Hacía tiempo que andaba dándole vueltas a preparar pan de molde pues todos los que venden suelen llevar, el que más o el que menos, algo de lo que no puedo tomar (salvo muy contados panes). Me autoconvencí y me armé de valor para hacerlo. Ahora me resulta de lo más sencillo. Aún tengo pendiente intentar hacer barras de pan. 


Este pan salió así de estupendo gracias a tomar como base la receta de bapuig en el recetario de Thermomix

Ingredientes: 280 gramos de leche de soja, 30 gramos de levadura (yo uso la fresca de Mercadona), 20 gramos de aceite de girasol, 40 gramos de nueces,  400 gramos de harina integral, 1 cucharita de sal (o 2, según les guste el punto. Nosotros comemos sobre desabrido y con una cuchara de café bien colmada nos basta), 1/2 cuchara rasa de azúcar, 1 poco de aceite o leche de soja para pintar el molde (o que más les apetezca) y algunas nueces para decorar.

Elaboración en Thermomix: Introducimos en el vaso la leche durante 2 minutos a 37 grados, velocidad 1, añadimos la levadura y la mezclamos unos 5 segundos a la misma velocidad y temperatura. Acto seguido incorporamos el aceite y programamos 3 segundos, velocidad 1 Transcurrido este tiempo vertemos las nueces y le damos a velocidad 7 durante unos 3 segundos. Incorporar el resto de los ingredientes (harina, sal, azúcar), mezclar unos 20 segundos, velocidad 6  Ahora viene una parte que facilita mucho esta máquina,  la mezcla durante 3 minutos a velocidad espiga. Yo lo saco todo del vaso transcurrido este tiempo, lo vuelvo a mezclar con las manos y lo pongo en el molde (previamente engrasado). Espero a que doble su volumen (aquí en Canarias tarda bien poco, unos 30 minutos, más o menos. En península o cuando hace más fresquito, con 1 hora ya habrá aumentado su volumen), cubierto con un paño limpio y decoro con las nueces que he reservado. El horno lo precalentaremos durante 10 minutos a 200º. Hornear durante 30-40 minutos (esto depende del horno, controlar con la aguja) a 180º, calor solo abajo. Si vemos que nos queda muy blanquito siempre se puede arreglar poniendo el ventilador o calor arriba y abajo. De todos modos, yo aconsejo esperar a que transcurran esos 30-40 minutos para darle ese toque final. Bastará probar el punto de cocción y cuando la aguja salga poco manchada (pero con algo de masa), ese será el momento justo para terminar de dorar, si no lo ha hecho ya. En una bolsa de plástico bien cerrada, durante 6 días, se mantiene muy bien. 


Imprimir o exportar PDF
Reacciones: