Cinco años con Comer especial

¡Gracias, muchas gracias! Ya son cinco años con ustedes. El día 21 de febrero de 2011 nació «Comer especial», un blog que únicamente pretendía compartir una experiencia de vida muy particular: el cambio en la alimentación debida a una enfermedad y la posibilidad de poder seguir haciendo cosas ricas a pesar de ello. Una de las primeras recetas de postres fue esta minitarta de cumpleaños sin lactosa ni huevo.

Por lo que este blog no es un entretenimiento, sino la forma de compartir mi experiencia de vida para que otras personas puedan darse cuenta de que no se acaba el mundo por tener una enfermedad. Igualmente, existen algunos artículos que he publicado sobre lo que me ha ocurrido cuando salgo a comer fuera. Muchas veces, al padecer una enfermedad que limita alimenticiamente, nos podemos encontrar con situaciones desagradables como gente con la que sales a comer y efectúa comentarios poco adecuados. Pongamos por caso uno que escucho en reiteradas ocasiones de un conocido al que se le supone experiencia en sociología y comunicación: «Tómale nota a ella que con su rollo de la comida a ver qué va a pasar o a ver la que va a liar». Lo curioso es que el pobre se piensa que está siendo gracioso. Si se encuentran con problemas de salud y viven algo así, no le presten atención, pues es más el problema de la persona que se expresa así, que lo que a ustedes les sucede. En realidad, se trata de una dificultad de integración de ese sujeto y no de quien cuenta con limitaciones alimenticias.

Al vivir estas historias de primera mano y compartirlas intento hacer ver que no somos responsables de la opinión de otras personas. Una amiga psicóloga me dijo que yo no era consciente de lo que ayudaba a sus pacientes (ella les suele recomendar el blog). Ciertamente, no hay nada mejor que desproveer de carga emocional los comentarios que otros nos hacen, fruto de sus incapacidades emocionales. Nos encontramos en un mundo en el que se hace necesario transformar las experiencias negativas en algo próspero y/o enriquecedor. No podemos darle importancia a expresiones como ser mujer y escribir un blog de cocina va de la mano de «ama de casa aburrida», por ejemplo. Esto me lo comentó hace poco una querida amiga bloguera que tuvo que aguantarlo de un «señor» -por llamarlo de alguna manera- del que dudo mucho que se atreva a expresar lo mismo de un hombre que lleve un blog de cocina.

Tampoco creo que las mujeres debamos explicar a qué nos dedicamos y cuál es nuestro perfil profesional para ser valoradas. De igual manera, opino que no deberíamos (seamos hombres o mujeres) permitir una discriminación, aunque sea lingüística, por lo que podemos o no comer, por nuestra raza o sexo, por nuestras creencias religiosas o políticas, por nuestro estatus social y económico o por nuestro no estatus, por trabajar o no trabajar, por ser padres o no serlo, por tener o no estudios… Estamos en pleno siglo XXI y deberíamos evolucionar hace el respeto con mayúsculas y no involucionar. La convivencia en el respeto es lo que nos hace crecer como personas.

En lo que se refiere a mi experiencia personal con el blog, en estos cinco años he vivido muchas cosas con y gracias a ustedes. El inicio de numerosas amistades virtuales que, algunas de ellas, se han convertido en presenciales, el nacimiento de hijos, sobrinos y nietos virtuales de compañer@s, el fallecimiento de algun@s y el de familiares, bodas, bautizos, aniversarios de bodas, cumpleaños,… A todos los guardo en mi corazón con mucho cariño y agradecimiento. Todos y cada uno de los seguidores del blog forman parte de mi familia virtual y a todos ustedes les debo que el blog continúe adelante.

No los puedo mencionar uno a uno porque la familia ha crecido sobremanera. En el momento en el que escribo esta entrada existe más de un millón de visitas al blog (1 082 774), cerca de seiscientos seguidores en blogger (575), más de quince millones de visitas en Google (15 104 562), más de quince mil quinientos seguidores en Facebook (15 634), en Twitter 1 025 seguidores, en Pinterest 568, entre otros. Un nuevo canal de Youtube en pañales, pues he publicado muy pocos vídeos, y una comunidad en Google+ en la que todos comparten sus recetas y en la que cuento con la inestimable ayuda de Luis Enrique Manso, que es un amor.

¡A todos, muchas gracias por estar ahí! ¡GRACIAS!

Ganadora y regalos del cuarto año del blog

Este 2015 el blog cumplió 4 años y para compartir la alegría organicé un sorteo. La ganadora de dicho sorteo ha sido Cuca (del blog Los secretos de Cuca) con el comentario con el número dos. Para el sorteo empleé el método Random.

Aquí les muestro algunas fotos de los regalos: 2 tazas de desayuno color azul y blanco, un bloc de notas, 3 botes de metal esmaltados en azul y blanco, 1 bandeja de borde ondulado y un paño de cocina bordado.

¡Muchas gracias a todos por participar! ¡Felicidades, Cuca, ojalá te guste y lo disfrutes!

Con esta entrada me despido durante una larga temporada. Un beso y gracias por vuestras visitas.
¡Hasta la vuelta, amig@s!

Cuarto cumpleaños de Comer especial y sorteo

El 21 de febrero se cumplieron cuatro años del nacimiento de este blog que surgió con la intención de compartir recetas adaptadas a mi situación de salud. Muchos se preguntan por qué no hay tantos fritos, ni picantes, ni tantas otras cosas. La respuesta es bien sencilla, no puedo comerlos o, caso de los fritos, debo evitarlos al máximo. Aquí dejo un enlace donde comento un poco más sobre el tema: vacaciones con proctitis. (El 31/3/2015 finaliza el sorteo, ver al final).

Muchas personas me consultan sobre la enfermedad que padezco y cuando digo proctitis o colitis creen que es la típica colitis de diarrea por nervios. Incluso existen muchos médicos que hoy en día siguen haciendo generalizaciones al respecto y uniendo todas las colitis, cosa que a mi digestivo sacan de quicio. Decir que esta nada tiene que ver, es colitis de Crhon, prima hermana de Crohn, y las situaciones de nervios no repercuten en ella para generar un brote de sangrado. Todo apunta a que lo que aumentan el riesgo de padecerla son factores genéticos (como el cromosoma 16) y medioambientales. De todos modos, su origen es desconocido y se sigue investigando a día de hoy. Pinchando aquí, más información.

¿Por qué les cuento todo esto? Sencillamente porque gracias a esta enfermedad nació el blog que con el paso de los años ha vivido cambios en su imagen y es muy diferente a aquella con la que comenzó su andadura por las redes. Gracias al blog, muchas personas forman parte de mi vida, de mi corazón y de mi día a día. Amigos entrañables que conozco personalmente y otros igual de entrañables aunque no los haya visto nunca. ¡Incluso puede ser que hasta muchos de ellos desconozcan el cariño que les tengo! Este proyecto me ha aportado más de lo que yo pueda dar y mostrar en él. Así que no me cansaré de dar las GRACIAS. Solo tengo palabras de agradecimiento para todas las personas que están ahí en mayor o menor medida, como ustedes que me leen en estos momentos. Nunca pensé que un blog me pudiera dar tanto como lo hace; me enriquece como persona, me hace crecer.

Hoy en día Comer especial es un blog, una comunidad de Google+, una página de Facebook, de Twitter, comienza su andadura en Youtube, está en Pinterest y así un largo etcétera. Con miles de seguidores sumando todos estos canales, solo en Facebook somos casi 14.000. Tanta y tanta gente que sigue un proyecto que únicamente pretendía aportar una luz a quien se pudiera encontrar en una situación similar. Así que todo mi cariño y aliento para los que tiene que comer de una manera diferente, no por gusto, no por deseo ni decisión propia, sino por circunstancias de la vida. ¡Gracias amigos por estar ahí, gracias a todos!

SORTEO:
El año pasado realicé un sorteo e intenté enviar el regalo a la ganadora, tremenda odisea. No hay manera con lo de la aduana, DUA … en Canarias. Por lo que este año he decidido enviar un pequeño detalle sorpresa a través de alguna empresa, así que compraré por internet un libro o cosas para la cocina. Ya veré. ¡Sorpresa! La pena es que no podré personalizarlo.

¿Qué deben hacer? 


*Requisitos a cumplir. Eso sí, deben ser seguidores del blog o estar suscritos por correo (si solo están suscritos por correo, por favor, indicar el correo con el que están dados de alta). Al final del blog, a la derecha, verán cómo hacerse seguidores y/o suscribirse por correo, lo que ustedes prefieran.

El resto es bien sencillo, hay dos maneras de participar y se pueden usar ambas o solo una de ellas para conseguir un número, dos o tres para el sorteo.

* Una forma de participar: poner en los comentarios de este artículo el enlace de la receta de Comer especial que más les gusta, diciendo que participan en el cuarto aniversario y explicando por qué les gusta, así conseguirán un número. Si no tienen blog no pasa nada porque lo único que deben cumplir para conseguir un número es ser seguidores del blog de alguna de las maneras indicadas anteriormente. OJO: si dejan un comentario sin especificar que quieren participar y el enlace de mi receta que más les gusta no podré darles un número.

* La otra forma. Si les apetece pueden, solo si les apetece, redactar un artículo con una de mis recetas. En el artículo indicarán que participan en el sorteo, que la receta es del blog (colocando el enlace original) y pondrán la imagen superior enlazándola a esta entrada. Nada más, así de sencillo. Luego, vengan a esta entrada y publiquen el enlace a vuestro artículo. Si hacen esto tendrán dos números para el sorteo. Aunque no tengan blog pueden concursar siempre y cuando publiquen la receta completa en alguna red social (Facebook, Twitter, Google, etc.) y cumpliendo con los restantes pasos anteriormente mencionados

* A cada comentario con enlace a una de las recetas del blog o con receta hecha por ustedes le asignaré un número por orden de presentación.

* El plazo finaliza el 31 de marzo a las 24 hora peninsular y el sorteo lo efectuaré mediante Random. ¡Les espero a todos!

Jamones y embutidos Vázquez

La empresa Jamones y embutidos Vázquez me ha mandado un paquete que me ha dejado con la boca abierta. Los productos, que han sido elaborados en la Sierra de Aracena (Huelva), tiene una pinta estupenda: 500 gramos de secreto ibérico, 500 gramos de lomo ibérico, 1 kilo de panceta fresca, 1 loncheado de jamón de bellota, 1 pack de taquitos de jamón ibério, 2 platos y una botella de vino blanco Marqués de Aracena.

Jamones y embutidos Vázquez es una empresa familiar, con más de 40 años de experiencia, dedicada a la producción y elaboración artesanal de todo tipo de productos procedentes del cerdo ibérico. Indudablemente, la calidad final se ve favorecida por la materia prima, cerdos 100% ibéricos que se alimentan a base de hierbas y bellotas, así como por el clima de la sierra.Todos los productos se pueden adquirir por internet. Además, ofrecen garantía de recepción y calidad. Por lo que si al abrir el paquete se aprecia que algo no está en las condiciones idóneas, sin problema lo cambian.

De todos los alimentos recibidos ya tengo en mente qué hacer con el secreto. Y los tacos de jamón los usaré para hacer unas hamburguesas de pavo que en breve les contaré el resultado. Por lo pronto hemos probado el loncheado de jamón de bellota que estaba delicioso, en su justo punto de sal y con un sabor exquisito. Claro que lo acompañamos del vino blanco Marqués de Aracena y nos sorprendió gratamente.

No sé si a ustedes les ha sucedido como a nosotros. Al comprar jamón de bellota en una gran superficie, de nombre conocido por todos, nos hemos llevado la desagradable sorpresa de haber pagado por una «buena» marca de ibérico con un resultado de sal excesivo. Inicialmente, al comprarlo, estaba muy bien, al consumirlo transcurridos unos días de la compra, ¡no les quiero contar! ¡Como si nos hubiéramos metido en boca unas piedras de sal! Por eso debo reconocer que me ha sorprendido muy gratamente el sabor de este ibérico. Y con el servicio que tienen para distribuir los productos, así como la buena atención, vale la pena acudir a ellos. Estas Navidades ya hemos decidido en casa que el jamón ibérico será de Jamones y embutidos Vázquez. Esta es la primera vez que consumo algo que me envían y que me parece tan bueno. ¡No sé si se nota que estoy muy contenta con el descubrimiento!

Puedes dejarme tus dudas y consultas aquí. Aprovecho para invitarte a seguirme en Twitter y en Facebook.

Si haces alguna de las recetas del blog, mándame fotos y dime qué tal te ha parecido. Me encantará conocer tu opinión.

¡Muchas gracias por tu visita!

Los tecnicismos y extranjerismos metidos a presión

Después de unos días de convalecencia, regreso con un artículo no culinario. Las circunstancias me han permitido reflexionar sobre un estilo de vida arraigado socialmente y que no, necesariamente, todos dominan. Las palabras técnicas propias de las nuevas tecnologías han traído a mi mente a un profesor de Periodismo Científico que tuve en la carrera que decía al respecto: «nunca olviden para quién escriben o con quién hablan. Los tecnicismos debemos emplearlos en las revistas o entornos especializados. Si los usamos fuera de ellos pecamos de ignorancia, ya que seremos nosotros los que no sabremos adaptarnos al entorno para transmitir el mensaje».

Esto se me grabó a fuego en la mente y veo cómo muchos bloggers, fotógrafos, informáticos,… escriben artículos para el gran público llenos de términos propios de sus profesiones, en castellano o en inglés, y carentes de explicaciones simples, sencillas. A este respecto, un compañero de investigación siempre me comenta que los abuelos deben entender lo que expresemos sobre nuestros hallazgos, que debemos ponernos en su lugar y caer en la cuenta de si ellos serían capaces de comprender lo que intentamos transmitir al gran público.

Dudo mucho que algunos abuelos supieran dónde se encuentran cosas tales como obturador, apertura del diafragma, URL,… O qué es webmaster, page rank, página HTML,… Rara vez estos expertos se digna a mostrar un dibujo con una flecha indicando qué es una URL. Con una simple captura de pantalla y una breve explicación, cualquiera lo entendería. Lo mismo sucede con blog. Si de entrada decimos que un blog es un sitio en internet en el que se incluyen artículos que pueden ser de actualidad, política, cocina,… y en los cuales, habitualmente, el público puede participar dejando sus opiniones, preguntas, reflexiones, etcétera, tal vez lo comprendan mejor.

Esta forma de entender la vida, donde creemos que todos deben dominar las cosas de la misma manera que nosotros y si no son unos xxxx, no nos acerca a las personas, nos aleja. Siempre va a existir alguien que domine nuestro tema mejor que nosotros y quien lo haga peor. Partiendo de esta base, resultaría más positivo socialmente bajar de la parra y movernos con más humildad. Nuestros artículos llegarían a mayor número de sujetos. Menos es más debería ser nuestra máxima junto con sencillez.

Ojalá este texto sirva para que muchos especialista de la red generen artículos más sencillos, entendibles, gratos y respetuosos con los que nos rodean. También deberíamos medir nuestras palabras como lectores cuando dejamos opiniones. En este caso el ejercicio sería: «¿me gusta que me traten como yo voy a tratar al autor de este texto?» La vida se mueve en muchas direcciones y lo bidireccional respetuoso funciona mucho mejor que lo insultante o burlesco. En comunicación lo bidireccional resulta vital para un buen entendimiento, para que exista fluidez y ligereza.