Mostrando entradas con la etiqueta COMIDA RÁPIDA. Mostrar todas las entradas
Mostrando entradas con la etiqueta COMIDA RÁPIDA. Mostrar todas las entradas

30 ago. 2018

En España continúan las altas temperaturas y pocas ganas dan de entrar en la cocina. Si bien, no queda de otra que comer. Pero, ¿qué hacemos a la hora de la cena? ¡Uf, qué pereza! No sé si a ustedes les pasa como a mí, que tener que encender el fuego hace que las ganas de comer disminuyan. 😂😂


Como soy muy amiga de organizar comidas en casa, no me queda de otra que ingeniármelas para preparar cosas sencillas con estos calores y que gusten a todos los invitados. Nada más fácil que lo que hoy les propongo, ambas recetas sirven como entrantes o como cena ligera: endibias con queso roquefort y cogollos con anchoas.

Seguro que no les descubro nada nuevo, pero (con los años que llevo con el blog) me he dado cuenta de que a muchos seguidores les encantan recetas que he llegado a pensar que no valía la pena publicar por su sencillez.

Receta de endibias con crema de queso roquefort

Una pequeña curiosidad antes de ir a la receta. La endibia es una variedad lisa de la escarola, según recoge el diccionario de la RAE. Además, se conoce como endivia o endibia. Además, dicho diccionario indica que la forma más correcta es endibia, puesto que "etimológicamente está más justificada la grafía con b".  Así pues, se trata del mismo vegetal tanto la endivia como la endibia y no comete una falta ortográfica quien escribe endivia, a pesar de ser más adecuada la otra grafía. 

Ingredientes para que la receta de endibias con crema de queso roquefort

  • 1 paquete de endibias.
  • 1 paquete de queso roquefort.
  • 1 chorro de cerveza sin alcohol.
Endibias con crema de queso roquefort

Elaboración de las endibias con crema de queso roquefort

  1. Cortar la parte trasera de las endibias y deshojar.
  2. Lavar y escurrir bien. 
  3. Reservar en la nevera en un plato cubierto.
  4. Colocar en un cuenco el queso roquefort en trozos. 
  5. Verter un pequeño chorro de cerveza sin alcohol y proceder a escachar con un tenedor el queso, mezclándolo bien con el líquido.
  6. La crema estará hecha cuando quede fina y bien mezclada, sin trozos de queso entero. Así pues, habrá que ir añadiendo cerveza poco a poco y seguir aplastando los trozos de queso con la intención de obtener dicha pasta de queso.
  7. La  consistencia de la crema de queso será la que ustedes deseen, más o menos líquida.
  8. Una vez unificado el queso con la crema, cubrir con papel de aluminio e introducir en la nevera para que cuando se monte el plato esté todo bien frío.
  9. Emplatar poniendo la crema en el centro y las endibias alrededor.

Consejos para que las endibias con queso roquefort queden bien ricas

  • A la hora de escoger las hojas de endibias, optar por las hojas más grandes y dejar las pequeñas para cuando no tengan invitados. Las grandes lucen mucho más.
  • El queso roquefort se hace con leche de oveja, de ahí que sea el que uso porque no puedo consumir leche de vaca. Ustedes opten por queso azul si les apetece o cabrales.
  • El líquido a añadir a la mezcla puede variar. Ya saben que yo solo puedo tomar una copa de vino blanco, cava o champán de forma muy esporádica, de ahí que esté elaborado con cerveza sin alcohol. Ahora bien, la crema queda riquísima con fino, sidra o cava.

Receta de cogollos con anchoas y tomate

Ingredientes para los cogollos con anchoas y tomate

  • 1 paquete que cogollos.
  • 1 paquete de tomatitos.
  • 2 latas de anchoas.
  • Aceite de oliva virgen.
  • Sal.
  • Vinagre.
Cogollos de lechuga con tomatitos cherry y anchoas

Elaboración de los cogollos con anchoas y tomatitos cherry

  1. Lavar muy bien los cogollos y cortarlos en dos o en cuatro trozos; esto dependerá de lo grandes que sean.
  2. Lavar unos tomatitos y cortar en trozos. 
  3. Montar el plato: colocar los cogollos; verter los tomatitos encima y alrededor de los cogollos.
  4. No poner las anchoas hasta que estén los invitados porque el aceite puede dañar la frescura de las hojas de los cogollos. 
  5. Tras colocar las anchoas, verter un chorro de aceite de oliva virgen por encima.
  6. Dejar en la mesa la vinagrera, la aceitera y la sal para que cada comensal aliñe los cogollos al gusto.

Consejos para preparar los cogollos con anchoas

  • Nunca sabremos el punto de sal que las anchoas aportan al plato hasta que lo probemos, de ahí que sea mejor no salar los cogollos.
  • Si quieren, pueden abrir las latas anchoas y dejarlas en un recipiente cubierto en la nevera para que estén a la misma temperatura que los cogollos y los tomates.
  • Este plato suele quedar muy sabroso con atún de lata, más rico con atún en aceite de oliva que con atún al natural, aunque todo depende de los gustos de cada persona.
  • A los que no les agraden las anchoas, pueden eliminarlas e incorporar salmón ahumado, por ejemplo.
Aprovecho para invitarles a seguirme en Facebook, Twitter, Pinterest y Google+, así como en la  Comunidad de Google+ en la que ustedes pueden publicar sus recetas. Igualmente, les animo a unirse al grupo de Facebook para compartir sus platos y fotos de comida.

¡Muchas gracias por la visita!

9 may. 2018

¿Qué les parece un arroz amarillo con verduras, mejillones y gambas para comer? Queda bien rico y es muy fácil de preparar. Los ingredientes se pueden variar al gusto del consumidor, tanto las verduras como el marisco, por si hubiera alergias o intolerancias de algún comensal en vuestra casa.

Arroz amarillo con verduras, mejillones y gambas

En casa nos encanta el arroz, ya sea blanco, en caldero, paella... Como acompañamiento de cualquier carne o pescado e incluso solo, sin nada más que unos dientes de ajo picados y dorados para darle un punto de sabor.

Ingredientes para el arroz amarillo con verduras, gambas y mejillones

  • 1 manojo de espárragos. 
  • 1 calabacín grande. 
  • 3 zanahorias medianas. 
  • 1 cebolla pequeña. 
  • 100 gramos de mejillones limpios, sin concha ni barbas.
  • 100 gramos de gambas peladas y limpias, sin la tripa ni la cáscara. 
  • 33-35 gramos de arroz por comensal en crudo.
  • Caldo.
  • Unas hebras de azafrán.
  • Aceite de oliva virgen extra.
  • Sal.

Pasos a seguir para cocinar el arroz amarillo

  1. Lavar, pelar y picar las verduras bien pequeñas, salvo los espárragos. Estos deben partirse en trozos de unos 3-4 centímetros de largo, aproximadamente.
  2. Cocinar en aceite de oliva la cebolla junto con las zanahorias hasta que la cebolla adquiera un color dorado.
  3. Mientras, calentar el caldo en un recipiente junto con las hebras de azafrán y reservar tibio.
  4. Incorporar el calabacín y los espárragos a la cebolla y la zanahoria, y cocinar unos 5 minutos más todas las verduras juntas. 
  5. Verter el caldo en la olla en la que estén las verduras. 
  6. Salar al gusto, si hiciera falta, y añadir el arroz. Tengan en cuenta el arroz empleado porque hay algunos que es mejor dorarlos antes. Al final del artículo (en trucos y consejos) dejo un enlace para que sepan pasos a seguir con cada tipo de arroz.
  7. Mantener al fuego según indicaciones del paquete de arroz.
  8. Cuando falten unos 5 minutos para apartar el arroz, añadir los mejillones y las gambas.
  9. Transcurrido el tiempo, apartar y servir.

Cómo conseguir que el arroz te quede en su punto: consejos y trucos varios

  • Es muy importante limpiar bien los mejillones y quitarles las barbas y pelar las gambas, así como eliminar la tripita que tiene con un palillo, por ejemplo.
  • OJO: no he puesto la cantidad de arroz ni de caldo para que libremente empleen redondo o grano largo. Para consultar los tiempos de cocción y cantidad de agua o caldo, pinchar aquí.
  • De todas formas, en esta ocasión fuimos dos comensales y, como mi marido suele consumir más de 100 gramos de arroz cocinado (en crudo 33-35 gramos), cociné 140 gramos de arroz crudo. 
  • En el caso de no poder tomar marisco, sustituirlo por tacos de carne de cerdo dorada previamente y sellada. Queda muy rico.
  • Por favor, no tiren las cabezas y las cáscaras de gambas. Si son frescas, congelar para cuando quieran preparar un buen caldo. En el caso de tratarse de gambas congeladas, aprovechar para hacer el caldo en ese momento y luego congelarlo.
  • Como verduras alternativas: sofrito de tomate y cebolla con berenjena y setas o champiñones, por ejemplo. Aquí la imaginación es la reina.
  • Si se prefiere, se puede dorar inicialmente el marisco en la olla en la que se hagan las verduras y el arroz. En este caso, incorporar cuando resten 2 minutos para apartar el arroz.
  • En el caso de no tener caldo, emplear agua y una pastilla de caldo para darle un punto de sabor.
  • Es aconsejable cocinar con caldo de pescado o de verduras para que el arroz quede más sabroso. Por eso, siempre es bueno guardar el caldo sobrante de los purés o guisos de verduras, así como de los guisos de pescado. No será igual que un fumet, pero siempre será mejor que solo agua.
  • Cocinar el arroz a fuego medio sin que el agua deje de hervir.
  • Siempre es mejor apartar el arroz 1 minuto antes de lo indicado en el paquete, pero siempre es mejor probarlo antes de quitarlo del fuego.
Arroz amarillo con verduras variadas, gambas peladas y mejillones sin concha

¡Muchas gracias por la visita!

14 mar. 2018

Las tortillitas de camarón son una auténtica delicia de la gastronomía andaluza. Ahora bien, si no se emplea un buen aceite de oliva a la hora de freírlas, puede estropearse el plato. Tan importantes son las tortillas como el aceite que empleemos.

Receta de tortillitas de camarones fritas en delicioso aceite de oliva virgen

En España, afortunadamente, podemos disfrutar del maravilloso oro líquido. En esta ocasión he usado aceite de oliva del Molino de Benamejí y unos camarones bien pequeños que nos trajo un amigo de regalo. El aceite es cordobés y no había tenido la oportunidad de probarlo. En casa nos ha encantado. Respecto a los camarones, no necesitamos que sean pequeños para poder disfrutar de estas ricas tortillas. Al final daré algunas ideas.

Ingredientes para unas ricas tortillitas de camarones:

  • 100-150 gramos de camarones muy pequeños con una pizca de sal.
  • 75 gramos de harina de trigo y 75 gramos harina de garbanzo o 150 de harina de garbanzos.
  • Perejil bien picado, 6-8 ramas.
  • 100 gramos de cebolla o cebolleta.
  • 250 mililitros de agua o caldo de pescado fríos.
  • 1 cucharita pequeña de sal.
  • 1 pizca de colorante.
  • Abundante aceite de oliva virgen extra para freírlas. 

¿Cómo hacer tortillitas de camarones?

  1. Picar muy pequeña la cebolla y dorarla en un poco de aceite de oliva. Cuando la cebolla esté dorada y apartada, incorporar una pizca de colorante y el perejil. 
  2. Tamizar la harina y añadirla poco a poco a la cebolla.
  3. Acto seguido, verter poco a poco el caldo reservado y mezclar bien. No excederse con el caldo porque debe quedar como una mayonesa ligera o una crema espesa. 
  4. Es el momento de introducir los camarones en la masa y remover para que se repartan bien.
  5. Dejar reposar durante 15-20 minutos en la nevera.
  6. Remover la mezcla y verter un cucharón de sopa con la mezcla en abundante aceite de oliva virgen extra que estará caliente. 
  7. La masa debe abrirse, quedar fina y con puntillita. Dar la vuelta y dorar por el otro lado. Sacar y colocar sobre papel de cocina absorbente. 
  8. Si la primera tortillita no se abre formando puntillita, añadir a la mezcla un poco más de caldo y freír otra para ver si queda a nuestro gusto.
  9. Con esta mezcla salen entre 20 y 24 tortitas.

¿Qué aceite usar para las frituras?

Bien es sabido que los fritos deben ser consumidos de forma esporádica por su alto contenido en calorías, entre otros motivos. Sin embargo, existen notables diferencias en las repercusiones para nuestra salud, así como en el resultado de la fritura dependiendo del aceite empleado. 

El aceite de oliva virgen extra es el más indicado a la hora de freír alimentos porque permite elevadas temperaturas, aproximadamente unos 200 ºC; enriquece la comida con sus vitaminas (como la vitamina E) y antioxidantes; es rico en ácido oleico; aporta su característico y agradable sabor a lo que se fría; transfiere menos grasa al alimento; menor proporción de ácidos grasos poliinsaturados y mayor de ácidos grasos monoinsaturados; la fritura es más rápida por lo que al exponerse el alimento menos tiempo, conserva más nutrientes.

Como puede verse, resulta más que aconsejable usar aceite de oliva virgen extra para freír alimentos y eso que he mencionado los aspectos más relevantes. No podemos pasar por alto algunos consejos muy importantes a la hora de usar aceites para freír, como es el caso de no superar 180 ºC o evitar la reutilización (se aconseja 2 o 3 veces más, a lo sumo, y desechar). De todas formas, reitero que los fritos deben estar presentes en nuestra alimentación de manera ocasional. En mi caso, los fritos puedo tomarlos de manera excepcional, de ahí que cuide mucho el tema de los aceites y sus usos. 

Consejos para hacer tortillitas de camarones y variantes:

  • Si no tienen problemas con el pimentón o la cúrcuma, les animo a usarlos en lugar del colorante. Antes de no poder tomarlos, la cúrcuma era el ingrediente que usaba y quedaban bien ricas.
  • El aceite debe ser de oliva virgen extra pues el sabor es totalmente diferente y más sano.
  • La cebolla se puede incorporar en crudo, incluso no ponerla.
  • Los camarones pequeños me parecen deliciosos en las tortillitas, pero si nos dedicamos a consumirlos así, cada vez habrán menos; de ahí que existan periodos para su pesca e incluso momentos de restricción. En esos casos hay varias opciones para sustituirlos como las gambas peladas y troceadas bien pequeñas o palitos de surimi para que salgan más económicas las tortillitas.
  • En vez de tortillitas de camarones se pueden elaborar tortillitas veganas, con verdura pochada cortada en juliana fina. Quedan deliciosas.
  • Doradas al horno salen bien ricas y con menos calorías, aunque vale la pena comerlas fritas con ese velo crujiente.
  • El punto de dorado depende de la persona. A mí me encantan bien doradas como se ve en las fotos. 😂😃

Aprovecho para invitarles a seguirme en Facebook, Twitter, Pinterest y Google+, así como en la Comunidad de Google+ en la que ustedes pueden publicar sus recetas. Igualmente, les animo a unirse al grupo de Facebook para compartir sus platos y fotos de comida.

¡Muchas gracias por la visita!

21 sept. 2017

Muchas veces resulta toda una odisea localiza una masa brisa o quebrada adecuada para las personas con intolerancia a la lactosa e incluso para las alérgicas. Esta masa que les propongo hoy sirve para alérgicos e intolerantes, para ambos.


Como pueden observar en la foto, pongo unos garbanzos y horneo la masa antes de rellenarla de nada que contenga una cantidad importante de líquidos. Igualmente, al final les dejo unos enlaces de quiches y una de ellas no la horneo antes y les explico el porqué. Ahora vamos a la receta paso a paso de masa casera para quiches saladas sin lactosa.
INGREDIENTES: 250 gramos de harina de repostería, 100 mililitros de aceite de oliva, 1 huevo grande o 2 medianos, 5 gramos de sal fina, 25 mililitros de agua, 1 pizca de azúcar.

ELABORACIÓN TRADICIONAL: poner en un bol la harina tamizada con la sal y el azúcar. Verter el aceite y mezclar poco a poco con el utensilio de cocina que prefieran (una paleta de silicona, una cuchar, un tenedor...). En otro recipiente mezclar el huevo con el agua. Añadir poco a poco a la masa y continuar mezclando.

ELABORACIÓN DE LA MASA EN THERMOMIX: colocar todos los ingredientes en el vaso en el orden en el que los fuimos mezclando de forma tradicional (harina tamizada, sal, azúcar, aceite,  huevo y agua) y mezclar 2-3 minutos a velocidad espiga.

PROCESO COMÚN PARA AMBAS ELABORACIONES: para poder trabajar bien la masa, sacarla del recipiente, espolvorear la mesa de trabajo con un poco de harina y colocar la masa en dicha mesa. Seguir amasando con cuidado hasta logar una bola uniforme y no pegajosa. Finalmente, estirar con un rodillo de cocina o con una botella bien limpia para darle la forma y el grosor deseados.

CONSEJOS:
* Si no pueden tomar huevo, eliminen la yema sin problema, quedará también rica.
* Tamizar la harina significa pasar la harina por un cedazo, por el tamiz, colador de agujeros pequeños.
* En el caso de no poder consumir harina de trigo, sustituirla por harina de arroz.
* Primero mezclar por un lado los líquidos, salvo el aceite, y por otro los sólidos.
* Una vez incorporados todos los ingredientes, amasar con cuidado hasta que no se pegue en las manos. No sobreamasar.
* Para que la masa no se pegue en la mesa de trabajo, espolvorear dicha mesa con harina.
* Una forma de evitar que la masa se pegue en las manos es impregnarlas de un poco de aceite.
* Una vez lograda la bola, si no van a hacer ese día la quiche, congelar. Se conserva muy bien durante unos 2-3 meses.
* Esta masa la pueden utilizar en un molde de 24 o 26 centímetros para hacer la quiche. Impregnar con un poco de aceite el molde para que no se pegue la masa, en el caso de necesitarlo.
* Al colocar la masa en el molde, cortar el sobrante pasando el mismo rodillo por los bordes.
* No se preocupen si la masa se rompe o no llega a cubrir alguna parte del molde. Piensen en la masa como plastilina. Emplear recortes y cubrir esas partes.
* Antes de cocinar la masa sola en el horno, pichar la base y colocar algo de peso encima. Yo pongo, como ven en la foto, garbanzos.
* Si no les agrada que los garbanzos estén en contacto con la masa, cubrir esta con papel de aluminio (papel plata) o de horno y poner el peso encima.
* La cantidad de garbanzos debe ser tal que cubra toda la masa y no se vea el fondo. En la foto no puse todos los garbanzos para que vieran la masa pinchada con el tenedor.

Quizá les interese ver algunas recetas de quiches o adaptaciones de lo que pudieran ser quiches para personas con alergias e intolerancias alimenticias:

Aprovecho para invitarles a seguirme en Facebook, Twitter, Pinterest y Google+, así como en la Comunidad de Google+ en la que ustedes pueden publicar sus recetas. Igualmente, les animo a unirse al grupo de Facebook en el que también cualquier persona comparte sus platos y fotos de comida.

¡Muchas gracias por la visita!

14 sept. 2017

Hace años publiqué dos versiones de quiches aptas para intolerantes a la lactosa. Hoy les propongo una muy sencilla que les llevará muy poco tiempo y necesita pocos ingredientes: quiche sin lactosa de calabacín, champiñones y beicon. Al final de la receta doy varios consejos y también indico cómo pueden proceder aquellas personas que son alérgicas a la lactosa.


INGREDIENTES: 1 calabacín picado en trozos medianos, 1 puerro cortado rodajas, 200 gamos de champiñones laminados, 100 gramos de beicon en tiras pequeñas, 2 huevos grandes o 3 medianos, 100 mililitros de leche sin lactosa, 1 lámina de masa quebrada (masa brisa), 100 gramos de queso sin lactosa rallado, una pizca de sal y aceite de oliva en spray

ELABORACIÓN: pochar durante 10 minutos el calabacín y el puerro en una sartén con un poco de aceite de oliva; añadir los champiñones limpios y laminados, y seguir cocinando hasta que el champiñón deje de soltar agua. Apartar del fuego y sazonar al gusto. Precalentar el horno durante 10 minutos a 180º. Preparar un molde con un poco de aceite de oliva y colocar la masa quebrada con mucho cuidado, pinchar la base y colocar encima granos de garbanzos para que no suba dicha masa. Introducir en el horno y hacer la masa durante unos 15 minutos a 180º. Transcurrido este tiempo, incorporar todos los ingredientes (previamente mezclados en un recipiente), cocinar 20 minutos. Luego, abrir el horno, espolvorear el queso sin lactosa al gusto (usándolo todo o parte de él) y hornear durante unos 5 minutos más.

CONSEJOS:
* Hay personas que prefieren no hacer el horneado de la masa, pero desde mi perspectiva queda mucho más crujiente y mejor cocinada la quiche que cuando la hacemos sin este paso.
* En el caso de no usar nada o casi nada de líquidos, sí que vale la pena saltarse el horneado previo de la masa.
* Para los que no sean intolerantes a la lactosa pueden usar queso normal rallado y leche normal.
* En el caso de ser alérgicos, suprimir el queso y emplear el producto que suelan emplear en estos casos. La leche de coco queda bastante bien,en las quiches así que cambiar la sin lactosa por la de coco.
* Para los amantes de las natas, sustituir los 100 mililitros de leche por 200 de nata.
* Al ser intolerante a la lactosa he realizado diversos experimentos fruto de los cuales nacieron  la quiche de atún y verduras y la quiche de salmón y verduras.
* El tiempo de cocción puede variar dependiendo del horno que tengan, así que vigilen para que no se queme. Lo habitual es que la quiche esté en su punto en unos 25 minutos y la masa en 10-15 minutos.
* Pinchen en masa casera para ir a la receta y poder hacer quiches con masa para alérgicos e intolerantes a la lactosa porque no lleva ni natas ni lácteos.

Aprovecho para invitarles a seguirme en Facebook, Twitter, Pinterest y Google+, así como en la Comunidad de Google+ en la que ustedes pueden publicar sus recetas. Igualmente, les animo a unirse al grupo de Facebook en el que también cualquier persona comparte sus platos y fotos de comida.

¡Muchas gracias por la visita!

26 ene. 2017

Esta receta de champiñones con cebolla caramelizada y foie es bien sencilla, y hasta un principiante en cocina puede hacerla. No van a tener ninguna dificultad. El resultado sorprenderá a más de uno.


INGREDIENTES (para 2 personas): 2 champiñones portobello grandes, 1 cebolla grande cortada en gajos, 4 solomillos de foie fresco, sal, aceite de oliva en espray y una cuchara sopera de agua.

ELABORACIÓN: precalentar el horno 10 minutos a 180º. Colocar en la bandeja de horno los champiñones boca a bajo con un poco de sal e introducir durante 15-20 minutos a 180º. Cuando falten 5 minutos para que estén hechos, darles la vuelta y salar por esa parte. Rociar una cacerola con aceite de oliva, incorporar la cebolla cuando esté caliente el aceite. Dorar durante unos 20 minutos a fuego medio y vigilar para que no se queme. La cebolla debe adquirir un tono dorado transparente. En ese momento, verter la cucharada de agua y dejar que se evapore por completo. Remover siempre de vez en cuando para que no se pegue. Cuando la cebolla esté, calentar los solomillos de foie fresco durante 2 minutos por cada lado y aderezar con una pizca de sal. Montar al gusto.

CONSEJOS:
* Si no consiguen champiñones portobello, optar por otros champiñones que sean grandes.
* Ojo con la cebolla, no necesita azúcar porque ya la contiene por naturaleza. El tiempo de cocción variará según la temperatura del fuego, mejor a fuego medio. Que se haga lentamente.
* En el caso de que les guste la cebolla, aconsejo cocinar 2 cebollas grandes para que no se les haga poca.
* Los medallones de foie fresco pueden ser congelados.

Aprovecho para invitarles a seguirme en Facebook, Twitter, Pinterest y Google+, así como en la Comunidad de Google+ en la que ustedes pueden publicar sus recetas.

¡Muchas gracias por la visita!

18 ago. 2016

Esta receta la tenía guardada en el baúl de los recuerdo; es rápida y muy fácil de hacer. Queda muy rica y carece de complicaciones: Salteado de setas con ajetes a la plancha.



INGREDIENTES: 1 bandeja de setas, 1 manojo de ajetes, aceite de oliva en espray, hierbas al gusto y sal.

ELABORACIÓN: Rociar una sartén con aceite, añadir las setas limpias con los ajetes troceados un poco (no mucho, en dos o tres partes). Dorar en unos 10-15 minutos. Aderezar al gusto con sal, hierbas y especias.

CONSEJOS:
* Se pueden añadir unos 50 gramos de panceta o beicon.
*  Transcurridos 10 minutos de las verduras en el caldero o sartén incorporar el beicon o panceta.
* Añadir las especias y sal según apetencias al final, cuando resten 2 minutos para apartar del fuego.
* Estas verduras sirven para acompañar cualquier carne o pescado e incluso como comida única con unos huevos, por ejemplo.

Aprovecho para invitarles a seguirme en FacebookTwitterPinterest y Google+, así como en la Comunidad de Google+ en la que ustedes pueden publicar sus recetas.

¡Muchas gracias por la visita!

4 ago. 2016

En verano apetecen postres frescos y sencillos. Nada que ver con encender el horno y pasar horas en la cocina. Por ello, les mostraré cinco recetas que no necesitan horno y que deben mantenerse en la nevera antes de su consumo: frescas y sabrosas.



Copa de yogur sin lactosa con fruta y galletas. Una manera sencilla de lograr que los que no toman fruta se animen a consumirla.


Tarta de galletas y piña sin lactosa. Si pueden consumir lácteos sin problema solo deben cambiar los sin por los que más les gusten a ustedes. 


Fácil mousse de chocolate negro sin lactosa. Para los amantes del chocolate nada mejor que una rica mousse de chocolate y, a ser posible, negro. Esta receta es muy fácil de preparar


Gelatina natural de fresas acompañada de fresas con chocolate. Una auténtica tentación, la combinación perfecta: chocolate con fresas.


Huevos moles. Este postre es típico de Canarias, si bien, la receta original lleva mayor cantidad de azúcar de la que yo empleo porque a mí me empalaga. 


CONSEJOS:
* Algunos de estos postres pueden hacerlos con los más pequeños de la casa porque son muy sencillos.
* Si sus hijos no toman fruta, una manera de motivarlos a probarla es a través de la copa de yogur y de la gelatina natural con fresas.
* Para todas aquellas personas que no padezca de alergia o intolerancia a la lactosa, únicamente deben cambiar los productos sin por los lácteos que empleen cotidianamente.

Aprovecho para invitarles a seguirme en Facebook, Twitter, Pinterest y Google+, así como la Comunidad de Google+ en la que ustedes pueden publicar sus recetas.

¡Muchas gracias por la visita!

13 jul. 2016

Una de las carnes más consumidas es la de pollo. En este artículo les propongo 9 recetas diferentes para disfrutar de este ingrediente en la cocina.


Tras asar una pechuga de pollo, podemos aprovechar los restos para hacer un rico bocadillo de pollo para la merienda o cena.


Las hamburguesas también ayudan, y mucho, a salir de un apuro. Estas son unas deliciosas hamburguesas de pollo y cerdo con queso de cabra.


En verano apetecen los platos fresquitos como esta sencilla y sabrosa ensalada de arroz, piña y pollo con salsa de yogur.


Las empanadillas se pueden rellenar de muchos ingredientes como estas empanadillas de pollo con verduras al horno.


Las albóndigas son un acierto seguro que suele gustar tanto a niños como adultos. En esta ocasión les propongo unas albóndigas de pollo en salsa.


Si ustedes son de los que disfrutan comiendo hígado, no se pierdan estos higaditos de pollo en salsa que son muy fáciles de hacer.


En esta entrada les explico cómo hacer con total éxito un delicioso pollo asado al horno. No se pierdan los consejos.


Algunas personas adoran los guisos. Este pollo en salsa con verduras seguro que les agradará por su sencillez y sabor.


Siguiendo todos los trucos de esta receta conseguirán unos dorados y jugosos muslos de pollo al horno con verduras y papas. 


CONSEJOS
* Para poder ver las recetas completas solo deben pinchar en el nombre que aparece subrayado.

Aprovecho para invitarles a seguirme en FacebookTwitterPinterest y Google+, así como la Comunidad de Google+ en la que ustedes pueden publicar sus recetas.

¡Muchas gracias por la visita!

15 jun. 2016

En verano apetecen platos suaves y que aporten la sensación de que estamos comiendo algo fresco. De forma habitual, solemos recurrir a ensaladas, aunque existen más platos que pueden cumplir esas expectativas. Estas 4 recetas que les propongo son frescas, sencillas, fáciles de hacer y bien ricas.


La ensaladilla rusa suele ser la reina de las fiestas en verano. En esta ocasión se trata de una ensaladilla elaborada con lactonesa casera, es decir, nada de huevos y la leche puede ser sin lactosa o de soja para los intolerantes o alérgicos a la lactosa. En la receta les explico todo.


A veces apetece algo bien sencillo y que al introducir en la boca genere una sensación bien fresca como estos rollitos de jamón que van rellenos de palitos de surimi y piña. Una receta fácil de elaborar que puede ser también una cena perfecta.


Para los amantes del aguacate, nada mejor que un estupendo tartar de aguacate y tomate aderezado al gusto. Si lo preparan en platos individuales y lo introducen en la nevera un rato antes de consumirlo, seguro que  este tartar enamorará a la mayoría de los comensales.


Estos melocotones rellenos de crema roquefort podrían dar la sensación de llevar tras de sí más trabajo. Nada más lejos de la realidad, pues la crema de queso roquefort solo hay que mezclarla con alguno de los líquidos que les comento, rellenar los melocotones y reservar en el frigorífico antes de consumirlos.


Aprovecho para invitarles a seguirme en YouTube, FacebookTwitterPinterest y Google+, así como la Comunidad de Google+ en la que ustedes pueden publicar sus recetas.

¡Muchas gracias por la visita!

28 oct. 2015

Resulta habitual encontrar recetas de merluza empanada, rellena,... Nosotros solemos comer, como ya he mencionado en otras entradas, pescado al horno, plancha o vapor de forma habitual. ¡Nos encanta! Hoy compartiré una forma de cocinar merluza con verduras de manera sana y muy sencilla.

                                    
ELABORACIÓN EN THERMOMIX: cortar en trozos toscos el calabacín, la zanahoria, las papas (y, si les apetece, otras verduras). Hervir agua con un poco de sal y una hoja de laurel durante 3 minutos, velocidad 1, temperatura varoma. Incorporar la cesta con las verduras y programar 25 minutos, misma velocidad y temperatura. Ya solo nos queda colocar el varoma con los filetes de merluza aderezados al gusto, esperar 5 minutos más y listo para comer. Además, podemos hacer un mojo de perejil (receta pinchando aquí) para añadirle más sabor.


ELABORACIÓN TRADICIONAL: mismo tiempo y forma de preparar las verduras, así como el pescado. Lo que cambia es la herramienta de trabajo; en vez del robot de cocina Thermomix , haremos la comida en una vaporera o caldero convencional con la típica cestilla para platos al vapor. Queda igual de rico. Lo sé por experiencia, ya que antes lo elaboraba de esa manera.

11 mar. 2015

Las papas (patatas) en microondas forman parte de mi comida cuando no tengo mucho tiempo para hacer un acompañamiento de hidratos muy elaborado y quedan de maravilla, además de aportar menos calorías que unas fritas.

INGREDIENTES para 2 personas: 2 papas (patatas) bien lavadas y con la piel. 1 rama de romero (o tomillo), sal gruesa y aceite de oliva en spray (también lo podemos verter con mucho cuidado y muy poca cantidad).

ELABORACIÓN: lavar las papas con piel, cortarlas en gomos (como gajos de naranja). Disponer en un plato separadas, no amontonadas. Deshacer el romero o tomillo dejándolo caer sobre las papas (patatas) y rociar con el aceite en spray. Introducir en el microondas tapadas durante 3 minutos y medio a la temperatura anterior a la máxima que sus microondas tenga. Dejar reposar como un minuto, destapar y aderezar con sal. Volver a cocinar de la misma manera y mismo tiempo. Pinchar y ver si están tiernas. Si les faltara algo mas de tiempo, repetir la misma operación pero no más de 2 minutos pues se resecarían. A mí me gusta darles un toque de grill final de un minuto y medio para que adquieran el color tostado de la foto y crujiente al comerlas.

CONSEJOS:
* Estas papas (patatas) no se caracterizan por llevar gran cantidad de aderezos, sino por lo sabrosas que quedan con tan poco. 
* Si se quiere, se puede preparar un majado de un diente de ajo, con una cuchara sopera de aceite de oliva, así como hierbas al gusto. Este majado lo colocaremos por encima de cada gajo con cuidado.
* Para tapar podemos usar papel film pinchado con un tenedor, la tapa especial de plástico que venden para microondas e incluso otro plato que empleemos como tapa.

Aprovecho para invitarte a seguirme en Facebook. y en Twitter. Para no perderse ni una de mis recetas pueden suscribirse al final de la página. Cada vez que realice una nueva publicación, les llegará directamente a sus correos.

26 feb. 2015

Esta receta surgió por casualidad, un accidente culinario que al final encantó a los invitados que tenía ese día en casa. El paso a paso es muy sencillo. Por cierto, con esta crema participo como salsera invitada del blog Las salsas de la vida, de mi amigo Tito. Si les apetece conocerme un poco más, les invito a pinchar en el enlace y leer la entrevista. 

INGREDIENTES: una cuña de queso roquefort, un botellín de cerveza sin alcohol. La cerveza es sin alcohol porque yo debo evitarlo y el queso puede ser cabrales o azul pero tampoco puedo tomarlo porque no tolero la leche de vaca. 

Los accidentes culinarios los he tenido con cerveza sin alcohol y con fino, en el primer caso se me derramó encima cuando abrí un botellín al lado de la cuña. En el segundo, el del fino, uno de los invitados vertió parte de la copa sobre el queso al dar un traspiés. Me gusta más con fino, pero como hoy en día debo evitar las bebidas con alcohol, prefiero la cerveza.  

ELABORACIÓN: en un plato llano colocamos la cuña de queso y la aplastamos un poco con un tenedor. Seguidamente, le añadimos unas gotas de cerveza y mezclamos. Se trata de que quede una crema uniforme como la de la foto, por lo que incorporaremos la cerveza poco a poco y mezclaremos las veces que sean necesarias hasta lograr el punto deseado. Si sobra reservarla en un recipiente que para acompañar carnes, por ejemplo, que también está riquísima.

CONSEJOS:
* Como líquido se puede usar cerveza con y sin, vino fino, cava o sidra.
* La receta se puede elaborar con queso azul, roquefort o cabrales. 
* Aplastar con paciencia y un tenedor, hasta formar una pasta uniforme.
* Ojo porque no debe quedar líquida, sino como un puré.
* Añadir líquido a demanda y poco a poco.

RECETAS EN LAS QUE USO ESTA CREMA (con alguna variante):

Aprovecho para invitarles a seguirme en Facebook y en Twitter

2 ago. 2011

Las ganadoras del concurso de pasteles han recibido sus regalos y me han escrito para comentármelo. Carmen, la primera, no sé si recordarán que no cuenta con blog y que mandó su receta a mi correo para que yo la publicara. Ella me ha remitido unas fotos fantásticas del regalo y también ha hecho una receta de papas arrugadas en Thermomix.

     
De izquierda a derecha, empezando por la parte superior, pueden ver la base negra para tartas y pasteles, una tarjeta, las cápsulas para magdalenas, cuchara para helados, libro de cocina, paquete de gofio, miel, mojo y la cesta con papas negras.

Ahora sí, vamos allá con las receta de Thermomix, subo la página que escaneó y sus explicaciones.



Rosa, espero haber sido lo más fiel en la receta, a nosotros nos ha gustado mucho. Nos las hemos tomado con una cervecita. Te paso también en una foto la receta del libro, aunque debo señalar que yo las he tenido 5 minutos más y además casi me cargo la Thermomix por que con medio litro de agua, tal y como indica la receta, es insuficiente. Menos mal que la "he oído quejarse" y he sido rápida, yo pondría un litro de agua. Como te he mandado la foto de los regalos de cuando los he recibido y las fotos de la primera receta que he hecho, si te apetece puedes crear una entrada en tu blog con ello. Te estoy muy agradecida y conforme vaya haciendo cosas te las mandaré, aunque sospecho que ahora ya será después de vacaciones...

Un beso enorme y seguimos en contacto, Carmen.

Yo creo que queda clarísimo cómo hacer las papas en Thermomix. De todos modos, para quien no consiga ver bien lo que dice el libro, comentarles que pone que hay que preparar en el recipiente superior, varoma, las papas con muchas sal gorda por encima (500 gramos), en el vaso añadir 1 litro de agua y 2 cucharas de sal, según la experiencia de Carmen. Programamos 40 minutos, velocidad 1, temperatura varoma. Destapar y sacudir para que las papas se vayan secando. Que quieren hacerlas en recipiente al fuego, sencillo, lavarlas muy pero que muy bien, poner agua que las cubra, sin sobrepasarlas. Añadir unos 300 gramos de sal gorda para 500 gramos de papas negras. Cuando estén casi guisadas, les añadimos unos 100 gramos de sal. Una vez en su punto, que podemos comprobar pinchando suavemente con un tenedor, escurrimos toda el agua y volvemos a poner en el fuego para que se sequen, sacudiéndolas hasta que veamos que ya no queda humedad en ellas ni en el recipiente. Apartar del fuego y tapar con un paño limpio hasta ser consumidas o servidas para llevar a la mesa.