La tortilla de papas es un clásico en nuestra cocina. Cada persona la hace a su manera, con sus trucos para que le queda más o menos jugosa según los gustos personales. Hoy les muestro cómo nos gusta a nosotros en casa.

Ya sé que no tiene mucha ciencia una tortilla de papas (patatas). Ahora, no me negarán que cuajarla es todo un arte que en ocasiones, al darle la vuelta, se fastidia. Esta tortilla lleva también cebolla  pochada y en ocasiones le añado un poco perejil picado, hoy no tocó.

INGREDIENTES: sal, aceite, 1 cebolla median bien picada, 4 huevos, un chorrito de leche de soja, 1 papa hermosa o 2 (dependiendo de la cantidad que nos salga al cortarla).

ELABORACIÓN:  la papa la podemos cortar en daditos o de la manera que más les agrade, eso sí, pequeña. Introducir en la freidora con el aceite bien caliente o en una sartén. No freírla, sino que quede un punto crujiente por fuera y guisado por dentro. De ahí que mantengamos el fuego siempre alto. Escurrir bien y dejarlas sobre papel de cocina para absorber el aceite. Dorar en una sartén (la que vayamos a utilizar para hacer la tortilla) la cebolla. Sacarla y ponerla en un bol con las papas. Batir muy bien los huevos con un poco de sal y un chorrito de leche de soja (o la que ustedes toleren, esto le dará un punto de esponjosidad. Hay quien incluso le pone nata en vez de leche a los huevos en el momento de batirlos). Mezclar todo con cuidado y reservar una pequeña cantidad del huevo. Cuando bato los huevos, suelo dejar un poco sin unir al resto, lo reservo por si no cuaja bien o por si se estropea mientras la cuajamos, lo añado al final. ¡Tal vez manías pero me ha sacado de más de una! Ahora toca paciencia. Al principio poner el fuego fuerte con un poco de aceite y verter todo. En cuanto comienza a cuajar, bajar el fuego. Mover, menear un poco, y separar los bordes (le suelo dar como meneitos hasta que veo que ya está bien hecha). Vuelta  en una tapa o un buen plato. Observar si está bien hecha y continuar. Que quedó un poco estropeado, añadimos el mismo lado a la sartén con el poquito del huevo que reservamos. Que quedó fantástica, lo incorporamos igualmente para hacer el otro lado.

Imprimir o exportar PDF
Reacciones: