Hace unos días les hablé de mis problemas a la hora de elaborar o comer pasteles. Esos tan ricos que la mayoría de ustedes pueden probar. Afortunadamente, yo también pude saborearlos hace años, pero desde hace casi 4 años me resulta complicado encontrar uno que se adapte a mis limitaciones alimenticias.

No existe problema alguno, por lo menos para mí, a la hora de elaborar magdalenas, bizcochos, flanes, galletas, rosquetes, helados de frutas, tartas como la de Santiago,... Claro que si quiero preparar un simple dulce, me las veo y me las deseo. Por todo ello se me ocurrió la idea de celebrar un concurso, así mi mirada cambia y se amplía gracias a tod@s ustedes.

Debo reconocer que no hago mucha de repostería. Me da un poco de respeto. Recuerdo con mucho cariño un postre que preparaba, cuando era una cría, la hermana de mi madrina, Carmen. ¡Ella sí que sabe hacer cada cosa más rica! Les parecerá una tontería, pero se me hace la boca agua recordando.

Mi abuela materna también cocinaba muchos rosquetes fritos, natillas y esas cosas que a mí me resultan sencillas. Por su parte, mi madre, según cuenta, cuando estaba embarazada de mí se dedicó a preparar todo tipo de postres para agasajar a la familia de mi padre por Navidades y parece ser que se lo comieron todo, pero uno de mis tíos se empachó y desde entonces, como se suele decir ¡nunca más! Con lo cual, no la recuerdo haciendo postres, salvo natillas.
      
¡Qué recuerdos! El aceite caliente, el limón rallado y yo ayudando en la cocina a mi abuela a hacer los rosquetitos. ¡Sí, rosquetitos! Me ponían a mí porque me salían pequeñitos y qué ricos o por lo menos en mi mente así aparecen. A veces mis pequeños brazos se resentían, me cansaba. Y es que, en aquel entonces, me parecía mucha masa y que nunca se iba a terminar. Ahora, con el transcurrir de los años, me encuentro frente al ordenador organizando un concurso de tartas. ¡Cómo es la vida! Si a aquella niña menuda y rubita le hubieran contado esto ¿le habría hecho ilusión? ¡Quién sabe! Por aquel entonces solo me gustaba leer, pintar colorines, oír y hablar con los mayores. Y, sobre todo, preguntarles mucho, sobre cualquier cosas, lo imaginable e inimaginable. ¡Me ha gustado volver a reencontrarme con mi niña que tantas historias guarda!

¿Qué tal un poco de música mientras les indico las bases y condiciones del concurso? Como he retrocedido en el tiempo, mi mente se encuentra bastante activa y aquí les traigo una artista que en aquellos años seguía bastante. 

INGREDIENTES QUE NO SE PUEDEN USAR Y CUÁLES SÍ SE PUEDEN EN SU LUGAR :
- Canela, jengibre, cardamomo. Ninguna especie que tenga un fondo de picante.
- Chocolate y café.
- Alcohol sin evaporar. Si está bien evaporado, sí puede emplearse.
- Nata. De Kaiku existe una opción de nata sin lactosa que sí se puede usar
- Mantequilla. Sí se puede utilizar margarina o de Kaiku sin lactosa.
- Leche animal en todas sus variedades, evaporada, condensada,...Sí se puede poner en su lugar leche de almendras, de soja, de coco,...
- Quesos, aquí podemos hacer una excepción con oveja o cabra, pero nada de vaca.
- Si se utilizan galletas o algún producto comprado debe mirarse muy bien que en los ingredientes no aparezca lactosa o proteína de leche de vaca, así como especias (ya que en estas ocasiones no se especifica cuáles están empleando y correríamos un riesgo innecesario). 
- Frutas ácidas, estas no deben ser la base del postre, es decir, sí que pueden aparecer en mezclas pero solas no.

Creo que no se me queda nada en el tintero de los productos que no se pueden usar, ni tan siquiera para decorar y de las alternativas que he puesto en rojo. Espero que con estas variaciones les resulte más sencillo y cualquier duda, por favor, consúltenme sin ningún problema.

BASES DEL CONCURSO:
* Solo se admiten pasteles o tartas, ningún otro tipo de postre.
* No pueden incluir ningún producto de los mencionados como prohibidos anteriormente, ni como adorno, pero sí lo marcado en rojo a fin de sustituirlo.
* El concurso estará en vigor desde mañana a las 8:00 a.m., hora peninsular, y hasta el viernes 20 de junio a las 12:00 p.m., hora peninsular.
* La receta que participe en el concurso debe aparecer a partir de mañana y por primera vez en el blog del autor/a e ir acompañada de foto/s.
* En las primeras líneas del texto de la receta se debe mencionar este blog e indicar que es para el concurso.
* Comunicar en esta misma entrada, la que ahora leen, el enlace a la receta que han publicado en su blog o página web a través de la opción de comentarios a fin de yo saber que están participando y poder mirar la receta.
* Se puede concursar con una única receta por persona y blog o página web y no importa la temática del blog o página web. Si no tienen blog y quieren participar, mándemen por correo la receta con foto para poder publicarla en una entrada que crearé, con la primera receta que me llegue, para todas las personas que no tengan blog y quieran concursar.
* El 30 de junio, salvo causa de fuerza mayor, notificaré el ganador/a del concurso.
* Si les apetece y saben: poner el logo del concurso en vuestro blog o página web enlazando a esta entrada mientras dure el concurso. Hay muchas personas que me han comentado que no saben cómo enlazarlo, debido a lo cual he decidido ponerlo opcional.
* El primer premio saldrá de entre los 2 más votados por ustedes y un 3º escogido por nosotros. Para ello, haremos esos 3 pasteles y ya les contaremos. El 2º será por votación exclusiva de los concursantes, seguidores de este blog y todo aquel que entre y que participe en la votación.
* Los votos los podrán emitir una vez se cierre el concurso mediante una entrada nueva que crearé a tal fin.
* No es obligado darse de alta como seguidor del blog si no te interesa.

REGALOS:
Primer premio: varios productos canarios (como mojos, queso,...) y unas sorpresas relacionadas con la cocina. Me gusta mucho regalar pero también sorprender; así que si a ustedes también les agradan las sorpresas, este es su concurso.
Segundo premio: un libro de cocina canaria y alguna sorpresa que ya les contaré.

Imprimir o exportar PDF
Reacciones: