La carne de ciervo no es un producto que resulte sencillo conseguir, aunque hoy en día se comercializa cada vez más. En casa nos gusta mucho y eso que posee un sabor muy peculiar. Este guiso de ciervo es bien sencillo y queda muy sabroso No se pierdan el paso a paso y los consejos.


Esta receta está adaptada a mis limitaciones alimenticias por temas de enfermedad. No puedo emplear vino tinto, ni tomate ni pimiento y menos aún pimienta, curry, mostaza, curcumina, pimentón, etc. Así que todas las recetas que publico suelen estar regidas por dichas restricciones. Cosa que no significa que estas especias y productos no me gusten o que ustedes no los puedan incorporar para darle un punto de sabor o alegría. ¡Indudablemente me agradan todos los ingredientes mencionados, pero qué se le va a hacer, a inventar toca!

INGREDIENTES (para 3-4 personas): 350-400 gramos de carne de ciervo en tacos, ajo, perejil,  orégano, romero, sal, aceite de oliva, vino blanco, agua, 1 hoja de laurel, 18 papas (patatas) pequeñas semipeladas o peladas por completo, 250 gramos de champiñones, 8 cebollas pequeñas peladas enteras o partidas por la mitad, 2 zanahorias cortadas en rodajas toscamente y ajo y cebolla en polvo.


ELABORACIÓN: lo primero que hay que hacer es elaborar un adobo para dejar la carne en él durante unas 8-12 horas. Este consistirá en una cucharadita pequeña de sal, 8 dientes de ajo pelados, medio manojo de perejil sin tallo, tomillo, orégano, medio vaso de vino blanco, una cucharada de aceite de oliva y un vaso de vino blanco y triturar todo. Preparar este adobo nuevamente duplicando las cantidades para reservarlo e ir incorporándolo al guiso. Guisar en agua con sal gruesa las papas (patatas) durante 15-18 minutos y reservar. Estas deben estar medio peladas como en la foto o totalmente, según gustos. Escurrir y reservar. Rociar aceite de oliva en el recipiente de cocción del guiso y añadir las verduras (menos los champiñones) con 8 dientes de ajo golpeados y con piel. Dorar durante unos 6-8 minutos e introducir los champiñones, salar y aderezar al gusto (en este caso con ajo y cebolla en polvo). Incorporar la carne y mantener unos 3-4 minutos más en el recipiente, verter tres cuartas partes del aderezo reservado y cocinar unos 20 minutos tapado a fuego medio. Sacar un trozo de carne y probar el grado de dureza y observar si aún sangra. Si fuere así, que le falte cocción (lo más seguro es que le falte), mantener unos 7-10 minutos más y añadir el resto de la salsa si fuera necesario. Al final debe quedar un guiso con una salsa concentrada y no muy líquida. Las papas se incorporan al guiso cuando a este solo le resten 10 minutos para apartarlo del fuego.


CONSEJOS:
* El vino blanco se puede sustituir por vino tinto y/o brandy o combinar en cada uno de los adobos preparados.
* En el caso de que consuman pimienta sin problema, incluir unos granos y dejar la mitad de dientes de ajo.
* Si cocinan a fuego entre 6-7, el guiso estará perfectamente en 30 minutos. De todas maneras, esto dependerá del tamaño de los trozos de carne.
* Al hacer el guiso a fuego lento hay que estar muy pendiente del líquido para que no se quede sin él. De ahí que sea aconsejable tener 2 vasos de adobo preparados para que nunca falte.
* Si el adobo se acabara e hiciera falta líquido, siempre se puede incorporar un poco de agua.
* Las papas (patatas) deben ser del tamaño que se observa en la foto, si fueran más grandes, trocear.
* Para saber que las papa (patatas) están en su punto deben pinchar con un tenedor la de mayor tamaño. Las papas estarán hechas cuando el tenedor entre y salga con facilidad.


Aprovecho para invitarles a seguirme en FacebookTwitterPinterest y Google+, así como la Comunidad de Google+ en la que ustedes pueden publicar sus recetas.

¡Muchas gracias por la visita!

Imprimir o exportar PDF
Reacciones: