Nuna había preparado fideuá y eso que es uno de los platos que más me gustan. Al final me puse manos a la obra. Miré en diversos libros y blogs para poder adaptarlo a mis intolerancias alimenticias. El resultado nos ha encantado.


INGREDIENTES (para dos personas): 600 mililitros de fondo de caldo (mejor tener preparado 1 litro por si nos hace falta más), 200 gramos de fideos gruesos sin agujero, 100 gramos de calamares, 50 gramos de gambas, cebolla troceada, laurel, romero, colorante, sal, un poco de aceite.


ELABORACIÓN: calentar el caldo, nosotros hemos aprovechado uno que habíamos guardado con verduras de un resto de guiso de pescado con zanahorias incluidas que también añadimos. Primero cocinar los calamares durante unos 5 minutos con un poco de aceite en la cazuela en la que vayamos a preparar la fideuá. Añadir las gambas tras quitarles las tripas y mantener un minuto más; retirar y reservar. Picar bien la cebolla y la pochar con un poco de aceite en una sartén. Incorporar los fideos, un pelín de colorante, una hoja de laurel, otra de romero. Si hace falta, regar con una cucharada de aceite en un lateral.


Transcurridos 2 minutos, verter el caldo con las verduras y cuando falten unos 3 minutos, introducir los calamares y y las gambas. El tiempo de cocción varía según las marcas. Estos estuvieron 9 minutos.


CONSEJOS: 
* Esta es una fideuá seca, así que lo mejor es verter 400 mililitros de caldo e incorporar si hiciera falta más. En esta necesitamos 600 mililitros.
* Si les gusta caldosa, añadir los 600 mililitros al principio y cuando falten 3 minutos, añadir caldo para dejarlo a nuestro gusto.
* Los fideos son gruesos, del número 4, y sin agujero, ya que los organizadores del concurso de fideuá de Gandía  aconsejaban no emplear los de los agujeros. Comentan al respecto que el fideo debe ser un mero conductor del sabor y no la estrella.
* La cocción de los fideos varía según las marcas, así que hay que fijarse bien en las indicaciones del paquete y seguirlas para que no nos queden ni duros ni blandos.
* Para quitar las tripas a las gambas, ya lo he comentado en otras ocasiones, se puede introducir un poco la punta del palillo por del lomo y así saldrá. Otra opción sería cortar un poco el lomo y sacar las tripas.
* Los calamares que empleé son congelados y venían en trozos, muy tiernos.
*El caldo es el ingrediente principal. Se puede elaborar con unas espinas y cabezas de pescado, unos restos de cebolla y/o puerro, así como un trozo de zanahoria y un poco de sal. Eliminar las impurezas con una espumadera y después colar. Probar el punto de sal por si le hiciera falta un poco. Siempre es mejor pecar por defecto que por exceso.


Puedes dejarme tus dudas y consultas aquí. Aprovecho para invitarte a seguirme en Facebook

Si haces alguna de las recetas del blog, mándame fotos y dime qué tal te ha parecido. Me encantará conocer tu opinión. 

¡Muchas gracias por tu visita!

Imprimir o exportar PDF
Reacciones: