(Votos: 6 Promedio: 5)

Los rosquetes de limón son típicos de la gastronomía canaria. Cada casa cuenta con sus variaciones, según se haya transmitido de generación en generación. De todas formas, estos cambios suelen ser muy pequeños. No solo existen los rosquetes de limón, los rosquetes de naranja también están deliciosos y se hacen de igual manera.

Rosquetes de limón o rosquetes canarias Comer especial
Rosquetes de limón

Receta de rosquetes de limón o rosquillas de limón

A la hora de hacer los rosquetes de limón canarios o rosquillas de limón (nombre que le dan en la Península) es necesario que las cantidades de leche, aceite y azúcar sean las mismas. Por otro lado, la harina suele ser un poco más del doble de los líquidos. El aceite es mejor el vegetal por el sabor, aunque a algunas personas les agrada el aceite suave de oliva. Personalmente, prefiero la combinación de girasol con oliva suave.

Ingredientes

  • 125 ml de leche (sin lactosa, con lactosa o bebida vegetal)
  • 125 ml de aceite de girasol o de oliva suave
  • 1 cucharada de anís en grano (opcional)
  • 3 g de sal
  • 125 g de azúcar
  • 3 huevos
  • 675 g de harina de repostería
  • 8 g de levadura en polvo de repostería (levadura química)
  • ralladura de limón
  • 20 ml de zumo de limón
  • aceite de oliva virgen extra para freírlos

Ingredientes para el almíbar:

  • 300 g de azúcar
  • 150 ml de agua

Cómo hacer rosquetes de limón

  1. Para hacer los rosquetes canarios tienes que batir bien los huevos. Seguidamente, incluye la sal, la ½ de la ralladura y zumo de limón, así como el anís en grano.
  2. Mezcla nuevamente para que se integre todo. Agrega el azúcar, la leche, el aceite de girasol (yo combiné girasol con oliva suave) y mezcla todos los ingredientes.
  3. Después, en la mezcla de los rosquetes de limón, echa poco a poco la harina y la levadura para que adquiera consistencia.
  4. No debe pegarse mucho a las manos, pero tampoco tener una consistencia dura. Se trata de una masa de rosquillas de limón manejable.
  5. Llegará un momento en el que tendrás que volcar la masa sobre la mesa de trabajo para seguir agregando harina y mezclando.
  6. En algunas ocasiones hace falta poner un poquito más de harina. Eso lo irás viendo a medida que amases.
  7. Deja reposar la masa de los rosquetes de limón entre 30 minutos y 1 hora tapada.
  8. El tiempo de reposo va a depender de la temperatura de la cocina. Más calor, menos tiempo. Más frío, más tiempo de reposo.
  9. Es el momento de formar bolitas pequeñas y hacerles un agujero en el centro con los dedos. Así no se verán las uniones.
  10. Puedes pesar las bolas de masa de rosquillas de limón y hacer todas con el mismo peso.
Rosquillas de limón caseras Comer especial
Rosquillas de limón o rosquetes de limón

Rosquetes de limón, el almíbar y cómo freírlos

  1. Pon el azúcar, la otra ½ de la ralladura de limón y el agua en una cacerola mientras la masa de los rosquetes o rosquillas están reposando.
  2. Es decir, antes de darles forma. Y déjalo a temperatura media baja (a 6 de 9 que tiene mi placa) para que se vaya haciendo.
  3. El almíbar estará en su punto cuando veas que es totalmente transparente, con burbujitas.
  4. Si introduces un cubierto y lo levantas lentamente, se formará un hilo o una hebra muy fina de azúcar.
  5. Mientras se hace el almíbar, aprovecha para colocar una sartén al fuego con abundante aceite de oliva virgen extra.
  6. Introduce los rosquetes en pequeñas cantidades y fríelos poco a poco. Dales la vuelta cuando estén dorados por uno de los lados para que se hagan por ambos.
  7. A medida que los vas sacando, ponlos en una bandeja con papel de cocina absorbente. De esa manera eliminarás el exceso de aceite de oliva virgen.
  8. Con todos los rosquetes listos, solo te queda pasarlos por el almíbar. Puedes ayudarte de un pincel de cocina para pintarlos y controlar la cantidad de azúcar.

Trucos y consejos

  • La masa se puede hacer con harina normal, en vez de con harina de repostería, o usando la mitad de cada una hasta completar la cantidad.
  • Personalmente, me encanta preparar la masa con 50 ml de aceite de oliva y 75 de girasol.
  • El enriquecimiento de la masa con anís en grano es opcional.
  • Incluso, eliminar 10 ml de aceite y sustituirlo por 10 ml de anís (licor); le aporta un punto de sabor muy interesante.
  • La cantidad de harina puede variar desde 600 hasta 700 g. Por lo que es mejor que utilices 600 y luego vayas viendo si requiere más o no.
  • Algunas personas agregan canela a la masa, yo no la puedo consumir. De todas formas, creo que disfraza el sabor.
  • Las porciones de masa de mis rosquetes pesaban unos 14 g. Las estiré entre las manos y las uní por los extremos muy bien para que no se despegaran al freírlas.
  • Al hacer los roquetes de limón o rosquillas de limón pequeños salieron 90. ¡Una barbaridad!
  • Por lo que el número va a depender del tamaño y peso de tus rosquetes.
  • El almíbar es opcional. A mí me encantan sin almíbar o con muy poco. Otra posibilidad es pasarlos por azúcar nada más freírlos.
  • Estos roquetes o rosquillas suelen estar cocinados en muy poco tiempo. Sí que es importante controlar la temperatura del aceite, que no esté muy alta.
  • Tras impregnar los rosquetes en azúcar, déjalos secar un par de horas, si es que puedes resistirte.
Receta de rosquetes canarios caseros
Rosquetes canarios

Más recetas de postres y dulces que te recomienda Comer especial

  1. Flan casero
  2. Postres fáciles sin horno
  3. Bizcocho de yogur suave y esponjoso
  4. Helado de fresas naturales sin lactosa
  5. Tarta helada de vainilla sin horno y sin lactosa

¿Quieres conocer más recetas fáciles como estos rosquetes de limón o rosquillas de limón de hoy y no perderte mis platos? Entonces, suscríbete al blog Comer especial pinchando aquí. Si haces alguna de las recetas del blog, me encantará conocer tu opinión. También te espero en mis redes sociales: Twitter, Instagram y Facebook.

Muchas gracias por la visita a mi blog de recetas de comidas saludables y fáciles.