Natillas de chocolate sin lactosa y sin huevo

Ya sabes que soy más de salado que dulce. Si te das una vuelta por mi blog verás que la mayoría de los platos son salados, aunque soy muy amiga del chocolate y a veces me apetece darme una alegría. Por eso hoy te traigo una receta muy fácil que podrás hacer teniendo los utensilios que tengas en casa, no te hace falta nada especial: una simple cacerola y los ingredientes que te voy a mencionar a continuación.

¿Quieres saber de qué se trata? De natillas de chocolate, sin lactosa ni huevo (para no tentar a la salmonelosis). Espero que te gusten mis humildes natillas y que puedas disfrutar de ellas. Si no eres intolerante a la lactosa o si eres alérgica o alérgico a ella, no te pierdas el final del artículo, pues te daré algunas sugerencias para que las adaptes y también trucos, por si quieres realizar algunas variaciones a esta propuesta inicial.

 

Ingredientes necesarios para hacer natillas de chocolate sin lactosa

  • 600 ml de leche sin lactosa.
  • 100 gr de nata sin lactosa para postres.
  • 1 cucharada de café de vainilla líquida o azúcar avainillada (opcional).
  • 60 gr de azúcar.
  • 35 gr de maicena.
  • Una pizca de sal fina.
  • 40 gr de cacao en polvo.
  • 1 vaina de vainilla abierta por la mitad.

Cómo cocinar las natillas de chocolate sin lactosa ni huevos

  1. Vierte los 500 gr de leche sin lactosa en una cacerola junto con la nata y la vaina de vainilla abierta por la mitad.
  2. Mantén al fuego medio durante unos 10-12 minutos, no más, y vigila que en ningún momento hierva.
  3. Una vez transcurrido el tiempo comentado anteriormente, aparta del fuego la cacerola y tápala.
  4. Deja reposar entre unos 20 minutos, con el fin de que adquiera el sabor de la vaina de vainilla.
  5. Mientras tanto aprovecha, para incorporar la maicena a los 100 ml restantes de leche fría.
  6. Mezcla muy bien con la ayuda de varillas o de un robot de cocina e incluso un brazo eléctrico.
  7. Acto seguido, añádele el cacao en polvo, el azúcar y la pizca de sal fina, y mezcla nuevamente muy bien con unas varillas, robot de cocina o brazo eléctrico para que no queden grumos.
  8. Quita de la leche infusionada la vaina de vainilla.
  9. Une ambos preparados con mucho cuidado y poco a poco, sin parar de remover con la herramienta que esté usando para tal fin.
  10. Coloca nuevamente la cacerola al fuego medio con la mezcla.
  11. Remueve con cuidado hasta que coja consistencia y no sea tan líquido.

¿Cómo hacer natillas de chocolate con un robot de cocina?

  1. Mezcla los 100 ml de leche fría con la maicena y tritura. Reserva.
  2. Introduce la leche restante con el cacao en polvo, la sal, el azúcar y la vaina de vainilla.
  3. Cocina durante unos 10 minutos a 100º.
  4. Déjalo reposar 20 minutos.
  5. Una vez infusionada la leche, extrae la vaina e incorpora la mezcla de la maicena.
  6. Cocina nuevamente otros 7 minutos, esta vez a 90º.
  7. Dispón en los recipientes en los que vayas a servir las natillas e introdúcelos en la nevera bien tapados.

Trucos y consejos para tus natillas caseras

  • Si eres alérgico o alérgica a la lactosa, usa leche vegetal y nata vegetal para repostería.
  • Si toleras bien la lactosa, cambia la leche por la que uses habitualmente, así como la nata.
  • Que no te gusta la vainilla, opta por la canela y procede de la misma manera.
  • No te agrada ni la vainilla ni la canela, unas cáscaras de naranja (sin nada de blanco que amarga) será una opción interesante.
  • Tal vez no te guste el chocolate, quítalo. No pasa nada, es opcional. Eso sí, añade algún colorante de repostería para que la natilla se vea con un amarillo bonito.
  • El tiempo de cocinado final dependerá del grado de espesor con el que te gusten las natillas. Mayor exposición al fuego, más espesas quedarán y lo irás notando mientras vas removiendo.
  • ¿Quieres unas natillas más light? No pongas nata y en vez de 35 gr de maicena, emplea 25 gr.
  • Tampoco te gusta la maicena. Sustitúyela por gelatina neutra. Ponla en remojo en leche fría. Una vez bien hidratada, incorpórala a la cocción final.
  • Para controlar la temperatura cuando cocinas en caldero, emplea un termómetro de cocina o vigila muy bien que no llegue al punto de ebullición.
  • En caso de que prepares natillas normales, no las de chocolate, vierte canela por encima o azúcar y quémala que le dará un punto muy rico de sabor.
  • No sé si te gustan las natillas espesas o ligeras. El truco está en más maicena para espesarlas o meno para que queden más líquidas. Con estas cantidades, unos 45 gr de maicena esperarán bastante y unos 25 gr la dejarán más ligera.




Receta de turrón de chocolate y pistacho

Este año me ha dado por hacer nuevas recetas de turrón e investigar para ver cómo quedaban. En esta ocasión, turrón de chocolate y pistacho. Esta receta de turrón es facilísima porque se hace en cuestión de 10 minutos, queda muy rica y suele gustar a casi todo el mundo. Eso sí, primero tuve que probar hasta dar con las proporciones de ingredientes que a nosotros nos gustaba.

Receta casera de turrón de chocolate y pistachos

Personalmente creo que como los turrones hechos en casa no hay nada. Los comerciales no tienen ese sabor tan particular que adquieren los que elaboramos con nuestras propias manos. Además, sabemos los ingredientes que contienen, con lo cual no nos arriesgamos en caso de padecer de alergias e intolerancias, como es mi caso.

Ingredientes de la receta de turrón de chocolate y pistacho

  • 70 ml de crema de leche evaporada sin lactosa.
  • 300 g de chocolate negro sin lactosa.
  • 150 g de pistacho (100 en trozos toscos y 50 bien triturados).
  • 100 g de almendra cruda y sin piel triturada (harina de almendra).
  • 70 g. de azúcar en polvo (glasé).

Elaboración del turrón de chocolate sin lactosa con pistacho

  1. Pelar los pistachos si vienen con cáscara y piel. Deben ser sin sal.
  2. Triturar 50 gramos de pistacho con 100 de almendras y reservamos.
  3. Poner en una bolsa de plástico los 100 gramos de  pistachos restantes y golpear con un rodillo, por ejemplo, para que queden trozos grandes. No triturar esta parte.
  4. Añadir el azúcar a la leche evaporada y remover bien.
  5. Derretir el chocolate junto con la leche evaporada sin lactosa en el microondas a potencia máxima durante un minuto. 
  6. Sacar y remover muy bien para que se mezcle el chocolate con la crema de leche ideal.
  7. Esperar a que se atempere un poco.
  8. Añadir los frutos secos al chocolate y remover muy bien.
  9. Verter la mezcla en un molde de silicona de medidas especiales para turrón o en uno de los de aluminio que suelen vender en la en las grandes superficies o en un tupper si tienen.
  10. Dejar enfriar hasta que el chocolate solidifique y sacar del molde para comerlo.
Deliciosa receta de turrón de chocolate sin lactosa y con pistachos

 

Antes de continuar con la receta, recordarte que estoy organizando un proyecto de Recetas de Navidad, por si quieres participar con tu receta y aún no lo has hecho. Es muy sencillo, solo tienes que publicar tu receta indicando que participas en el proyecto. Aquí lo explico detenidamente.

Consejos y trucos para hacer el turrón de chocolate y pistacho

  • Cada microondas es un mundo, si tienen dudas con el de ustedes, mejor prueben en la potencia anterior a la máxima para no estropear el chocolate o háganlo al baño María.
  • En el caso de que no tengan moldes para verter la mezcla y preparar el turrón, utilizar un paquete de leche o de zumo y partido por la mitad y forrado con aluminio, así como papel de horno.
  • También pueden emplear como molde las cajas de turrones comerciales de madera (es bueno guardarlas) o las latas rectangulares de galletas bien forradas.
  • Los alérgicos a la leche, sustituirla por nata de arroz o la que usen habitualmente.
  • Si son alérgicos a los frutos secos pueden cambiarlos por fruta escarchada.
  • Deberán probar la mezcla de leche evaporada con chocolate y azúcar por si les gustara más dulce.
  • Conservar en nevera y consumir a los 3 o 4 días de haberlo elaborado porque lleva lácteos.
Receta de turrón de chocolate y pistachos sin lactosa

¡Qué rica tarta de chocolate sin horno ni lactosa!

Publicar recetas dulces no es algo habitual en mí, pero cuando celebro comidas en casa, no queda de otra que hacer postres. En esos momentos aprovecho para compartirlos con ustedes al par de días, como es el caso de esta receta de tarta de chocolate sin horno y sin lactosa. ¡Ideal para el verano!

Rica receta de tarta de chocolate negro sin horno y sin lactosa

Este pastel lo puede hacer cualquier persona, repito, cualquier persona, y sin problema alguno porque es muy fácil. Recuerden que se hace sin horno, solo empleando la nevera y el congelador, así como el fuego para la cocción de la nata con el chocolate, la leche y las hojas de gelatina. Solo deben tener un poco de paciencia para los tiempos de congelación, el resto es bien sencillo.

Queda tan rica que estoy segura de que muchos de ustedes, si les gusta el chocolate, la disfrutarán. Además, aunque es sin lactosa, no se darán cuenta de ello. ¿Por qué les digo esto? Por experiencia. El sabor de una tarta con lactosa y una sin lactosa cambia tan poco que casi nadie se percata. De todas formas, si no les gustan estos productos, opten por los lácteos normales; esto no modificará ningún paso ni cantidades. ¡Anímense a prepararla para sorprender como broche de una comida especial!

Ingredientes para la receta tarta de chocolate sin horno

  • 240 g de galletas María sin lactosa trituradas.
  • 40 g de mantequilla sin lactosa o 30 de aceite de oliva virgen suave.
  • 750 ml de nata para montar sin lactosa con un 35% de materia grasa como mínimo.
  • 500 ml de leche sin lactosa.
  • 10 hojas de gelatina neutra.
  • Agua fría.
  • 400 g de chocolate negro de postre sin lactosa.
  • 60 g de azúcar en polvo.
  • Frutas y hojas de menta para decorar.


Cómo hacer una tarta de chocolate fácil, sin lactosa y sin horno

  1. Dejar fuera de la nevera la mantequilla sin lactosa hasta que adquiera consistencia de pomada.
  2. Añadir la mantequilla o el aceite de oliva a las galletas trituradas e integrar poco a poco hasta obtener una masa que sea lo suficientemente compacta como para que sirva de base para la tarta.
  3. Disponer la masa de galletas en un molde desmoldable de unos 22 centímetros. Presionar poco a poco para lograr que ocupe toda la base.
  4. Enfriar en el congelador durante unos 10 minutos a fin de que adquiera consistencia.
  5. Calentar 250 g de nata sin lactosa a fuego suave junto con 150 g  de chocolate.
  6.  Hidratar 2 hojas de gelatina neutra en un recipiente con agua fría. 
  7. Remover hasta que el chocolate este fundido y todo bien integrado. Eso sí, que no hierva. 
  8. Incorporar las 2 hojas de gelatina hidratadas y bien escurridas. Remover hasta que vean que se han diluido por completo.
  9. Verter la crema de chocolate sobre la base de galletas. Llevar la nevera y dejar reposar 1-2 hora.
  10. Calentar 250 gr de nata sin lactosa con 100 gramos de chocolate y 250 de leche sin lactosa. 
  11. Remover bien con una varilla para que se mezclen todos los ingredientes. 
  12. Mientras, en un recipiente con agua fría, meter las cuatro hojas de gelatina para que se hidraten bien. 
  13. Una vez hidratadas, irlas añadiendo poco a poco a la nata con la leche y el chocolate.
  14. Incorporar 20 g de azúcar en polvo y seguir removiendo hasta diluir la gelatina y el azúcar a fuego suave.
  15. Sacar la tarta de la nevera y pinchar la capa anterior de chocolate para que agarre bien la nueva mezcla.
  16. Dejar en el congelador 1-2 horas. La nueva capa debe estar dura, pero que sea posible pincharla con un tenedor.
  17. Mezclar muy bien 250 mililitros de nata sin lactosa con 250 de leche sin lactosa y 150 de chocolate a fuego suave, sin que hierva.
  18. Nuevamente hidratar 4 hojas de gelatina en un recipiente con agua fría.
  19. Cuando las hojas de gelatina estén bien hidratadas, incorporarlas a la mezcla anterior.
  20. En el momento en el que las hojas se hayan deshecho, añadir 40 gramos de azúcar. 
  21. Remover muy bien para que todo quede perfectamente integrado. 
  22. Sacar la tarta del congelador y pinchar nuevamente la capa anterior.
  23. Verter la última combinación de nata sin lactosa con chocolate y leche sin lactosa por encima.
  24. Dejar en el congelador como mínimo durante 4 horas.
  25.  Sacarla y decorar al gusto. En esta ocasión con unas moras rojas y unas hojas de menta. 
  26. Fácil receta de tarta de chocolate sin horno y sin lactosa

Consejos y trucos para la receta de tarta de chocolate fría

  • Como ven es una tarta muy sencilla y fácil de hacer que a buen seguro le gustará a la mayoría.
  • Los tres colores se obtienen gracias a las diferencias de cantidad de chocolate. 
  • El orden de los colores puede variar según la forma en la que lo dispongan. Por ejemplo, pueden dejar la capa más oscura (que se obtiene únicamente con nata y chocolate) para la parte superior. Si optan por hacerlo así, les aconsejo que incorporen a la mezcla, al final, unos 30 ml de aceite de oliva suave o 30 g de mantequilla sin lactosa para que la capa quede más brillante.
  • Para los que no tienen aparato para triturar las galletas, pueden introducirlas dentro de una bolsa de plástico y darle golpitos con un rodillo de cocina.
  • Es importante usar moldes desmoldables o de silicona para que a la hora de servir la tarta no les sea complicado sacarla del recipiente donde la hayan preparado.
  • Trucos para que la tarta no se pegue a las paredes del recipiente y a la base: colocar papel de cocina en la base y alrededor; rociar con aceite de oliva o emplear un soplete de cocina para darle al metal externamente (eso hará que se despegue enseguida).
  • El truco del soplete me lo enseñó un famoso chef de Tenerife (Ignacio Solana) que vino a comer a casa. Debo reconocer que me encantó y se suelta enseguida. Además, el borde de toda la tarta queda perfecto. Claro que no todo el mundo tiene soplete en casa como yo, por eso les di los trucos anteriores. 
  • En caso de no tener soplete, sacar del congelador con un tiempo prudencial para que las paredes se vayan despegando tras descongelarse un poco.
  • Esta tarta queda más rica de un día para otro. Eso sí, forrar bien con aluminio la parte superior durante todos los pasos (con cada capa, incluso con la de galletas) para que no absorba olores de otros alimentos.
  • También resulta interesante emplear los moldes de usar y tirar de aluminio, los que venden en las grandes superficies, porque se puede cortar con la tijera los laterales y dejar simplemente la base de metal para colocar la tarta encima de un plato.
  • Quien quiera puede verter cacao o chocolate en polvo por encima de la tarta. Otras opciones, como pueden ver en las fotos, es colocar unas cuantas frutas y alguna hojita de menta que quedan muy bien para decorarla.
  • No son intolerantes a la lactosa, pues usen los ingredientes con lactosa en las mismas proporciones. 
  • No pueden consumir gluten, cambien los productos por los que usen habitualmente y en las mismas cantidades.
    Deliciosa tarta de chocolate que no necesita horno y es muy fácil de hacer
  • Otra opción es hacer la primera capa de chocolate, la que va sobre la galleta, sin la hoja de gelatina y quedaría como se ve en la foto, como una crema al sacarla de la nevera. Yo hice las dos versiones, como pueden observar, y me gustó mucho esta última por su untuosidad.
  • A los alérgicos a la lactosa, lo mismo, cambiar mantequilla por aceite de oliva suave combinado con girasol y el resto que sean natas de soja de repostería y lácteos de soja o arroz o avena (lo que más les guste).

12 recetas deliciosas con chocolate

Una de las cosas que más me gusta comer es el chocolate. Los dulces con natas, cremas pasteleras, recubrimientos varios me empalagan. Ahora bien, si llevan chocolate pueden tener alguna oportunidad. 😂😂 En estas 12 recetas con chocolate les muestro cómo usar este ingrediente en postres fáciles, tartas, frutas y platos salados.

5 recetas dulces y 1 salada con chocolate

A ver, díganme la verdad, ¿no les agrada nada el chocolate? ¿Saben de alguien a quien no le encante el chocolate? Yo sí. A lo largo de mi vida he conocido personas a las que no les entusiasmaba. Eso sí, me sobran dedos de la mano para contarlas. En contraposición, la mayoría de la gente lo adora.

Recetas variadas con chocolate y sin lactosa

Origen del chocolate

Cuenta la historia que los mayas y los aztecas disfrutaban del chocolate líquido, una bebida amarga obtenida de las semillas del cacao, mezclada con hierbas variadas y especias, y que incluso pudiera ser que su consumo como bebida se remonte a más de tres mil años. Además, los aztecas creían que las semillas de cacao eran la personificación del dios de la Sabiduría y los mayas usaban dichas semillas como monedas.

Tras la conquista, las semillas de cacao llegan a Europa y el chocolate líquido adquieren popularidad a partir del siglo XVII. Por ejemplo, en España se endulza y se le incorpora canela para mayor aceptación social. Si bien, lo que hoy en día se vende como chocolate, la combinación de azúcar con cacao, varía mucho de ese primigenio líquido amargo.

En el siglo XVIII el británico Storrs se propone crear chocolate en estado sólido, aunque ya lo habían intentado en el siglo anterior. En 1832 el aprendiz de cocina austriaco Shacher crea un bizcocho cubierto de chocolate; postre que pasó a conocerse como tarta Shacher. A mediados del siglo XVIII el chocolate ya forma parte consolidada de los ingredientes de las tartas y se extiende al resto de Europa un siglo después.

El ingeniero suizo Lindt inventó una máquina aproximadamente en 1880. Este aparato permitía por, primera vez en la historia, moler el cacao en las condiciones necesarias para que su textura fuera más suave y con un sabor más agradable. Gracias a este descubrimiento pudo crear las famosas tabletas de chocolate. 


A principios del siglo XX se le consideraba un alimento básico hasta el punto de formar parte indispensable de las raciones de los soldados y llegó a venderse como medicamento en las farmacias. En esa época aparecen los primeros dulces de chocolate propios de las confiterías, tales como bombones o tabletas.

12 recetas con chocolate

Únicamente tienen que pinchar sobre el nombre de la receta y podrán ir al desarrollo completo, con los ingredientes, trucos, consejos y forma de elaboración de cada plato.
  1. Conejo al chocolate, una manera de darle un punto de sabor muy interesante a los platos salados.
    Receta de conejo en salsa con chocolate
  2. Tarta brownie con nata y sin lactosa. Únicamente hay que preparar varias planchas de brownie y poner nata (en este caso, sin lactosa) e ir montando una sobre otra.
    Receta fácil de tarta brownie sin lactosa
  3. Brownie con nueces y sin lactosa. Un clásico con el que disfruta la mayoría de la gente. Conozco a pocos a los que no les agrade un rico brownie.
    Receta deliciosa de brownie clásico de chocolate con nueces y sin lactosa
  4. Brownie de chocolate en microondas. Este postre nos puede sacar de un aprieto cuando tenemos visitas y no hemos preparado nada dulce, pues se hace en minutos.
    Receta fácil de brownie de chocolate en microondas y sin lactosa
  5. Cupcakes de chocolate y naranja aptos para intolerantes a la lactosa. Estos cupcakes tienen un punto de sabor muy interesante y el frosting queda bien rico.
    Receta de cupcakes de naranja y chocolate aptos para intolerantes a la lactosa
  6. Cupcakes de chocolate y limón aptos para intolerantes a la lactosa. Al igual que los de naranja, el cítrico les aporta frescor y suavidad.
    Receta de cupcakes de limón y chocolate sin lactosa
  7. Cupcakes de chocolate y menta sin lactosa. Una combinación de ingredientes deliciosa, claro, si les gusta la menta. 
    Receta de cupcakes de menta y chocolate con frosting de nata sin lactosa y bombones caseros
  8. Tarta Shacher, rica y fácil de hacer. Además, está adaptada para que aquellos que son intolerantes y alérgicos a la lactosa para que puedan disfrutar de esta maravilla.
    Receta fácil de la clásica tarta Sacher adaptada a los intolerantes a lactosa
  9. Tarta de chocolate con arándanos adaptada a los intolerantes a la lactosa, a los alérgicos al huevo y con una textura muy interesante, similar al puding.
    Receta fácil de chocolate con arándanos sin huevos ni lactosa
  10. Bombones de chocolate caseros, muy fáciles de hacer y mucho más sanos que los industriales que solemos comprar.  
    Receta casera de bombones de chocolate rellenos y sin lactosa
  11. Fresas con chocolate y gelatina de fresas para conseguir que los más peques de la casa disfruten comiendo frutas y nos pidan más.
    Receta fácil de fresas bañadas de chocolate y gelatina natural de fresas
  12. Mousse de chocolate negro que se hace enseguida y queda riquísimo. Eso sí, mejor prepararlo unas horas antes de consumirlo para que se enfríe bien.
    Receta fácil y deliciosa de mousse de chocolate negro sin lactosa

Conejo al chocolate

El conejo es una de las carnes más sanas. Queda muy rico en arroz, al horno o guisado, como es el caso de este que lleva chocolate negro, dándole un toque de sabor espectacular. Un plato para comer especial sin necesidad de invertir mucho dinero.

INGREDIENTES (para 2/3 personas): medio conejo troceado, aceite de oliva, zanahoria, cebolla, ajo, orégano, tomillo, romero, ajo molido (si pueden, sustituir el ajo por pimienta, nosotros no podemos), laurel, sal, 1/2 vaso pequeño de brandy o coñac, 4-6 onzas (cuadrados) de chocolate negro lo más puro posible y 250-300 mililitros de agua. 

ELABORACIÓN: cortar bien la cebolla y la zanahoria en rodajas. Verter un poco de aceite en una sartén. Salar el conejo y dorarlo un poco, apartar y reservar sobre papel de cocina. Pochar la cebolla en la sartén a fuego medio. Incorporar el resto de verduras y seguir dorando durante unos 7 minutos aproximadamente. Luego verteremos el líquido y cocinaremos unos minutos más. Apartar del fuego para esperar a que se enfríe un poco y triturar. Tras obtener una consistencia de puré, añadir las hierbas aromáticas y el conejo para cocinar durante 30-35 minutos. Rallar 6 onzas de chocolate y poner en el recipiente durante 3 minutos, tiempo en el que iremos removiendo con cuidado para que se mezcle todo bien.

CONSEJOS:
* Esperar a que se enfríe bien para triturar la salsa y continuar la cocción.
* Las verduras deben estar bien doradas y esperar un tiempo prudencial para triturar para no quemarse.
* Ojo, deben triturar las verduras justo tras hervir unos 15 minutos y sin haber incorporado las hierbas aromáticas.
* Es muy importante que el chocolate sea negro y que se introduzca en el recipiente de cocción 3 minutos antes de apartar del fuego definitivamente.
* Vigilar en todo momento el líquido para que no se quede sin él. Si hiciera falta, añadir 1 vaso de agua a medida que merme.
* En ocasiones hay que añadir un poco de azúcar para rectificar el grado de amargor.
* Comprobar tras poner el chocolate si hace falta sal. Recuerden que siempre es mejor quedarse cortos, pues siempre hay tiempo para rectificar. El exceso de sal resulta más difícil de solventar.
* Para saber si el conejo está en su punto, pinchar con un tenedor y comprobar que no sangra y que el tenedor entra con facilidad.
* Se puede acompañar de un puré de patatas o batata e incluso de arroz.
* Mejor preparar el plato de un día para otro.

Puedes dejarme tus dudas y consultas aquí. Aprovecho para invitarte a seguirme en Facebook y en Twitter.
Si haces alguna de las recetas del blog, mándame fotos y dime qué tal te ha parecido. Me encantará conocer tu opinión.
¡Muchas gracias por tu visita!