Quiche de atún con verduras, apta para intolerantes a la lactosa

Para comer he preparado un rico pastel salado comúnmente conocido como quiche y que proviene de la cocina francesa, de una zona colindante con Alemania, la región de Lorena. Bien es sabido que existen múltiples recetas, a mí me gusta mucho que lleve gran cantidad de verduras previamente pochadas y algo de proteína. 

Ingredientes para quiche de atún con verduras y sin lactosa: 

  • 1 lámina de masa quebrada (masa brisa). 
  • 1 puerro en bastoncitos, 1 cebolla pequeña. 
  • 1 zanahoria cortada en cuadrados (brunoise).
  • 1 bote de nata sin lactosa. 
  • 150 gramos queso sin lactosa. 
  • 200 gramos de atún en lata al natural. 
  • 150 gramos de champiñones laminados.
  • 1 calabacín grande en rodajas. 
  • Sal.
  • 2 huevos grandes o 3 medianos,.
  • Aceite de oliva virgen.
  • Un paquete de garbanzos.

Pasos a seguir para hacer rica quiche de verduras y atún, apta para intolerantes a la lactosa:

  1. Poner un poco de aceite de oliva en una cacerola y, cuando haya adquirido un poco de temperatura, añadir el puerro, la cebolla y la zanahoria. Dorar durante 6-7 minutos. 
  2. Acto seguido, incorporar los calabacines, mantenerlos unos 4-5 minutos más en el fuego. 
  3. Agregar los champiñones, un poco de sal y continuar al fuego 7 minutos más. 
  4. Calentar el horno a 180 grados, calor arriba y abajo con ventilador (si tienen; si no, no pasa nada). 
  5. Preparar un molde engrasado y cubrir con la masa tanto el fondo como los laterales. Pincharla, cubrirla por completo con los garbanzos y hornear unos 15 minutos aproximadamente.
  6. Mientras, batir los huevos y mezclar con la nata sin lactosa, añadir una pizca de sal. 
  7. Sacar la masa del horno y quitar todos los garbanzos. 
  8. Colocar todas las verduras, el atún y la mezcla de huevos con la nata sin lactosa. 
  9. Introducir nuevamente en el horno durante 15-20 minutos a 180 grados, calor arriba y abajo.
  10. Finalmente, colocar el queso por encima, sin mezclar. Hacer este paso cuando resten unos 10 minutos para que la quiche esté en su punto. Vigilar que quede bien doradita, no quemada.
Quiche de atún con verduras variadas y lácteos aptos para intolerantes a la lactosa

Consejos para lograr una quiche en su punto:

  • En el momento de pochar la verdura, mantener la temperatura a fuego medio. Si ven que puede pegarse, incorporar una cucharada más de aceite de oliva y remover las verduras de vez en cuando.
  • En esta quiche hemos sustituido el típico beicon por atún y bastante verdura, lo que minimiza el aporte calórico de este plato.
  • Se puede eliminar la mitad de la nata sin lactosa y emplear, en su lugar, 100 mililitros de leche sin lactosa.
  • La nata es sin lactosa. De todos modos, si ustedes no tienen problemas con la lactosa pueden añadir los lácteos que acostumbren en sus casas.
  • Es aconsejable pincelar el recipiente en el que vayan a colocar la quiche para llevar al horno. Para ello pueden hacerlo con aceite de oliva o mantequilla. Incluso un papel de horno en la base ayuda a que no haga falta dicho paso.
  • A la hora de colocar la masa en la base no se preocupen si se les rompe. Cubran bien todo el molde hasta la parte superior de los laterales y lo que sobre servirá para cubrir lo roto e incluso aquellas partes en las que haya faltado masa
  • Los garbanzos se colocan sobre la masa en el horneado con la finalidad de que esta no suba. Luego pueden guardarlos en un bote para reutilizarlos en otras quiches hasta que se empiecen a quemar.
  • Recuerden lo que siempre les digo: «cada horno es un mundo». Así que vigilen que la masa esté bien hecha cuando la saquen del horno. Lo sabrán porque tendrá un tono dorado. En algunos hornos necesitarán más tiempo y en otros menos.
  • La masa con los garbanzos mejor tenerla durante 15 minutos, aproximadamente.
  • La cocción final puede variar entre 15 y 25, según el horno y si lleva más o menos líquido (huevos y nata) e, incluso, si tienen o no ventilador.
Rica quiche de verduras con verduras variadas, atún y lácteos sin lactosa

¡Muchas gracias por la visita!

Quiche de verduras y salmón: apta para alérgicos al huevo e intolerancia a la lactosa

Las quiches suelen gustar a todo el mundo. El problema se plantea cuando no puedes usar ingredientes básicos como natas, leches, quesos, tomate, pimientos, etcétera. Cada vez existen más empresas que elaboran leches sin lactosa o sucedáneos lácteos; así que tocaba experimentar. De esa manera conseguí una quiche de verduras y salmón, apta para intolerantes a la lactosa y alérgicos al huevo.

Receta de quiche de verduras y salmón

Ingredientes para hacer quiche de verduras y salmón, sin lactosa 

  • Queso sin lactosa o el que prefieran. 
  • 1 zanahoria. 
  • 1 puerro.
  • 1 calabacín. 
  • 1 berenjena. 
  • 30 g de beicon. 
  • 150 g de salmón ahumado. 
  • Sal. 
  • Ajo molido. 
  • Aceite de oliva.
  • 1 lámina de pasta quebrada sin lactosa.

Cocción de masa para quiche 

  1. Esta quiche no lleva nata, tampoco huevo; por lo que las verduras quedan un poco sueltas por la zona donde no hay queso. 
  2. Pintar un recipiente (el que empleen ustedes para hacer quiches) con aceite de oliva y colocar la masa con cuidado tras extenderla un poco y la pincharla con un tenedor. 
  3. Hornear unos 7-10 a 200º. 
  4. Sacar y esperar a que se enfríe un poco. 
  5. Añadir el queso sin lactosa a la base de la masa, tal y como se ve en la foto.

Base para hacer quiche con queso sin lactosa

Elaboración de los ingredientes para hacer quiche de verduras y salmón con Thermomix 

  1. Calentar un poco de aceite durante unos 3 minutos, temperatura varoma, velocidad 1 y sin poner el cubilete. 
  2. Añadir el puerro y la zanahoria previamente troceados durante 4 minutos, habiendo colocado con anterioridad la mariposa. 
  3. Introducir el calabacín y la berenjena también troceados y aderezar al gusto (ajo molido y sal, en nuestro caso); continuar con la misma velocidad y temperatura unos 5-8 minutos más, en esta ocasión con el cubilete puesto. 
  4. Verter por el hueco, sin quitar la tapa, el beicon. 
  5. Ojo, vigilar para que no se convierta en una pasta, si hace falta, añadir un poco de agua para que quede jugosa.
  6. El salmón no se añade ahora, así que reservar.

Elaboración tradicional de quiche de verduras con salmón y sin lactosa 

  1. Calentar un poco  de aceite durante unos minutos e incorporar el puerro picado al gusto.
  2. Pochar hasta que coja un poco de color y añadir la zanahoria previamente troceada. 
  3. A los 5 minutos, introducir el calabacín, beicon y la berenjena y aderezar al gusto. 
  4. Remover y poner un poco de aceite si hiciera falta para que queden jugosas. 
  5. Mantener unos 10 minutos más al fuego. 
  6. Cortar el salmón en tiras y dejar reservado.
Deliciosa receta de quiche de verduras y salmón sin lactosa

Pasos en común para hacer quiche de verduras con salmón

  1. Precalentar el horno 10 minutos; mientras.
  2. Colocar las verduras sobre la masa y vaciar lo que quedó de queso sin lactosa rallado por encima. 
  3. Meter en el horno unos 25 minutos a 180º. 
  4. Añadir el salmón por encima cuando solo falten 5-8 minutos de horneado.
  5. Vigilar que no se queme y recuerden lo que siempre digo, cada horno es un mundo. 
  6. Algunas recetas aconsejan meter primero la masa y hornearla durante unos 15 minuto, luego rellenarla y mantener unos 25 minutos más. Yo hice ese paso solo durante 5 minutos porque mi relleno no era muy húmedo y aseguro que  quedó muy buena, no dejaron ni las migas. 
  7. Si llevara huevos y nata, sin lugar a dudas, aconsejo hornear la masa esos 15 minutos para que no se humedezca. 
  8. ¡Ojo, ten cuidado con la sal porque el salmón de por sí es salado y podrías excederte!
Receta sencilla de quiche de salmón y verduras sin lactosa

Pizza de verduras y atún

Llevaba muchos años que no disfrutaba de una pizza por mis problemas de intolerancias a la lactosa, al tomate y demás. La Thermomix me ha servido para dar con el punto exacto de elaboración de la masa. Cuando la hacía de forma tradicional, según recetas varias, siempre me quedaba muy pegajosa. Así que las medidas que les aporto a continuación han sido fruto de muchas pruebas. Les presento mi humilde pizza blanca sin tomate y sin muchas cosas de las habituales.

INGREDIENTES PARA LA MASA: 200 gramos de agua, 25 gramos de levadura fresca de panadería, 50 gramos de aceite de oliva suave o girasol, 400 gramos de harina normal (la mía de herboristería, también pueden usar de arroz si son celiacos, por ejemplo), 1 cucharadita de sal y 1 pizca de azúcar.

ELABORACIÓN DE LA MASA EN THERMOMIX: verter todos los líquidos, el azúcar y la sal en el vaso. Programar un minuto, 37º, velocidad 4. Añadir la levadura desmigajada y mezclar unos segundos a velocidad 4. A continuación, incorporamos la harina, mezclar unos segundos en velocidad 4. Después, programar 1 minuto a velocidad espiga. Retiramos la masa del vaso con las manos un poco mojadas en aceite y formamos una bola que podemos dividir. En casa, solemos sacar de 3 a 4 bases y las congelamos. Como las bolas crecerán, mejor esperar un poco para congelarlas y luego forrarlas con papel film o en bolsas de congelación. Si no se tiene Thermomix, se puede hacer al modo tradicional. Tibiar un poco los líquidos en un recipiente al fuego o en el microondas y añadir el resto poco a poco mientras vamos mezclándolos y finalmente poner un poco de aceite y harina en la mesa de trabajo para integrar bien y formar la bola. Cuando vayamos a preparar la pizza, solo necesitamos coger la bola congelada o recién hecha, poner un poco de aceite en la bandeja de horno y estirar bien con un rodillo para que quede bien fina (o hacerlo en la mesa para luego pasar la masa a la bandeja de horno). Otra opción es comprar la base hecha quien pueda comerla.
INGREDIENTES PARA LA PIZZA:1 cebolla bien troceada, 1 zanahoria en trozos pequeños, 150 gramos de calabacín en tacos pequeños, sal, ajo en polvo, aceite de oliva, 2 latas pequeñas de atún al natural o 1 grande, 1/2 lata pequeña de maíz dulce, queso sin lactosa en lonchas muy finas para cubrir. 
COCCIÓN TRADICIONAL DE LAS VERDURAS: verter un poco de aceite y dorar la cebolla. Cuando empiece a coger color, añadir la zanahoria. A los 5 minutos, aproximadamente, incorporamos los trozos de calabacín. Y esperamos a que se haga bien. Aderezamos con sal, orégano y ajo en polvo. Tapamos al final del proceso, unos minutos, para que se forme algo de líquido.

COCCIÓN EN THERMOMIX: poner aceite, poca cantidad, calentar durante 4 minutos y 30 segundos, temperatura varoma y velocidad 1. Dorar la cebolla, temperatura varoma, velocidad 1 durante 4 minutos y 30 segundos. Añadir la zanahoria durante 4 minutos a la misma velocidad y temperatura. Incorporamos los trozos de calabacín en las mismas condiciones que la zanahoria. A falta de 1 minuto aderezamos con sal, orégano y ajo en polvo. Se habrá formado algo de líquido al estar tapado. Esperamos a que se enfríe o tibie para poder colocarlo encima de la masa de pizza. Si la verdura ha quedado muy seca, añadiremos un poco de aceite para que sea más jugosa. Ahora toca poner el resto de los ingredientes: atún y maíz.

 El queso lo usaremos cuidadosamente en los bordes para darle un toque (muy importante), así como en el resto y espolvoreamos de nuevo con orégano. Nosotros dejamos una base de masa muy fina, no nos gusta gruesa. Dependiendo de esto, llevará más o menos tiempo de horno. Impregnar la bandeja con aceite o colocar la pizza sobre la rejilla de horno para que no se guise la base. En nuestro caso estuvo en el horno, precalentado previamente, unos 15 minutos a 230 grados con ventilador.
Esta es la única forma que tengo para poder comer pizza, elaborando la masa en casa y añadiendo los ingredientes. Parece una tontería pero las pizzas llevan tomate (yo no puedo comerlo), especias (no especifican cuáles, así que es un riesgo), jamón (que ya he comentado que usa como ingredientes leche de vaca y especias sin especificar la mayoría de las veces) y queso (habitualmente de vaca o no se detalla de qué clase). Con lo cual, comprar una pizza precocinada, congelada o elaborada en una pizzería supone un riesgo para todos los que nos encontramos limitados alimenticiamente. Así que me inventé esta mezcla de verduras como base, que en ocasiones varío según apetencias.