Como ha refrescado un poco, propongo preparar un plato de cuchara suave y ligero para que el cuerpo se asiente: una crema de calabaza y zanahorias.


INGREDIENTES PARA 6 PERSONAS: 1 zanahoria, 600 gramos de calabaza, 1 puerro, 1 cebolla pequeña, 1 ajo pequeño, agua, aceite, sal gorda.

ELABORACIÓN EN OLLA A PRESIÓN: incorporar la zanahoria y la calabaza sin cáscara en varios trozos, al igual que el puerro y la cebolla, sal gorda al gusto y cubrir con agua. Poner al fuego durante 20 minutos. Esperar a que se enfríe y abrir. Triturar con un ajo pequeño o medio crudo (opcional: durante la cocción, crudo al final o no ponerlo). Si hay mucho líquido, mejor quitar e ir añadiéndolo hasta obtener la consistencia deseada. Para concluir, vertemos un chorro de aceite de oliva al gusto y volvemos a triturar.

ELABORACIÓN EN THERMOMIX: poner en el vaso la zanahoria, la calabaza, el puerro y la cebolla troceados con un poco de la sal gorda y 400 gramos de agua, 20 minutos, velocidad cuchara, temperatura varoma. Esperar a que se enfríe un poco y añadir un ajo pequeño crudo (o durante la cocción o no ponerlo). Triturar a velocidad 5-10 progresiva durante 1 minuto. Chorro de aceite de oliva virgen y volver a triturar durante unos 20 segundos a la misma velocidad, 5-10 progresiva. 

CONSEJOS:
* Tener caldo reservado por si quedara muy espeso a fin de dejar la crema a nuestro gusto.
* En el caso de obtener una crema muy líquida se puede espesar con una papa guisada (patata cocida).
* En ocasiones nos queda más o menos líquida la misma crema con cantidades iguales de ingredientes. Esto se debe al agua de las verduras.

Para finalizar nada mejor que hacerlo con una sonrisa en la cara, propongo ir abriendo boca con este monólogo de Luis Piedrahita relacionado con los alimentos y las cartas de los restaurantes. ¡Una maravilla de ingredientes!

Imprimir o exportar PDF
Reacciones: