Siempre que cocino atún hay algo que me para, se trata del sabor tan fuerte a mar, no me agrada. El pescado me gusta, hasta el salmón, con lo que no puedo es con las bocanadas de mar. Sí, lo vivo como si me tragara un chupito de agua de mar. Bueno, y tampoco soporto las espinas; no sé cómo lo hago, pero siempre se me clava alguna. Les aseguro que si solo hay una en toda la mesa, el trozo o pieza con espina me toca a mí. Al final he optado por comprar atún congelado en tacos. No me arrepiento porque me ha encantado el sabor, ha quedado muy rico. ¡Por fin!

En la pescadería me han explicado que el sabor fuerte del atún depende de la temporada del año, es decir, del mes en el que estamos; así como de la zona de captura.


INGREDIENTES: 1 cebolla bien hermosa cortada en gajos, 1 puerro en rodajas, un ajo picado, perejil fresco también picado, tomillo fresco, medio kilo de atún, 2 papas grandes en tacos, vaso y medio de agua, 1 vaso hermoso de vino blanco, 2 zanahorias en tacos pequeños, sal y aceite.


ELABORACIÓN: sofreír la cebolla con un poco de aceite y el puerro. En el momento en el que la cebolla coja color, añadir las zanahorias junto con el ajo y pochar bien la verdura. Mientras, poner agua con sal gorda a calentar con las papas. Al transcurrir unos 10 minutos desde que incorporamos las zanahorias, introducir en el caldero los tacos de atún y marcarlos. Salar y aderezar con el perejil, así como con tomillo. Mantener unos 3 minutos más y verter los líquidos. Cuando comience a hervir, bajar la temperatura y cocinar unos 6-8 minutos a lo sumo. Si nos excedemos en el tiempo, el atún podría quedar duro y seco. Las papas ya estarán, así que quitarles el agua, depositarlas en el caldero y menearlo para que se impregnen de los jugos del guiso.

Pueden dejarme sus dudas y consultas aquí y también seguirme en Facebook.

¡Muchas gracias por la visita!

Imprimir o exportar PDF
Reacciones: