A medida que se suceden los días de verano no sabría decir si hace más calor que ayer o menos. Una sale de la ducha y se pregunta que para qué, si debajo del agua se está igual de húmeda que fuera. Eso es lo que traen estas fechas estivales que tanto deseamos y que cuando llegan nos quejamos. Yo creo que se debe a que nuestros recuerdos son vagos de un año para otro e intentamos minimizar los efectos sufridos en épocas anteriores por estas fechas. Otra opción que me planteo, cuando hace mucho frío, lo contrario siempre nos atrae y en nuestra mente no se encuentra nada presente los sofocos y demás situaciones vividas. Aun así, con calor y todo, debemos seguir alimentándonos y unos macarrones pueden ser tan buena opción como otra cualquiera. En esta ocasión se trata de macarrones negros pues incluyen tinta de calamar entre sus ingredientes a la hora de elaborarlos.

     
INGREDIENTES: 140 gramos de zanahoria, 120 gramos de cebolla, sal, aceite de oliva, laurel, orégano, 700 mililitros de caldo, 300 gramos de macarrones y 1 bote de atún o melva.

ELABORACIÓN TRADICIONAL: Calentar el aceite e incorporar la cebolla, cuando esté dorada añadiremos la zanahoriasal y orégano. Una vez pochada la verdura incorporaremos el caldo, la hoja de laurel y esperaremos a que hierva. Acto seguido introduciremos los macarrones que mantendremos al fuego durante unos 15-18 minutos o lo que indique el paquete.

ELABORACIÓN EN THERMOMIX: Introducimos el aceite y programamos 5 minutos, velocidad 2, temperatura varoma. Ponemos la cebolla en el vaso ya picada, programando 5 minutos, velocidad 2, temperatura varoma, repetimos el mismo procedimiento ahora incorporando la zanahoria. Añadimos el caldo, la sal, el orégano, la hoja de laurel, 4 minutos, 100º, velocidad 1. Agregamos los macarrones por el bocal y programamos el tiempo indicado por el paquete, 100º, giro a la izquierda, velocidad 1. Colocamos el cestillo sobre sus cuatro patitas encima de la tapa para evitar salpicaduras. Transcurrido el tiempo de cocción de los macarrones procederemos a sacarlos y montar el plato con el atún o melva, según gusto.

Imprimir o exportar PDF
Reacciones: