo).
  3. Procede a colocar la verdura y la carne en el fondo de un recipiente especial de horno.
  4. Encima pon el puré de papas con cuidado, que cubra bien la carne.
  5. Introduce en el horno a 180º y durante unos 15 minutos.
  6. Transcurrido este tiempo, saca la fuente del horno y coloca encima el queso rallado.
  7. Vuelve a introducir en el horno, esta vez con la función grill para que se gratine el queso.
  8. Una vez gratinado, sacar y a disfrutar.
Trucos y consejos
  1. ¿Por qué cuezo las patatas con piel? Porque absorben menos agua y pierden menos almidón, lo que hace que el puré sea más consistente. Si quieres hacerlas peladas, córtalas en trozos grandes.
  2. En el caso de que no tengan problemas con el tomate, usa 2 cucharones grandes de salsa casera de tomate. Yo solo empleé 2 cucharadas rasas de sopa por mis circunstancias alimenticias, no lo tolero muy bien.
  3. La receta original lleva salsa Worcestershire en lugar de salsa de soja.
  4. El ajo en polvo se puede sustituir por pimienta negra recién molida.
  5. Si no tienes ningún vino oloroso en casa, puedes cambiarlo por caldo de carne o de verduras, incluso por una pastilla de caldo con agua.
  6. Puede ser que tú no seas intolerante a la lactosa, así que opta por nata, mantequilla y queso del que uses habitualmente.
  7. Si eres alérgica o alérgico a la lactosa, cambia la mantequilla y la nata por los productos que suelas emplear en estos caso.
  8. Esta receta se puede preparar perfectamente con carne de pollo y si quieres darle un punto de grasa para que no sea tan suave, añádele bacón. Luego, tritura todo en la máquina (no lo cortes en dados como en el caso del pastel de cordero) y dora con las verduras.
  9. El apio lo puedes sustituir por puerro o por calabacín. Usa las verduras que más te gusten y las especias que más te agraden.



Natillas de chocolate sin lactosa y sin huevo

Ya sabes que soy más de salado que dulce. Si te das una vuelta por mi blog verás que la mayoría de los platos son salados, aunque soy muy amiga del chocolate y a veces me apetece darme una alegría. Por eso hoy te traigo una receta muy fácil que podrás hacer teniendo los utensilios que tengas en casa, no te hace falta nada especial: una simple cacerola y los ingredientes que te voy a mencionar a continuación.

¿Quieres saber de qué se trata? De natillas de chocolate, sin lactosa ni huevo (para no tentar a la salmonelosis). Espero que te gusten mis humildes natillas y que puedas disfrutar de ellas. Si no eres intolerante a la lactosa o si eres alérgica o alérgico a ella, no te pierdas el final del artículo, pues te daré algunas sugerencias para que las adaptes y también trucos, por si quieres realizar algunas variaciones a esta propuesta inicial.

 

Ingredientes necesarios para hacer natillas de chocolate sin lactosa

  • 600 ml de leche sin lactosa.
  • 100 gr de nata sin lactosa para postres.
  • 1 cucharada de café de vainilla líquida o azúcar avainillada (opcional).
  • 60 gr de azúcar.
  • 35 gr de maicena.
  • Una pizca de sal fina.
  • 40 gr de cacao en polvo.
  • 1 vaina de vainilla abierta por la mitad.

Cómo cocinar las natillas de chocolate sin lactosa ni huevos

  1. Vierte los 500 gr de leche sin lactosa en una cacerola junto con la nata y la vaina de vainilla abierta por la mitad.
  2. Mantén al fuego medio durante unos 10-12 minutos, no más, y vigila que en ningún momento hierva.
  3. Una vez transcurrido el tiempo comentado anteriormente, aparta del fuego la cacerola y tápala.
  4. Deja reposar entre unos 20 minutos, con el fin de que adquiera el sabor de la vaina de vainilla.
  5. Mientras tanto aprovecha, para incorporar la maicena a los 100 ml restantes de leche fría.
  6. Mezcla muy bien con la ayuda de varillas o de un robot de cocina e incluso un brazo eléctrico.
  7. Acto seguido, añádele el cacao en polvo, el azúcar y la pizca de sal fina, y mezcla nuevamente muy bien con unas varillas, robot de cocina o brazo eléctrico para que no queden grumos.
  8. Quita de la leche infusionada la vaina de vainilla.
  9. Une ambos preparados con mucho cuidado y poco a poco, sin parar de remover con la herramienta que esté usando para tal fin.
  10. Coloca nuevamente la cacerola al fuego medio con la mezcla.
  11. Remueve con cuidado hasta que coja consistencia y no sea tan líquido.

¿Cómo hacer natillas de chocolate con un robot de cocina?

  1. Mezcla los 100 ml de leche fría con la maicena y tritura. Reserva.
  2. Introduce la leche restante con el cacao en polvo, la sal, el azúcar y la vaina de vainilla.
  3. Cocina durante unos 10 minutos a 100º.
  4. Déjalo reposar 20 minutos.
  5. Una vez infusionada la leche, extrae la vaina e incorpora la mezcla de la maicena.
  6. Cocina nuevamente otros 7 minutos, esta vez a 90º.
  7. Dispón en los recipientes en los que vayas a servir las natillas e introdúcelos en la nevera bien tapados.

Trucos y consejos para tus natillas caseras

  • Si eres alérgico o alérgica a la lactosa, usa leche vegetal y nata vegetal para repostería.
  • Si toleras bien la lactosa, cambia la leche por la que uses habitualmente, así como la nata.
  • Que no te gusta la vainilla, opta por la canela y procede de la misma manera.
  • No te agrada ni la vainilla ni la canela, unas cáscaras de naranja (sin nada de blanco que amarga) será una opción interesante.
  • Tal vez no te guste el chocolate, quítalo. No pasa nada, es opcional. Eso sí, añade algún colorante de repostería para que la natilla se vea con un amarillo bonito.
  • El tiempo de cocinado final dependerá del grado de espesor con el que te gusten las natillas. Mayor exposición al fuego, más espesas quedarán y lo irás notando mientras vas removiendo.
  • ¿Quieres unas natillas más light? No pongas nata y en vez de 35 gr de maicena, emplea 25 gr.
  • Tampoco te gusta la maicena. Sustitúyela por gelatina neutra. Ponla en remojo en leche fría. Una vez bien hidratada, incorpórala a la cocción final.
  • Para controlar la temperatura cuando cocinas en caldero, emplea un termómetro de cocina o vigila muy bien que no llegue al punto de ebullición.
  • En caso de que prepares natillas normales, no las de chocolate, vierte canela por encima o azúcar y quémala que le dará un punto muy rico de sabor.
  • No sé si te gustan las natillas espesas o ligeras. El truco está en más maicena para espesarlas o meno para que queden más líquidas. Con estas cantidades, unos 45 gr de maicena esperarán bastante y unos 25 gr la dejarán más ligera.




Dip de mejillones y queso sin lactosa con sorpresa

Este dip de mejillones y queso sin lactosa viene de maravilla como entrante e incluso para una cena y, además, es muy fácil de preparar. Con solo tres ingredientes y en poco minutos pueden hacer algo rico si les llega alguna visita sin previo aviso. A esto le añaden unas patatas fritas, unas aceitunas y unos berberechos, por ejemplo, y problema resuelto.

Ya ven que en el título pone «con sorpresa» y esta no es otra que el aniversario de Comer especial que cumple 8 años el 21 de febrero. ¿Qué he pensado para dicha celebración? Obsequiar a los blogueros y las blogueras que llevan tantos años acompañándome, así como a cualquier seguidor o seguidora del blog. Los ganadores o ganadoras se llevarán un  regalo sorpresa. ¿Qué hay que hacer para participar? Existen dos formas y se pueden usar ambas o solo una. Si utilizan las dos, tendrán dos opciones para ganar, y si lo hacen de una sola manera, pues contarán con una posibilidad de ganar uno de los regalos. Están invitados a la celebración los blogs de cualquier temática, no solo de cocina, y todas las personas que tengan redes sociales. Detallo a continuación los pasos a seguir:

  1. Una de las maneras de participar es publicando en vuestro blog que Comer especialestá de aniversario y que cumple 8 años. Seleccionar la receta que más les guste y compartir el enlace indicando que esa receta es vuestra favorita.
  2. Si no tienen blog, se trata de hacer lo mismo que en el punto 1, pero comentándolo en redes sociales.
  3. El punto 1 y 2 permite obtener un número de participación para el sorteo.
  4. La segunda manera para conseguir el regalo consiste en hacer una de las recetas del blog (podéis adaptarla a vuestros gustos, reinterpretándola) e indicar que es del blog de cocina Comer especial y que está de aniversario, 8 años en la blogosfera,  además de especificar que esa es vuestra receta favorita. Esta manera de participar tendrá un sorteo a parte, pues publicaré un recopilatorio de todos los enlaces a vuestros blogs con las recetas y sus fotos para que los lectores voten cuál les ha gustado más.
  5. Los blogs que no son de cocina podrán participar en la segunda opción no publicando una receta, pero sí indicando qué receta les gusta más, poniendo el enlace y elaborando alguna cosita para la celebración. Por ejemplo, si son de manualidades, hacer algún objeto manual indicando que ha sido realizado para dicha celebración. En el caso de los blogs de otras temáticas, también se incluirán en un artículo que publicaré recopilando todos los enlaces y pidiendo votación de los lectores para el premio.
  6. Las formas de participar 4 y 5 obtendrán número para el sorteo de mención y a su vez también concursarán en la votación por elaborar receta o hacer algo para celebrar el aniversario de este blog.
  7. En cuanto publiquen la mención o el artículo, deben pasarse por este artículo y dejar los enlaces para daros el número e ir preparando el artículo recopilatorio de post con recetas u objetos para la celebración.
  8. Fechas para participar: desde el 21 de febrero hasta el 21 de marzo 2019, incluidos ambos.
  9. Cualquier duda me la podéis enviar al correo crbm2003@gmail.com o dejármela en este artículo.
Como han podido leer, Comer especial y una servidora tiramos la casa por la ventana con tres regalos:
  • Uno para los que simplemente hacen mención del aniversario y ponen enlace a la receta favorita.
  • Otro premio para los blogs de cocina que mencionan el aniversario y hagan una de las recetas de Comer especial.
  • Finalmente, otro regalo para aquellos blogs de temáticas diferentes a la de cocina y que hagan un post hablando del cumpleaños y elaboran un objeto para festejar el aniversario, así como poniendo enlace a la receta favorita.

Espero vuestras participaciones, me hace mucha ilusión gratificar de alguna manera a todas aquellas personas que han estado ahí, al otro lado de la pantalla, acompañándome durante tantos años. ¡Gracias por haberme acompañado tantos años y por vuestros amables comentarios! Ahora vamos allá con la receta de hoy que como ya comenté al principio, más sencilla, imposible.

Ingredientes para una rica crema de mejillones y queso sin lactosa

  • Terrina de queso de untar sin lactosa, esta de 150 gramos.
  • Una lata de mejillones al natural, usé una lata de 69 gramos, peso escurrido.
  • Media cebolla pequeña.

Receta de crema de mejillones y queso de untar sin lactosa

  1. Pelar la cebolla y picarla toscamente.
  2. Revisar los mejillones por si les quedan greñas, pelillos, y quitárselas.
  3. Colocar el queso, la cebolla y los mejillones en una picadora y triturar muy bien hasta que se forme una masa homogénea.

Consejos y trucos para comer crema de queso y mejillones sin lactosa

  • Se puede usar queso con lactosa si no son intolerantes a esta o el queso que más le guste.
  • A quién le apetezca, puede añadirle unas nueces o algunas almendras bien trituradas para darle el punto de los frutos secos a esta crema.
  • La crema o dip de mejillones se puede servir en la mesa en unos cuencos para untar en pan o también se puede usar para rellenar tartaletas e incluso para rellenar endivias, por ejemplo.
  • Los mejillones pueden sustituirse por anchoas o salmón ahumado.
  • Los 69 gramos de mejillones aportan 80.04 calorías según paquete; los 150 gramos de queso de untar, unas 415.5 calorías y 100 gramos de cebolla, 40 calorías. Todo lo cual hace un total de 535.54 calorías. Si lo acompañan con 100 gramos de pan blanco, 265 calorías, pero si lo hacen con verduras crudas, como zanahorias y calabacín en bastoncillos, hablaríamos de 40 y 20 calorías respectivamente por cada 100 gramos de cada una de estas verduras.
Crema de mejillones y queso sin lactosa
Aprovecho para invitarles a seguirme en Facebook, Twitter, Pinterest e Instagram. Igualmente, les animo a unirse al grupo de Facebook para compartir sus platos y fotos de comida.
¡Muchas gracias por la visita!

Pierna de cordero cocinada en bolsa al vapor

Este año espero seguir aportándoles recetas que les resulten bien sencillas de hacer, recetas fáciles, y a la vez muy sabrosas. Esta pierna de cordero está cocinada en bolsa de asar y al vapor, con un toque final de horneado para dorarla un poco. Además, va acompañada de verduras y queda suave, jugosa y muy tierna.

Para el cocinado de la pierna he recurrido a la Thermomix. Ahora bien, no pasa nada si ustedes no tienen este aparato. Basta seguir todos los pasos que detallaré a continuación usando un caldero grande con agua y luego emplear la vaporera. ¿Qué es la vaporera? Una herramienta de cocina, como un plato, pero con agujeros para que el vapor del agua hirviendo le llegue a lo que van a cocinar. Eso sí, deben poner la tapa encima de la pierna para que se conserve todo el vapor dentro del recipiente. Algunas ollas rápidas traen vaporeras que les servirán para emplear en esta ocasión, pero con caldero normal.

Ingredientes para cocinar una pierna de cordero en bolsa de asar

  • 1 pierna de cordero de 1 kilo, aproximadamente, para 2 o 3 personas.
  • 250 mililitros de vino dulce o semidulce.
  • 40 mililitros de aceite de oliva virgen.
  • 2 litros de agua.
  • 5 dientes de ajo.
  •  5 ramas de perejil.
  • 3 o 4 ramas de romero.
  • 2 zanahorias troceadas toscamente.
  • 250 gramos de espárragos.
  • 250 gramos de setas.
  • 150 gramos de champiñones cortados en cuatro trozos.
  • Varias ramas de romero para las verduras.
  • Aceite de oliva para las verduras.
  • Sal.

Receta de pierna de cordero al vapor en bolsa de asar en Thermomix

  1. Hervir dos litros de agua en el vaso de la Thermomix a velocidad 1 temperatura varoma durante 9 minutos aproximadamente.
  2. Triturar los dientes de ajo, las ramas de romero y perejil, la sal, los 250 mililitros de vino y los 40 mililitros de aceite.
  3. Colocar la pierna en una bolsa de asar con el líquido triturado y cerrar la bolsa, seguir los pasos indicados en las instrucciones de la bolsa de asar.
  4. Ubicar la bolsa con la pierna de cordero en la bandeja varoma de la Thermomix y cocinar durante 1 hora a velocidad 1 y temperatura varoma.
  5. Dar la vuelta a la bolsa y seguir calentando por el otro lado 1 hora más.
  6. Después, introducir en el horno, previamente precalentado, las verduras cortadas, aderezadas con sal, aceite de oliva virgen y ramas de romero fresco.
  7. Cocinar las verduras a 180º durante 25 minutos.
  8. Una vez esté hecha la pierna, sacarla y colocarla, junto con los líquidos que haya en la bolsa, sobre las verdura.
  9. Mantener la bandeja en el horno unos 10 minutos por cada lado para que se dore la piel de la  pierna de cordero.

Receta de pierna de cordero cocinada al vapor de forma tradicional

  1. Calentar dos litros de agua en un caldero y taparlo para que el agua se caliente antes.
  2. Triturar los dientes de ajo, las ramas de romero y perejil, la sal, los 250 mililitros de vino y los 40 mililitros de aceite.
  3. Colocar la pierna en una bolsa de asar con el líquido triturado y cerrar la bolsa.
  4. Poner la bolsa con la pierna de cordero sobre la vaporera e introducir esta en el caldero. Cocinar durante 1 hora a temperatura media.
  5. Dar la vuelta a la bolsa y seguir calentando por el otro lado 1 hora más.
  6. Precalentar el horno e introducir las verduras cortadas al gusto y cocinar unos 25 minutos.
  7. Transcurridas las 2 horas de cocinado de la pierna de cordero, sacarla de la bolsa y colocarla sobre las verduras; verter los líquidos que hubieran en la bolsa.
  8. Dorar la pierna unos 10 minutos por cada lado.

 

Consejos y trucos para hacer pierda de cordero al vapor en bolsa

  • En el caso de hacer la pierna de forma tradicional, puede darse el caso de que no quepa en la vaporera, así pues, no quedará de otra que partirla en varios trozos.
  • Si tuvieran que cortar la pierna y no supieran, mejor pedírselo al carnicero.
  • Usar las verduras que más les agraden y calcular el tiempo de cocción según la dureza de estás.
  • Pueden preparar un poco más de adobo y reservarlo para verterlo sobre las verduras, en caso de que les apetezca.
  • Otra opción sería colocar la bolsa sobre una bandeja de horno y a otra altura inferior colocar otra bandeja (o recipiente apto para horno) con agua para hacerlo al vapor dentro del horno.
  • Este plato se puede comer así o acompañar de hidrato (papas guisadas, arroz blanco, etc.).
¡Muchas gracias por la visita!

Espaguetis con verduras y queso sin lactosa

Este es el primer articulo que publico este recién estrenado año, por lo que quiero aprovechar para desearles un feliz 2019, que todos los deseos se hagan realidad y que sean muy felices. Al ser estos espaguetis con verduras la primera receta tras las Navidades, he aprovechado para usar un regalo que me dejaron los Reyes Magos y que me ha encantado, unas estupendas sartenes. Lo mismo las conocen, son las master copper.

Espaguetis gratinados con queso sin lactosa y verduras



Los espaguetis con verduras y queso sin lactosa quedaron de lujo porque aproveché para darle un punto al queso en el horno y se fundió de maravilla sin necesidad de tener que cambiar de sartén o recipiente. Esta es una de las cosas que más me gusta del regalo, ya que facilita el trabajo en cocina. De momento, funcionan de maravilla en placa, en el horno al tener el mango de acero y no se pega la comida. ¡Estoy privada con ellas!

Ingredientes para cocinar espaguetis con verduras y queso

  • 125 gramos de queso sin lactosa.
  • 100 gramos de espaguetis.
  • 25 gramos de beicon.
  • Aceite de oliva.
  • Orégano.
  • Perejil.
  • Sal.
  • Ajo en polvo.
  • Comino.
  • 150 gramos de calabacín cortado en tacos o al gusto.
  • 1 zanahoria mediana cortada en rodajas.
  • 1/2 puerro cortado en rodajas.
  • Agua.

Receta de espaguetis con queso sin lactosa y verduras

  1. Poner un poco de aceite de oliva en la sartén o caldero en el que vayan a hacer las verduras.
  2. Cuando el aceite esté caliente, añadir la zanahoria y el puerro contados en rodajas.
  3. A los 5 minutos, añadir el calabacín y mantener las verduras al fuego unos 8 minutos más.
  4. Mientras tanto, calentar agua con un poco de sal.
  5. Cuando el agua hierva, añadir los 100 gramos de espaguetis y mantenerlos al fuego siguiendo las indicaciones del paquete.
  6. Aderezar las verduras con sal, ajo en polvo, orégano, comino, perejil e incorporar el beicon, cocinándolo nuevamente unos 3-5 minutos a fuego medio.
  7. Escurrir la pasta y añadir a las verduras.
  8. Remover muy bien e incorporar el queso sin lactosa.
  9. Mezclar todos los ingredientes y dejar que se funda un poco.
  10. Si les apetece gratinar el queso, no hacer el paso 9 en el fuego, sino en el horno previamente precalentado a 200º. Gratinar durante 3-4 minutos para que simplemente se funda y adquiera un leve tono dorado.
Este plato es bien sencillo y pueden hacerlo incluso de un día para otro, mezclando las verduras con la pasta, pero sin incorporar el queso. Solo tendrán que añadir el queso en el momento de consumir el plato, pues queda mucho más sabroso. Además, si tienen la Copper Pan, podrán gratinarlo en 5 minutos en el horno, como les comenté más arriba. En caso de hacerlo en sartenes o calderos habituales, como los míos hasta Reyes, pues simplemente agregar el queso al recipiente y remover hasta que quede en el punto deseado, como se ha hecho toda la vida. Otra opción es cambiar de recipiente en el momento de hornear.
Satenes Cooper Pan para cocinar en horno, placa y fuego
 

Consejos y trucos para disfrutar de un buen plato de pasta con verduras

  • Las cantidades están calculadas para 2 comensales.
  • Las verduras pueden cortarse pequeñas, a dados o a gusto del consumidor.
  • Variar las verduras según las apetencias de cada uno.
  • Aderezar las verduras con lo que más les agrade y puedan. Yo tengo prohibida la pimienta, pero un  poco le dará un punto de sabor bien interesante.
  • El orégano y el perejil es seco, si bien, el fresco va de maravilla.
  • Quienes no tengan sartenes aptas para horno, vaciar todos los ingredientes en un recipiente adecuado y gratinar.
  • Si no quieren hornear, tampoco pasa nada, pues el queso va a quedar fundido y bien rico.
  • En caso de no padecer intolerancia a la lactosa, empleen el queso rallado que suelan usar de manera habitual.
  • Para quienes no introduzcan los espaguetis en el horno, pueden optar también por añadir un huevo bien batido con una cucharada de leche (sin lactosa, con lactosa, de soja, etc.), que le dará un punto de cremosidad al plato.
  • El huevo puede cuajarse por completo, manteniendo la sartén al fuego el tiempo necesario, o sacarlo justo un poco antes y con el calor terminará de hacerse.
  • Para los amantes de los frutos secos, las pipas, las nueces o almendras picadas toscamente e incluso las pasas le van muy bien.
  • El beicon (tocino o panceta ahumada) puede sustituirse por jamón cocido en tacos e incluso eliminarlo o aprovechar restos de carne (de pollo asado o cualquier otra carne).
Espaguetis con verduras y queso gratinado sin lactosa

 

¡Muchas gracias por la visita!



Galletas de Navidad sin lactosa decoradas con glasa

Sí, ya estoy con recetas navideñas y es que, tal y como adelanté en Instagram, este fin de semana pasado hice galletas de Navidad decoradas. ¿Por qué me dio por hacerlas? Por la familia, para llevárselas a mi hermano y mi cuñada que en breve nos harán tíos, así que estamos muy ilusionados y todo mimo para ellos es poco 😄😄


Galletas de Navidad sin lactosa decoradas con glasa de colores

Estas galletas llevan menos cantidad de mantequilla para no pasarme en grasas que hay que cuidar a la mami. Igualmente, la glasa es mucho más ligera que tampoco quiero que por mi culpa le de diabetes gestacional. De todas formas, aunque en los ingredientes pondré los usados en esta ocasión, al final del artículo indicaré las cantidades habituales para quien quiera ponerle la mantequilla que realmente lleva, sin adaptarla.

Antes de ir a la receta me gustaría invitarte al proyecto Recetas de Navidad. Simplemente se trata de que publiques en tu blog una o dos recetas entre el 20 de noviembre (no importa que sea de esa fecha) y el 19 de diciembre, para que me de tiempo de redactar los artículos con todas las recetas de Navidad que participen.

En ese artículo hay que incluir la siguiente imagen (enlazada a Comer especial) y nombrar que participas en el proyecto de recetas navideñas del blog Comer especial (enlazando al blog). Una vez publiques la receta, me remites el enlace a este correo crbm2003@gmail.com ¿Cuento contigo?

Ingredientes necesarios para hacer galletas de Navidad y su glasa

Ingredientes para galletas de Navidad decoradas

  • 400 g de harina normal.
  • 200 g de azúcar glasé.
  • 100 g de mantequilla sin lactosa.
  • 1/2 cucharita pequeña de sal fina, 2-3 g.
  • 1 cuchara de levadura, 15 g.
  • 1 huevo grande.
  • 1 cucharada de agua de azahar, 15 ml.

Ingredientes para la glasa

  • 300 g de azúcar glasé.
  • 60 ml de agua.
  • 2 clara de huevo pasteurizada.
  • Colorantes alimenticios en gel.
Ingredientes necesarios para hacer la masa de galletas navideñas

Cómo preparar unas ricas galletas de Navidad

  1. Poner en un recipiente la harina con la sal y la levadura, mezclar bien y reservar. 
  2. Batir bien la mantequilla sin lactosa en punto de pomada con el azúcar glasé, seguir mezclando hasta obtener una crema.
  3. Incorporar el huevo a la crema y batir hasta que se integre bien.
  4. Unir poco a poco la harina reservada con el resto de ingredientes a la crema y unir muy bien hasta que estén todos mezclados.
  5. En el momento de integrar harina con el huevo incorporar la chucharada de agua de azahar, justo a la mitad del proceso.
  6. La masa queda un poco frágil, por lo que es aconsejable enharinar la mesa de trabajo y mover bien hasta formar una bola unificada.
  7. Partir la masa en dos porciones y colocar cada una sobre papel de hornear.
  8. Cubrir cada bola con papel de hornear para estirar la masa y que así no se pegue el rodillo.
  9. Una vez estiraras las masas (cuando tenga un grosor de medio centímetro o un poco menos) de manera uniforme, introducir tal cual en la nevera y dejar unas 2-3 horas.
  10. Preparar una bandeja con papel de cocinar al horno. 
  11. Sacar las masas de la nevera y cortar con los moldes navideños e ir colocando en la bandeja de hornear.
  12. Las figuras deben ir a la bandeja con una separación prudencial para que al hornearlas no se peguen entre sí.
  13. Precalentar el horno a 180º.
  14. Poner la bandeja en el horno y cocinar a 180º unos 10-12 minutos aproximadamente, esto dependerá de cada horno y del tamaño de las galletas navideñas.
  15. Sacar y dejar unos 8-10 minutos en la bandeja. Luego colocarlas sobre una rejilla y que se enfríen, para seguidamente proceder a decorarlas.
  16. Preparar mientras tanto la glasa, mezclando el azúcar con la clara y el agua. Debe quedar como una pasta de dientes bien blanca y que no caiga muy lentamente de las varillas de mezclar. 
  17. Separar en los recipientes necesarios para realizar las coloraciones deseadas. Yo dejé parte blanca y luego teñí de negro, rojo y verde.
  18. Comenzar a disfrutar y a pintar las galletas al gusto.

Receta de galletas navideñas sin lactosa decoradas








Consejos y trucos para que las galletas de Navidad queden en su punto

  • Tamizar significa pasar la harina y el azúcar por un colador de agujero pequeño o tamiz para eliminar las partes finas de las gruesas. Todo aquello que quede en el tamiz por su grosor debe ser eliminado si no es posible deshacerlo con los dedos o una cuchara para seguir incorporándolo. 
  • En el momento de hacer la mezcla del azúcar con la mantequilla pueden emplear una paleta, pero se integra más fácilmente haciéndolo en mezcladora automática del tipo que suelan emplear ustedes en repostería.
  • Si no tienen huevo grande, XL, puede poner 1 huevo mediano más 1 yema. 
  • Como la masa está fría, en el momento de cortarla se suele quedar en el cortador, por lo que nos permite llevarla a la bandeja directamente.
  • Sacar solo una masa de la nevera y cortar. Una vez terminemos con una de las masas, sacar la otra de la nevera. Así se mantendrán con la temperatura adecuada y la consistencia deseada.
  • Aprovechar los restos tras cortar las figuras, unirlos y volver a emplearlos para seguir cortando galletas.
  • Con las cantidades que les indiqué al principio salen unas 40-45 galletas, esto dependerá de los moldes empleados y sus tamaños. Si son muy grandes, obtendrán menos galletas.
  • Al ser muchas galletas deberán cocinarse en bandejas diferentes. Aquí pueden optar por cocinarlas al mismo tiempo a sabiendas de que la bandeja de la parte inferior tardará un poco más o introducir las bandejas en el horno separadas. En este último caso, ojo con la temperatura; al estar caliente el horno, la segunda bandeja suele necesitar menos tiempo de horneado.
  • El momento justo para sacar las galletas es cuando vean que los bordes se han puesto un poco dorados, no quemados ni muy tostados. Por lo que es aconsejable mirar las galletas cuando lleven 8-10 minutos de horneado para ver cómo están esos bordes.
  • Si las galletas son grandes necesitarán más tiempo de horneado (unos 15-16 minutos) y si son más pequeñas, menos tiempo (unos 7-8 minutos).
  • La receta base con la cantidad exacta de mantequilla sería 400 gramos de harina, 200 de mantequilla, 200 de azúcar y el resto de ingredientes igual. Yo opté por menos mantequilla porque no me gusta que sepan mucho a mantequilla, de ahí que la masa quede un poco más suelta. Si bien, siempre se puede añadir  algo de aceite de oliva, pero con las cantidades que les indiqué al principio salen perfectas, sin problema alguno. 
  • Las personas que no son intolerantes a la lactosa, pueden emplear mantequilla normal.
  • La cucharada de agua de azahar es opcional, incluso pueden cambiarla por canela, vainilla, jengibre, etc.
  • Si las especias a añadir son en polvo, integrarlas a la harina en el paso 1.
  • Un chorro de leche (sin lactosa, con lactosa, de arroz, de soja…) suele ayudar a que la masa se integre mejor. El momento óptimo para incorporar esta leche es a mitad de la mezcla de harina con el huevo.
  • Si tienen Thermomix, pueden seguir todos los pasos de la misma forma. Eso sí, al integrar la harina con la crema del huevo y mantequilla deben ponerla a velocidad 6.
  • A la hora de preparar la glasa para el decorado es muy importante separar una parte al principio, cuando está bien consistente, y colocar en recipientes diferentes para darles el color deseado y que sirva para bordear la silueta de las galletas.Yo no lo hice en esta ocasión.
  •  La forma de proceder anteriormente descrita ayuda a que la glasa que se añada en el interior no se desborde. 
  • Ojo, realizar la mezcla de colores de la glasa rápido y guardar en la manga pastelera para que no se seque la glasa,restante.
  • Los ingredientes de la glasa se debe mezclar sin añadir mucho aire para que sea fácil manejar las mangas. Si la preparan en máquina, usar la velocidad menor y esperar a que adquiera una consistencia bien blanca.
  • Si usan máquina a velocidad mínima para preparar la glasa, esta estará en unos 5-7 minutos, aproximadamente.
  • Ojo, el agua a incorporar a la glasa que sea de consumo, preferiblemente embotellada, no del chorro, para que no adquiera sabor a cloro.
  • Yo he empleado clara de huevo pasteurizado en la glasa, pero no queda con la consistencia deseada. Es mejor el polvo de merengue. Esta vez no encontré, por lo que no podía arriesgarme con clara normal. Como ya les comenté al principio, estas galletas eran un obsequio para mi hermano y mi cuñada que está embarazada. Así que mejor que todo esté cocinado para cuidar al pequeñín y la mami.
  • Verán que la cantidad de glasa que hay en las galletas es menor. Tampoco me la quise jugar con el tema de la diabetes gestacional. Quizá preocupaciones tontas por mi parte, porque no la tiene, pero me sentía más cómoda. 
  • En esta ocasión, al ser menos la cantidad de glasa, las decoré con pincel fino, no con manga. Así pude controlar mejor la capa añadida o por lo menos me resultó más práctico a mí y se desbordó muy poco.
  • La consistencia de la glasa varía por lo que les voy a explicar un par de trucos para obtener la consistencia deseada: si la quieren un poco más dura para los bordes, sacar del recipiente de mezcla e ir incorporando azúcar glasé en polvo y remover con cuidado, verán cómo espesa. Si la quieren más líquida, esperar a darle el color deseado y luego pueden añadir un poco de agua o de limón y así lograrán que sea más fluida.
  • En la glasa es mejor usar colorante en gel o en polvo para que no pierda consistencia y porque suelen ser colores más concentrados.
Aprovecho para invitarles a seguirme en Facebook, Twitter, Pinterest y Google+, así como en la Comunidad de Google+ en la que ustedes pueden publicar sus recetas. Igualmente, les animo a unirse al grupo de Facebook para compartir sus platos y fotos de comida.
¡Muchas gracias por la visita a Comer especial!