Como no puedo tomar la verdura cruda, y algunas ni cocinadas, debo agudizar el ingenio para ver qué se me ocurre. Este es uno de esos inventos que uno no sabe qué tal va a quedar y al final se convierte en una grata sorpresa. Parece un batiburrillo de cosas, pero les aseguro que estaba de vicio.
Para preparar este plato, calentar un poco de aceite en un recipiente e incorporar la cebolla hasta que esté transparente y unos dientes de ajo bien picaditos. Añadir los espárragos blancos, el melón en trozos (aunque no lo parezca, es melón de color naranja) y aderezar al gusto con hierbas varias y muy poca sal. Incorporar el jamón durante unos 2 minutos más de cocción. Si se quiere, poner también unos tacos de bacón, pero pocos. ¡Listo para disfrutar!

Imprimir o exportar PDF
Reacciones: