Sopa de fideos con carne y verduras

Una comida habitual en nuestras casas suele ser una sabrosa sopa. Con las temperaturas de las que solemos disfrutar en las Islas, resulta poco apetecible un plato de sopa. Este año hemos corrido con suerte y la lluvia, así como el frío nos ha acompañado, así que aproveché para prepararla. Esta sopa está elaborada con fideos gruesos, verduras y carne de vacuno. Se trata de una receta sencilla a la par que sabrosa. Si eres vegetariano y no comes carne, seguro que puedes quitársela y dejarla así o sustituirla por tofu.
INGREDIENTES (para 3-4 personas): 1 zanahoria, 1 apio, 1 trozo de calabaza de unos 350 gramos, 1 calabacín pequeño, 1 diente de ajo, 1 cebolla, 1 hoja de laurel, 1 rama de tomillo, 1 hueso para caldo, 400 gramos de carne de ternera, 150 gramos de fideos, 1 y medio de agua, aceite de oliva, sal gruesa.

ELABORACIÓN: lavar la verdura. Cortar la zanahoria y el puerro en rodajas, la calabaza sin cáscara en trozos medianos y el calabacín pequeños, al igual que la cebolla y el diente de ajo. En el caldero doramos con un poco de aceite la cebolla y cuando comience a coger color, incorporamos el ajo y el apio.

A los 5 minutos introducimos la zanahoria y mantenemos a fuego medio, removiendo para que no se nos pegue. Si hiciera falta en algún momento, volveríamos a verter un poco de aceite de oliva. A los 10 minutos, introducimos el calabacín y la calabaza, dejamos unos 5 minutos. Agregar el litro y medio de agua, la hoja de laural, la rama de tomillo, el hueso para caldo a fuego fuerte y cuando hierba, bajar a fuego medio durante 15 minutos. Añadir la carne, la sal y mantener otros 10 minutos para finalmente echar los fideos. Cocinar otros 10 minutos y dejar reposar.
CONSEJOS: cuando dores la verdura es aconsejable poner poco aceite de oliva y añadir más si hiciera falta para que el guiso no te quede aceitoso. Por cada 50 gramos de fideos, emplea 500 ml de agua. Vigila que no falte líquido y si hiciera falta, incorpora para que no te quede una masa. Respecto a la carne, pídiele a tu carnicero carne para guiso y coméntale lo que vas a preparar. Déjate aconsejar por él, ya que algunas necesitan más tiempo de cocción y otras menos. Por ejemplo, si quisieras poner un solomillo de pavo troceado, es mejor añadirlo cuando falten 2 minutos, ya que se hace en muy poco tiempo y con el calor del propio guiso, al apagar el fuego se terminará de hacer.
Puedes dejarme tus dudas y consultas aquí y también seguirme en Facebook y en Twitter.
Si haces alguna de las recetas del blog, mándame fotos y dime qué tal te ha parecido. Me encantará conocer tu opinión.
Muchas gracias por tu visita.

Crema de calabacín y zanahoria

Esta crema de calabacín y zanahoria es muy fácil de preparar y cuando hace frío sienta de maravilla. A veces queda más aguada con los mismos ingredientes y otras no tanto. Eso depende del líquido de las verduras, como el calabacín. Nada que no se pueda arreglar añadiendo una papa (patata) guisada para espesar.
INGREDIENTES PARA 6-8 PERSONAS: 2 bubangos o calabacines medianos, 1 zanahoria pequeña, 1 puerro, agua, sal gorda y aceite.

ELABORACIÓN EN CACEROLA: lavar las verduras e incorporar al recipiente de cocción bien troceadas con sal gorda al gusto y cubrir con agua. Poner al
fuego durante 15-20 minutos (se puede preparar en olla express, con 8-10 minutos será suficiente). Apagar y esperar a que se enfríe. Abrir (como siempre digo, revisar y quitar líquido para que no nos quede muy clarito) e ir
triturando. Añadir poco a poco el caldo reservado hasta conseguir la consistencia
deseada. Incorporar un chorretón de aceite de
oliva extra o suave (yo prefiero extra) y triturar de nuevo.

ELABORACIÓN EN THERMOMIX: poner en el vaso las verduras
cortadas en trozos (unos 460 gramos), sal gorda y
460 gramos de agua. Programar 20 minutos, velocidad cuchara,
temperatura varoma. Esperar a que baje la temperatura y triturar a
velocidad 5-10 progresiva durante 1 minuto. Finalmente, verter un
chorretón de aceite de oliva extra o suave y volver a triturar
durante unos 20 segundos a la misma velocidad.
CONSEJOS:
* Pueden congelarla, pero mejor sin el aceite. Al
descongelarla, triturar un poco para que recupere consistencia. Es en ese momento cuando añadiremos una cucharada de aceite. 
* Acompañar, por ejemplo, de unos tropezones de pan frito (en nuestro caso de molde), jamón cocido o serrano, huevo picado, pollo de sobras, beicon, porción de quesito,…, según gusto y apetencias. 
* Solo también queda muy rico. Nosotros optamos por el pan y jamón cocido.

Crema de acelgas y bubango

La receta que les propongo hoy es de las sencillas. De esas que a mí me gustan pues quedan ricas, son rápidas y te dura para varios días como primer plato. A continuación les explico cómo hacer esta crema de acelgas y bubango en olla rápida y en Thermomix. De forma tradicional se mantendrán los ingredientes a fuego medio-bajo durante unos 25 minutos.

INGREDIENTES PARA 6-8 PERSONAS: 1 manojo de acelgas, 2 bubangos o calabacines medianos, 1 tira de apio, 1 cebolla mediana, agua, sal gorda y aceite.

ELABORACIÓN EN OLLA A PRESIÓN: lavar las hojas de las acelgas e incorporarlas en la olla junto con los calabacines o bubangos partidos por la mitad, el apio, la cebolla en 2 trozos, sal gorda al gusto y cubrir con agua. Poner al fuego durante 10 minutos. Esperar a que se enfríe y abrir. Revisar la cantidad de líquido, siempre es preferible quitar un poco e ir triturando y añadir si aún no ha adquirido la consistencia deseada. Finalmente, añadir un chorretón de aceite de oliva extra o suave (yo prefiero extra) y volver a triturar.
ELABORACIÓN EN THERMOMIX: poner en el vaso las hojas de acelgas, los calabacines o bubangos cortados en varios trozos, el apio, la cebolla en 2 mitades, sal gorda y 400 gramos de agua. Programar 20 minutos, velocidad cuchara, temperatura varoma. Esperar a que se enfríe un poco y triturar a velocidad 5-10 progresiva durante 1 minuto. Finalmente añadir un chorretón de aceite de oliva extra o suave y volver a triturar durante unos 20 segundos a la misma velocidad, 5-10 progresiva.
Si pueden comer quesitos o nata (cosa que no es mi caso), quedaría muy rico añadírselo al final y triturar. Eso sí, recordar que si le ponen estos productos lácteos, la crema durará menos tiempo debido a que se pondrá ácida más pronto. 

Crema de calabaza y zanahorias

Como ha refrescado un poco, propongo preparar un plato de cuchara suave y ligero para que el cuerpo se asiente: una crema de calabaza y zanahorias.

INGREDIENTES PARA 6 PERSONAS: 1 zanahoria, 600 gramos de calabaza, 1 puerro, 1 cebolla pequeña, 1 ajo pequeño, agua, aceite, sal gorda.

ELABORACIÓN EN OLLA A PRESIÓN: incorporar la zanahoria y la calabaza sin cáscara en varios trozos, al igual que el puerro y la cebolla, sal gorda al gusto y cubrir con agua. Poner al fuego durante 20 minutos. Esperar a que se enfríe y abrir. Triturar con un ajo pequeño o medio crudo (opcional: durante la cocción, crudo al final o no ponerlo). Si hay mucho líquido, mejor quitar e ir añadiéndolo hasta obtener la consistencia deseada. Para concluir, vertemos un chorro de aceite de oliva al gusto y volvemos a triturar.
ELABORACIÓN EN THERMOMIX: poner en el vaso la zanahoria, la calabaza, el puerro y la cebolla troceados con un poco de la sal gorda y 400 gramos de agua, 20 minutos, velocidad cuchara, temperatura varoma. Esperar a que se enfríe un poco y añadir un ajo pequeño crudo (o durante la cocción o no ponerlo). Triturar a velocidad 5-10 progresiva durante 1 minuto. Chorro de aceite de oliva virgen y volver a triturar durante unos 20 segundos a la misma velocidad, 5-10 progresiva. 
CONSEJOS:
* Tener caldo reservado por si quedara muy espeso a fin de dejar la crema a nuestro gusto.
* En el caso de obtener una crema muy líquida se puede espesar con una papa guisada (patata cocida).
* En ocasiones nos queda más o menos líquida la misma crema con cantidades iguales de ingredientes. Esto se debe al agua de las verduras.
Para finalizar nada mejor que hacerlo con una sonrisa en la cara, propongo ir abriendo boca con este monólogo de Luis Piedrahita relacionado con los alimentos y las cartas de los restaurantes. ¡Una maravilla de ingredientes!