Pierna de cordero cocinada en bolsa al vapor

Este año espero seguir aportándoles recetas que les resulten bien sencillas de hacer, recetas fáciles, y a la vez muy sabrosas. Esta pierna de cordero está cocinada en bolsa de asar y al vapor, con un toque final de horneado para dorarla un poco. Además, va acompañada de verduras y queda suave, jugosa y muy tierna.

Para el cocinado de la pierna he recurrido a la Thermomix. Ahora bien, no pasa nada si ustedes no tienen este aparato. Basta seguir todos los pasos que detallaré a continuación usando un caldero grande con agua y luego emplear la vaporera. ¿Qué es la vaporera? Una herramienta de cocina, como un plato, pero con agujeros para que el vapor del agua hirviendo le llegue a lo que van a cocinar. Eso sí, deben poner la tapa encima de la pierna para que se conserve todo el vapor dentro del recipiente. Algunas ollas rápidas traen vaporeras que les servirán para emplear en esta ocasión, pero con caldero normal.

Ingredientes para cocinar una pierna de cordero en bolsa de asar

  • 1 pierna de cordero de 1 kilo, aproximadamente, para 2 o 3 personas.
  • 250 mililitros de vino dulce o semidulce.
  • 40 mililitros de aceite de oliva virgen.
  • 2 litros de agua.
  • 5 dientes de ajo.
  •  5 ramas de perejil.
  • 3 o 4 ramas de romero.
  • 2 zanahorias troceadas toscamente.
  • 250 gramos de espárragos.
  • 250 gramos de setas.
  • 150 gramos de champiñones cortados en cuatro trozos.
  • Varias ramas de romero para las verduras.
  • Aceite de oliva para las verduras.
  • Sal.

Receta de pierna de cordero al vapor en bolsa de asar en Thermomix

  1. Hervir dos litros de agua en el vaso de la Thermomix a velocidad 1 temperatura varoma durante 9 minutos aproximadamente.
  2. Triturar los dientes de ajo, las ramas de romero y perejil, la sal, los 250 mililitros de vino y los 40 mililitros de aceite.
  3. Colocar la pierna en una bolsa de asar con el líquido triturado y cerrar la bolsa, seguir los pasos indicados en las instrucciones de la bolsa de asar.
  4. Ubicar la bolsa con la pierna de cordero en la bandeja varoma de la Thermomix y cocinar durante 1 hora a velocidad 1 y temperatura varoma.
  5. Dar la vuelta a la bolsa y seguir calentando por el otro lado 1 hora más.
  6. Después, introducir en el horno, previamente precalentado, las verduras cortadas, aderezadas con sal, aceite de oliva virgen y ramas de romero fresco.
  7. Cocinar las verduras a 180º durante 25 minutos.
  8. Una vez esté hecha la pierna, sacarla y colocarla, junto con los líquidos que haya en la bolsa, sobre las verdura.
  9. Mantener la bandeja en el horno unos 10 minutos por cada lado para que se dore la piel de la  pierna de cordero.

Receta de pierna de cordero cocinada al vapor de forma tradicional

  1. Calentar dos litros de agua en un caldero y taparlo para que el agua se caliente antes.
  2. Triturar los dientes de ajo, las ramas de romero y perejil, la sal, los 250 mililitros de vino y los 40 mililitros de aceite.
  3. Colocar la pierna en una bolsa de asar con el líquido triturado y cerrar la bolsa.
  4. Poner la bolsa con la pierna de cordero sobre la vaporera e introducir esta en el caldero. Cocinar durante 1 hora a temperatura media.
  5. Dar la vuelta a la bolsa y seguir calentando por el otro lado 1 hora más.
  6. Precalentar el horno e introducir las verduras cortadas al gusto y cocinar unos 25 minutos.
  7. Transcurridas las 2 horas de cocinado de la pierna de cordero, sacarla de la bolsa y colocarla sobre las verduras; verter los líquidos que hubieran en la bolsa.
  8. Dorar la pierna unos 10 minutos por cada lado.

 

Consejos y trucos para hacer pierda de cordero al vapor en bolsa

  • En el caso de hacer la pierna de forma tradicional, puede darse el caso de que no quepa en la vaporera, así pues, no quedará de otra que partirla en varios trozos.
  • Si tuvieran que cortar la pierna y no supieran, mejor pedírselo al carnicero.
  • Usar las verduras que más les agraden y calcular el tiempo de cocción según la dureza de estás.
  • Pueden preparar un poco más de adobo y reservarlo para verterlo sobre las verduras, en caso de que les apetezca.
  • Otra opción sería colocar la bolsa sobre una bandeja de horno y a otra altura inferior colocar otra bandeja (o recipiente apto para horno) con agua para hacerlo al vapor dentro del horno.
  • Este plato se puede comer así o acompañar de hidrato (papas guisadas, arroz blanco, etc.).
¡Muchas gracias por la visita!

Delicioso cochinillo asado en Cáceres

Una de las cosas que más disfrutamos en los viajes son los momentos de relax sentados delante de un rico plato. Para nosotros fue una auténtica sorpresa la escapada a Cáceres, no solo por el entorno, que es maravilloso, sino porque degustamos un delicioso cochinillo asado. Nunca se nos hubiera pasado por la cabeza que en Cáceres lo hacían tan rico.

El cochinillo asado, una delicia de la gastronomía española

Dónde comer cochinillo asado en Cáceres

Tras una mañana de paseo, descubriendo esta hermosa ciudad española, nos dieron las tres de la tarde y no habíamos comido aún. Nos sentamos en un banco de la plaza de San Juan a mirar en el móvil a dónde podíamos ir. Finalmente decidimos preguntarle a un señor que pasó por allí. Amablemente nos indicó que podríamos disfrutar de un delicioso cochinillo asado en restaurante la Fusa y que estaba a pocos metros de donde nos encontrábamos. El restaurante está a 4 minutos de la plaza Mayor y cerca de la iglesia de San Juan Bautista, nosotros no lo habíamos visto y pasamos por delante. ¡Qué despistados! 😰

Como nos encontrábamos a dos pasos, 2 minutos caminando desde la plaza, allí que fuimos. ¡Qué maravilla de cochinillo! Con esa piel crujiente, una carne jugosísima; se me hace la boca agua nada más recordarlo. Nos trataron fenomenal y tuvieron en cuenta mis problemas y alergias alimenticias. Eso sí, nos indicaron que si los hubiéramos avisado con más tiempo, llamándolos, nos habrían podido ofrecer más platos. De esta manera, da gusto salir de viaje, con la tranquilidad que da comer en un restaurante que tiene en cuenta las circunstancias alimenticias personales y que no te pone  pegas por ello.

¿Cómo preparar cochinillo asado?

El cochinillo asado forma parte de la tradición culinaria de la gastronomía española. En zonas como Segovia es muy típico, tanto que esta manera de prepararlo también es conocida como cochinillo a la segoviana. Si bien, no es el único lugar donde se prepara habitualmente. En Cáceres también existe tradición de cochinillos asados y hasta han llegado a publicarse artículos sobre cuál es el mejor en esta zona de España, cosa que yo desconocía hasta que tuve el placer de degustarlo, como les comenté al principio.

El cochinillo no debe superar las tres semanas y pesar entre 3,5 a 6 kg para cocinarlos de esta manera. El cochinillo asado es un plato que en España se consume bastante en Navidad, en estas fiestas tan señaladas que están a la vuelta de la esquina. Así, es normal verlos a la venta en las carnicerías, mercados y grandes superficies. Igualmente, es un animal muy consumido en países tales como Argentina, Cuba, Uruguay, Puerto Rico, Brasil, Italia y Portugal, entre otros.

A continuación te explico cómo hacer cochinillo asado en casa, incluyendo la tradicional en primer lugar:

  1. Únicamente hace falta 1 cochinillo abierto por el espinazo, manteca, sal gorda y agua. Precalentar el horno a 180º durante unos 10 minutos. Poner el cochinillo en una bandeja de barro con un dedo de agua (para que se hidrate y quede más jugoso durante el asado) o en una rejilla con bandeja debajo; salar y dejar la piel hacia la bandeja, que no se vea. Cocinar a 180º alrededor de 1 hora y 30 minutos. Dar la vuelta, con la piel hacia arriba, cuando la carne del muslo esté tierna. Cubrir las orejas y el rabito con aluminio para que no se quemen. Pintar la piel con un poco de manteca para que la piel se quede crujiente, pues la manteca es conductora del calor. Si queda poca agua en el recipiente, añadir e introducir nuevamente en el horno unos 45 minutos. Los tiempos de horneado siempre dependen, puesto que cada horno es un mundo y estoy hay que tenerlo muy en cuenta. El punto exacto de la piel estará cuando al tocarla cruja y se rompa. Ojo: la piel no debe estar en contacto con el agua.
  2. Otra manera de cocinarlo, no tan tradicional como la anterior, es poner en el fondo del recipiente el agua con alguna hierba aromática, como laurel, romero o tomillo, por ejemplo, y proceder de la misma manera.
  3.  Una variante interesante sería entero, sin abrir por el espinado. Cocinarlo (con las orejas y el rabillo cubiertos con papel de aluminio desde el principio) a unos 150º  la primera hora. Sacar y con una brocha ponerle manteca. Introducir nuevamente en el horno a 180º durante 30 minutos. Dar la vuelta, embadurnar con manteca y mantener unos 20-30 minutos más hasta que la piel esté crujiente.
  4. Elaborar de la misma forma que el anterior o escoger la cocción primera y añadir no solo hierbas aromáticas, sino también unos dientes de ajos enteros, con su piel y golpeados (dientes de ajo en camisa).

Trucos para hacer cochinillo asado en casa  

  • Para que la piel no se pegue a la cazuela de barro o a la rejilla, poner unos palos de madera de árbol como laurel, por ejemplo, o un poco de papel de horno.
  • Que no pese más de 5,5 kilos.
  • Tapar las orejas, el rabo y las pezuñas con aluminio para que no se quemen.
  • Que el agua nunca esté en contacto con la piel para que esta no se ablande, puesto que no lograrían una piel crujiente.
  • Incluso cuando lo saquen del horno, es aconsejable servir la salsa aparte.
  • Suele tardar entre 2 y 3 horas en hacerse, esto dependerá del horno y del tamaño del cochinillo.
  • En algunos hornos es necesario cocinarlo la última hora a 200º para que la piel se dore.
  • Vigilar si el agua se evapora y reponerla.
Cochinillo asado en restaurante la Fusa, Cáceres

Características nutricionales

El cochinillo es el cerdo pequeñito que aún toma leche materna, es decir, el lechón o cochinillo lechal, la cría del cerdo. Curiosamente, este animal posee un alto contenido en agua, aspecto a tener en cuenta si queremos llevar una dieta equilibrada; además de tener valores semejantes a los de un cerdo adulto en lo que a proteína se refiere, pero menor contenido en grasas.

En contra de lo que habitualmente suele pensarse, el consumo de 100 gramos de cochinillo o lechón asado aporta unas 175 calorías. Su consumo aporta fósforo, vitamina B12, selenio, hierro, cinc, potasio, mayor proporción de grasas monoinsaturadas (necesarias para el organismo) y grasas poliinsaturadas (consideradas grasas saludables).

El cochinillo está catalogado como animal de carne blanca. Esto quiere decir que dentro de la dieta mediterránea forma parte de aquellas carnes más recomendadas para su consumo semanal debido a sus propiedades, en contraposición a las carnes rojas, consideradas menos saludables. Además, los cochinillo no deben recibir medicación, aspecto necesario para cumplir con su estándar de calidad.

Receta de pollo en salsa con pasas

Un clásico de toda cocina es el pollo en todas sus opciones: muslos, pechugas, solomillos, entero… En esta ocasión les propongo una receta muy fácil, pero que queda bien sabrosa: pollo en salsa con pasas. Eso sí, mejor eliminar las pasas en el caso de no ser muy amigos de la combinación dulce con salado.

Receta de pollo en salsa con pasa, verduras y patatas

Ingredientes para cocinar pollo en salsa con pasas

  • 6 jamoncitos grandes de pollo. 
  • 2 papas grandes. 
  • 1 hoja de laurel. 
  • 1 litro de caldo de verduras. 
  • 150 de zanahorias baby o 2 zanahorias. 
  • 1 cebolla grande.
  • 1 calabacín. 
  • Sal. 
  • Orégano.
  • Ajo molido.
  • Laurel. 
  • 40 gramos de pasas. 
  • Aceite de oliva virgen.


Receta de pollo en salsa con pasas

  1. Aderezar los jamoncitos de pollo con orégano, sal y ajo molido para posteriormente dorarlos y reservar. 
  2. Pelar las papas, cortarlas en rodajas de un centímetro. 
  3. Picar el calabacín y las zanahorias al gusto. 
  4. Pelar y cortar la cebolla en rodajas.
  5. Verter un poco de aceite de oliva virgen en una olla. 
  6. Rehogar la cebolla durante unos minutos hasta que empiece a dorarse.
  7. Incorporar el calabacín y las zanahorias y rehogar unos 5 minutos. 
  8. Añadir las papas y mantener unos 5 minutos más al fuego. Ojo por si hiciera falta más aceite para que no se pegue. 
  9. Verter el caldo y agregar la hoja de laurel, ajo en polvo, orégano y un poco de sal. 
  10. Transcurridos unos 8-10 minutos, introducir los jamoncitos de pollo y cocinar durante unos 25-30 minutos.
  11. Cuando resten 10 minutos para apartar el guiso del fuego, añadir las pasas y probar por si hiciera falta rectificar de sal.
Fácil receta de guiso de pollo con verduras

Consejos y trucos para que les quede en su punto la receta de pollo en salsa con pasas

  • El tiempo exacto para mantener el guiso en el fuego nos lo dará el jamoncito de pollo (que no debe sangrar), al igual que las papas (cuando estén tiernas al pincharlas con un tenedor). 
  • Pasos a seguir si los jamoncitos de pollo fueran pequeños: cuando falten 8 o 10 minutos para que las papas estén en su punto, incorporarlos al guiso los jamoncitos. 
  • Las pasas pueden ser sustituidas por manzana en trozos o aceitunas, por ejemplo.
  • El tamaño de las verduras es al gusto, ya que al estar tanto tiempo al fuego se suelen hacer bien. De todas formas, si no les agrandan al dente, mejor que tengan tamaño pequeño.
  • Para los amigos de una salsa más espesa o menor cantidad de líquido, mejor verter el caldo necesario para que cubra las papas y tapar. Si hiciera falta, añadir más caldo a lo largo de la cocción.
  • Al incorporar las pasas quizá observen que hay bastante líquido y les gustaría que mermara un poco. En ese caso, dejar destapado el guiso esos últimos 8-10 minutos tras poner las pasas.
  • Igualmente, las salsas se pueden espesar con maicena, por ejemplo.
  • Personalmente, me gusta mucho usar aceite de oliva virgen en espray, así aporto menos grasa a mis comidas. Si bien, cada cual puede emplear el aceite en el formato que más le guste: botella, aerosol, cucharadas, etc.
Aprovecho para invitarles a seguirme en Facebook, Twitter, Pinterest y Google+, así como en la Comunidad de Google+ en la que ustedes pueden publicar sus recetas. Igualmente, les animo a unirse al grupo de Facebook para compartir sus platos y fotos de comida.
¡Muchas gracias por la visita!

Cómo conseguir un codillo delicioso con el horno ideal

El codillo no es algo que consumamos de forma asidua en casa, pero muy de vez en cuando nos damos una alegría. ¡Es que está buenísimo! Inicialmente prefiero cocerlo; a ser posible en una olla rápida, pues se ahorra mucho tiempo. Ahora bien, para lograr que la piel quede crujiente y dorada es necesario usar el horno.

Ahora que estoy en la nueva casa y con cajas hasta el techo me he dado cuenta de la importancia de un buen horno. Sí, porque yo estaba acostumbrada al mío y ahora me veo haciendo lo que siempre les he aconsejado, probar hasta ver cómo quedan las recetas en el punto adecuado, pues cada horno es un mundo.

Indudablemente, cualquier receta mejora con el horno ideal. Los de Servibar son una maravilla. ¡Cómo me gustaría poder cocinar en uno profesional como los mixtos o los de vapor! Soñar es gratis, pero de momento debo conformarme con el que tengo y hacerme cuanto antes con él para que mis recetas queden en su punto. Además, el de la nueva casa no tiene reloj ni ventilador y yo soy fan del ventilador porque distribuye la temperatura.

Ingredientes para conseguir un delicioso codillo al horno

  • 1 codillo.
  • 1 cebolla.
  • 1 cabeza de dientes de ajos.
  • 3 papas medianas.
  • 2 zanahorias medianas.
  • 1 hoja de laurel.
  • Mantequilla sin lactosa.
  • Sal.
  • Agua.
  • Aceite.

Elaboración de un rico codillo guisado y horneado

  1. Lavar las papas. Pelar la cebolla y las zanahorias. 
  2. Quitar el exceso de cáscara de la cabeza de dientes de ajos.
  3. Incorporar a la olla rápida el codillo con la cebolla, las papas enteras y con piel, las zanahorias, la cabeza de ajos, una pizca de sal y la hoja de laurel. 
  4. Cubrir todos los ingredientes con agua. Tapar la olla, cocinar a fuego fuerte.
  5. Esperar a que hierva para, en ese momento, bajar a fuego medio y mantener unos 40-45 minutos. 
  6. Apartar del fuego y esperar a que se pueda abrir la olla. 
  7. Comprobar que la carne se desprende del hueso con facilidad. Si no fuera el caso, cerrar la cacerola y colocar al fuego nuevamente, dejar unos 8 minutos más. En ese tiempo se supone que ya estaría perfecto. 
  8. Sacar el codillo de la olla y colocar en una bandeja de horno.
  9. Comprobar que el tenedor entra bien en las zanahorias y las papas. Con el tiempo que han estado en la olla se supone que están tiernas.
  10. Cerrar la olla para que las papas y las zanahorias se mantengan calientes mientras se hace el codillo al horno. Previamente, quitar la cebolla y la cabeza de ajos, así como la hoja de laurel.
  11. Precalentar el horno a 180 ºC.
  12. Introducir la bandeja del codillo en el horno a la misma temperatura y mantener unos 10 minutos por cada lado. Luego darle al grill para que la piel quede dorada (5-8 minutos) y listo.
  13. Sacar de la olla las papas y las zanahorias cuando le falte unos 5 minutos al codillo para estar en su punto.
  14. Pelar las papas, trocear y añadir 50 gramos de mantequilla sin lactosa. 
  15. Escachar bien e ir mezclando con la mantequilla hasta obtener la textura adecuada.
  16. Probar y rectificar de sal si hiciera falta, añadir 50 gramos más de mantequilla sin lactosa para darle untuosidad.
  17. Emplatar y servir.

Consejos para que el codillo quede en su punto

  • Los tiempos de cocción en la olla rápida de los que hablo son para un codillo del tamaño del de la foto. Hay que tener en cuenta que se estima que 1 kilo de codillo necesita entre 45 y 60 minutos en olla rápida y de 60 a 90 en una olla normal para obtener una textura óptima.
  • En caso de ser un codillo mayor, partir de las indicaciones anteriores para calcular el tiempo de cocción.
  • A la hora de hornear, los tiempos pueden variar bastante. En mi caso en 20 minutos más 7 de grill estaba. Se trata de que la carne se mantenga tierna, más de 40 minutos al horno sería un exceso.
  • Hay quien prefiere guisarlo 30 minutos en la olla rápida y hornearlo unos 45-60 minutos. Es cuestión de gustos e ir probando para ver qué les agrada más a ustedes.
  • La mantequilla empleada en el puré es sin lactosa. Si bien, el puré de papas y zanahorias se puede hacer con mantequilla normal, aceite de oliva e incluso con la grasa que suelta el codillo en el horneado. 
  • La grasa del horneado también se puede aprovechar para salsear la carne y disfrutar de los jugos de esta pieza de carne.
  • Personalmente creo que la receta de hoy mejora al codillo con puré de manzanas y patatas que publiqué en 2013. ¡Y es que el punto que le da la combinación de la olla con el horno hace que quede delicioso y con una piel crujientita que nos encanta!
Ya sé que les prometí una tarta sin horno para esta semana, pero estaba tan contenta con mi experiencia con el nuevo horno que no me resistí a compartirla. 😉😤
Aprovecho para invitarles a seguirme en Facebook, Twitter, Pinterest y Google+, así como en la  Comunidad de Google+ en la que ustedes pueden publicar sus recetas. Igualmente, les animo a unirse al grupo de Facebook para compartir sus platos y fotos de comida.
¡Muchas gracias por la visita!

Los productos ibéricos más codiciados

Cada vez que celebro una comida en casa nunca puede faltar jamón ibérico. Sí, lo sé, es un auténtico vicio. ¿Qué le vamos a hacer? Me declaro culpable. Las celebraciones son momentos especiales y como entre semana como jamón, pavo, pescado, verduras, frutas, etc., ¿cómo no me voy a dar una alegría en ocasiones especiales o fines de semana? No puedo dejar de reconocer que del cerdo ibérico me gustan hasta los andares y no le hago ascos a nada.

El jamón ibérico de bellota, típico de España

Ya estoy pensando en unas ricas manitas de cerdo ibérico rellenas de foie con virutas de jamón, una buena presa ibérica simplemente cocinada a la plancha, un plato de jamón ibérico de bellota bien cortado (que hay que saber hacerlo, se trata de todo un arte). Con los dientes largos y salivando, así estoy ahora mismo mientras escribo este artículo.

El cerdo ibérico, predominante en España, cuenta con una alimentación muy cuidada para luego obtener esos maravillosos productos, como el lomo y el jamón ibérico, entre otros. ¿Dónde adquirirlos? Hoy en día pueden conseguirlo en cualquier tienda en España: grandes superficies, mercados, pequeños supermercados, tiendas gourmet. Si son de los que prefieren que se los lleven a casa o no viven en España, aquí pueden comprarlos: llegan muy bien conservados, además de estar riquísimos sus productos, pues son de una calidad excepcional.

Importancia de la alimentación del cerdo ibérico

Estos animales, los cerdos ibéricos, viven en libertad y su alimentación puede ser muy variada. Ahora bien, los más valorados son los que comen bellotas, es decir, los frutos del alcornoque, de la encina y del roble. Dichos frutos poseen un alto contenido en grasas, siendo en su mayoría ácido oleico.

¿Qué quiere decir esto? El ácido oleico es un ácido monoinsaturado (presente, por ejemplo, en el aceite de oliva) que en los seres humanos aporta una serie de beneficios: aumenta el colesterol bueno (HDL) y disminuye el malo (LDL), ayuda a mantener un peso corporal adecuado. Por todo lo cual, la alimentación de estos animales no solo es sana para ellos, sino para los humanos al degustar sus carnes.

Los cerdos ibéricos son tan inteligentes que a la hora de consumir bellotas, las pelan y después las consumen (entre 6 y 10 kilos de bellotas al día). Estos frutos poseen un alto grado en taninos, lo que infiere un sabor muy particular a la carne de aquellos cerdos cuya alimentación se basa en estos frutos. De ahí que a la hora de disfrutar de un buen ibérico, mejor optar por el de bellota.

En el caso de tomar jamón ibérico de bellota es bueno saber que, además de lo mencionado con anterioridad, nos aporta vitaminas B (B1, B6 y B12), vitamina E (antioxidante), ácido fólico, proteínas (100 gramos de jamón aporta 43 de proteína a nuestro organismo), calcio, fósforo, magnesio.

Recetas con cerdo ibérico

A continuación les dejo algunas recetas publicadas en este blog y donde el cerdo ibérico es uno de sus ingredientes. Solo tienen que pinchar en el enlace de color azul para ver el paso a paso de cada plato:
  • Esta receta rápida de jamón con alcachofas les aseguro que queda deliciosa con ibérico, le da un punto de sabor espectacular. Yo me he aficionado a ellas en la cena cuando es temporada de alcachofas.