Hoy propongo un plato sencillo y, a la vez, sabroso e interesante. Simplemente carne de cerdo con cebollas y salsa roquefort. Suena bien y sabe mejor, os lo aseguro.
Se trata de comprar unos filetes de cerdo (o secreto o presa, pero filetes, no solomillo), asarlos casi al punto y trocearlos, guardando los jugos. Mientras, doramos una cebolla con una pizca de aceite de oliva en otro recipiente. Cuando comience a estar pochada, añadimos la salsa de roquefort que habremos conseguido mezclando el queso con cerveza O% (en mi caso). Ésta la iremos incorporando poco a poco hasta obtener la consistencia deseada. Se trata de escachar el queso con un tenedor y mezclar o si se quiere, con brazo eléctrico. Yo lo hago manual, me gusta como queda. Cuando hayan transcurrido unos 3-5 minutos, introducimos los filetes troceados, con los jugos reservados, y dejamos unos minutos en la mezcla. Servir y a comer.
Ya dije que se trataba de algo sencillo, pero les aseguro que riquísimo.
¡Besos y feliz semana!

Imprimir o exportar PDF
Reacciones: