Natillas de chocolate sin lactosa y sin huevo

Ya sabes que soy más de salado que dulce. Si te das una vuelta por mi blog verás que la mayoría de los platos son salados, aunque soy muy amiga del chocolate y a veces me apetece darme una alegría. Por eso hoy te traigo una receta muy fácil que podrás hacer teniendo los utensilios que tengas en casa, no te hace falta nada especial: una simple cacerola y los ingredientes que te voy a mencionar a continuación.

¿Quieres saber de qué se trata? De natillas de chocolate, sin lactosa ni huevo (para no tentar a la salmonelosis). Espero que te gusten mis humildes natillas y que puedas disfrutar de ellas. Si no eres intolerante a la lactosa o si eres alérgica o alérgico a ella, no te pierdas el final del artículo, pues te daré algunas sugerencias para que las adaptes y también trucos, por si quieres realizar algunas variaciones a esta propuesta inicial.

 

Ingredientes necesarios para hacer natillas de chocolate sin lactosa

  • 600 ml de leche sin lactosa.
  • 100 gr de nata sin lactosa para postres.
  • 1 cucharada de café de vainilla líquida o azúcar avainillada (opcional).
  • 60 gr de azúcar.
  • 35 gr de maicena.
  • Una pizca de sal fina.
  • 40 gr de cacao en polvo.
  • 1 vaina de vainilla abierta por la mitad.

Cómo cocinar las natillas de chocolate sin lactosa ni huevos

  1. Vierte los 500 gr de leche sin lactosa en una cacerola junto con la nata y la vaina de vainilla abierta por la mitad.
  2. Mantén al fuego medio durante unos 10-12 minutos, no más, y vigila que en ningún momento hierva.
  3. Una vez transcurrido el tiempo comentado anteriormente, aparta del fuego la cacerola y tápala.
  4. Deja reposar entre unos 20 minutos, con el fin de que adquiera el sabor de la vaina de vainilla.
  5. Mientras tanto aprovecha, para incorporar la maicena a los 100 ml restantes de leche fría.
  6. Mezcla muy bien con la ayuda de varillas o de un robot de cocina e incluso un brazo eléctrico.
  7. Acto seguido, añádele el cacao en polvo, el azúcar y la pizca de sal fina, y mezcla nuevamente muy bien con unas varillas, robot de cocina o brazo eléctrico para que no queden grumos.
  8. Quita de la leche infusionada la vaina de vainilla.
  9. Une ambos preparados con mucho cuidado y poco a poco, sin parar de remover con la herramienta que esté usando para tal fin.
  10. Coloca nuevamente la cacerola al fuego medio con la mezcla.
  11. Remueve con cuidado hasta que coja consistencia y no sea tan líquido.

¿Cómo hacer natillas de chocolate con un robot de cocina?

  1. Mezcla los 100 ml de leche fría con la maicena y tritura. Reserva.
  2. Introduce la leche restante con el cacao en polvo, la sal, el azúcar y la vaina de vainilla.
  3. Cocina durante unos 10 minutos a 100º.
  4. Déjalo reposar 20 minutos.
  5. Una vez infusionada la leche, extrae la vaina e incorpora la mezcla de la maicena.
  6. Cocina nuevamente otros 7 minutos, esta vez a 90º.
  7. Dispón en los recipientes en los que vayas a servir las natillas e introdúcelos en la nevera bien tapados.

Trucos y consejos para tus natillas caseras

  • Si eres alérgico o alérgica a la lactosa, usa leche vegetal y nata vegetal para repostería.
  • Si toleras bien la lactosa, cambia la leche por la que uses habitualmente, así como la nata.
  • Que no te gusta la vainilla, opta por la canela y procede de la misma manera.
  • No te agrada ni la vainilla ni la canela, unas cáscaras de naranja (sin nada de blanco que amarga) será una opción interesante.
  • Tal vez no te guste el chocolate, quítalo. No pasa nada, es opcional. Eso sí, añade algún colorante de repostería para que la natilla se vea con un amarillo bonito.
  • El tiempo de cocinado final dependerá del grado de espesor con el que te gusten las natillas. Mayor exposición al fuego, más espesas quedarán y lo irás notando mientras vas removiendo.
  • ¿Quieres unas natillas más light? No pongas nata y en vez de 35 gr de maicena, emplea 25 gr.
  • Tampoco te gusta la maicena. Sustitúyela por gelatina neutra. Ponla en remojo en leche fría. Una vez bien hidratada, incorpórala a la cocción final.
  • Para controlar la temperatura cuando cocinas en caldero, emplea un termómetro de cocina o vigila muy bien que no llegue al punto de ebullición.
  • En caso de que prepares natillas normales, no las de chocolate, vierte canela por encima o azúcar y quémala que le dará un punto muy rico de sabor.
  • No sé si te gustan las natillas espesas o ligeras. El truco está en más maicena para espesarlas o meno para que queden más líquidas. Con estas cantidades, unos 45 gr de maicena esperarán bastante y unos 25 gr la dejarán más ligera.




Pollo con verduras en olla Gm Deluxe

Este fin de semana me invitaron unos amigos a comer a su casa y tenían un robot de cocina que desconocía. Tanto era mi ignorancia que me enseñaron un artículo con información en Neohouss donde explican de maravilla las funciones y demás bondades de este producto. La cosa es que nunca había cocinado con él hasta que me pidieron que preparara unos muslos de pollo que les había hecho una vez en casa y les encantaron.

Así que me encontré con todos los ingredientes para hacerles la receta. Enfrentándome por primera vez a una de estas ollas inteligentes que están de moda y que yo nunca había visto. ¿Qué es lo que querían? Pues descubrir si mi plato sabía igual en caldero tradicional a fuego lento que usando esta herramienta de cocina. Ellos son aficionados al deporte, se cuidan mucho y el pollo forma parte de su alimentación básica junto con el arroz. Esta vez los saqué un poco de la dieta, pues decidí añadir papas (patatas) en vez de arroz.

Antes de ir a la receta, me gustaría invitarte a visitar el post de los ganadores del sorteo aniversario de Comer especial para que dejes tu voto por la receta que más te guste y así saber quién será el ganador o ganadora. Si te apetece, invita a tus amigos y amigas a que también voten por su receta favorita.

Receta de pollo con verduras en olla Gm Deluxe

Ingredientes para hacer jamoncitos de pollo con verduras en olla Gm

  • 150 g de setas.
  • 150 g de champiñones.
  • 8 jamoncitos de pollo de los grandes, como los de las fotos.
  • Aceite de oliva.
  • Sal al gusto.
  • 1 hoja de laurel.
  • 16 papas pequeñas (patatas) o unas 8 medianas.
  • 1 taza de café de pasas.
  • 300 ml de vino blanco oloroso para cocinar.
  • 150 ml de agua.
  • 1 manojo de espárragos.
  • 1 cebolla grande.
  • 2 dientes de ajo.
  • Perejil seco.
  • Ajo en polvo.

Elaboración de la receta de pollo en olla Gm

  1. Poner un poco de aceite en la olla y programar plancha durante 10 minutos.
  2. Introducir la cebolla bien picada, cuando adquiera color, añadir los ajos también muy picados.
  3. Rehogar la cebolla y el ajo. A los 2 minutos de haber introducido los dientes de ajo, añadir las setas y los champiñones previamente limpiados y troceados.
  4. Mientras se va haciendo la verdura, pelar las papas (patatas), cortarlas al gusto y cocinar en un caldero con sal y agua caliente.
  5. Cuando los champiñones y las setas dejen de soltar agua, poner los espárragos limpios y troceados al gusto.
  6. Si hiciera falta, verter un poco de aceite para terminar de rehogar los espárragos con toda la verdura.
  7. Aderezar con sal, ajo en polvo, la hoja de laurel y el perejil seco.
  8. Una vez pochadas las verduras, echar los 300 ml de vino y los 150 de agua, así como las pasas.
  9. Condimentar el pollo al gusto y colocar en el recipiente.
  10. Programar menú pollo durante 18 minutos y cuando falten 4 minutos, agregar las papas para que se impregnen del jugo y sabores del guiso.
  11. Una vez transcurridos los 18 minutos, comprobar que el pollo está hecho.

Trucos para elaborar pollo en olla Gm o en otro recipiente

  • Hay que tener en cuenta la capacidad de estos aparatos, pues pude que no te quepan los jamoncitos si son muy grandes. De todas formas, un pollo de 2 kilos cabe perfectamente, además del acompañamiento que se añada. Por lo que tiene bastante capacidad.
  • La piel del pollo se puede dorar previamente, antes de hacer las verduras, e incluso quitar si están a dieta o no les gusta.
  • Si no eres fan de las setas y champiñones, otra opción es cambiarlos por zanahorias, calabacín, berenjena o lo que más te agrade.
  • En el caso de que las pasas no te gusten, las puedes quitar. Tal vez te apetezcan más unas aceitunas sin hueso o unos trozos de manzana.
  • Un poco de pimienta le aportará un plus de sabor a la receta, así como la punta de una cuchara de café de curry. Ya sabes que yo no puedo tomar estos ingredientes, antes sí y me encantan; por ello te animo a que los incorpores a tu guiso.
  • Otro ingrediente que debo tomar muy poco es el tomate, de ahí que casi no aparezca en mis platos. En esta ocasión, 1 o 2 tomates en el sofrito también enriquecerán el guiso.
  • Atrévete a combinar sabores, especias e ingredientes cada vez que cocines.
  • La sal puede ser fina o gruesa, ya que al ser un guiso se deshará con facilidad. Eso sí, recuerda usar poca, ya que siempre se puede rectificar por falta, mientras que por exceso es más difícil, aunque no imposible.
  • Tal vez no tengas este tipo de olla y te guste la receta. Solamente tienes que cambiar la olla por un caldero tradicional y hacer la receta siguiendo los pasos, pero usando el caldero. Eso sí, debes estar pendiente de que no le falte líquido, añadiendo más vino y agua si fuera necesario. Vigila también la cocción del pollo para que no se pase, así como el punto de las papas.
  • Otra opción es la olla rápida, seguir los pasos hasta incorporar los líquidos que será el momento de cerrar el recipiente. En caso de hacer la receta con este recipiente puedes incorporar las papas, ya que se harán muy bien. Programar atendiendo a las indicaciones de tu aparato, en mi olla está en 8-10 minutos.



Dip de mejillones y queso sin lactosa con sorpresa

Este dip de mejillones y queso sin lactosa viene de maravilla como entrante e incluso para una cena y, además, es muy fácil de preparar. Con solo tres ingredientes y en poco minutos pueden hacer algo rico si les llega alguna visita sin previo aviso. A esto le añaden unas patatas fritas, unas aceitunas y unos berberechos, por ejemplo, y problema resuelto.

Ya ven que en el título pone «con sorpresa» y esta no es otra que el aniversario de Comer especial que cumple 8 años el 21 de febrero. ¿Qué he pensado para dicha celebración? Obsequiar a los blogueros y las blogueras que llevan tantos años acompañándome, así como a cualquier seguidor o seguidora del blog. Los ganadores o ganadoras se llevarán un  regalo sorpresa. ¿Qué hay que hacer para participar? Existen dos formas y se pueden usar ambas o solo una. Si utilizan las dos, tendrán dos opciones para ganar, y si lo hacen de una sola manera, pues contarán con una posibilidad de ganar uno de los regalos. Están invitados a la celebración los blogs de cualquier temática, no solo de cocina, y todas las personas que tengan redes sociales. Detallo a continuación los pasos a seguir:

  1. Una de las maneras de participar es publicando en vuestro blog que Comer especialestá de aniversario y que cumple 8 años. Seleccionar la receta que más les guste y compartir el enlace indicando que esa receta es vuestra favorita.
  2. Si no tienen blog, se trata de hacer lo mismo que en el punto 1, pero comentándolo en redes sociales.
  3. El punto 1 y 2 permite obtener un número de participación para el sorteo.
  4. La segunda manera para conseguir el regalo consiste en hacer una de las recetas del blog (podéis adaptarla a vuestros gustos, reinterpretándola) e indicar que es del blog de cocina Comer especial y que está de aniversario, 8 años en la blogosfera,  además de especificar que esa es vuestra receta favorita. Esta manera de participar tendrá un sorteo a parte, pues publicaré un recopilatorio de todos los enlaces a vuestros blogs con las recetas y sus fotos para que los lectores voten cuál les ha gustado más.
  5. Los blogs que no son de cocina podrán participar en la segunda opción no publicando una receta, pero sí indicando qué receta les gusta más, poniendo el enlace y elaborando alguna cosita para la celebración. Por ejemplo, si son de manualidades, hacer algún objeto manual indicando que ha sido realizado para dicha celebración. En el caso de los blogs de otras temáticas, también se incluirán en un artículo que publicaré recopilando todos los enlaces y pidiendo votación de los lectores para el premio.
  6. Las formas de participar 4 y 5 obtendrán número para el sorteo de mención y a su vez también concursarán en la votación por elaborar receta o hacer algo para celebrar el aniversario de este blog.
  7. En cuanto publiquen la mención o el artículo, deben pasarse por este artículo y dejar los enlaces para daros el número e ir preparando el artículo recopilatorio de post con recetas u objetos para la celebración.
  8. Fechas para participar: desde el 21 de febrero hasta el 21 de marzo 2019, incluidos ambos.
  9. Cualquier duda me la podéis enviar al correo crbm2003@gmail.com o dejármela en este artículo.
Como han podido leer, Comer especial y una servidora tiramos la casa por la ventana con tres regalos:
  • Uno para los que simplemente hacen mención del aniversario y ponen enlace a la receta favorita.
  • Otro premio para los blogs de cocina que mencionan el aniversario y hagan una de las recetas de Comer especial.
  • Finalmente, otro regalo para aquellos blogs de temáticas diferentes a la de cocina y que hagan un post hablando del cumpleaños y elaboran un objeto para festejar el aniversario, así como poniendo enlace a la receta favorita.

Espero vuestras participaciones, me hace mucha ilusión gratificar de alguna manera a todas aquellas personas que han estado ahí, al otro lado de la pantalla, acompañándome durante tantos años. ¡Gracias por haberme acompañado tantos años y por vuestros amables comentarios! Ahora vamos allá con la receta de hoy que como ya comenté al principio, más sencilla, imposible.

Ingredientes para una rica crema de mejillones y queso sin lactosa

  • Terrina de queso de untar sin lactosa, esta de 150 gramos.
  • Una lata de mejillones al natural, usé una lata de 69 gramos, peso escurrido.
  • Media cebolla pequeña.

Receta de crema de mejillones y queso de untar sin lactosa

  1. Pelar la cebolla y picarla toscamente.
  2. Revisar los mejillones por si les quedan greñas, pelillos, y quitárselas.
  3. Colocar el queso, la cebolla y los mejillones en una picadora y triturar muy bien hasta que se forme una masa homogénea.

Consejos y trucos para comer crema de queso y mejillones sin lactosa

  • Se puede usar queso con lactosa si no son intolerantes a esta o el queso que más le guste.
  • A quién le apetezca, puede añadirle unas nueces o algunas almendras bien trituradas para darle el punto de los frutos secos a esta crema.
  • La crema o dip de mejillones se puede servir en la mesa en unos cuencos para untar en pan o también se puede usar para rellenar tartaletas e incluso para rellenar endivias, por ejemplo.
  • Los mejillones pueden sustituirse por anchoas o salmón ahumado.
  • Los 69 gramos de mejillones aportan 80.04 calorías según paquete; los 150 gramos de queso de untar, unas 415.5 calorías y 100 gramos de cebolla, 40 calorías. Todo lo cual hace un total de 535.54 calorías. Si lo acompañan con 100 gramos de pan blanco, 265 calorías, pero si lo hacen con verduras crudas, como zanahorias y calabacín en bastoncillos, hablaríamos de 40 y 20 calorías respectivamente por cada 100 gramos de cada una de estas verduras.
Crema de mejillones y queso sin lactosa
Aprovecho para invitarles a seguirme en Facebook, Twitter, Pinterest e Instagram. Igualmente, les animo a unirse al grupo de Facebook para compartir sus platos y fotos de comida.
¡Muchas gracias por la visita!

Gallos al horno, ideas sanas para Navidad

El ingrediente principal de la receta de hoy es el pez gallo, en concreto se trata de unos gallos cocinados al horno. Una propuesta healthy para alguna de las comidas o cenas de Navidad con un precio muy económico. Al final de la receta les propongo un menú sano para los que se quieren cuidar en las fiestas que están a la vuelta de la esquina y un pecado dulce, por si se quieren dar una alegría. 😃😋


Receta de gallo al horno

Lo más seguro es que al leer el título muchos hayan pensado en el gallo como ave y no como pescado. Ese ave que en los relatos es conocido por despertar con su canto. Digo en los relatos porque aquellas personas nacidas en la urbe rara vez han disfrutado en vivo y en directo del sonido emitido por dicho animal. Ahora bien, en el mar también una variedad de pez denominado gallo y en las aguas de Canarias abunda, por lo que se encuentra con facilidad en las pescaderías. Eso sí, para mí son bastante feos, ¿no?

Breves características y propiedades del pez gallo

El pez gallo (Lepidorhombus whiffiagonis) se caracteriza por tener un cuerpo plano y traslúcido. En la mandíbula inferior posee una espina mayor que en la superior. Sus ojos se localizan en el lado izquierdo, separados por una especie de cresta longitudinal. Pescado de agua salada cuyas medidas oscilan entre 20 y los 60 centímetros, y pueden llegar a pesar hasta 1,5 kg.

Aunque puede pescarse durante todo el año en el mar Mediterráneo occidental y en el  océano Atlántico, en concreto en el Atlántico nororiental (desde el Sáhara Ocidental hasta Islandia), sus mejores meses son abril y mayo. Su nombre varía según las diferentes comunidades de España, conociéndose como ojito en Cantabria; bruixa en Baleares y Cataluña; itxas oillarra en el País Vasco; rapante de manchas en Galicia.

Este pez blanco se caracteriza por su bajo contenido graso, solo 2 gramos por cada 100 gramos consumidos. Esto se mantendrá mientras no se frían, forma más extendida de cocinado. Con bajo aporte calórico (unas 81 calorías) siempre que sea guisado, asado u horneado, y además no contiene hidratos. En comparación con otras especies, sus cantidades en minerales no son muy elevadas, aún así, destaca la presencia de magnesio, yodo, fósforo y potasio. Rico en vitamina B3, B4, B6 y B9.

Ingredientes para hacer gallos al horno para 2 personas

  • 5-6 gallos pequeños limpios.
  • 3 dientes de ajo.
  • 4 ramas de perejil picado.
  • Sal gruesa.
  • Aceite de oliva virgen.


Cómo hacer gallo al el horno

  1. Precalentar el horno a 180º, calor arriba y abajo.
  2. Preparar una bandeja de horno para disponer los gallos sobre ella.
  3. En un mortero poner los dientes de ajo, la sal y el perejil. Machacar hasta formar una pasta.
  4. Añadir un poco de aceite de oliva al majado (muy poco, como media cucharada sopera) y remover para integrarlo todo.
  5. Salar los gallos por ambos lados.
  6. Con la pasta, embadurnar por ambos lados los gallos.
  7. Introducir en el horno y cocinar unos 8 minutos, aproximadamente.  
  8. Acompañar de ensalada, verduras a la plancha, arroz, patatas, de lo que más les apetezca.

Consejos y trucos para que los gallos queden en su punto

  • Cuidar el tiempo para que no se pasen. Estarán en su punto cuando cambie el color de la carne y esta quede tersa.
  • Otra manera de cocinarlos es enharinados y fritos en abundante aceite.
  • Esta receta es bien sencilla, por lo que solo hay que estar pendientes de no excederse en el horneado. Los más pequeños estarán en 4-6 minutos, los más grandes (los de 60 centímetros) necesitarán unos 15-20 minutos, dependiendo del peso.
  • Si consiguen comprar uno grande, una manera estupenda de hacerlo es con una cama de patatas y verduras (tomates, cebolla, zanahorias…) en rodajas muy finas con un chorro de aceite de oliva, sal, alguna hierba aromática. Cocinar las verduras 10 minutos, añadir el pescado aderezado al gusto (sal, aceite, pimienta, etc.) y mantener en el horno a 180º unos 15-18 minutos. 
  • En el caso de hacerlo como les expliqué antes, pero sin patatas, hornear directamente las verduras con el pescado los 15-18 minutos.
  • Si no les agrada el ajo, simplemente hornear y luego pueden añadirle un chorro de limón al pescado.  
  • A la hora de comprarlo es muy importante que el pescadero lo descame y limpie muy bien. A mí me lo dejaron con todas las tripas y tuve que limpiarlo. 
Con esta receta de gallo al horno y el menú sano para Navidad participo en el recopilatorio de mi buena amiga Ana, del blog El rincón de Ana, manualidades y recetas. Este es el segundo año que lo organiza y no podía faltar. El reto consiste en preparar algo para las fiestas navideñas, manualidades o recetas. Espero que a Ana y a todos ustedes les agrade la receta y el menú propuesto. Para más información, solo tienen que pinchar en la foto que les pongo a continuación.   

Menú sano para Navidad

Entrante 

Para ir abriendo boca, ¿qué tal esta ensalada tibia de salmón con gulas y gambas?

Plato principal

La receta de hoy, los gallos al horno acompañados de verduras o lo que más les apetezca.

Receta de gallo al horno, unos sabrosos pescados

Postre healthy

Postre Navideño

Como no puede faltar la tentación navideña, roscos de anís caseros sin lactosa.

Receta de brownie en 4 minutos, sin harina ni lactosa

Este fin de semana me entraron unas ganas tremendas de comer algo dulce, pero estaba vaga y me apetecía hacer una receta fácil. Miré qué tenía y qué podía hacer, y me acordé del brownie de chocolate en microondas que publiqué allá por el año 2012. Al ver los ingredientes me encontré con un problema, no había harina de repostería en casa y las tiendas estaban cerradas.

Brownie de chocolate y nueces sin harina ni lactosa en microondas

Sí, soy consciente de que podía haber empleado maicena, por ejemplo, para preparar este brownie en 4 minutos al microondas. Al final la vagancia me llevó a hacerlo sin harina e indagar qué podía ocurrir. Ya saben que adoro los postres con un punto de humedad, nada empalagosos, y con chocolate porque me vuelve loca. El resultado nos encantó.

Ingredientes necesarios para un brownie sin harina en microondas

  • 2 huevos medianos.
  • 50 g de azúcar glasé o molida.
  • 75 g de chocolate negro sin lactosa.
  • 25 mililitros de aceite de oliva suave.
  • 25 mililitros de aceite de girasol.
  • 25 g de nueces peladas.
  • 2 cucharadas soperas de leche sin lactosa.
Con esta receta participo en En buena onda, un fantástico proyecto de Marisa (del blog Thermofan) y Elisa (del blog Que no te falte un perejil) con el que intentan dar a conocer multitud de recetas y utilidades del microondas.

Elaboración de brownie de chocolate en microondas sin harina y sin lactosa 

  1. Fundir el chocolate en el microondas durante 1 minuto a temperatura inferior a la máxima y con las 2 cucharadas soperas de leche sin lactosa.
  2. Sacar y remover. Si hiciera falta, añadir unos 15-30 segundos más para que termine de fundirse.
  3. Mezclar el chocolate con los 50 mililitros de aceite (los 25 de cada), debe integrarse perfectamente.
  4. Añadir al chocolate con aceite las nueces picadas o trituradas al gusto, remover bien.
  5. Batir los huevos y dejarlos esponjosos.
  6.  Incorporar el azúcar a los huevos y batir nuevamente.
  7. Verter, sobre los huevos batidos con azúcar, el chocolate con el aceite y las nueces; hacerlo con mucho cuidado, con movimientos envolventes para que no se baje la esponjosidad del huevo.
  8. A continuación, vaciar el preparado en un molde adaptado a microondas y cocinar  4 minutos a máxima potencia.
  9. Dejar reposar unos 3-4 minutos dentro del microondas.
  10. Sacar del microondas y desmoldar en un plato.
Receta de chocolate en microondas en solo 4 minutos

Este brownie sube mucho, como se ve en las paredes del recipiente, pero al no llevar levadura, baja. Perfectamente pueden disfrutar de él cuatro o cinco personas. Bueno, lo mismo solo da para dos si son muy golosas. 😂😂😂

Trucos y consejos para hacer un brownie en microondas apto para todos

  • Los alérgicos a la lactosa pueden cambiar la leche sin lactosa por cualquier producto que suelan emplear en sustitución de la leche: leche de arroz, leche de almendras, leche de soja, etc.
  • Si no son alérgicos a la lactosa, emplear la leche que más les guste.
  • Mezclar el chocolate a los huevos con movimientos envolventes.
  • Usar un recipiente de plástico o de cristal apto para microondas.
  • Impregnar las paredes del recipiente con un poco de aceite a fin de que no se pegue.
  • Las nueces las pueden triturar en máquina o poner dentro de una bolsa y pasarles un rodillo por encima; otra opción sería golpearlas toscamente para obtener los trozos deseados más enteros.
  • En lugar de nueces, también queda rico empleando almendras, avellanas, anacardos o combinando alguno de estos ingredientes con pasas picadas e incluso dátiles. Aquí, como digo siempre, la imaginación es libre.
Aprovecho para invitarles a seguirme en Facebook, Twitter, Pinterest y Google+, así como en la Comunidad de Google+ en la que ustedes pueden publicar sus recetas. Igualmente, les animo a unirse al grupo de Facebook para compartir sus platos y fotos de comida.
¡Muchas gracias por la visita!