Alioli con huevo y perejil

Me encantaría saber hacer el verdadero que veía preparar en el pueblo de mi padre con mortero, ajo y solo aceite. ¡Qué arte y qué sabor! Luego preparaban blanco y negro, un trozo de pan abierto por la mitad, una buena cucharada de alioli, a continuación el blanco y negro y a disfrutar. ¡Sí, a disfrutar esos sabores y esos olores! Si sigo un poco más puedo oler los naranjos en flor de los huertos. ¡Qué felicidad! Debo reconocer que no tengo ese arte para el alioli, no lo heredé. 

   

Iré paso por paso para explicar como consigo una salsa espesa. Aconsejo en verano usar leche en lugar de huevo y si no se puede tomar leche normal, hacerlo con la de soja. Pueden ir a salsas y ver ahí algunas opciones que planteo con la leche de soja a ese respecto. Este es un falso alioli, en realidad se trata de mayonesa de ajo, perejil y huevo.
INGREDIENTES: Ajos al gusto (yo puse dos sin el centro), una pizca de sal gorda, un manojo de perejil bien lavado y sin los tallos, un poco de vinagre o limón, aceite de oliva y aceite de girasol en cantidades iguales, un buen chorretón de ambos, un huevo del tiempo, ojo, del tiempo para que no se corte. 
ELABORACIÓN: Introducimos el brazo en el vaso y lo pegamos al fondo. Comenzamos a triturar sin mover el brazo hasta que todo se transforme en una masa uniforme. Paramos y levantamos el brazo, tras haber parado, muy importante. Observamos la consistencia y si aún está líquido, volvemos a colocar el brazo pegado al fondo pero un poco ladeado y comenzamos a verter un pequeño hilo de aceite de girasol de forma continuada sin mover el brazo de la postura en que lo tenemos. Deberá ir espesando. No usar mucho aceite de girasol. Mejor mezclar con oliva suave. Más sano y rico. En cuanto veamos que ya espesa, podemos mover el brazo y terminar de mezclar todo bien. Ya me contarán si consiguen que les salga. Resulta bastante sencillo. Recuerden que pueden emplear en lugar de huevo, leche normal o de soja e incluso yogur normal o de soja, pero siempre del tiempo, todo del tiempo.

Sojanesa de puerros y fotos de los regalos

Sojanesa de puerros sin lactosa, les aseguro que este invento quedó buenísimo. Cansados de tomar la mayonesa con leche de soja y otras hierbas, se me ocurrió que tal vez pudiera estar rica con un puerro. ¡Dicho y hecho!

Un poco de sal, un puerro en trozos, un chorro de aceite de oliva. Trituramos todo y obtenemos una pasta. A partir de aquí lo único que hay que hacer es incorporar un poco de leche de la que se quiera (nosotros de soja) y aceite (en nuestro caso, mitad oliva y mitad girasol). No levantar el brazo, dejarlo pegado al fondo del vaso y triturar. En cuanto adquiera un poco de espesor, podremos añadir un chorro más de aceite y ladearlo para que la mezcla se realice de forma homogénea e incluso podemos subirlo un poco y bajarlo. Así obtendremos la sojanesa de puerro. 
       
Aprovecho para subir las fotos de los regalos de las ganadoras del concurso de pasteles. No las había mostrado antes, pues Carmen, que obtuvo el primer premio, se encontraba fuera de vacaciones. 
      
Primer premio: utensilio para hacer y emplatar tartas, aparato para sacar bolas de helados, cápsulas para magdalenas, miel de La Gomera, papas negras, mojo canario y el libro que ven en la foto del segundo premio (no sale en la foto porque me costó conseguirlo una barbaridad; solo había uno, pero ayer me avisaron que ya había llegado). Iba a mandar queso, pero no me arriesgué, con los calores me daba un poco de miedo.

     

Segundo premio: el mismo libro de cocina canaria que no aparece en la foto de arriba, mojo canario y papas negras.

     

No sé si les gustará, siempre me parece poco lo que regalo y pienso: «podía haberles puesto esto y aquello también». Ya nos contarán qué les pareció y si lo de comer era del agrado de ellas. Besos para tod@s y feliz día.

Mayonesa de soja con hierbas diversas y sin huevo

En alguna que otra ocasión les he comentado que no puedo tomar leche de vaca y tampoco especias sin especificar y estos ingredientes suelen aparecer de forma habitual en los botes de mayonesa comercial. Son muchas las personas que hoy en día padecen de intolerancia a la lactosa e incluso alergia a la leche.Para evitarnos problemas, mejor hacerla ¿verdad? Por ello les propongo una lactonesa de soja o salsa de soja con hierbas variadas al gusto. De antemano pido disculpas pues la foto no me salió muy bien y es que no se me da lo de sacar fotos pero yo sigo intentándolo.



INGREDIENTES: 2 dedos de leche de soja del tiempo, hierbas al gusto (mejorana, orégano, …), aceite de oliva suave o girasol, al gusto, y una pizca de sal gorda.


ELABORACIÓN: Colocamos inicialmente, en el cubilete del brazo para tritura, la sal gorda (muy poca), las hierbas al gusto, la leche de soja (del tiempo, ojo) y un poco de aceite de oliva suave (o aceite de girasol o mezcla de ambos). Triturar con el brazo en la parte baja, sin mover.  Añadir el aceite, dejándolo caer como un hilo y cuando lo vean un poco más espeso, comenzar a subir el brazo y añadir un poco más de aceite hasta que consigamos la consistencia deseada. Queda bastante espesa y para los calores es ideal al no llevar huevo. Si se quiere, al principio se le puede poner un poco de vinagre o limón antes de comenzar a triturar.

Mayonesa de ajo y perejil con soja

Actualmente, muchas personas padecen intolerancia a la lactosa e incluso alergia. En mi caso se trata de intolerancia y por eso comencé a investigar y probar. Así fue como se me ocurrió esta mayonesa de soja o sojanesa. En casa nos gusta bastante. 


INGREDIENTES: 2 dedos de leche de soja del tiempo, 3 dientes de ajo, unas ramas de perejil y aceite de oliva suave o girasol, al gusto.
ELABORACIÓN: Añadir de entrada al cubilete la sal gorda (muy poca), los ajos, el perejil, la leche de soja (del tiempo, muy importante) y un poco de aceite de oliva suave (me gusta el sabor, si les parece muy fuerte lo pueden hacer igual con aceite de girasol). Triturar con el brazo en la parte baja, sin mover. Seguir añadiendo el aceite, dejándolo caer como un hilo y cuando lo vean un poco más espeso, subir el brazo y añadir un poco más de aceite. Subiendo y bajando el brazo conseguiremos la textura final deseada. Queda bastante espesa y dura tiempo pues no contiene huevos, sino leche de soja. Sano para todos pues nos evitamos la tan temida salmonelosis.