Receta fácil de buñuelos de trufa

Los buñuelos son muy típicos el día de Todos los Santos en España. Aunque no pertenezcas a una familia católica, da igual, porque las tradiciones gastronómicas se mezclan y, al final, son totalmente independientes. De ahí que venga a invitarte a disfrutar de esta receta fácil de buñuelos de trufa. ¿Te animas a hacerlos?

Receta de buñuelos rellenos de trufa

Estos buñuelos con crema de trufa están adaptados a todas aquellas personas intolerantes a la lactosa y alérgicas a irritantes digestivos como la canela. Esto no significa que pierdan sabor, sino que hoy en día los hago adecuados a mis alergias, coincidentes, quizá, con las tuyas.

Para que tengan su punto de gracia tus buñuelos dulces, te animo a descubrir otra serie de ingredientes que sustituyen a la canela, por ejemplo, y que también les aporta un sabor muy interesante. Además, con el relleno, la trufa, quedan de escándalo.

Ingredientes para la receta de buñuelos de viento 

Para 20-30 buñuelos, dependiendo del tamaño

Ingredientes para la crema de trufa

  • 250 ml de nata sin lactosa.
  • 40 g de azúcar glasé.
  • 100 g de chocolate sin lactosa (70% cacao puro).
  • Piel de 1 naranja.

Ingredientes para la receta de la masa de buñuelos

  • 250 ml de agua de agua.
  • Piel de 1 naranja.
  • 4 huevos grandes.
  • 1 pizca de sal.
  • 150 g de harina.
  • 6 g de levadura en polvo.
  • 1 cucharadita de azúcar.
  • Azúcar glasé para espolvorear.
  • Aceite de oliva virgen para freír.
  • 50 g de mantequilla sin lactosa.

Receta de buñuelos de viento rellenos de trufa paso a paso

Cómo hacer la crema de trufa de chocolate de forma fácil

  1. Esta crema de trufa de chocolate es muy fácil de hacer.
  2. Pon al fuego una cacerola con la nata sin lactosa, el azúcar y las cáscaras de naranja.
  3. Una vez caliente, retira del fuego, quita las pieles de naranja y añádele el chocolate en trozos.
  4. Remueve con una varilla de mano para que se deshaga bien el chocolate.
  5. Cubre con papel film (pégalo muy bien a la trufa para que no se forme costra) y déjala reposar en la nevera un mínimo de 12 horas.
  6. Cuando la vayas a emplear, sácala de la nevera, bate con varillas eléctricas hasta que haga hondas.
  7. Coloca en una manga pastelera con punta pequeña y de boquilla redonda (la nº 3 de Wilton es la que yo usé, me gusta mucho) o en un biberón de cocina de punta media.

Buñuelos de trufa

Cómo hacer la masa de buñuelos dulces

  1. Para hacer la masa de buñuelos caseros, vierte el agua en una cacerola al fuego.
  2. Añade el azúcar, las pieles de la naranja, la pizca de sal, 1 cucharadita de azúcar y la mantequilla sin lactosa.
  3. Mientras, tamiza la harina y la levadura en un mismo recipiente y reserva.
  4.  Cuando comience a hervir y se haya derretido la mantequilla, retira las cáscaras de naranja.
  5. Incorpora la harina y la levadura que tenías mezcladas, tamizadas y reservadas.
  6. Remueve  todo de  forma consistente y rápidamente para  que no se pegue la masa de buñuelos sin lactosa.
  7. Aparta la cacerola del fuego.
  8. Añade los huevos de uno en uno y remueve sin parar.
  9. Deja la masa reposar, aproximadamente, 1 hora y luego ponla en una manga pastelera.
  10. Si no tienes manga pastelera, toma una bolsa de plástico y rellénala. Luego le harás un agujero y servirá igual.
  11. Incluso sin manga y con 1 cuchara podrás hacer los buñuelos caseros.
  12. Coloca una sartén o cacerola al fuego con abundante aceite de oliva.
  13. El fuego debe ser medio, que nunca suba mucho de temperatura.
  14. Aprieta y deja caer partes de masa en la sartén (justo en el momento en el que veas que se empiezan a formar pequeñas burbujas en el aceite).

Buñuelos caseros rellenos de trufa, últimos pasos

  1. Fríe poco a poco hasta terminar con toda la masa y hacer los buñuelos con trufa.
  2. Verás cómo se van inflando y dando la vuelta solos hasta adquirir un tono dorado.
  3. Sácalos y colócalos sobre papel absorbente.
  4. No los quites antes de que se den la vuelta y estén dorados, si no, no estarán bien hechos.
  5. Otra opción es colocarlos en un plato con azúcar y rebozarlos (yo prefiero espolvorear azúcar glasé, no soy muy azucarera).
  6. Deja que se enfríen durante, aproximadamente, unos 10 o 15 minutos; lo justo para poder trabajarlos.
  7. Toma la manga pastelera y presiona la masa con la punta de la boquilla (con suavidad)  para rellenar.
  8. Ahora,  aprieta la manga (una vez hayas introducido la punta de la boquilla) y rellena el buñuelo de trufa. Así, uno a uno hasta terminarlos.
  9. Después, puedes espolvorear azúcar glasé por encima. Esto es opcional.
  10. Como ves, se trata de una receta fácil de buñuelos rellenos que queda bien rica.

Buñuelos caseros de trufa

Trucos y consejos para hacer la receta fácil de buñuelos de viento caseros rellenos de trufa

  • En caso de no padecer alergia o intolerancia al picante, te aconsejo que cambies la cáscara de naranja por una pizca de pimienta molida que va de maravilla con el chocolate.
  • La trufa de chocolate la puedes aromatizar a tu gusto: un poco de café, una pizca de canela, esencia de naranja, algún licor, etc.
  • Cuando saques de la nevera la trufa y comiences a montarla, ahí podrás añadir las esencias que quieras o una pizca de licor.
  • También podrás aromatizar la trufa cuando pongas la leche a hervir.
  • Si no tienes intolerancias a la lactosa, cambia los productos sin por los que habitualmente emplees. Lo mismo si lo que tienes es alergia, usa lo que ya conozcas.
  • El aceite para freír los buñuelos debe estar a una temperatura media en la placa. Mira el máximo de numeración que tiene tu placa y ponlo a la mitad.
  • Si no tienes placa y utilizas gas, controla la llama y mantenla a la mitad.
  • En el momento en el que introduzcas la masa, la temperatura del aceite bajará un poco. No importa, pues no te interesa que el aceite esté a una temperatura muy elevada para no quemar la masa.
  • Sí que resulta interesante hacer la masa en pequeñas tandas por varios motivos: la masa crece en el aceite y no querrás que se peguen entre ellas y que no tenga espacio para girarse. Se trata de tener un poco de paciencia.
  • Tal vez te gusten rebozados en azúcar, entonces nada más sacarlos de la sartén o cacerola, déjalos en un plato con azúcar y vete girándolos para que al estar húmedos se pegue bien. Solo conseguirás rebozarlos adecuadamente en ese momento, justo al estar recién salidos de la sartén o cacerola.
  • Es muy importante que la piel de la naranja no tenga partes blancas para que no amargue.



Gazpacho de melón con lychees

En muchas zonas del planeta hace frío, pero en Canarias el calor sigue acompañándonos. Por eso, este fin de semana he preparado este plato fácil, sabroso y de aprovechamiento: receta de gazpacho de melón con lychees.

Receta de gazpacho de melón

RECETA DE GAZPACHO DE MELÓN CON LYCHEES

Esta receta de gazpacho de melón con lychees nació al abrir la nevera y ver que tenía una serie de ingredientes que se iban a estropear. El melón, el pobre, o lo usaba o lo tiraba. Los lychees eran de lata, la había abierto hacía una semana y guardado los que sobraron en la nevera en un táper. El queso, restos que no usé para la receta de dip de salmón. Por lo que le debía dar salida a estos producto y aprovecharlos, convirtiéndolos en un plato apetecible, en vez de tirarlos.

No suelo hacer gazpachos en casa porque no puedo tomar tomate, pero este no lo lleva. Así que se trata de uno de esos inventos que nacen fruto de las circunstancias. Claro que he intentado respetar un poco la base con el pan, el vinagre, la cebolla y alguna cosilla más para que se parezca. Además, es ideal como primer plato e incluso como único para las cenas.

INGREDIENTES PARA LA RECETA DE GAZPACHO DE MELÓN CON LYCHEES

Ingredientes para 4 personas

  • 500 g de melón.
  • 30 g de pan tostado.
  • 50 g de pepino.
  • 30 ml de aceite de oliva virgen extra.
  • 15 ml de vinagre de manzana o de Módena.
  • 100 g de cebolla.
  • 1 diente de ajo (opcional)
  • 15 g de queso sin lactosa (opcional).
  • 12 lychees (opcional).
  • Sal.

RECETA DE GAZPACHO DE MELÓN CON LYCHEES PASO A PASO

  1. Pela el melón, quítale las semillas y córtalo en trozos.
  2. Pon los trozos dentro de la batidora que vayas a emplear para hacer el gazpacho de melón con lychees o en un recipiente si lo que vas a usar es un brazo para triturarlo.
  3. Pela la cebolla y trocea. Añádela al recipiente donde tengas el melón.
  4. Lava, pela y trocea el pepino.
  5. Coloca los trozos de pepino dentro del recipiente donde están los demás ingredientes.
  6. Pela el diente de ajo e incorpora junto con el aceite, 10 ml de vinagre y la sal.
  7. Tritura bien hasta que quede una especie de sopa o crema.
  8. Prueba para rectificar de vinagre y sal. Yo le añadí 5 ml más de vinagre. Quizá a ti te parezca suficiente o quieras 10 ml porque te gusta más fuerte de sabor.
  9. Añade el pan y tritura de nuevo.
  10. Ahora tienes dos opciones, la primera es servir tal cual como hice yo (verás en las fotos algunos restos minúsculos de pan) o colarlo para que quede más fino.
  11. Por otro lado, toma los lychees y rellénalos de queso sin lactosa.
  12. Colócalo en un recipiente o táper y ponlo en la nevera para que se enfríe.
  13. Sirve en un vaso o plato hondo.
  14. Vierte el gazpacho de melón en el recipiente y añade los lychees al gusto.

Receta de gazpacho de melón paso a paso

Con esta receta participo en un evento que me hace mucha ilusión, el aniversario de la revista Handmade blogueros, el día internacional del bloguero del «Hecho a mano» y la III edición de los premios Handmade blogueros 2019. La temática para esta fiesta es el reciclaje (Celebración del Día Internacional del Bloguero del Hecho a Mano «Reto reciclaje»). Nada mejor en cocina que usar esos restos o productos que están a punto de caducar para no desecharlos, ¿verdad? La homenajeada de este año es Isabel (licenciada de Historia del Arte y restauradora de madera), del blog Alromasar. Una página en la que comparte sus maravillosos trabajos. Te invito a que la visites, seguro que te encantará.  

Día internacional del bloggero

TRUCOS Y CONSEJOS PARA HACER GAZPACHO DE MELÓN CON LYCHEES RELLENOS DE QUESO

  • Si no te gusta el melón, sustitúyelo por sandía, por ejemplo.
  • El pan puede ser fresco, miga, tostado al horno. Yo lo usé de paquete porque era un resto que me quedaba y esta receta es puro reciclaje.
  • Otra posibilidad sería pan de varios días, pan duro. A mí me gusta más con pan duro porque queda con una textura suave.
  • El ajo es opcional, se lo puedes quitar.
  • Utiliza el vinagre que más te agrade, de manzana, de vino, etc.
  • El pepino lo puedes cambiar por pimiento verde.
  • El queso sin lactosa en esta receta es porque yo soy intolerante. Tú emplea el habitual en tu casa.
  • Los lychees también son opcionales. Cámbialas por cerezas sin hueso rellenas de queso, por ejemplo.
  • Otra opción es eliminar los lychees  o las cerezas y añadir como acompañamiento jamón deshidratado.

MÁS RECETAS DE COMER ESPECIAL QUE TE PUEDEN INTERESAR



Semifrío de moras, fresas y cacao sin lactosa

La receta de hoy lleva un poco de trabajo, pero es fácil y queda bien rica. Se trata de un semifrío de moras, fresas y cacao sin lactosa. A veces me encantaría tener alguna que otra herramienta más que facilitara la elaboración de productos como este. Miro por internet tiendas especializadas en maquinaria de hostelería para profesionales y particulares exigentes, y me entra un desconsuelo tremendo. Por ejemplo, una heladera para los helados que hago me facilitaría el trabajo, aunque para el semifrío de hoy no hace falta.

Receta de semifrío de fresas y moras

Receta de semifrío de moras, fresas y cacao

En esta ocasión vas a necesitar un molde alargado de los pequeños, unas varillas para montar claras y nata. Emplea las cantidades exactas indicadas en los ingredientes y sigue el paso a paso para que te quede en su punto. El cacao es opcional y lo puedes quitar. Yo lo preparé así para unos amigos que vinieron a comer a casa y a ella le encanta el chocolate.

Si te gustan los postres fresquitos y los frutos del bosque, estoy segura de que esta es tu receta. Una vez se enfría lo suficiente en el congelador, adquiere una consistencia casi parecida a la de un helado. Con la tranquilidad que da saber que se trata de repostería hecha en casa y sin tantos aditivos como los de los comerciales. Ya sé que el ritmo de vida, muchas veces impide hacer más cosas en la cocina, pero yo opto por ello siempre que puedo.

 

Ingredientes para la receta de semifrío de moras, fresas y cacao

  • 150 g de fresas.
  • 100 g de moras.
  • 100 g de azúcar.
  • 2 claras de huevo  o 125 gramos de claras pasteurizadas.
  • 200 ml de nata de repostería sin lactosa.
  • 1 vaina de vainilla.
  • 1 cucharada sopera de cacao en polvo.
  • Moras o frambuesas enteras para decorar.

Cómo hacer un semifrío de fresas, moras y cacao

  1. Limpiar muy bien la fruta.
  2. Colocarla en una batidora eléctrica y triturar.
  3. Usar directamente o, si no te gusta encontrarte trozos, cuela para eliminar las semillas.
  4. Te puedes ayudar de una cuchara para ir removiendo y facilitar que vaya saliendo el líquido del colador.
  5. Una vez tengas la fruta a tu gusto, resérvarla.
  6.  Monta las claras y cuando empiecen a coger consistencia, añade el azúcar poco a poco sin dejar de montar.
  7. Las claras deben quedar a punto de nieve, blancas y compactas.
  8. Cuando las claras estén a punto de nieve, reservarlas.
  9. Parte por la mitad, con mucho cuidado, la vaina de vainilla (de extremo a extremo) y luego extrae con la punta de una cuchara pequeña de café o de un cuchillo todas las semillas de su interior.
  10. Incorpora la nata bien fría junto con la vainilla a otro recipiente  o bol y móntala.
  11. Cuando la nata haya adquirido un  poco de consistencia, añade el cacao y sigue montando.
  12. Integra poco a poco, y ayudándote de una cuchara, la nata y la mezcla de frutas trituradas con las claras reservadas.
  13.  Mezcla, solo un poco y con muchísimo cuidado, para que puedan verse las vetas de la fruta a la hora de cortar el semifrío.
  14. Vierte la mezcla en un molde e introdúcelo  en el congelador.
  15.  A la hora de consumirlo, sácalo 10 minutos antes del congelador para que te resulte más fácil cortarlo.
  16. Decora con fresas, frambuesas o moras frescas y enteras.

Semifrío de moras, fresas y chocolate

Trucos y consejos para hacer un semifrío de fresas, moras y cacao

  • Si no te gusta alguna de las frutas, cámbialas a tu gusto. Por ejemplo, en vez de moras puedes emplear frambuesas.
  • El cacao es opcional, por lo que también puedes eliminarlo.
  • Es muy importante que la nata esté bien fría, así como la varilla y el recipiente en donde la vayas a montar.
  • Las claras deben ser muy frescas para que monten rápido. Ojo, monta las claras a punto de nieve.
  • También se pueden usar 125 gramos de claras pasteurizadas en sustitución de las claras frescas.
  • Monta las claras primero y cuando adquieran un poco de consistencia, comienza a incorporar el azúcar poco a poco para que sigan montando bien.
  • El postre es mejor dejarlo todo un día en el congelador bien tapado y en el momento de consumir, sacácalo unos 10 minutos antes.
  • En caso de emplear un molde que no sea de silicona, fórralo para que te resulte más fácil extraerlo.
  • La nata es sin lactosa por intolerancia. Tú puedes ponerla con lactosa si no te genera problemas digestivos.



Receta de pasta lumaconi rellena de pollo y con salsa de verduras

Lumaconi, pasta típica italiana que se suele comer rellena y que hoy traigo a tu mesa. En esta ocasión, la he preparado con pollo y una salsa de verduras que no contiene lactosa; así podrá disfrutar del plato toda la familia, incluidos los intolerantes a la lactosa, como es mi caso.

Receta de pasta lumaconi rellena de pollo en salsa sin lactosa.

Esta pasta también es conocida por nombres tan variados como caracola, ballena, tiburón o galets. Algunos relatos indican que es originaria del sur de Italia, de la Campania, mientras que otros textos exponen que en realidad surgió en Luguria. Así que nos encontramos ante un dilema, ¿quién fue primero? No entraré en ello y mejor me pongo manos a la obra con la sabrosa receta.

Ingredientes para el relleno de los lumaconi

  • 85 gr de queso rallado sin lactosa.
  • 300 gr de pechuga de pollo.
  • 100 gr de nata sin lactosa.
  • Aceite de oliva virgen.
  • 100 gramos de beicon.
  • 130 gr de lumaconi.
  • 1 zanahoria grande.
  • 1 cebolla pequeña.
  • 1 hoja de laurel.
  • 250 ml de leche.
  • 2 dientes de ajo.
  • 60 ml de vino.
  • Orégano.
  • Sal.

Ingredientes para la crema de verduras que lleva por encima

  • 100 ml de caldo de verduras o de carne.
  • 100 ml de leche sin lactosa.
  • 100 ml de nata sin lactosa.
  • 1 zanahoria grande.
  • 50 ml de vino.
  • 1 diente de ajo.
  • 1/2 cebolla.
  • Orégano.
  • Sal.

Elaboración del relleno de los lumaconi

  1. Calienta agua con sal y un poco de aceite.
  2. Cuando esté hirviendo, añade los lumaconi.
  3. Cocina durante 14 minutos en mi caso. Tú mira bien el paquete porque algunas marcas ponen 16 minutos.
  4. Por otro lado, en un recipiente pon un poco de aceite de oliva y calienta.
  5. Pela las verduras y pícalas muy bien en mirepoix (dados pequeños).
  6. Añade las verduras y déjalas al fuego durante 10 minutos.
  7. Revisa que no se peguen. Si hiciera falta, pon un poco más de aceite de oliva.
  8. Seguidamente, incorpora la carne de pollo troceada y mantén al fuego unos 5 minutos.
  9. Agrega el beicon, el orégano, la hoja de laurel, la pizca de sal y deja otros 3 minutos.
  10. Vierte el vino, la leche sin lactosa, la nata sin lactosa y remueve durante unos 2 minutos.
  11. Ahora, pon todo en el vaso de la picadora que uses, elimina un poco de caldo si es excesivo, y triturar de manera que queden trozos.
  12. Si eliminaste líquido antes de triturar, por favor, resérvalo.
Ingredientes para hacer pasta lumaconi rellena al horno.

Elaboración de la salsa

  1. Pon en una sartén o cacerola la cebolla bien picada y mantén al fuego durante unos 5 minutos o hasta que adquiera un color transparente.
  2. Añade la zanahoria picada en trozos y cocina durante 5 minutos.
  3. Luego, vierte todos los líquidos, incluido el caldo reservado, y mezcla todo muy bien.
  4. Adereza con una pizca de sal y el orégano, deja al fuego otros 2 o 3 minutos más.
  5. Coloca todo en el vaso de un procesador para triturar, el que uses habitualmente, y en esta ocasión sí hay que triturar muy bien para qué quede todo deshecho, líquido.
  6. Saca con cuidado las caracolas del agua y ponlas en el recipiente que usaras para el horno.
  7. Comienza a rellenar con mucho cuidado para que no se rompa la pasta. Puedes ayudarte con una cuchara de postre.
  8. Una vez rellena toda la pasta, vierte por encima el líquido que trituraste antes.
  9. Espolvorea con el queso rallado de gratinar e introduce en el horno que previamente habrás precalentado, con calor arriba y abajo, a 180º.
  10. Hornea a 180º con calor solo abajo hasta que el queso comience a fundirse.
  11. En ese momento puedes poner la función grill para gratinarlo.
  12. Sacar y servir al gusto.
Galets rellenos con pollo y salsa, gratinados al horno.

Trucos y consejos para hacer pasta lumaconi

  • Si no eres intolerante a la lactosa, usa queso y nata con lactosa.
  • En caso de ser alérgico o alérgica a la lactosa, cambia estos productos por los que emplees en su lugar habitualmente, como natas vegetales, por ejemplo.
  • En las fotos puedes observar que el relleno lo dejé con trozos, si te gusta cremoso, mejor tritúralo mucho hasta conseguir una pasta.
  • Yo trituré la hoja de laurel. En caso de no agradarte su sabor triturada, mejor quítala antes de triturar.
  • Observa bien la consistencia del relleno y si te parece poco cremosa, vierte un poco del líquido que le hayas quitado anteriormente hasta obtener el punto que más te agrade.
  • Muy importante, rectifica de sal una vez triturado el relleno, no antes.
  • La salsa también es aconsejable rectificarla de sal una vez la has triturado.
  • Si puedes tomar tomate, añádele un poco pues le da un punto de sabor muy interesante. Ya sabes que yo lo puedo consumir muy poco, de ahí que aparezca poco en mis recetas.
  • En caso de no agradarte la zanahoria, cámbiala por otra verdura como pimientos rojos o pimientos naranjas, por ejemplo.
  • No sé si tendrás problemas con el gluten, en ese caso, busca los lumaconi sin gluten. Existen varias marcas que comercializa este producto.
  • ¿Te gusta el picante? Bueno, ponle un puntito de pimienta al relleno y a la salsa. Yo hace años que no la puedo consumir. Aunque en esta ocasión creo que este plato tiene una potencia de sabor tan interesante que no necesita picante.

Delicioso pastel de carne de cordero con romero

Follow my blog with Bloglovin
Nunca en mi vida había preparado un pastel de carne cordero, no se me había ocurrido. ¿Por qué me animé en esta ocasión a hacerlo? Pues porque en el libro La cocina fácil de Lorraine Pascale, que me encanta, encontré un pastel delicioso de carne con romero que adapté a mis circunstancias alimenticias. En vez de emplear pimienta, que ya sabes que no puedo tomarla, opté por aceite de oliva con ajo, que le da un punto de sabor riquísimo a los platos (desde aliños, verduras, pescados o carnes a la plancha hasta platos más elaborados como este).

Ingredientes pastel de carne de cordero

  • Aceite de oliva con ajo.
  • 2 cebollas rojas medianas, peladas y picadas.
  • 3 o 4 cucharadas de vinagre balsámico.
  • 2 tallos medianos de apio bien picado o 1 grande.
  • 2 ramas de romero fresco muy bien picadas.
  • 750 g de carne de cordero cortada en tacos muy pequeños, limpia de grasa.
  • 200 ml de vino oloroso.
  • Orégano.
  • 1 hoja de laurel.
  • 2 cucharadas soperas de salsa de soja.
  • 2 cucharadas de salsa de tomate casero.
  • Sal.
  • Ajo en polvo.
  • 1 kg de patatas medianas y con su cáscara bien limpia.
  • 70 mililitros de nata sin lactosa.
  • 75 gramos de mantequilla sin lactosa.
  • Queso rallado sin lactosa.

¿Cómo preparar un exquisito pastel de carne con romero?

Ahora llega el momento de la elaboración de las verduras, la carne y el puré de patatas, para finalmente introducirlo todo en el horno. Este proceso requiere de paciencia, organización y algo de tiempo para que el pastel quede en su punto. Con el fin de que el proceso de elaboración no te resulte muy largo, puedes cortar las verduras desde el día anterior y conservarlas tapadas en la nevera, así como limpiar muy bien las patatas y reservarla. Esto permitirá que tengas todo preparado y organizado para dedicarte únicamente al cocinado del pastel.

Elaboración de las verduras y la carne

  1. Dora la cebolla con un poco de aceite de oliva con ajo.
  2. Añade el vinagre balsámico, sube el fuego y cocina hasta que se haya evaporado.
  3. Introduce la zanahoria, el apio y el romero, remueve muy bien y cocina durante unos 5 minutos.
  4. Añade la carne de cordero picada y cocina hasta que adquiera un tono tostado.
  5. Incorpora el vino, el ajo en polvo, la hoja de laurel, el orégano, las 2 cucharadas de tomate casero y las 2 cucharadas de salsa de soja.
  6. Cocina durante 15 minutos y prueba para saber qué cantidad de sal necesita, rectifica si hiciera falta.
  7. Prueba la carne y continúa cocinando hasta que este tierna, unos 10 o 15 minutos más.
  8. Una vez cocinada la carne con las verduras, reserva. Eso sí, quita la hoja de laurel.

Cómo preparar el puré de patatas

  1. Pon al fuego una cacerola o una olla rápida con agua y sal justo en el momento en el que comiences a cocinar todas las verduras (zanahoria, apio y cebolla, en ese momento).
  2. Para que hierva más rápidamente, tapa el recipiente.
  3. Una vez hierva el agua, introduce las patatas con cáscara y bien limpias.
  4. Si las haces en olla rápida sigue las instrucciones del tiempo requerido. En la mía están en unos 10 minutos.
  5. Si las haces en un caldero convencional, a los 20 minutos pincha para ver si están en su punto. En caso contrario cocina hasta que estén tiernas.
  6. Una vez hechas, escúrrelas y deja que pasen unos minutos para que puedas pelarlas sin quemarte.
  7. Tras peladas, trocea las patatas en un recipiente donde vayas a hacer el puré.
  8. Vierte la mitad de la nata y la mitad de la mantequilla, y comienza a escachar con un escacha patatas.
  9. Prueba el punto de sal y rectifica si hiciera falta más. Al cocinarse con la piel casi no absorbe sal.
  10. Incorpora el resto de la nata y de la mantequilla, y continúa escachando hasta lograr un puré uniforme.

Horneado del pastel de carne de cordero

  1. Precalentar el horno a 180°.
  2. Escurre un poco los líquidos de la verdura y la carne en un recipiente (puedes usarlo después para regar el pastel con dicho líquido. Eso sí, deja un poco de líquido, no lo escurras del todo).
  3. Procede a colocar la verdura y la carne en el fondo de un recipiente especial de horno.
  4. Encima pon el puré de papas con cuidado, que cubra bien la carne.
  5. Introduce en el horno a 180º y durante unos 15 minutos.
  6. Transcurrido este tiempo, saca la fuente del horno y coloca encima el queso rallado.
  7. Vuelve a introducir en el horno, esta vez con la función grill para que se gratine el queso.
  8. Una vez gratinado, sacar y a disfrutar.
Trucos y consejos
  1. ¿Por qué cuezo las patatas con piel? Porque absorben menos agua y pierden menos almidón, lo que hace que el puré sea más consistente. Si quieres hacerlas peladas, córtalas en trozos grandes.
  2. En el caso de que no tengan problemas con el tomate, usa 2 cucharones grandes de salsa casera de tomate. Yo solo empleé 2 cucharadas rasas de sopa por mis circunstancias alimenticias, no lo tolero muy bien.
  3. La receta original lleva salsa Worcestershire en lugar de salsa de soja.
  4. El ajo en polvo se puede sustituir por pimienta negra recién molida.
  5. Si no tienes ningún vino oloroso en casa, puedes cambiarlo por caldo de carne o de verduras, incluso por una pastilla de caldo con agua.
  6. Puede ser que tú no seas intolerante a la lactosa, así que opta por nata, mantequilla y queso del que uses habitualmente.
  7. Si eres alérgica o alérgico a la lactosa, cambia la mantequilla y la nata por los productos que suelas emplear en estos caso.
  8. Esta receta se puede preparar perfectamente con carne de pollo y si quieres darle un punto de grasa para que no sea tan suave, añádele bacón. Luego, tritura todo en la máquina (no lo cortes en dados como en el caso del pastel de cordero) y dora con las verduras.
  9. El apio lo puedes sustituir por puerro o por calabacín. Usa las verduras que más te gusten y las especias que más te agraden.